Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







La caries dental es un un problema de salud pública muy común y es caracterizada por la destrucción total o parcial de los tejidos de los dientes. La solución a una caries que esté muy avanzada es la endodoncia, la cual nos brinda el beneficio de ya no perder nuestros dientes y sobre todo ser la solución al dolor dental.
La endodoncia consiste en la extracción de la pulpa del diente, un tejido pequeño en forma de hebra que se encuentra en el centro del conducto del diente. Una vez que la pulpa muerta se enferma o es dañada, se extrae; el espacio que queda se limpia, se vuelve a dar forma y se rellena. Este procedimiento sella el conducto radicular. Años atrás, los dientes con pulpas dañadas o enfermas se extraían. En la actualidad, el tratamiento de conducto salva dientes que de otro modo se hubieran perdido

Las causas más comunes de daños o muerte de la pulpa son:

  • Dientes fracturados
  • Caries profundas
  • Lesiones, como golpes severos en la raíz (recientes o pasados)

Una vez que la pulpa está infectada o muerta; si no se trata, se crea un depósito de pus en la punta de la raíz y se forma un absceso por infección. Un absceso puede destruir el hueso circundante al diente y provocar dolor.
Por lo ctanto, es de gran importancia realizar el tratamiento de endodoncia para prevenir alguna infección o curarla, así como para quitar el dolor dental y mantener nuestros dientes.

Pero, ¿qué pasa después de la endodoncia para conservar los dientes?

Una vez que ha finalizada la endodoncia, ya se puede reparar la corona del diente que había sido destruido por caries.
Las caries que son tan grandes como para afectar la pulpa, generalmente han destruido buena parte del diente, además de ello, la desinfección y el trabajo que se realiza con la endodoncia debilita más a la estructura del diente.
Por ambas razones el diente en estas condiciones puede romperse más fácilmente durante la masticación a menos que lo reforcemos mediante un perno o poste de soporte y una corona.
Un poste es como una espiga que se coloca en la raíz del diente la cual absorbe la fuerza de masticación y la distribuye a lo largo de la raíz como en cualquier diente saludable logrando con esto que esta fuerza de masticación no fracture al diente por lo debilitado de la caries.
La corona dental es una estructura de una sola pieza que recubre los dientes, y reemplaza el esmalte dental perdido a causa de la caries dental por porcelana u otro material.
Las coronas son piezas únicas, a la medida de cada paciente y se colocan de manera fija o permanente en la boca después del tratamiento de endodoncia y colocación del poste. Para poderlas colocar es preciso reducir el diente y tallarlo proporcionándole una forma cónica que permita la inserción de la corona, que se colocará después de manera definitiva mediante un cemento de fijación.
Hay diferentes tipos de materiales para hacer las coronas por ejemplo: metal, porcelana o zirconio.
Hay otros casos donde el diente tiene el suficiente soporte y estabilidad para ser rehabilitado con obturaciones de resina solamente.
Es de suma importancia saber que el éxito y tiempo de vida de un tratamiento de endodoncia depende en gran parte de su rehabilitación.

 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completamente gratuita
pie-de-entradas



La endodoncia es un procedimiento que utilizan los odontólogos para eliminar el nervio del diente o muela, que pasa por las raíces, se anestesia al paciente, cuando esta ha hecho efecto, se perfora el diente o muela para acceder al canal del nervio y extraerlo, después se desinfecta el conducto y se sella para evitar futuras infecciones.

¿Por qué necesito una endodoncia?

Varias son las causas que determinan la necesidad de realizar una endodoncia, la más frecuente es la caries dental profunda, que puede afectar al nervio, pero también los traumatismos o golpes en la boca, el aumento de la sensibilidad al frío o al calor, las infecciones de las encías o la necesidad de tallar la pieza para la colocación de una funda pueden causar la inflamación o infección del nervio que nos obligue a realizar la endodoncia de esa pieza.

¿Para qué sirve una endodoncia?

Es la única manera de conseguir salvar un diente, una vez que su nervio se ha visto afectado por alguno de los mecanismos antes citados.
endodoncia

¿Duele cuando te la hacen?

Al hacerse bajo anestesia local, el tratamiento no es doloroso.

¿Puede doler después del tratamiento?

Cuando se pasa el efecto del anestésico, puede aparecer dolor y durar unos días, por lo que a veces se requiere tratamiento médico después de la endodoncia.

¿Cuántas veces tengo que ir a la clínica para hacerme una endodoncia?

Lo normal es que se haga en una sola sesión, aunque será necesario volver a la consulta para reconstruir el agujero de acceso al nervio con un empaste.

¿Me pueden hacer la endodoncia con un flemón?

A veces es necesario poner un tratamiento médico previo a la endodoncia, pero otras muchas será necesario realizar la limpieza del diente y tomar medicación a la vez. Deberá ser el odontólogo el que dictamine que procedimiento será más adecuado en cada caso.

¿Tienen éxito las endodoncias?

Estadísticamente, el índice de éxito de las endodoncias se sitúa en torno al 95% de las piezas tratadas, por tanto es un tratamiento muy predecible, aunque como todo tratamiento médico, hay un porcentaje de casos que no funcionan y que deben ser tratados de manera alternativa.

¿Son más frágiles los dientes con una endodoncia?

Cualquier tratamiento dental produce un aumento de la fragilidad de una pieza dental sana, por eso debe ser el odontólogo el que determine la necesidad de cada tratamiento.

¿Existen alternativas?

La alternativa a la endodoncia es la extracción de la pieza, y no hay nada mejor que el propio diente.

¿Qué es un endodoncista?

Es un odontólogo que se ha especializado en la realización de endodoncias, por tanto es el profesional más cualificado para realizarlas.
Más información sobre la endodoncia en el siguiente vídeo:

 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completamente gratuita
pie-de-entradas
 



Uno de los procedimientos más utilizados en el dentista es el de la endodoncia: se trata de un tratamiento de los conductos radiculares o raíces del diente, en el que se procede a la extracción total de la pulpa dental.

La endodoncia es un procedimiento que permite salvar piezas dentales y que reduce los casos de extracción.

¿Por qué se realiza una endodoncia?

Las endodoncias se realizan en piezas dentales con caries profundas, que propician la inflamación o la necrosis (muerte) de la pulpa dental. Otros motivos para la aparición de pulpitis o inflamación de la pulpa son algunos traumatismos, la abrasión, la erosión y el desgaste de los dientes por el roce entre ellos (por ejemplo debido al bruxismo) o la forma en que se realizan algunos tratamientos restauradores y los materiales que se utilizan en los mismos.
La pulpa dental es la parte más interior del diente, y donde se encuentran los nervios y los vasos sanguíneos. La inflamación de la pulpa suele manifestarse con dolor, que puede ser de distintos grados y darse en distintas ocasiones: frente al calor o frente al frío, en determinadas posturas, al comer o beber, etc. El tipo de dolor que sentimos es el que indicará al odontólogo si la endodoncia puede ser una solución a nuestro problema.

¿En qué consiste una endodoncia?

La endodoncia es, como hemos dicho, la extirpación total de la pulpa o nervio del diente. Se trata de un procedimiento de limpieza del sistema de conductos radiculares en el que se eliminan bacterias y tejido necrótico para dejar el conducto lo más aséptico posible. Se realiza en diferentes fases:

  1. Diagnóstico por parte del profesional sanitario: durante la parte del diagnóstico se realiza una anamnesis o preguntas guiadas por el profesional, durante las cuales el paciente informa de cómo es el dolor qué siente, dónde se localiza, con qué intensidad lo nota, si puede calmarse aplicando frío… Todo encaminado a hacer un buen diagnóstico y a aplicar el tratamiento correcto. Además, se realizan radiografías para verificar el estado del diente y para ver cómo es su anatomía (longitud de las raíces, estado de las mismas…).
  2. Anestesia: la anestesia que se utiliza en este tipo de intervención es local, afectando solo al diente a tratar y a la zona de alrededor. Es importante que en el momento de la anestesia no exista ninguna infección o inflamación en la pieza para que ésta actúe de forma correcta. De existir infección, la intervención deberá posponerse y se recetará al paciente la toma de antibióticos y antiinflamatorios, en caso necesario.
  3. Apertura y aislamiento de la pieza: se realiza un agujero en la corona del diente mediante el cual se accede a la pulpa para su extracción y se aísla el diente de todo el organismo.
  4. Conductometría e instrumentación: es el procedimiento de limpieza de los conductos para dejarlos asépticos o limpios.
  5. Obturación: es la fase de sellado del diente, a través del cual se cierran los conductos que se han limpiado, dejando la pieza plenamente insensibilizada.
  6. Control: una posterior radiografía y observación por parte del dentista para verificar la efectividad de la intervención. Generalmente se realiza un seguimiento durante unas semanas o meses.

Preguntas frecuentes sobre la endodoncia

Una de las preguntas más frecuentes cuando nos vamos a someter a una endodoncia es si va a resultar doloroso. Se trata de una intervención que se realiza con anestesia, por lo que el dolor no debería aparecer; en cualquier caso, esto dependerá también de la tolerancia al dolor de cada paciente y del estado de nervios o tranquilidad en el que se encuentre antes de someterse a la endodoncia. Más que dolorosa, suele ser una intervención incómoda.
La endodoncia suele ser un tratamiento definitivo, aunque en ocasiones es necesario re-endodonciar alguna pieza. A veces el tratamiento de endodoncia no funciona como era esperado, generalmente debido a la imposibilidad de eliminar todas las bacterias presentes en los conductos a la re-introducción de las mismas a través de microfiltraciones coronales. En estos casos, y tras la valoración del profesional sanitario, se procede a realizar una segunda limpieza de los conductos con el fin de conservar la pieza y la dentición natural del paciente.
 
Fuente: muysaludable.sanitas.es
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



La endodoncia sirve para conservar las piezas dentales sin necesidad de recurrir a la extracción, y es el último recurso para conservar aquellos dientes que tienen alguna afección en el nervio dental y su periferia.

La endodoncia es un tratamiento odontológico que concierne al complejo dentino-pulpar, es decir, a lo que comúnmente se conoce como el ‘nervio del diente’ o pulpa. Este procedimiento odontológico consiste en la eliminación parcial o total de la pulpa –de ahí que también se conozca como pulpotomía de dientes temporales–, para luego ser rellenado ese espacio resultante con un material de características plásticas muy específicas.
El tratamiento endodóntico se realiza cuando hay una afección del nervio dental, ya sea por caries, por un traumatismo (fracturas dentales), por abrasión o erosión de los dientes por el roce entre ellos, por razones protésicas o por alguna otra patología del complejo dentino-alveolar, es decir, de la raíz y del hueso que se encuentran rodeando al diente. La razón más frecuente de que se haga una endodoncia es la infección, inflamación y necrosis de la pulpa del diente.
La endodoncia sirve para conservar las piezas dentales sin necesidad de recurrir a la extracción, y es el último recurso para conservar aquellos dientes que tienen alguna afección en el nervio dental y su periferia. El procedimiento tiene que ser realizado por un dentista y para evitar los fuertes dolores se utiliza anestesia local, no hay que olvidar que se está actuando sobre un nervio. Una vez se haya realizado el procedimiento el diente será completamente insensible y hay que tener muchos cuidados para evitar que se caiga o se torne a color oscuro.
También sirve para mejorar protésicamente ciertos tratamientos en los que se involucren algún tipo de prótesis, como son los puentes fijos o las prótesis removibles, ya que, en ocasiones, aunque no exista un compromiso del nervio, es posible que haya alguna situación específica y que sea necesario realizar una endodoncia para el buen desarrollo y éxito del tratamiento protésico”.
endodoncia algemesi valencia

Recomendaciones tras una endodoncia

A continuación, vamos a ofrecerte una serie de recomendaciones que debes llevar a cabo los días posteriores a realizarte una endodoncia.

  • No masticar nada hasta que pase por completo el efecto de la anestesia. De no seguir este consejo, es posible morderse a uno mismo el labio o la cara interna de la mejilla.
  • Evitar, en la medida de lo posible, comer por el lado de la endodoncia durante una o dos semanas. Los tejidos circundantes a la endodoncia permanecen inflamados durante un par de semanas después de la aplicación del tratamiento, por lo que es recomendable evitar masticar por ese lado.
  • Cuidado con el cepillado. Es importante tratar de no hacer demasiada presión con el cepillo sobre el diente afectado por la endodoncia. Pasarlo siempre de forma suave.
  • Usar seda dental. Eliminar por completo los restos de comida es vital para prevenir infecciones. En este sentido, el mejor aliado es la seda dental.

En definitiva, una endodoncia es un tratamiento que viene a paliar el dolor intenso sufrido por una infección que afecta a la parte más interna de una pieza dental sin necesidad de extraerla. Debido a que se trata de un proceso complejo, seguir las recomendaciones indicadas y, sobre todo, confiar en una clínica fiable y con amplia experiencia en el sector, son aspectos imprescindibles.

Fuente: webconsultas.com

 

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas


La endodoncia, endo (interior) y doncia (diente), es un tipo de tratamiento que consiste en la extirpación de la pulpa dental y el posterior relleno y sellado de la cavidad pulpar con un material inerte. Se aplica en piezas dentales fracturadas, con caries profundas que presentan lesiones en su tejido pulpar que se conocen como pulpitis. Esta es irreversible y la única opción terapéutica es la extirpación total de la pulpa dental, y la obturación tridimensional del conducto dentario. La pulpitis está frecuentemente provocada por caries dentales profundas que alcanzan la pulpa dental y producen infección en la misma, originando dolor continuo y permanente que aumenta con estímulos fríos, calientes, alimentos dulces o ácidos.
No siempre estará indicada la endodoncia en dientes con pulpa necrótica o lesión irreversible, se podrá optar por la extracción de la pieza dental cuando existe imposibilidad de restaurar la misma, se han producido reabsorciones dentales importantes, existen perforaciones de las raíces dentales, fracturas verticales o enfermedad periodontal grave. También en dientes sin valor estético o funcional, por ejemplo en muelas del juicio sin antagonista con el que pueda ocluir para masticar o en otras circunstacias.

¿En qué consiste una endodoncia?

La endodoncia es, como hemos dicho, la extirpación total de la pulpa o nervio del diente. Se trata de un procedimiento de limpieza del sistema de conductos radiculares en el que se eliminan bacterias y tejido necrótico para dejar el conducto lo más aséptico posible. Se realiza en diferentes fases:

  1. Diagnóstico por parte del profesional sanitario: durante la parte del diagnóstico se realiza una anamnesis o preguntas guiadas por el profesional, durante las cuales el paciente informa de cómo es el dolor qué siente, dónde se localiza, con qué intensidad lo nota, si puede calmarse aplicando frío… Todo encaminado a hacer un buen diagnóstico y a aplicar el tratamiento correcto. Además, se realizan radiografías para verificar el estado del diente y para ver cómo es su anatomía (longitud de las raíces, estado de las mismas…).
  2. Anestesia: la anestesia que se utiliza en este tipo de intervención es local, afectando solo al diente a tratar y a la zona de alrededor. Es importante que en el momento de la anestesia no exista ninguna infección o inflamación en la pieza para que ésta actúe de forma correcta. De existir infección, la intervención deberá posponerse y se recetará al paciente la toma de antibióticos y antiinflamatorios, en caso necesario.
  3. Apertura y aislamiento de la pieza: se realiza un agujero en la corona del diente mediante el cual se accede a la pulpa para su extracción y se aísla el diente de todo el organismo.
  4. Conductometría e instrumentación: es el procedimiento de limpieza de los conductos para dejarlos asépticos o limpios.
  5. Obturación: es la fase de sellado del diente, a través del cual se cierran los conductos que se han limpiado, dejando la pieza plenamente insensibilizada.
  6. Control: una posterior radiografía y observación por parte del dentista para verificar la efectividad de la intervención. Generalmente se realiza un seguimiento durante unas semanas o meses.

Preguntas frecuentes sobre la endodoncia

Una de las preguntas más frecuentes cuando nos vamos a someter a una endodoncia es si va a resultar doloroso. Se trata de una intervención que se realiza con anestesia, por lo que el dolor no debería aparecer; en cualquier caso, esto dependerá también de la tolerancia al dolor de cada paciente y del estado de nervios o tranquilidad en el que se encuentre antes de someterse a la endodoncia. En este caso no viene mal recordar los tips que hemos ofrecido sobre cómo relajarnos antes de entrar a la consulta del dentista. Más que dolorosa, suele ser una intervención incómoda.
La endodoncia suele ser un tratamiento definitivo, aunque en ocasiones es necesario re-endodonciar alguna pieza. A veces el tratamiento de endodoncia no funciona como era esperado, generalmente debido a la imposibilidad de eliminar todas las bacterias presentes en los conductos a la re-introducción de las mismas a través de microfiltraciones coronales. En estos casos, y tras la valoración del profesional sanitario, se procede a realizar una segunda limpieza de los conductos con el fin de conservar la pieza y la dentición natural del paciente.

¿Por qué se realiza una endodoncia?

Las endodoncias se realizan en piezas dentales con caries profundas, que propician la inflamación o la necrosis (muerte) de la pulpa dental. Otros motivos para la aparición de pulpitis o inflamación de la pulpa son algunos traumatismos, la abrasión, la erosión y el desgaste de los dientes por el roce entre ellos (por ejemplo debido al bruxismo) o la forma en que se realizan algunos tratamientos restauradores y los materiales que se utilizan en los mismos.
La pulpa dental es la parte más interior del diente, y donde se encuentran los nervios y los vasos sanguíneos. La inflamación de la pulpa suele manifestarse con dolor, que puede ser de distintos grados y darse en distintas ocasiones: frente al calor o frente al frío, en determinadas posturas, al comer o beber, etc. El tipo de dolor que sentimos es el que indicará al odontólogo si la endodoncia puede ser una solución a nuestro problema.
 
Fuente: muysaludable.sanitas.es / wikipedia.org

 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.