Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







Los males del ‘runner’ en los que no habías pensado: traumatismo dental y bruxismo
Al hablar de la práctica del ‘running’ es frecuente pensar en patologías musculares, sobre todo en las extremidades inferiores, pero la boca es otro de los puntos a tener en cuenta
Los corredores no son los deportistas que más padecen, a primera vista, muchos traumatismos faciales; sin embargo, sí que son frecuentes los traumatismos dentales, especialmente en las carreras de montaña, tan de moda en los últimos tiempos. Lo más habitual en estos corredores es sufrir impactos de intensidad leve-moderada que pueden originar fracturas en las piezas que serán tratadas por los odontólogos en la mayoría de los casos.
Cuando una persona sufre un golpe en la boca que provoque la avulsión o salida completa de la pieza dental (corona y raíz enteras), debe reimplantarla de forma urgente. Existe una relación exponencial entre el tiempo que se tarda en recolocar la pieza dental en el alveolo dentario y la posibilidad de que vuelva a tener estabilidad futura en el hueso. Esto se debe hacer lavando el diente con agua o leche y cogiéndolo por la corona sin manipular la raíz en exceso, para después introducirlo en su alveolo. Si el dolor o la situación de estrés del momento lo impiden, se debe colocar el diente debajo de la lengua o, como tercera opción, se meterá en un recipiente con agua o leche. Acto seguido, el corredor accidentado debe acudir a un centro sanitario donde exista un especialista en cirugía maxilofacial o a un odontólogo, para así tratar de estabilizar la zona mediante diferentes dispositivos.
‘Running, la gran obsesión’
El entrenamiento también puede causar dolores de cabeza o cefaleas en personas predispuestas. Algunas pueden tener relación con componentes nerviosos y vasculares de tipo migrañoso. En estos casos, especialmente en épocas de sol, es fundamental tratar de correr con protección, mediante el uso de gafas y gorra, ya que, al exponernos de manera directa en la cabeza, el sol produce un efecto vasodilatador.
Un segundo tipo de cefaleas que son frecuentes en corredores son las asociadas a las contracturas musculares al apretar los dientes. De la misma manera que algunos pacientes utilizan las famosas férulas de descarga (dispositivos intraorales a modo de mordedores especiales, con un perfil menor a los protectores dentales clásicamente utilizados en los deportes de contacto), desde hace unos años se ha popularizado el uso de dispositivos similares en los entrenamientos y en las carreras. Estas férulas disminuyen la tensión que ejercen los músculos faciales masetero y temporal sobre la mandíbula y la articulación temporomandibular. Una de las ventajas teóricas añadidas es que además, en determinados pacientes, pueden ayudar a aumentar el espacio por donde pasa el aire al propulsar la mandíbula hacia delante, concepto utilizado en alguna enfermedad como el síndrome de apnea-hipopnea del sueño.
Entre los corredores son frecuentes las cefaleas asociadas a contracturas musculares por apretar los dientes.
Sin embargo, el especialista debe ser capaz de seleccionar de manera correcta las personas que se pueden beneficiar de estos dispositivos, pues también pueden limitar la entrada de aire y forzar la articulación en pacientes con unas características diferentes.
Estas consideraciones son, por tanto, fundamentales, ya que la correcta entrada de aire es uno de los aspectos más importantes que marcarán la diferencia en la carrera. Entre otras ventajas, pueden ayudar a hacer desaparecer el flato que tanto hace sufrir a los corredores. Para ello, también se puede trabajar el concepto de la respiración asimétrica como patrón respiratorio, que consiste en tomar y soltar el aire en un número diferente de pasos, siguiendo un patrón 2:3, 3:2, 1:2, etc… Esta práctica permite disminuir, e incluso hacer desaparecer, el famoso flato y los tan frecuentes dolores musculares en los isquiotibiales. Antes de hacerlo durante la carrera, es recomendable comenzar a practicarlo mientras se camina.
 
Fuente: elconfidencial.com
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



En verano aumenta el riesgo de sufrir lesiones en los dientes

En verano, al aumentar las ofertas de ocio y actividades deportivas al aire libre, aumenta hasta en un 30% [respecto al resto del año] el riesgo de sufrir un traumatismo bucodental consecuencia de accidentes al realizar estas actividades. Los infortunios más comunes entre los niños son las caídas en bicicleta, skateboard o por juegos inapropiados en el mar y las piscinas. En estas actividades, los traumatismos se producen en la parte superior de la boca; principalmente en los incisivos centrales y laterales.
Mientras que en los accidentes de tráfico, otra de las causas más comunes en jóvenes y adultos, los motoristas son el colectivo con mayor riesgo y sufren sobre todo fracturas dentoalveolares y de luxaciones, en las que se ven afectadas las estructuras de soporte del diente, lo que provoca su movilidad o desplazamiento.
Las consecuencias de estos percances se agravan si no se recibe una adecuada atención de urgencia, con un seguimiento y tratamiento para evitar secuelas posteriores, especialmente en los niños entre cero y tres años, pues en esta etapa se forma la raíz definitiva del diente.
Muchos casos son evitables con conductas adecuadas y el uso, por ejemplo, de protectores bucales cuando se vayan a realizar actividades que conlleven cierto riesgo para los niños. De esta forma, se protege los dientes de posibles fracturas, luxaciones o avulsiones, y a los tejidos blandos de cortes y laceraciones, así como la articulación de la mandíbula y su cóndilo, además de disminuir el riesgo de perder el conocimiento, conmociones o hemorragias en caso de accidente.

Recomendaciones en caso de accidente

En caso de accidente con pérdida o quiebra de piezas dentales no conviene lavar ni raspar el diente, pues ello supondría la pérdida de las células que permitirían la reinserción.
Además, es aconsejable guardar el diente en la boca para que la saliva lo proteja o si no fuera posible, conservar la pieza en un recipiente con leche y acudir inmediatamente a un centro de urgencia o dentista, en un plazo máximo de media hora.
Si se ha producido rotura del diente, se debe buscar el fragmento y llevarlo inmediatamente al dentista. Esto es de particular importancia si parece que el diente está sangrando por la mitad y no solo las encías.
En caso de pérdida de la pieza procurar no tocar la raíz y reimplantarla en el menor tiempo posible, ya que la zona de la encía normalmente se queda entumecida en el momento de un una lesión y la reinserción no producirá dolor.

Fuente: laopinioncoruna.es
 

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.

pie-de-entradas



La endodoncia, endo (interior) y doncia (diente), es un tipo de tratamiento que consiste en la extirpación de la pulpa dental y el posterior relleno y sellado de la cavidad pulpar con un material inerte. Se aplica en piezas dentales fracturadas, con caries profundas que presentan lesiones en su tejido pulpar que se conocen como pulpitis. Esta es irreversible y la única opción terapéutica es la extirpación total de la pulpa dental, y la obturación tridimensional del conducto dentario. La pulpitis está frecuentemente provocada por caries dentales profundas que alcanzan la pulpa dental y producen infección en la misma, originando dolor continuo y permanente que aumenta con estímulos fríos, calientes, alimentos dulces o ácidos.
No siempre estará indicada la endodoncia en dientes con pulpa necrótica o lesión irreversible, se podrá optar por la extracción de la pieza dental cuando existe imposibilidad de restaurar la misma, se han producido reabsorciones dentales importantes, existen perforaciones de las raíces dentales, fracturas verticales o enfermedad periodontal grave. También en dientes sin valor estético o funcional, por ejemplo en muelas del juicio sin antagonista con el que pueda ocluir para masticar o en otras circunstacias.

¿En qué consiste una endodoncia?

La endodoncia es, como hemos dicho, la extirpación total de la pulpa o nervio del diente. Se trata de un procedimiento de limpieza del sistema de conductos radiculares en el que se eliminan bacterias y tejido necrótico para dejar el conducto lo más aséptico posible. Se realiza en diferentes fases:

  1. Diagnóstico por parte del profesional sanitario: durante la parte del diagnóstico se realiza una anamnesis o preguntas guiadas por el profesional, durante las cuales el paciente informa de cómo es el dolor qué siente, dónde se localiza, con qué intensidad lo nota, si puede calmarse aplicando frío… Todo encaminado a hacer un buen diagnóstico y a aplicar el tratamiento correcto. Además, se realizan radiografías para verificar el estado del diente y para ver cómo es su anatomía (longitud de las raíces, estado de las mismas…).
  2. Anestesia: la anestesia que se utiliza en este tipo de intervención es local, afectando solo al diente a tratar y a la zona de alrededor. Es importante que en el momento de la anestesia no exista ninguna infección o inflamación en la pieza para que ésta actúe de forma correcta. De existir infección, la intervención deberá posponerse y se recetará al paciente la toma de antibióticos y antiinflamatorios, en caso necesario.
  3. Apertura y aislamiento de la pieza: se realiza un agujero en la corona del diente mediante el cual se accede a la pulpa para su extracción y se aísla el diente de todo el organismo.
  4. Conductometría e instrumentación: es el procedimiento de limpieza de los conductos para dejarlos asépticos o limpios.
  5. Obturación: es la fase de sellado del diente, a través del cual se cierran los conductos que se han limpiado, dejando la pieza plenamente insensibilizada.
  6. Control: una posterior radiografía y observación por parte del dentista para verificar la efectividad de la intervención. Generalmente se realiza un seguimiento durante unas semanas o meses.

