tabaco-salud-bucodental

Tabaco y salud bucal

By: | Tags: , , , , , , , , , , | Comments: 1 | julio 19th, 2016

Tabaco y salud bucal

Al fumar, generalmente el humo es inhalado a los pulmones donde se absorbe gran parte de la nicotina. Y también se absorbe, en menor medida, a través de la mucosa bucal, plexos sublinguales ( 4 a 40 % ) y de la piel, siendo en este caso la absorción variable y dependiente de varios factores, como son la temperatura y el pH cutáneos, el grado de humedad y de higiene personal, etc.

Tipos de fumador

  • La mayoría de los fumadores aspiran el humo del cigarrillo desde la boca y por vías respiratorias, hacia los alvéolos pulmonares, donde la nicotina pasa a la sangre y es llevada a todo el organismo.
  • Algunos fumadores no inhalan el humo del tabaco y lo retienen en la boca para apreciar su sabor y para sentirse más seguros de evitar posibles lesiones pulmonares. Pero el humo guardado alrededor de la lengua produce su daño localizado, con la aparición de leucoplasias premalignas.
  • Los fumadores de pipa, si bien aspiran menos humo por las características y el trabajo que requiere mantenerla encendida, sufren el traumatismo del peso de la pipa sobre el labio inferior, lo cual añadido al contacto del humo del tabaco sobre esa zona, predisponen a las lesiones y al cáncer de labio.
  • Se agregan los que fuman al revés o “fumadores invertidos”, es decir con la brasa del cigarrillo  hacia dentro de la boca, lo cual aumenta las lesiones por la alta temperatura, produciendo queratosis del paladar, con mayores posibilidades de transformación maligna.
Problemas causados en la boca por el tabaquismo:
  • Manchas en los dientes
  • Caries
  • Disminución de las sensaciones del gusto y del olfato
  • Halitosis (mal aliento)
  • Enfermedad Periodontal
  • Palatinitis nicotínica
  • Leucoplasia
  • Cáncer de la cavidad oral
  • Cáncer de labio
  • Manchas en los dientes
tabaco-salud-bucal

tabaco-salud-bucal

Manchas por tabaco -Behar & Terry

Las piezas dentales son marcadas, pues los productos del alquitrán, que hay en el humo, se disuelven en la saliva y penetran dentro del diente, atravesando el esmalte, llegando incluso hasta la dentina, donde se difunde la mancha.

Caries

El tabaquismo aumenta el riesgo de caries en el adulto pues al favorecer alteraciones en el tejido de soporte del diente ocasiona migración gingival y con ello la exposición de los cuellos dentarios, incrementándose el riesgo de formación de caries radiculares.

Halitosis (mal aliento)

El fumar es una adicción que interviene en el mal aliento y algunos creen que fumando pueden esconder su halitosis, haciendo mucho más notable su problema. Es frecuente en fumadores por las modificaciones en la cantidad y calidad de la saliva sobre la flora microbiana bucal. Y se acentúa con la enfermedad periodontal.

Enfermedad Periodontal

La enfermedad periodontal es una enfermedad crónica y progresiva que ocasiona la pérdida de los dientes. Se caracteriza por una inflamación de la encía que destruye el soporte circundante de los dientes hasta caerse. Actualmente se ha comprobado que el tabaquismo es un factor independiente y directo que acelera la pérdida ósea alrededor de los dientes.

Palatinitis nicotínica

Es una estomatitis nicotínica o paladar de fumador. La lesión es una mancha blanca en el paladar blando y parte posterior de paladar duro, con pequeños puntos rojos que corresponden a la salida de los ductos de las glándulas menores palatinas. Principalmente se observa en fumadores de pipa por los alquitranes y el calor del humo.

Leucoplasias

La leucoplasia oral es una lesión predominantemente blanca de la mucosa oral que no puede ser caracterizada como otra lesión definible y que se puede transformar en cáncer (OMS 1994).

Cáncer de la cavidad oral

Los sitios con mayor incidencia de cáncer oral son: lengua, piso de boca, labio y glándulas salivales, siendo el piso de la boca es uno de los sitios más afectados por el hábito tabáquico. El riesgo de padecer un cáncer de cavidad oral en un fumador es 6 veces superior al de un no fumador.

Evitar ciertos hábitos y dedicar una especial atención a algunos factores ayudan a prevenir el cáncer oral. Esta es la lista de factores irritativos que es necesario vigilar.

  • Consumo de tabaco y alcohol.
  • Falta de higiene.
  • Prótesis o piezas dentales que rozan o presionan excesivamente la mucosa.
  • Fuentes de calor localizadas y constantes como la comida muy caliente, fumar en pipa, tener un cigarrillo en los labios durante mucho tiempo, etc.
  • Mantener una dieta pobre en pescado o en vitaminas A, C y E.
  • Exponerse excesivamente a las radiaciones solares.

Síntomas de alerta que para detectar es conveniente, además de realizar visitas periódicas al dentista, un autoexamen mensual:

  • Hemorragias abundantes en la boca.
  • Una dureza o tumoración en la zona de la boca o en el cuello, aunque sea de pequeño tamaño.
  • Aparición de manchas blancas o rojas.
  • Una llaga o úlcera en la boca durante más de 15 días.
  • Retraso en la cicatrización después de una extracción.
  • Molestias al tragar, masticar o hablar.
  • Dolores o sequedad excesiva en la boca sin una explicación aparente

Prevención

Las enfermedades y trastornos orales de por sí afectan la salud y el bienestar de las personas durante toda la vida. La carga que representan las enfermedades orales es grande, y puede ser especialmente pesada para los grupos de población más vulnerables. Esta carga incluye principalmente los cánceres orales que ocurren en edades más avanzadas. Muchos de estas afecciones y sus tratamientos pueden minar la autoimagen y la autoestima, dificultar la interacción social normal, y conducir a la depresión y estrés crónicos, así como causar grandes costos económicos. Estas afecciones y tratamientos también pueden interferir con funciones vitales tales como respirar, comer, tragar y hablar, y con actividades de la vida diaria tales como el trabajo, la escuela y la interacción familiar.

 

Los hábitos de vida que afectan la salud general, tales como el uso del tabaco, el consumo excesivo de alcohol, y la mala alimentación afectan también la salud oral . Estos hábitos individuales están relacionados con el aumento de riesgo respecto a cánceres orales y faríngeos y enfermedades periodontales entre otros problemas de salud oral. Existen oportunidades de mejorar el conocimiento y las prácticas del público sobre la prevención de las enfermedades y la promoción de la salud oral, mediante programas dentro de la comunidad y en los centros de servicios de salud. Todos los prestadores de atención sanitaria pueden jugar un importante papel en la promoción de estilos de vida saludables, mediante la incorporación de programas contra el uso del tabaco, asesoramiento sobre dieta, y otros esfuerzos de promoción de la salud unidos a la práctica profesional.

 

En Deltadent nos preocupa tu salud bucodental. Ven a visitarnos y te realizaremos una revisión completa de manera gratuita. Queremos que luzcas tu mejor sonrisa.

 

FUENTE:

http://odontologiasalud.blogspot.com.es/2009/04/tabaquismo-y-odontologia.html

 

pie-de-entradas

Comments

One thought on “Tabaco y salud bucal

  1. Dr. Alberto Meriñán Sebastián

    Buenos días.

    En esta sección del Blog, podrán hacer las preguntas y comentarios que deseen sobre este o cualquier tema dental .
    La consulta es gratuita.
    Responderemos a la brevedad posible.

    Un saludo cordial.

    Responder

Leave a Reply


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR