¿ Vacunas contra las caries dentales?. ¿Qué hay de cierto? (2ª entrega)

By: | Tags: , , , , , , , , , , , , , , , | Comments: 1 | enero 11th, 2010

Vacunas contra caries dentales: pasiva.

Hay otra estrategia de vacunación contra las caries dentales  prometedora:

La vacunación contra las caries dentales pasiva. Se trata de fabricar los anticuerpos fuera del cuerpo humano y luego administrarlos ya listos.

Se está investigando su producción en huevos o leche con lo cual se puede uno “vacunar” con cada desayuno.

Sin embargo la táctica más sorprendente ha sido ideada por un grupo de investigación en Londres.

Han conseguido fabricar un anticuerpo en una planta de tabaco transgénica, es decir una planta a la cual se le han insertado los genes necesarios para que produzca el anticuerpo en grandes cantidades.

Luego de esto no hace falta fumarse la planta: simplemente se extrae el anticuerpo de las hojas y se administra a los pacientes como si se tratase de un enjuague.

Muy sencillo, sin pinchazos y con poca probabilidad de efectos secundarios. Se ha probado que el anticuerpo es capaz de bloquear la adherencia del estreptococo mutans y lo más sorprendente aún es que el efecto puede durar incluso un año o tal vez más, a pesar que el anticuerpo en si sobrevive solo un día o dos en la boca.

Planta de tabaco: Cultivar anticuerpo de vacunas caries

La razón de esto último podría ser que al eliminar el estreptococo mutans, otras bacterias ocupan su lugar en el microecosistema de tal manera que cuando el estreptococo quiere
volver, ya no encuentra sitio.

Aún así haría falta administrar la vacuna cada año o año y medio, esto puede ser un problema por el coste de la misma: poner plantas de tabaco a producir vacunas para la caries es caro.

Por otra parte todos sabemos que si se extingue un animal en un ecosistema se producen una serie de desequilibrios en el mismo.

Las bacterias de la boca constituyen un ecosistema muy complejo y ahora mismo no disponemos de suficiente información para predecir que sucedería si eliminamos una especie bacteriana de ese ecosistema.

Por ejemplo, si desaparece el estreptococo mutans, la cantidad de ácido en nuestra boca descenderá lo que podría provocar que el calcio en vez de disolverse se deposite sobre los dientes y aparezca el sarro dental, el cual a su vez puede desembocar en una enfermedad periodontal (piorrea), que destruye las encías y hace que también perdamos los dientes.

Hace falta aún mucho trabajo para resolver los problemas que hemos enumerado así como para demostrar la eficacia real de la vacuna, cuestión que no es trivial.

Las estrategias antes descritas se encuentran en fase de experimentación y han sido probadas sólo en grupos pequeños de voluntarios.
Hace falta gran número de personas en un estudio para que los datos tengan validez.

Además ya que la caries es una enfermedad de desarrollo muy largo, hace falta monitorizar a los voluntarios del estudio durante mucho tiempo para corroborar que la vacuna realmente haya evitado la aparición de caries en ellos.

También hay que tener en consideración que además de las bacterias hay otros factores que intervienen en la aparición de la caries: los azúcares que tomamos con la comida y la higiene dental.

Cuando se diseña un estudio hay que tener cuidado en que todas las personas ingieran una dieta similar y tengan el mismo nivel de higiene dental, de otra manera no sabremos hasta que punto el efecto conseguido se debe a nuestra vacuna o a estos otros factores.

Finalmente, una vez demostrada la efectividad de la vacuna, esta deberá de ser muy alta.

Aunque parezca mentira los medios actuales de prevención de la caries son muy efectivos: el cepillo dental y el flúor, si son usados adecuadamente logran disminución de la caries en un 80% mas o menos, la vacuna tendría necesariamente que mejorar ese porcentaje, de otra manera no se justificaría su uso, sobre todo dado que su coste sería bastante mayor que un cepillo de dientes.

El impacto social de una vacuna anti-caries efectiva sería tremendo. Miles de millones de personas libres de una carga y miles de millones de euros ahorrados.

Los resultados logrados hasta el momento demuestran que es posible conseguirlo y los beneficios a obtener justifican claramente que se siga adelante con las investigaciones en el tema.

El siglo XXI ha llegado cargado de promesas maravillosas para combatir los males que durante tanto tiempo nos han aquejado.

Tratamientos revolucionarios contra enfermedades neurodegenerativas, bioingeniería tisular para reconstruir órganos a partir de células madre y otras muchas, tópicos
dignos el siglo pasado de un libro de ciencia ficción se vislumbran ahora como posibles en un futuro no muy lejano.

Como hemos visto este avance imparable ha llegado también al campo de la lucha contra la caries.

Talvez pronto podamos llevar a nuestros hijos al dentista no para que le hagan un empaste o le extraigan un diente, tan sólo hará falta la aplicación de una inofensiva vacuna
y se podrán olvidar para toda la vida del dolor de muelas.

El equipo de dentistas del Dr. Alberto Meriñán es especialista en tratar aspectos dentales relacionados con los últimos avances de las caries dentales brindando el tiempo que necesite sin prisas. Llame gratis al 900 82 00 15 y pida una cita en nuestra clínica dental en Madrid, DeltaDent

celulas madre

Comments

One thought on “¿ Vacunas contra las caries dentales?. ¿Qué hay de cierto? (2ª entrega)

  1. Alberto Meriñan Sebastian

    Buenos días.

    En esta sección del blog, podrán hacer las preguntas que quier sobre cualquier tema dental.
    Responderemos ala brevedad posible.De manera de aclarar las dudas que tengan.
    La consulta es totalmente gratis.
    Estaremos encantados en ayudarles.

    Un saludo cordial

    Responder

Leave a Reply

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR