Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=i0cFOIv5YPA&feature=channel_page[/youtube]
Video: Vea como afecta las enfermedades de la encía a su salud.

 

Las encías que sangran afectan al corazón. (Utimo momento.Periodontitis)

Investigadores alemanes descubren una relación genética entre la enfermedad de las encías (periodontitis) y la enfermedad cardiaca, y confirman la asociación entre la periodontitis y la enfermedad de la arteria coronaria , en un estudio presentado el 25 de mayo del 2009.
Los pacientes con periodontitis tendrán que tomar medidas preventivas solucionando la enfermedad lo antes posbible.
La periodontitis es la principal causa de pérdida de dientes, aún más que la misma caries.
La periodontitis es una infección que afecta al soporte de los dientes (hueso), su principal factor etiológico son las bacterias que crecen entre dientes y encías.
La placa bacteriana forma colonias bien organizadas en masas adherentes (biofilm) que progresivamente forman bolsas periodontales y destruye el hueso que soporta los dientes.
La endocarditis infecciosa se caracteriza por la inflamación del recubrimiento interno del corazón y de las válvulas del corazón, generalmente provocada por una infección bacteriana.
Las válvulas del corazón que se han visto dañadas o que son anormales se encuentran en un alto riesgo de adquirir la endocarditis infecciosa, aunque la infección también puede ocurrir en válvulas normales cuando un gran número de bacteria está presente.
Los investigadores han detectado que cuando a un individuo se le diagnostica encía roja, brillante, flácida o sangrante, puede ser algún tipo de enfermedad periodontal (gingivitis o periodontitis), por lo que cuando masticar o cepillarse puede lastimarse el tejido de la encía, permitiendo que las bacterias entren al flujo sanguíneo.
La acumulación de estas bacterias en las válvulas del corazón, por lo general, conduce a una infección fatal, a menos que sea tratada.
La enfermedad de las arterias coronarias es otro tipo de enfermedad cardiovascular en la cual las paredes de las arterias coronarias (vasos sanguíneos del corazón) gradualmente se vuelven más gruesas por la acumulación de proteína grasa.
Por lo general, se forman coágulos sanguíneos en estas angostas arterias coronarias y la actividad normal del flujo sanguíneo se ve obstruida, privando al corazón de los nutrientes y el oxígeno necesarios para un funcionamiento adecuado.
Actualmente, los científicos han investigado que la bacteria encontrada en la cavidad oral entra al torrente sanguíneo, se adhiere a las placas grasas y puede contribuir a la formación de coágulos. Los investigadores han descubierto que las personas que sufren de enfermedad periodontal corren doble riesgo de contraer la enfermedad de las arterias coronarias, en comparación con aquellos que no la sufren.
Los científicos llegaron a la conclusión que la enfermedad periodontal representa un importante factor de riesgo para la enfermedad del corazón.
Informese sobre el

tratamiento de enfermedades periodontales llamando gratis al

teléfono 900 82 00 15

estaremos encantados de poder ayudarle en nuestra clinica dental en Madrid DeltaDent.



[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=eB9qOHnbgEg[/youtube]

Video: ¿Quiere saber los problemas dentales que padecen los españoles?.

 

 

Consejos de salud Dental:

 

Problemas dentales comunes y soluciones

Los pacientes tienden a posponer las visitas dentales por diversas razones, pero una de las causas más comunes de frustración es la simple multitud de opciones de tratamientos dentales disponibles y el misterio que rodea a muchas de estas nuevas técnicas y tratamientos.
Si reúne alguno de los criterios de las descripciones a continuación, haga clic en los enlaces adjuntos de procedimientos dentales para obtener información sobre los posibles tratamientos dentales y aproveche esta oportunidad para averiguar más sobre los costos, los beneficios y los riesgos de cada tratamiento.
¿Sonrisa poco atractiva?: cuando los dientes son demasiado cortos o largos, están manchados, astillados, desalineados o apiñados, el dentista puede combinar múltiples tratamientos de odontología estética para transformar la sonrisa o, el paciente puede invertir en carillas de porcelana. Las carillas pueden colocarse sobre los dientes para ocultar prácticamente cualquier problema estético.
Dientes decolorados, manchados o sin brillo: las manchas resistentes por el consumo de café, té y cigarrillos pueden ser difíciles de quitar con el cepillado solo.
El blanqueamiento dental (en el consultorio o en el hogar) puede ayudar a eliminar estas manchas dentales más superficiales y también tratar las manchas causadas por el envejecimiento o el uso de medicamentos recetados, como las manchas por tetraciclina.
Muescas y espacios pequeños: muchos pacientes se preocupan por problemas estéticos menores asociados con su sonrisa, como dientes con bordes irregulares o astillados y espacios apreciables entre los dientes.
La adhesión dental es la solución ideal para estas pequeñas imperfecciones. Con un material adhesivo del color del diente, el dentista puede disimular estas imperfecciones en tan sólo minutos.
Caries dental de leve a moderada: la caries dental es común entre los pacientes de todas las edades. Una vez que el dentista trata la caries, generalmente recomendará obturar la cavidad con un empaste «blanco» del color del diente o reforzar el diente con incrustaciones dentales inlay u onlay.

Dientes muy agrietados o fracturados:
cuando un empaste o una incrustación inlay/onlay ya no es una buena solución porque los dientes están tan dañados o cariados, el diente se puede cubrir con una corona dental o «funda dental».
Las coronas dentales están diseñadas para estabilizar dientes muy dañados; pueden estar fabricadas de metal, una atractiva porcelana o material cerámico.
Estaremos encantados de informarle llamando gratis al teléfono 900 82 00 15 en nuestra clínica dental en Madrid DeltaDent.




Consejos de Salud Dental:
La erosión dental
La erosión dental es la pérdida del tejido dental duro que se encuentra en la superficie de los dientes debido a procesos químicos, normalmente a un ataque ácido, sin involucrar a la placa bacteriana.
En nuestra dieta, hay alimentos y bebidas ricos en ácidos, y en individuos susceptibles y en determinadas circunstancias (p. ej. mayor exposición a alimentos y/o bebidas acídicos) es posible que la erosión pueda producirse.
Una mayor frecuencia de exposición puede desbordar la capacidad de protección natural de la boca, que varía entre individuos.
Es aconsejable evitar comer y beber alimentos y bebidas acídicos durante el día, limitando su consumo preferiblemente a las comidas principales, y cepillarse los dientes al menos dos veces al día usando pasta de dientes con flúor.
Se ha sugerido que debería evitarse el cepillado dientes inmediatamente después del consumo de alimentos o bebidas acídicos pues el cepillado en presencia de ácidos puede aumentar el desgaste de los dientes.
El masticar chicle sin azúcar, también ayuda a neutralizar los efectos de los ácidos, ya que estimula la secreción de saliva neutralizando así la acción de los ácidos.
¿Cuáles son las tendencias en salud dental en Europa?
La incidencia de caries en niños y adolescentes en la mayoría de los países europeos se ha ido reduciendo durante algunos años.
Esto se ha atribuido en gran medida al uso del flúor, principalmente en las pastas de dientes, y a la mejora de la higiene bucal.
En el mismo período la dieta, incluyendo el consumo de azúcares y otros carbohidratos, se ha mantenido constante. Cuando las caries están controladas mediante flúor y un cuidado dental regular (en la mayoría de los países de Europa), el consumo moderado de azúcares no es un factor de riesgo principal, excepto en individuos con una alta predisposición a las caries o que no usan pasta de dientes con flúor.
Más de la mitad de los niños europeos de entre 5 y 7 años no tienen caries en sus primeros dientes (de leche). En general, los que tienen caries sólo les afecta a un diente.

El Indice DMF – T

El “índice DMF-T” que se refiere al número de dientes cariados, caídos o empastados, se usa para medir la frecuencia de la caries dental.

En los niños europeos de 12 años los índices comenzaron a disminuir durante los años 80 y continuaron bajando durante los 90 hasta alcanzar los índices aconsejados por la OMS en el año 2000.
Las cifras del DMF-T para este grupo de edad varían entre 1 en Finlandia y Países Bajos, y 3 en Portugal, aunque son más altas en algunos países de Europa oriental.
En algunos países la prevalencia de la caries se está polarizando, con el 80% de las caries que se encuentra en sólo el 20% de la población. Para estos grupos de alto riesgo se recomiendan estrategias de intervención específicas.
Pida una cita o para mas información de salud dental llame gratis al 900 82 0015 estaremos encantados de ayudarle, en nuestra clinica dental DeltaDent, en Madrid.




Consejos de Salud dental
Causas que afectan al desarrollo de la caries ental.
Los siguientes factores tienen un efecto importante en la salud dental:

  • Factores individuales

La predisposición a las caries varía entre los individuos y entre los diferentes dientes dentro de una misma boca.
La forma de la mandíbula y de la cavidad bucal, la estructura de los dientes y la cantidad y calidad de la saliva son importantes para determinar por qué algunos dientes tienen una mayor predisposición que otros.
Por ejemplo, algunos dientes pueden tener agujeros, pequeñas grietas o fisuras que permiten la infiltración de ácidos y bacterias más fácilmente.
En algunos casos, la estructura de la mandíbula o de la dentición hace que la limpieza de los dientes o el uso de hilo dental sean más difíciles.
La cantidad y la calidad de la saliva determinan los índices de remineralización de los dientes. Por ejemplo, se suelen encontrar relativamente pocas caries en la parte delantera inferior de la boca, donde los dientes están más expuestos a la saliva.
El tipo y la cantidad de las bacterias que generan caries presentes en la boca son también relevantes.
Todas las bacterias pueden convertir los carbohidratos en ácidos, pero algunas familias de bacterias como las Streptococci y Lactobacilli producen ácidos en mayor cantidad. La presencia de este tipo de bacterias en la placa aumenta el riesgo de caries.
Algunas personas tienen niveles más altos de bacterias que causan caries que otras debido a una higiene bucal inadecuada o insuficiente.

  • Higiene bucal y uso del flúor

En los últimos años ha habido una reducción en la incidencia de caries en la mayoría de los países europeos.
Un aumento de la higiene bucal, incluyendo un cepillado diario y el uso del hilo dental para quitar la placa dental, así como el uso de pasta de dientes con flúor, combinado con revisiones dentales periódicas, parece ser los responsables de la mejora.
El flúor inhibe la desmineralización, fomenta la remineralización y aumenta la dureza del esmalte de los dientes, haciéndolo menos solubles a los ácidos. Una cantidad apropiada de flúor ayuda a prevenir y controlar las caries. El flúor se puede suministrar en manera sistemática mediante el agua de consumo público fluorada, otras bebidas con flúor o suplementos.
Asimismo, se puede aportar de manera tópica, directamente en la superficie de los dientes mediante pasta de dientes, enjuagues bucales, geles y esmaltes.
En algunos países la sal, la leche u otras bebidas tienen flúor añadido y disponen también de suplementos de fluor en forma de comprimidos o líquida.
Se debe tener en cuenta el nivel de flúor en el agua potable y en la comida cuando se evalúa la necesidad de tomar suplementos de flúor.
Esto es especialmente importante en los niños menores de 6 años cuyos dientes aún se están desarrollando. Un exceso de consumo de flúor puede llegar a causar manchas en los dientes, lo que se conoce como «fluorosis».
El cepillado utilizando una pasta de dientes con flúor parece ser el factor más importante en el descenso de caries observado en muchos países. El cepillado y el uso de hilo dental ayudan de forma concomitante a la aplicación de flúor para eliminar bacterias de la boca y reducir el riesgo de caries y de enfermedades periodontales.
La aplicación regular de esmaltes fluorados que realizan los dentistas es una medida de prevención de formación de caries establecida en muchos países. Esta práctica es especialmente recomendada en niños con un alto riesgo de caries.
Las revisiones dentales regulares pueden ayudar a detectar y controlar problemas potenciales de caries. Controlar y eliminar regularmente la placa puede ayudar a disminuir la incidencia de caries. Si hay poca placa, la cantidad de ácidos formados será insignificante y no se producirá la caries.

  • Factores de la dieta

A pesar de que la reducción de las caries en muchos países ha estado relacionada en gran medida con el uso del flúor y la mejora de la higiene dental, los hábitos alimentarios juegan también un papel en el desarrollo de la caries.
Carbohidratos fermentables: durante muchos años el mensaje para evitar caries era “no comer demasiada azúcar ni alimentos azucarados”. En las últimas décadas el consumo de azúcar en muchos países se ha mantenido constante mientras que los niveles de caries han disminuido. Esto sugiere que cuando se practica una higiene bucal adecuada (p. ej. cepillado regular usando pasta de dientes con flúor) se manifiesta menos el papel del azúcar en la formación de caries.
El consejo de reemplazar el azúcar por alimentos ricos en fécula (almidón) para evitar caries tiene un valor cuestionable. Actualmente sabemos que cualquier alimento que contiene carbohidratos fermentables (que estos sean azúcar o fécula) puede contribuir a la aparición de caries. Esto significa que, al igual que los dulces y golosinas, la pasta, el arroz, las patatas fritas, las frutas e incluso el pan pueden iniciar el proceso de desmineralización y caries.
Por ejemplo, un estudio en el que se observó la capacidad de producción de ácidos de varios alimentos con fécula incluyendo la pasta, el arroz y el pan, descubrió que estos alimentos producían la misma cantidad de ácido que una solución sacarosa al 10% (azúcar de mesa). Otro estudio descubrió que la formación de ácido en la placa tras comer pan de molde o patatas fritas era mayor y duraba más tiempo que después de tomar sacarosa.
Características de los alimentos: las características físicas de un alimento, especialmente cuánto se pega a los dientes, también afectan al proceso de formación de caries. Los alimentos que se pegan a los dientes aumentan el riesgo de caries, en comparación con los alimentos que desaparecen de la boca rápidamente.
Por ejemplo las patatas fritas y las galletas se pegan a los dientes durante más tiempo que otros alimentos, como los caramelos y las golosinas. Esto se puede deber a que los caramelos y las golosinas contienen azúcares solubles que desaparecen más rápidamente gracias a la saliva. Cuanto más tiempo se queden los alimentos que contienen carbohidratos alrededor de los dientes, más tiempo tienen las bacterias para producir ácido y mayor es la posibilidad de caries.

Frecuencia de consumo: existen debates acerca de la importancia relativa de la frecuencia del consumo de carbohidratos y su relación con las caries. Como en el caso de la relación entre dieta y caries, este vínculo parece debilitarse con la adopción de una buena higiene bucal y flúor.
Cada vez que se muerde un alimento o se sorbe una bebida que contiene carbohidratos, cualquier bacteria causante de caries que se haye presente en los dientes comienza a producir ácidos, iniciando la desmineralización. Este proceso continúa durante 20 o 30 minutos después de comer o beber, o más tiempo si hay restos de comida atrapados localmente o que permanecen en la boca. En los períodos entre las distintas ingestas (de comida y/o bebida) la saliva actúa para neutralizar los ácidos y ayudar en el proceso de remineralización. Si se come o se bebe frecuentemente, no le damos tiempo al esmalte de los dientes para remineralizarse completamente y las caries comienzan a producirse.
Por eso comer o beber continuamente durante todo el día no es aconsejable. El mejor consejo es limitar el número de ingestas (consumo de comida y/o bebidas) con carbohidratos a no más de 6 veces al día y asegurarse de que los dientes se cepillen usando una pasta de dientes con flúor dos veces al día.
La caries del biberón o caries de la lactancia es una patología en la que los dientes de los niños se dañan debido a una exposición frecuente y prolongada a bebidas con azúcares, normalmente por medio del biberón.
En particular, los problemas aumentan cuando se acuesta a los niños con biberones de leche de fórmula o zumo. El flujo de saliva se reduce mucho durante el sueño y los líquidos dulces permanecen alrededor de los dientes durante largos períodos de tiempo. Esto crea el entorno perfecto para que se desarrolle la caries dental.
Alimentos protectores: algunos alimentos ayudan a protegerse contra las caries. Por ejemplo, los quesos curados aumentan el flujo de saliva. El queso también contiene calcio, fosfatos y caseína, una proteína láctea que protege contra la desmineralización.
Acabar una comida con un trozo de queso ayuda a contrarrestar la acción de los ácidos producidos por los alimentos ricos en carbohidratos consumidos en la misma comida.
La leche también contiene calcio, fosfato y caseína, y el azúcar de la leche, la lactosa, es menos cariogénico (causante de caries) que otros azúcares. Sin embargo se han encontrado caries en niños a los que se les da el pecho y que lo piden con frecuencia.

