Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







Entre aquellos que mantienen una higiene bucal correcta a diario suele darse una duda recurrente. ¿Realmente es indispensable una limpieza? La respuesta es: sí.
Existen zonas de difícil acceso a la higiene, donde sólo puede acceder un profesional con instrumental específico, y es precisamente en esos espacios donde la placa bacteriana se va solidificando en formas de depósitos de sarro. Además, en algunos casos el apiñamiento de los dientes dificulta aún más el acceso a una correcta limpieza, lo que puede derivar en enfermedades periodontales, como la gingivitis o periodontitis.
Por lo tanto, siempre es aconsejable acudir a revisiones periódicas al dentista, que es quien debe recomendar a cada paciente la frecuencia con la que debe ser realizada una limpieza dental profesional, ya que cada persona tiene necesidades diferentes.
¿En qué consiste este tratamiento?
Básicamente en la eliminación de depósitos de sarro con instrumental de ultrasonidos. Además, acabamos la limpieza con una pasta de profilaxis para eliminar las manchas producidas por la dieta o el tabaco.
¿Podría causar algún daño a nuestros dientes o encías?
No. Una limpieza dental realizada por profesionales no debería causar ningún daño a nuestros dientes o encías. Por eso, y para evitar riesgos innecesarios, es importante que acudamos a un especialista para llevarla a cabo.
¿Las limpiezas pueden producir sensibilidad dental?
Sí. Las limpiezas dentales, en casos concretos, pueden causar cierta sensibilidad dental que no deberían durar más de una semana. Esto sucede al dejar al descubierto partes del diente que antes se encontraban cubiertas por el sarro. Esta sensibilidad, que desaparece a los pocos días, puede hacer que comer y beber sea una experiencia dolorosa.
Para evitar o mitigarla se recomienda comer o beber los alimentos templados y evitar alimentos calientes o fríos. Eso sí, si los síntomas de sensibilidad duran más de unas semanas, se debe acudir al dentista.

Fuente: vivirmasymejor.elmundo.es
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completamente gratuita
pie-de-entradas



La enfermedad periodontal agrupa la inflamación de encías, llamada gingivitis, y la periodontitis, y  es muy común. Sin embargo, esta enfermedad se puede prevenir con una buena higiene bucal.

Una enfermedad común

Alrededor del 40% de los adultos sufre de enfermedad periodontal, muchas veces sin ser consciente de ello. La enfermedad evoluciona lentamente, en muchas ocasiones sin presentar ni dolor ni señales de alerta visibles. Cuanto antes se diagnostica y se trata, mejor.

Encías sanas

La encía sana tiene una textura firme y es de color rosado pálido. Queda bien sellada al diente. Una encía sana no presenta sangrado al cepillado, ni con el uso de los cepillos interdentales.

Inflamación de encías – gingivitis

La placa bacteriana se genera constantemente sobre los dientes en forma de película. Si no se elimina correctamente a diario queda placa, sobre todo entre los dientes y dentro del surco gingival (entre diente y encía). Tras dos o más días de acumulación de placa en estas zonas se produce una inflamación de las encías, llamada gingivitis. Ésta se caracteriza por una encía de color rojo y textura hinchada. Las encías sangran al cepillar los dientes o al usar cepillos interdentales.

La periodontitis

Si no se elimina la placa bacteriana, se acumula y crece entre encía y dientes, en el llamado surco gingival. En la superficie del diente, la placa se endurece y se convierte en cálculo, aumentando la rugosidad, por lo que las bacterias se adhieren con aún más facilidad.
Esto conlleva una inflamación más profunda que afecta a los tejidos de soporte del diente. La gingivitis ha evolucionado a periodontitis. Es un proceso lento, que muchas veces pasa desapercibido y sin dolor alguno. En el peor de los casos, el diente empieza a tener movilidad, y puede llegar a caerse.

Prevención y tratamiento

Usted mismo puede prevenir la inflamación de las encías y la periodontitis a través de una buena higiene bucal. Cepíllese los dientes dos veces al día. Una vez al día, limpie entre los dientes, usando cepillos interdentales oseda dental. Puede ser necesario completar la higiene con algún cepillo especializado para zonas de difícil acceso. Pídale consejo e instrucciones específicas a su dentista o higienista dental.
Si sufres periodontitis avanzada, el tejido de tus encías quizá no responda a los tratamientos no quirúrgicos menos invasivos y a una buena higiene oral. En este caso, el tratamiento de la enfermedad puede requerir un procedimiento quirúrgico para evitar que siga avanzando hasta provocar la pérdida de tus dientes.

 
 

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completamente gratuita
pie-de-entradas


Las encías son las mas olvidadas cuando hablamos de una sonrisa bonita. Los pacientes piden alinear los dientes perfectamente pero no suelen prestar atención a que es importante tener una encía sana saludable y que todo el conjunto que rodea a los dientes sea adecuado.
El paso del tiempo afecta a nuestras encías y es que, conforme envejecemos, las encías son un tejido muy fino que tienden a ser afectadas. Nuestros hábitos también contribuyen a que las encías puedan verse un poco mas oscuras. Si fumamos provocaremos que la encía esté un poco desoxigenada tensa quebradiza lo que provocará que esté mas oscura mas amarillenta.
Cuando las encías están retraídas normalmente es porque se tiene periodontitis es decir hemos tenido inflamación de los tejidos de sorporte normalmente provocado por una mal posición de dientes y malas cargas que soportaron las encías, la solución es alinear los dientes y limpiar bien las estructuras que rodean a las encías para que recuperen esa salud.
Otra anomalía de la posición de encías es cuando están excesivamente inflamadas, tanto, que invaden la superficie del diente, y se notan unos dientes cortos, ya que la encía han invadido parte de la superficie de los dientes al estar inflamada.
Esto se soluciona con una higiene adecuada, realizando masajes circulares para estimular la superficie dental y encía. Y también acudir a consulta para un recontorneado Gingival.
Una gingivoplastia es una cirugía plástica de encías en la que se recorta lo que sobra de la encía para llevarlo al límite mas adecuado para que las proporciones sean las correctas.
encias
Aunque la sonrisa gingival puede aumentar el riesgo de enfermedad periodontal en casos severos, el principal inconveniente que sufren estos pacientes suele ser el estético. Al no sentirse cómodos con su sonrisa, intentan sonreír menos, lo que les conlleva cierta preocupación y una disminución de su autoestima. Por suerte, ya no es necesario conformarse con una sonrisa gracias a los tratamientos que permiten corregirla y perfeccionarla.
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Los problemas dentales que más solemos confundir

¿Tengo una caries o sensibilidad dental? ¿Me sangran las encías como respuesta a una gingivitis o simplemente me cepillo demasiado fuerte? Estas dudas sobre problemas dentales, que se producen cuando los síntomas entre una afección y otra son similares, nos pueden desconcertar a la hora de identificar nuestra afección y, en consecuencia, a no iniciar el tratamiento adecuado.

  • ¿Sensibilidad dental o caries?
    Ésta es una de las grandes dudas que llegan a menudo a las consultas. Cuando el paciente consume bebidas frías o alimentos muy azucarados, puede sentir un dolor punzante en los dientes y traducirlo directamente con una caries. Sin embargo, en muchas ocasiones, es síntoma de sensibilidad dentaria. A diferencia de las caries, se debe a factores químicos o erosivos como las pastas dentales blanqueadoras, tratamientos de blanqueamiento mal realizados en casa o al consumo exagerado de bebidas ácidas. La diferencia entre ambas radica en la zona del dolor. Cuando hablamos de sensibilidad dentaria el dolor suele darse de forma generalizada o en un área concreta, mientras que el dolor por caries se focaliza en un diente o muela puntual. El diagnóstico diferencial es importante ya que comporta un tratamiento diferente.
  • ¿Gingivitis o cepillado agresivo?
    Muchas personas también acuden al dentista por un problema de sangrado de encías. Bastantes pacientes suelen identificarlo directamente como un síntoma de gingivitis, una infección que crean las bacterias en nuestra encía y que hace que se inflamen, sangren y cambien de color. Sin embargo, en muchas ocasiones este sangrado solamente se debe a un cepillado demasiado agresivo. La diferencia radica en el tipo de sangrado: cuando es espontáneo o por cepillado excesivamente fuerte el color de la encía es más rosado y no hay inflamación; mientras que en los casos de enfermedad periodontal la encía está engrosada e inflamada además de tener un color más rojizo.
  • ¿Manchas externas en los dientes o caries?
    Éste antiestético problema es bastante habitual, al igual que la confusión que suele generarse al determinar el origen del mismo. Aunque a priori se puede relacionar con la presencia de caries dentales debido a su apariencia similar, en muchas ocasiones son manchas producidas por el abuso de café y tabaco unido a una mala higiene dental. No deben tratarse a la ligera, ya que pueden ser el primer estadio de un problema mayor. Las manchas por tabaco o café son más extensas y visibles, mientras que las producidas por las caries se localizan en un punto. Lo ideal en estos casos es acudir al dentista para salir de dudas y obtener un diagnóstico certero para ver si lo recomendable es hacer una profilaxis y/o limpieza bucal.

