Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.






El mal aliento o halitosis es un verdadero problema para quienes lo sufren y para las personas que están a su lado.

El mal olor y sabor en la boca pueden ser síntomas de alteraciones que incluyen problemas bucales, los senos paranasales o las vías digestivas. En muchos casos la caries, la enfermedad periodontal y la mala higiene bucal son sus causantes.
Higiene bucal: Una de las causas más comunes del mal aliento es la placa bacteriana; se acumula porque después de comer las personas no se lavan bien los dientes o no lo hacen a tiempo, idealmente antes de 20 minutos. La boca tiene bacterias y cuando alberga comida mucho tiempo se forma la placa bacteriana que se adhiere al cuello de los dientes. Recuerde visitar al odontólogo, al menos 2 veces al año.
Estructura dental: Algunas estructuras anatómicas de los dientes favorecen la retención de alimentos; éstas ocultan comida que se descompone sin darnos cuenta. Por eso, si tu dentadura tiene estas características, utiliza hilo dental.
Ojo a los condimentos: Cuidado con la cebolla, el ajo y las especias. Estos son alimentos que en su proceso de digestión liberan sustancias que permanecen por más tiempo no solo en la boca sino en el cuerpo. No está de más usar enjuague bucal después del cepillado.
La saliva: Hay personas con pH salival ácido y básico. El pH salival ácido se presta para tener con frecuencia caries dental, mientras que el salival básico tiende a favorecer la aparición de enfermedad periodontal.
Cuida tu dieta: Las personas que, por hacer algunas dietas para bajar de peso, aumentan el consumo de proteína animal podrían tener mal aliento. Estas dietas producen exceso de cuerpos cetónicos (son elementos producidos en el hígado por la degradación de los carbohidratos) y se liberan a través del aliento.
Cuidado con tu estómago: Hay quienes padecen reflujo, gastritis, hernias y otros desórdenes que pueden provocar gases que salen a la cavidad oral y producen mal aliento.
La diabetes: Con esta enfermedad, por desorden del páncreas, se produce un aliento como a manzana descompuesta.
Cuidado con las prótesis: Los aparatos de ortodoncia requieren un aseo especial para evitar que, al acumular restos de comida, sean un foco de mal aliento. Las prótesis deben dejarse en agua limpia cada noche para que estén hidratadas.

El cepillado dental nocturno ayuda a la buena salud 

Un buen propósito es cepillarse los dientes y la lengua, además de por la mañana y por la tarde, cada noche, para mantener buena salud, afirmó el experto Jorge Alejandro Ávalos Rodríguez.
Indicó que de este modo se mantiene la estética dental, se reduce el riesgo de desarrollar enfermedades de la cavidad oral, como la caries y la gingivitis (inflamación de las encías) y se previenen también problemas de tipo gástrico y cardiaco.
“Nunca hay que acostarse con la boca sucia. Si no quitamos los residuos que hay entre los dientes, se empiezan a secretar toxinas que pueden afectar mucho el estado de salud”.
El especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco detalló que estas sustancias químicas (toxinas) propician la desmineralización del esmalte de cada pieza dental y deterioran el tejido blando de la encía.
Por ello, añadió, quienes no acostumbran cepillar dentadura, ni lengua antes de dormir, presenten caries y sangrado o dolor al ingerir alimentos, ya que durante seis u ocho horas permanecemos en ayuno con la boca cerrada y ese es un medio excelente para las bacterias.
“Además, hay que tener en cuenta que estar recostado, en posición horizontal, propicia que lleguen a la boca más bacterias desde el tracto digestivo, lo que ocasiona patologías gastrointestinales e, incluso, la llegada de microorganismos nocivos a órganos tan importante como el corazón”, dijo.
Por ello, sugirió siempre lavarse muy bien los dientes y no sólo eso, sino también cepillarse la lengua, porque ahí también pueden quedar remanentes de comida.
El experto en Estomatología destacó que algunas personas amanecen con la lengua “blanca” y esto es indicio de una mala higiene bucal, esta tonalidad la dan bacterias muertas, es por ello que debe acostumbrarse también un cepillado matutino.
“La recomendación ya la sabemos: hay que cepillarnos los dientes tres veces al día, después de cada alimento, pero si esto no es posible, la persona debe tomar todas las medidas necesarias para lavarse dentadura y lengua a primera hora y antes de dormir”, apuntó.

 
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas


One comment

  • Dr. Alberto Meriñán Sebastián

    3 octubre, 2017 at 7:01 pm

    Buenos días.
    En esta sección del Blog , podrán hacer las preguntas que deseen sobre cualquier tema dental.
    Responderemos a la brevedad posible, aclarando las dudas que tengan.
    La consulta es totalmente gratuita.
    Un saludo cordial.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.