Preguntas frecuentes sobre la endodoncia

Una de las preguntas más frecuentes cuando nos vamos a someter a una endodoncia es si va a resultar doloroso. Se trata de una intervención que se realiza con anestesia, por lo que el dolor no debería aparecer; en cualquier caso, esto dependerá también de la tolerancia al dolor de cada paciente y del estado de nervios o tranquilidad en el que se encuentre antes de someterse a la endodoncia. En este caso no viene mal recordar los tips que hemos ofrecido sobre cómo relajarnos antes de entrar a la consulta del dentista. Más que dolorosa, suele ser una intervención incómoda.
La endodoncia suele ser un tratamiento definitivo, aunque en ocasiones es necesario re-endodonciar alguna pieza. A veces el tratamiento de endodoncia no funciona como era esperado, generalmente debido a la imposibilidad de eliminar todas las bacterias presentes en los conductos a la re-introducción de las mismas a través de microfiltraciones coronales. En estos casos, y tras la valoración del profesional sanitario, se procede a realizar una segunda limpieza de los conductos con el fin de conservar la pieza y la dentición natural del paciente.

¿Por qué se realiza una endodoncia?

Las endodoncias se realizan en piezas dentales con caries profundas, que propician la inflamación o la necrosis (muerte) de la pulpa dental. Otros motivos para la aparición de pulpitis o inflamación de la pulpa son algunos traumatismos, la abrasión, la erosión y el desgaste de los dientes por el roce entre ellos (por ejemplo debido al bruxismo) o la forma en que se realizan algunos tratamientos restauradores y los materiales que se utilizan en los mismos.
La pulpa dental es la parte más interior del diente, y donde se encuentran los nervios y los vasos sanguíneos. La inflamación de la pulpa suele manifestarse con dolor, que puede ser de distintos grados y darse en distintas ocasiones: frente al calor o frente al frío, en determinadas posturas, al comer o beber, etc. El tipo de dolor que sentimos es el que indicará al odontólogo si la endodoncia puede ser una solución a nuestro problema.
 
Fuente: muysaludable.sanitas.es / wikipedia.org

 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Resultado de imagen de DOLOR EN EL ODONTOLOGO
Es increíble que en pleno siglo 21 aun se cree que la consulta dental es igual a dolor, y esto ha cambiado radicalmente: el desarrollo de las técnicas de psicología en el paciente, el diseño de interiores en la consulta para que esto sea mas agradable ha cambiado mucho la idea es que la visita a la consulta dental se transforme en una experiencia agradable y relajada, parte de este manejo del dolor viene con el desarrollo de medicamentos de punta como los antibióticos para el control de bacterias y analgésicos para controlar el dolor.
Con estos dos medicamentos harán que al acudir a consulta el paciente se sentirá mucho mas cómodo en el tratamiento.
Hoy día el odontólogo tiene una exacta y definida precisión que junto con la tecnología de medicamentos hace que el paciente esté tranquilo y sin molestia alguna.
Hablemos de uno de los tratamientos mas temidos que es la endodoncia que no es mas que la limpieza de las dos partes principales de los dientes que son la cámara principal y los conductos de las raíces.
Este tratamiento se realiza con mucha precisión y con el uso de antibióticos y analgésicos previos a consulta que hará que sea mas cómodo para el paciente.
Si tienen alguna muela con caries o si comienzan a tener dolor de muelas son llamadas de atención que les está haciendo su organismo para que se atiendan.
Manejo del dolor en consulta dental
Puede solicita cita al, 914572547/ 913440380/  900820015 (línea gratuita).
Primera visita gratuita. Incluye: valoración clínica, radiográfica, diagnostico, planificación de tratamiento, entrega de presupuesto (sin compromiso).
pie-de-entradas



Urgencias dentales en Madrid
En nuestra clínica dental DeltaDent atendemos cualquier situación dental que requiera de atención inmediata con el dolor que tenga.
El mas usual es por caries dentales muy profundas y avanzadas que no se ha atendido según pasaba el tiempo, en este caso la trataremos realizando un curetaje dental de urgencia para calmar su dolor, y luego trataremos con una endodoncia para poder limpiar el nervio que ha sido necrosado o infectado para eliminar para siempre el problema del dolor dental.

No solo atendemos para calmar su dolor si no de restituir la función del diente para solucionar el problema definitivamente.
Llamenos resolveremos su inconveniente con pequeñas intervenciones para paliar su dolor urgentemente, nuestro equipo de urgencias dentales tiene una dilatada experiencia y trayectoria.
Urgencias dentales DeltaDent Madrid: 91457 25 47./913440380/900820015
pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.