Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







Esta etapa más avanzada de la enfermedad de la encía presenta una pérdida significativa de hueso y de tejido alrededor de los dientes.

¿Cual es el Tratamiento para las enfermedad periodontal?

El tratamiento específico para la enfermedad periodontal será determinado por el dentista de su hijo basándose en lo siguiente:

• La edad de su hijo, su estado general de salud y su historia médica
• Qué tan avanzada está la enfermedad
La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias
• Sus expectativas para la evolución de la enfermedad
• Su opinión o preferencia

Los tratamientos pueden ser los siguientes, solos o combinados:

• Remoción de la placa dental
La limpieza profunda puede ayudar a remover la placa dental y el tejido infectado en las primeras etapas de la enfermedad, a la vez que suaviza las superficies dañadas de las raíces de los dientes. Las encías pueden volver a reinsertarse a los dientes.
• Medicamentos
• Cirugía
Cuando la enfermedad está avanzada, las áreas infectadas debajo de las encías serán limpiadas, y los tejidos serán moldeados nuevamente o reemplazados.
Los tipos de cirugía incluyen:
o Reducción de las bolsas
o Procedimiento regenerativo
o Injerto de tejido blando.
o Alargamiento de la corona.
Consulte al Dr. Alberto Meriñan sobre este tema, que lo asesorará gratis en su clínica dental en Madrid al 91 457 25 47.
Visite nuestra Web: http://www.deltadent.es




En la gingivitis, la forma más leve de la enfermedad periodontal, es probable que las encías estén enrojecidas, inflamadas y sensibles, y que sangren con facilidad durante la limpieza diaria y el uso de hilo dental.
La gingivitis puede dividirse en cuatro grupos:
o Aguda – gingivitis repentina, no dura mucho tiempo y es dolorosa.
o Subaguda – forma menos severa de gingivitis aguda.
o Recurrente – gingivitis que reaparece después del tratamiento.
o Crónica – gingivitis paulatina, que dura mucho tiempo y generalmente es indolora.
El tratamiento por parte del dentista y un cuidado apropiado y consistente en el hogar ayudan a resolver los problemas asociados con la gingivitis.
Si la gingivitis no recibe tratamiento, puede originar una periodontitis.

La periodontitis

La gingivitis sin tratamiento causa periodontitis leve. En este estadio de la enfermedad gingival se observa que el hueso que rodea al diente comienza a desgastarse.
Los síntomas más comunes de la periodontitis son los siguientes:
o Enrojecimiento y sangrado de las encías
o Sabor amargo en la boca
o Bolsas alrededor de la base de los dientes, en la línea de la encía
o Posibles dientes flojos y separados (a medida que la enfermedad empeora)
o Pérdida de dientes
Es necesaria la pronta atención médica para prevenir más desgaste y daño.
Resultado de imagen de enfermedad periodontal.  Resultado de imagen de enfermedad periodontal.
Puede solicita cita al: 914572547/ 913440380/   900820015 (línea gratuita).
Primera visita gratuita. Incluye: valoración clínica, radiográfica, diagnostico, planificación de tratamiento, entrega de presupuesto (sin compromiso).
pie-de-entradas
 



A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de las enfermedades periodontales. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente.
Los síntomas pueden incluir:
Enrojecimiento, inflamación y sensibilidad de las encías
• Sangrado durante el cepillado de los dientes y, o uso de hilo dental
Retracción de las encías
• Dientes flojos o separados
• Mal aliento persistente
La dentadura postiza ya no calza bien
• Pus entre los dientes y las encías
• Cambio en la mordida y la alineación de los maxilares
Los síntomas de las enfermedades gingivales pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos. Consulte al dentista de su hijo u otro especialista de la salud oral para que efectúen un diagnóstico.
Resultado de imagen de enfermedad periodontal.   Resultado de imagen de enfermedad periodontal.
Consulte al Dr. Alberto Meriñan sobre este tema, que lo asesorará gratis en su clínica dental en Madrid al 91 457 25 47.
Visite nuestra Web: http://www.deltadent.es



Durante siglos, el diagnóstico y medición de la halitosis se hacían a través de una evaluación humana, a través del propio sentido del olor, del olor de la saliva o aliento del paciente.
Diagnóstico de la HalitosisSi bien los que tenían experiencia en evaluar el olor pueden haber desarrollado un grado de acuidad con respecto a compuestos específicos (en la investigación actual todavía se utilizan los expertos del olor), el procedimiento era muy subjetivo y no parece ser ahora muy apto como base para los diferentes tipos de diagnóstico.
El proceso sensorial humano limita también la habilidad de los expertos para aislar un compuesto determinado, creando una relación hipo-aditiva no lineal entre el número de sustancias malolientes presentes y el número que puede ser detectadas por quienes evalúen la situación.
El diagnostico personal parece particularmente deficiente, porque un sentido del olfato que funciona normalmente, se desensibiliza ante los olores continuos. Además, los factores psicológicos como la paranoia, la esquizofrenia y un trastorno obsesivo-compulsivo pueden distorsionar el sentido del olfato del paciente ante su propio olor bucal, lo que puede conducir a una forma de hipocondría conocida como «halitosis engañosa o ilusoria«.
Un estudio llevado a cabo en 1996, observó que la valoración personal del olor bucal era mucho más elevada que la asignada por un juez del olor y que no estaba asociada con la salud periodontal. En quienes se quejaban se había registrado un valor psicopatológico relativamente más elevado en un perfil «SCL-90», que en un grupo de referencia de igual edad y sexo, en el que no se había comprobado halitosis.
Un estudio japonés reciente es indicativo de los problemas de diagnóstico personal. Ha hallado que los pacientes, que se quejaban principalmente de halitosis, era mucho menos probable (por un factor dos), diagnosticar halitosis que en los pacientes que se quejaban en primer lugar de otra afección (digamos, periodontitis o gingivitis), y secundariamente de halitosis.
Los investigadores llegaron a la conclusión de que la mayoría de los pacientes cuya primera queja era la halitosis no padecían realmente de halitosis, sino de una halitosis ilusoria debido a suposiciones basadas en las actitudes de otras personas. No es de asombrarse que los investigadores observaron que los pacientes que se quejaban de halitosis peor que no se les confirmaba el diagnóstico, eran los que se sentían más disastisfechos con la calidad del tratamiento recibido.
Otro estudio de evaluación personal, utilizó una prueba microbilógica para diferenciar entre la halitosis psicogénica y orgánica. La prueba consistió en observar la precipitación de sulfuro de plomo sobre el extremo de un aplicador embebido en un medio de cultivo de bacterias anaeróbicas con suplementos especiales.
HalitosisLa prueba era lo bastante eficaz para clasificar a los pacientes cuya condición (de halitosis psicogénica y orgánica), había sido establecida por un método de entrevistas.
Entre las medidas más objetivas figuran el uso de monitores portátiles de sulfuro, cromatografía de gases, detectores de llama fotométrica, y espectrómetros de masa. Como estos procedimientos de medición varían desde los más limitados pero convenientes hasta los más caros y pesados, una gran cantidad de investigación dental está dedicada a establecer una correlación de costo más bajo para los reconocidos marcadores clínicos de la halitosis.
Niveles de sustancia como BANA (benxolarginina-2-naftilamida hidrolizados por mucha microflora oral) son utilizadas como instrumentos para determinar los niveles de las sustancias químicas implicadas en la halitosis que otras sustancias más caras de detectar. Se ha demostrado que la prueba BANA, por ejemplo, es muy útil para detectar compuestos que causan la halitosis pero que son independientes de los niveles csvc.
Un estudio reciente sobre las técnicas de medición actuales de cuenta del progreso obtenido con detectores de óxido de zinc y de quemiluminescencia nitrógena. El detector de queminluminescencia, por ejemplo, permite la medición precisa de los compuestos de nitrógeno (como indol y cadaverina) en las matrices orgánicas. Esto puede ayudar a los investigadores a determinar si estos compuestos nitrogenados están presentes en hasta ahora concentraciones no detectables en el aliento.
Un estudio japonés de 1996, que utilizó un semiconductor de film delgado de óxido de zinc ha demostrado que esta tecnología sensorial puede ser eficazmente utilizada en la elaboración de monitores de halitosis fáciles de manipular.
El monitor, que detecta los csvs en el aliento, tenía medidas que estaban muy correlacionadas con las de los expertos de olores, con los monitores portátiles de sulfuro y con el cromatógrafo de gas.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento coste-efectivo y seguro del mal aliento debe incluir el cepillado regular de los dientes, hilo dental y limpieza de la capa de recubrimiento de la lengua.
Estas técnicas ayudan a controlar la microflora oral que es la causa de la halitosis y de la caries dental. La investigación ha demostrado que las concentraciones salivales de tiol (como mercaptano), que son los precursores del olor bucal desagradable, pueden ser considerablemente reducidas mediante el uso de soluciones o pastas dentífricas que contienen peróxido de hidrógeno.
Los colutorios que contienen gluconato han demostrado ser efectivos para controlar los microbios orales, aunque producen efectos secundarios, como la tinción dentaria. Los tratamientos más avanzados, como el uso de antibióticos, están raramente indicados, salvo en los casos de infecciones orales postoperatorias.
Consulte al Dr. Alberto Meriñan sobre este tema, que lo asesorará gratis en su clínica dental en Madrid al 91 457 25 47.
Visite nuestra Web: http://www.deltadent.es



 
Las causas respiratorias de la halitosis incluyen la sinusitis, tuberculosis, carcinomas bronquiales, organismos extraños alojados en la cavidad del seno y hasta una faringitis simple.
Se han registrado casos de halitosis asociada con hepatitis, fístula colonogástrica (una complicación muy rara en la enfermedad de Crohn), con fístula aorto entérica y con varios divertículos.
Otros investigadores (en trabajos todavía no ampliamente reproducidos), han estudiado patrones de halitosis en parejas y han sugerido una posible vinculación entre la bacteria Helicobacter pylori (implicada en las úlceras estomacales) y el olor del aliento. Este trabajo parece compartir ciertos principios con las recientes pruebas de H. Pylori en el aliento.
Resultado de imagen de sinusitis halitosis
Un estudio italiano entre la relación entre la infección H. pylori y la halitosis, observó una correlación muy elevada entre la eliminación de H.pylori y la desaparición de halitosis (medido por el análisis de compuesto de sulfuro).
No obstante, la terapia de erradicación doble que eliminó el H.pylori puede haber eliminado otra bacteria también presente. El estudio observó además que en presencia de H.pylori, los colutorios de clorhexidina no parecen ser completamente efectivos contra la halitosis.
Puede solicita cita al, 914572547/ 913440380/  900820015 (línea gratuita).
Primera visita gratuita. Incluye: valoración clínica, radiográfica, diagnostico, planificación de tratamiento, entrega de presupuesto (sin compromiso).
pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.