 
Fuente: vivirmasymejor.elmundo.es
 

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.

pie-de-entradas



Los cambios hormonales pueden hacerse manifiestos a nivel bucal en las etapas vitales fundamentales, sobre todo en el caso de la mujer. Los cambios en los niveles de estrógenos y progesterona actúan sobre las encías, debido tanto a una acción directa de estas hormonas sobre los receptores que existen en la encía, como por la modificación en la composición de la flora bucal.

Las distintas etapas se describen a continuación:

  • Pubertad
    En la pubertad se puede producir un incremento de la inflamación de las encías, una gingivitis con enrojecimiento y el sangrado de las encías. Es una etapa en la que es especialmente importante seguir una higiene bucal eficaz y rutinaria y realizar controles de la situación bucal con el dentista o periodoncista
  • Edad fértil
    Durante la edad fértil parece que los niveles hormonales correctos tienen un papel protector sobre la salud de las encías. Esto no exime de tener también una buena higiene bucal y realizar visitas cada 6-12 meses con el dentista.Si tomamos anticonceptivos orales, debemos de ser conscientes de que son también hormonas. Actualmente la dosificación hormonal es baja, por lo que las manifestaciones de inflamación gingival son muy reducidas y están más en relación con el efecto acumulado de su uso continuado.
  • Embarazo
    En el embarazo los cambios en los niveles de estrógenos y progesterona favorecen la aparición de gingivitis (inflamación de las encías), y en algunas ocasiones aparecen crecimientos de la encía llamados épulis. Estos últimos acostumbran a sangrar mucho, dificultar la masticación e incluso pueden separar los dientes, por lo que en algunas ocasiones es necesario extirparlos quirúrgicamente”La gingivitis del embarazo se produce en el 60-70% de las embarazadas, sin embargo, no se debe considerar normal, ya que se observa que sólo se produce en el 0,03% en pacientes que no empiezan el embarazo con inflamación gingival y mantienen una buena higiene bucal. Es decir, que el embarazo más que producir gingivitis…agrava la preexistente.Algunas embarazadas pueden presentar periodontitis (antiguamente llamada piorrea), en la que ya no sólo hay inflamación de las encías, sino que se ha está perdiendo hueso que sujeta el diente. A veces esta periodontitis no ha sido diagnosticada y esto, unido a que los cambios hormonales incrementan la progresión de la enfermedad, puede ocasionar que se acelere la pérdida de soporte del diente. También es común que haya un incremento de caries, ya que se relaciona con cambios nutricionales (mayor tendencia a comer entre horas), a una modificación de las peroxidasas salivares activas frente a diferentes microorganismos por acción de los estrógenos, cambios en los hábitos de higiene bucal (especialmente por las náuseas que pueden presentar las futuras madres), y por los vómitos que producen acidez en la boca que desmineraliza el esmalte.Tanto para mantener la salud bucal como para preservar la salud del hijo, se recomienda realizar la visita al dentista o periodoncista antes del embarazo, para realizar prevención o diagnóstico precoz de enfermedades de las encías, realizar el tratamiento adecuado, si es necesario, y limitar el riesgo de parto prematuro.
  • Menopausia
    Al entrar en la menopausia se reduce el papel protector de los estrógenos sobre las encías, por lo que deberán vigilarse de cerca, extremando la higiene bucal y las visitas al dentista o periodoncista. También se asocia a mayor sequedad bucal, que favorece la acumulación de placa bacteriana aumentando la inflamación gingival y las caries.La reducción en los estrógenos también favorece la osteoporosis. Es especialmente importante su control con el médico. La osteoporosis y los bajos niveles de vitamina D también se ha relacionado con el estado periodontal. Eso sí, en caso de recibir tratamiento para la osteoporosis es muy importante que su dentista o periodoncista esté informado de ello, ya que determinadas medicaciones pueden alterar la cicatrización tras los tratamientos dentales.

 
Fuente: vivirmasymejor.elmundo.es

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.

pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.