  • Productos “amigos” de los dientes

Los productos buenos para los dientes se producen usando ingredientes para endulzar que no pueden ser fermentados por las bacterias de la boca.
En esta categoría entran edulcorantes intensos como sacarina, ciclamato, acesulfamo-K y aspartamo, y los sustitutos del azúcar como isomalt, sorbitol y xylitol.
Los chicles sin azúcar usan estos endulzantes. El sabor dulce y la masticación estimulan el flujo de saliva, lo que contribuye a la prevención de caries.
Estos chicles pueden contener minerales como calcio, fosfato y flúor, para mejorar el proceso de reparación. Algunos estudios han informado de que los chicles sin azúcar consumidos tras una comida aceleran la limpieza de los restos de alimentos y reducen la tasa de desarrollo de caries en los niños.
Los productos “amigos” de los dientes tienen que superar pruebas específicas para obtener la aprobación de “seguros para los dientes”.
Informese o pida una cita para informarse sobre la salud de sus dientes y el de su familia llamando gratis al 900 82 0015 en nuestra clínica dental DeltaDent en Madrid.



[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=I_18Vns3lT8[/youtube]
Video: Cómo se forma las caries dental

Consejos de salud dental:

Proceso de formación de caries

La caries es una enfermedad infecciosa transmisible, la más común que afecta a los dientes, en la que los ácidos producidos por las bacterias disuelven los dientes.
Algunas bacterias como las Streptococci mutans y Lactobacilli, se pueden transmitir, por ejemplo, de padres a hijos.
Estas bacterias son cariogénicas (lo que significa que provocan caries) y crean una película pegajosa, conocida como placa dental, en la superficie de los dientes.
Las bacterias de la placa dental se alimentan de carbohidratos fermentables y los transforman en ácidos. Los carbohidratos fermentables son azúcares y otros carbohidratos, provenientes de la comida y la bebida, que las bacterias pueden fermentar. Los ácidos que se forman disuelven minerales como el calcio y el fosfato de los dientes. Este proceso se denomina desmineralización.
Pero la caries no es inevitable. La saliva arrastra los restos de comida que quedan en la boca, neutraliza los ácidos producidos por la placa bacteriana y aporta calcio y fosfato a los dientes en un proceso que se conoce como remineralización.
La saliva también actúa como depósito para el flúor de la pasta de dientes o de las aguas fluoradas.
El flúor ayuda a controlar las caries remineralizando los dientes e inhibiendo la producción de ácidos bacterianos, lo que reduce o frena el proceso de caries.
Las caries sólo se producen cuando el proceso de desmineralización supera el de remineralización durante un cierto período de tiempo.
Llámenos gratis al 900 82 0015 para mas información estaremos encantados de atenderle, en nuestra clinica dental DeltaDent en Madrdid.


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.