Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







Todo tratamiento de ortodoncia tiene un proceso desde que acudes a la clínica inicialmente hasta que el problema dentario queda solucionado. Este proceso, que en Deltadent seguimos de forma rigurosa con el objetivo de conseguir una mayor eficacia en el resultado final, puede dividirse en diferentes fases, las cuales explicamos a continuación…
¿Qué es la ortodoncia?
La ortodoncia es la especialidad de la odontología que estudia, previene y corrige las alteraciones en la posición de los dientes y de los huesos maxilares. Su objetivo es restablecer el equilibrio natural y funcional de la boca y de la cara, mejorando no solo la estética dental sino también la estética facial, así como el autoestima de los pacientes. El proceso de ortodoncia es el conjunto de movimientos dentarios que se realizan para mejorar la estética, función y masticación de tu boca. Éste se divide en varias etapas o fases hasta alcanzar la sonrisa deseada.
Fases de la ortodoncia
Podría decirse que en total, la ortodoncia tiene 7 fases, una primera fase 0 en la que se realiza un estudio y otras 6 fases activas dentro del tratamiento de ortodoncia.
FASE CERO:

  1. – Estudio de ortodoncia : una vez realizada la primera consulta y se elege el tratamiento mas adecuado para caso en particular, ya sean brackets metálicos u ortodoncia invisible. Lo primero que hay que llevar a cabo es un estudio de ortodoncia para determinar el diagnóstico preciso y así elaborar el plan de tratamiento. Para ello se realizará una evaluación del casoen el que se determinen los problemas bucales que puedan existir: mordida, mandibulares, líneas medias…
  • Radiografías: de los laterales del cráneo y panorámicas con las que se podrá comprobar el estado de las raíces, si existe ausencia de muelas o si  existe alguna infección.
  • Fotografías extraorales e intraorales: para analizar la simetría facial y malposiciones dentarias entre otras cosas.
  • Modelos de estudio: con la realización de impresiones con las que se realizará la aparatología.

Una vez se coloca la aparatología (brackets transparentes o brackets metálicos, Invisalign, ortodoncia de incognito) se empieza a producir el movimiento de los dientes, o la fase activa del proceso de ortodoncia.

FASE ACTIVA:

  1. – Fase de alineamiento y nivelación: corrección del apiñamiento dentario. Para ello se utilizan fuerzas ligeras. Se corrige la mordida cruzada y se tracciona de dientes que no hayan salido. A finalizar esta etapa, las arcadas estarán niveladas y los dientes en línea.
  1. – Fase de corrección de la mordida y relación molar: en esta fase se corrige la oclusión o mordida y se empiezan a encajar los dientes en su posición correcta en sentido anteroposterior y vertical. A veces es necesario utilizar gomas como fuerzas externas para ayudarnos a corregir la mordida.
  1. –  Fase de cierre de espacios: esta es la siguiente fase en la que se deben cerrar los espacios que hay entre los dientes una vez todo está alineado y colocado.
  1. – Fase de acabado y terminación: al iniciar esta fase los dientes deben estar alineados, los espacios deberán estar cerrados y la mordida debe estar en una relación correcta. En esta fase haremos pequeños ajustes de perfeccionamiento de la posición dentaria:
  • Igualar las raíces y comprobar que todas quedan paralelas.
  • Ajustar pequeñas posiciones dentales individuales.
  • Corregir pequeñas discrepancias de línea media para que la línea media superior e inferior coincida.
  • Asentamiento final de los dientes.
  1. – Fase de retirada de los aparatos: una vez se considera que se han alcanzado todos los objetivos: los dientes están alineados, no hay espacios entre los dientes, la mordida está corregida y la estética es correcta quitaremos los aparatos para pasar a la fase de retención.
  1. – Fase de retención: es una fase muy importante ya que permite mantener los resultados conseguidos. Los dientes tienen memoria y con el tiempo querrán volver a su posición anterior. Para ello pondremos retenedores fijos arriba y abajo y unas fundas transparentes que se utilizarán para dormir. De este modo se mantendrán los resultados para siempre.


 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



El dolor, la inflamación, la rotura o pérdida de un diente o las hemorragias orales son situaciones en las que la visita al odontólogo no debe aplazarse, pues hacerlo supone en algunos casos un riesgo innecesario de agravamiento del problema o mantener una situación de sufrimiento.
Enfrentarse a una emergencia dental, sea del tipo que sea, suele ser complicado. Aunque alguna de ellas se pueden solventar por uno mismo porque, a simple vista, parece que no revisten gravedad, hay ocasiones que pueden resultar algo más escandalosas y paralizar o hacer perder los nervios. En estos casos es cuando se hace más necesario saber cómo actuar adecuadamente. Esto implica reaccionar con tranquilidad y, a la vez, rapidez.
Hoy hablaremos de la pérdida de un diente:

Situación

La pérdida de un diente se puede producir haciendo deporte, en una caída accidental, una pelea, un accidente de coche o moto… Si la pérdida del diente ha sido total, es posible que sangres mucho, así que mantén la calma.

Solución

Acude al dentista cuanto antes: este caso no puede esperar. Cuanto más rápido acudas, más posibilidades habrá de reimplantar el diente perdido.

Mientras acudes al dentista

Para que el implantólogo pueda volver a colocar la pieza dental perdida es necesario que busques la pieza. Cuando la hayas encontrado, llévala a la consulta, pero no la limpies ni manipules su raíz. Hay tres formas diferentes de actuar con la pieza dental antes de llegar a consulta:
1. Coloca el diente en el alveolo (orificio en el que estaba) y pon una gasa entre los dientes para que puedas morderla y que la pieza se mantenga en su sitio. Eso sí, ten cuidado de no tragártela
2. Introduce el diente dentro de la boca, es decir, debajo de la lengua o a un lado. En este caso, también tienes que tener cuidado de no tragártelo
3. Sumerge el diente en un vaso de leche fría (de la nevera).
 
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Problemas de encias?, lo que puede parecer una consulta aislada en el dentista, se repite de manera reiterada entre personas de 30 a 50 años. De hecho la enfermedad de las encías, también conocida como periodontitis, afecta al 50% de los españoles, pudiendo distinguir qué grupo de personas son más propensas a padecerla.

  • Fumadores. El tabaco es uno de los factores de riesgo más significativos relacionados con el desarrollo de la enfermedad de las encías. De hecho, alrededor de un 70% de personas fumadoras y ex fumadoras ha padecido alguna patología relacionada. ¿La razón? Los fumadores tienen una disminución clara de las defensas de la encía frente al ataque bacteriano, lo que aumenta de forma significativa la susceptibilidad a la infección periodontal.
  • Diabéticos. Las personas que tienen diabetes son más propensas a infecciones dentales como la inflamación de las encías (gingivitis o incluso periodontitis). Esto es debido a que experimentan una disminución del flujo de saliva y una sensación de ardor en la boca o en la lengua que deriva fácilmente en esta patología.
  • Personas estresadas. Se ha demostrado que existe una relación entre el estrés, la ansiedad o la depresión y la enfermedad periodontal. El incremento en los niveles de cortisona (una hormona que produce el cuerpo en niveles altos cuando hay estrés), es un factor que contribuye a disminuir la inmunidad del cuerpo, haciéndolo más susceptible a la enfermedad periodontal. Además, se ha demostrado que las personas con mucho estrés son más propensas a adquirir hábitos que promueven esta enfermedad, como fumar, llevar una dieta poco equilibrada y descuidar la higiene bucodental.
  • Embarazadas. El momento del embarazo es un periodo de cambios en nuestro cuerpo, de fluctuaciones hormonales que afectan también a la salud bucodental. De hecho, los expertos aseguran que un 70 % de las embarazadas padece a lo largo del periodo de gestación alguna enfermedad gingival. Y es que los cambios en los niveles hormonales pueden hacer que las encías manifiesten mayor sensibilidad a la placa dental. Además, existen otros factores relacionados especialmente nocivos como los vómitos, que si son excesivos pueden favorecer la erosión dental, el aumento de la permeabilidad de los vasos sanguíneos y la aparición de caries y problemas de las encías.
  • Mujeres menopaúsicas. Durante este periodo, el descenso de producción de hormonas repercute directamente en la mucosa bucal, la salud de nuestras encías y el hueso que sostiene nuestra dentadura. La gingivitis descamativa es una afección que puede producirse durante esta etapa y se caracteriza por la pérdida de las capas externas de la encía, pudiendo llegar a dejar al descubierto las terminaciones nerviosas de la misma. Además, también se puede producir un desgaste óseo que afecte a nuestros maxilares, lo que podría repercutir en pérdidas dentales o la acentuación de una enfermedad periodontal.

Aunque debemos prestar atención a la salud de nuestras encías en todo momento, es cierto que si estamos en alguno de estos grupos de riesgo debemos extremar las precauciones. Acudir al dentista para un diagnóstico certero es fundamental, pero también podemos cuidarnos desde casa utilizando pastas y colutorios especialmente diseñados para tratar los problemas de encías. Y es que una buena y adecuada higiene bucal diaria, acompañada de una buena alimentación, puede ayudarnos a prevenir problemas gingivales en muchos momentos de nuestra vida.

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Son bastantes los estudios que han determinado que tener una mala higiene bucodental puede repercutir de manera negativa en la salud, aumentando el riesgo de sufrir enfermedades graves. Sin embargo, un grupo de expertos de la Universidad de Ciencias Médicas de Teherán (Irán) ha realizado la primera investigación en la que se observan los casos de un territorio en vías de desarrollo, y ha llegado a la conclusión de que una mala salud bucal puede aumentar hasta un 40% el riesgo de fallecimiento prematuro.
Este estudio, publicado en la revista International Journal of Epidemiology, es observacional y, por lo tanto, no se pueden establecer unas causas y efectos relacionados. No obstante, se cree por otros estudios que este aumento de la mortalidad podría deberse a que las bacterias presentes en una infección en la boca pueden pasar al torrente sanguíneo, alcanzando por ejemplo los pulmones o el corazón, y pudiendo incluso provocar un infarto de miocardio.
La investigación fue realizada con una muestra de 50.045 adultos –un un 57,6% de los cuales eran mujeres de entre 40 y 75 años de edad– residentes en Golestán, una provincia de Irán en la que existen dificultades para acceder a los medios necesarios para un buen cuidado bucodental. Los resultados se obtuvieron gracias a una serie de cuestionarios que analizaban sus hábitos relacionados con la higiene dental, como las piezas con caries, empastes o caídas, el uso de prótesis dentales, o la frecuencia diaria del cepillado.

Asocian la falta de higiene bucodental con cáncer y problemas cardíacos

Durante los nueve años que duró la observación del grupo, desde 2004 hasta 2014, fueron 3.820 los miembros que fallecieron, casi la mitad de ellos debido a enfermedades cardiovasculares, y 839 por distintos tipos de cáncer. Con estos resultados los investigadores llegaron a la conclusión de que perder uno o más dientes aumenta un 30% el riesgo de morir como consecuencia de un tumor o por un problema cardiovascular.
Para evitar estos riesgos, Reza Malekzadeh, que ha liderado el estudio, hace hincapié en la importancia de cepillar los dientes al menos dos veces al día, pues de esta manera se puede reducir la probabilidad de padecer cáncer, diabetes, enfermedades cardiovasculares, o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Fuente: webconsultas.com
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



En nuestra sociedad actual, cada vez es más frecuente la práctica deportiva tanto en niños, en adolescentes como en adultos, y la realización de ciertas actividades lúdicas que pueden representar riesgo de traumatismo dental. La acción de los golpes cerca de la cavidad oral suelen causar la rotura, pérdida y hasta el desplazamiento de los dientes. Situaciones que afectan a la estética, fonación y masticación.
La prevalencia de las lesiones dentales durante la práctica deportiva llega a ser de hasta un 45%. En este sentido, las más frecuentes son las luxaciones y las fracturas dentoalveolares.

¿Qué es un traumatismo dental? 

Es una agresión producida por un impacto directo en los tejidos duros orales, ya sea porque un objeto se desplaza contra la boca o porque el deportista se golpea contra una superficie dura. Uno de los factores que más influye en el riesgo de sufrir una lesión en esta zona es el crecimiento. Los huesos y músculos del aparato estomatognático se desarrollan a un ritmo diferente, estando más inmaduros en el caso de los niños, por lo que éstos son más vulnerables a sufrir un traumatismo dental.

¿Existe algún perfil de persona en el que sea más fácil que se produzca un traumatismo?

Sí. Hay diversos factores de la cavidad oral que hacen que la persona sea más susceptible a sufrir un traumatismo dental: el resalte y la incompetencia labial; es decir, las personas que necesitan tratamiento ortodóncico son más propensas a sufrir un traumatismo; el estado emocional del paciente también puede incidir en el riesgo de traumatismo dental.
CLASIFICACIÓN DE FACTORES DE RIESGO ANTE UN TRAUMATISMO DENTAL
1. Malposición dental
2. Malformación de esmalte o dentina
3. Interposición labial o lingual
4. Prótesis bucal o tratamien- tos previos
5. Ortodoncia
6. Enfermedad periodontal

¿Es el traumatismo dental una urgencia médica?

Sí y se debe tratar como tal, acudiendo lo antes posible al dentista, ya que un diagnóstico precoz y un tratamiento oportuno mejoran el pronóstico del diente. Los dientes traumatizados y desplazados pueden dañar tanto al diente permanente en caso de dentición temporal como los permanentes adyacentes.
PASOS A SEGUIR CUANDO PERDEMOS UN DIENTE EN UN TRAUMATISMO
Guardar la calma y estar tranquilos.
Buscar el diente que ha saltado y cogerlo del suelo por la corona NO tocando nunca la raíz.
Lavarlo bajo un grifo de agua corriente durante unos dos minutos (jamás raspar la raíz ni
aplicarle ningún antiséptico).
Recolocarlo en la boca mirando el sentido de los dientes vecinos para no equivocarnos.
Clasificación de los deportes según el riesgo de traumatismos orales.
Alto riesgo: Artes marciales, boxeo, fútbol americano, hockey, patinaje sobre hielo y rugby.
Riesgo intermedio: Baloncesto, balonmano, buceo, equitación, paracaidismo, squash y waterpolo. En estos deportes existe una alta incidencia de accidentes dentales.
Clasificación de las lesiones traumáticas producidas duran- te la práctica deportiva.
Lesión leve: Aquella que no impide continuar el juego. Se da un tratamiento provisional y al finalizar el juego se explora en profundidad.
Lesión grave: La lesión obliga al jugador a retirarse y permanelar, ojo o mejilla.
También son frecuentes las lesiones en la mandíbula, siendo muy común la lesión mandibular por un mecanismo indirecto.

¿Se pueden evitar los traumatismos dentales en el deporte? 

Sí, sobre todo en deportes de contacto. Por ello es imprescindible el protector bucal.
 
Fuente: estadiodeportivo.com
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.