Salud e higiene bucodental en la infancia

By: | Tags: , , , , , , , , , , , , , , | Comments: 1 | abril 18th, 2017

La salud bucodental en la infancia es muy importante ya que, aunque cuidar de nuestros dientes es algo que debemos hacer a cualquier edad, en el caso de los más pequeños de la familia es la mejor forma de prevenir y evitar muchos problemas que puedan surgir tanto en la etapa de crecimiento como ya de adultos. El proceso de erupción dental, cuándo empezar a cepillarles los dientes o cómo prevenir y actuar en caso de golpes son consejos muy útiles y que debemos tener en cuenta para conseguir que nuestros hijos tengan una sonrisa sana.

Tanto la salida de los dientes temporales como de los dientes permanentes son momentos clave en la salud bucodental, requiriendo de una atención especial para que la dentadura que se va formando se mantenga sana.

Los dientes temporales, ambién conocidos como ‘dientes de leche’, empiezan a salir normalmente en los niños a partir del sexto mes. Los primeros en aparecer suelen ser los incisivos centrales inferiores. Este proceso de erupción dental finaliza aproximadamente cuando cumplen su primer año de vida, en ese momento, los niños suelen tener ocho dientes: cuatro incisivos superiores y cuatro inferiores.

Después llegarán los molares y los caninos, a los 16 y 20 meses respectivamente. Por lo general, a los 30 meses suele finalizar el proceso de erupción dental en los niños, aunque estos tiempos son aproximados y varían de cuatro a seis meses de unos niños a otros.

Por su parte, la erupción de los dientes permanentes se realiza en dos fases. En la primera, que suele ser a partir de los seis años aproximadamente, saldrán los primeros molares definitivos y se cambiarán los ocho incisivos centrales, los cuatro superiores y los cuatro inferiores.

La segunda etapa es entre los 10 y los 12 años, que es cuando erupcionan los segundos molares permanentes.

La salida de los dientes definitivos culmina sobre los 20 años cuando aparecen los terceros molares o ‘muelas del juicio’, aunque en el caso de estos dientes, su formación y erupción no es la misma en todas las personas, dependiendo generalmente de la posición, el tamaño de estas piezas dentales y su relación con el espacio disponible en los maxilares.

Higiene bucodental en la infancia

La higiene dental de los niños debe empezar justo cuando aparezca el primer diente. No es necesario utilizar un cepillo de dientes, basta con emplear una gasa mojada en agua dos veces al día –una siempre antes de dormir–, para que los dientes del niño estén limpios.

Siempre que sea posible hay que evitar situaciones como que el niño se duerma con el biberón en la boca. La razón es sencilla, la leche tiene azúcares que pueden provocar caries extensas y múltiples en el bebé y que son conocidas precisamente como ‘caries del biberón’”.

El cepillo de dientes podemos empezar a utilizarlo a partir del año y medio. Hay que inculcar en nuestro hijos el hábito de cepillarse los dientes y para eso lo mejor es empezar en una edad temprana. Primero nosotros cepillaremos con suavidad sus dientes y luego dejaremos que sean ellos mismos los que repitan el proceso para que lo aprendan. También es bueno que ellos nos vean a nosotros cuando nos cepillamos los dientes para que vean que se trata de algo normal y que todos hacemos.

Un consejo útil para que aprendan a cepillarse los dientes correctamente es colocar al niño frente a un espejo para que se mire mientras lo hace y utilizar un reloj con alarma que le avise cuando hayan pasado dos minutos, que es el tiempo que debe durar habitualmente el cepillado.

En el caso de los dentífricos, empezaremos a utilizarlos a partir de los dos años de edad, que es cuando los niños, por lo general, ya controlan el proceso de deglución. Les daremos una pasta de dientes específica para niños que sea baja en flúor y pondremos en el cepillo muy poca cantidad, como aconsejan los expertos en odontopediatría.

¿Cuándo llevarle al dentista por primera vez?

Respecto a la primera visita al dentista, los dos años también es la edad más apropiada para hacerla. Según estudios recientes, el 26% de los niños de menos de cuatro años tiene caries, por eso es muy por importante llevar al niño a un especialista antes de que surjan los problemas. Sin duda, la prevención es la mejor forma de que la boca de nuestros hijos esté sana y, al mismo tiempo, evitaremos que el niño asocie ir al dentista con algo negativo.

Los expertos insisten en que no se debería amenazar a nuestros hijos con llevarlos al odontólogo cuando se porten mal o transmitirles nuestro miedo a ir al dentista. Por el contrario, deberíamos jugar con ellos a ir al dentista o leerles algún cuento que esté relacionado con esto para que no se genere en ellos ningún tipo de miedo y lo vean como algo normal.

Después de la visita de los dos años, lo recomendable es revisar al niño cada seis meses para que en el caso de que surja algún problema bucodental, éste pueda diagnosticarse y tratarse lo antes posible.

 

Fuente: webconsultas.com

 

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.

pie-de-entradas

Comments

One thought on “Salud e higiene bucodental en la infancia

  1. Dr. Alberto Meriñán Sebastián

    Dr. Alberto Meriñán Sebastián

    31 marzo, 2017 at 7:49 pm

    Buenos días.

    En esta sección del Blog , podrán hacer las preguntas que deseen sobre cualquier tema dental.
    Responderemos a la brevedad posible, aclarando las dudas que tengan.
    La consulta es totalmente gratuita.

    Un saludo cordial.

    Responder

Leave a Reply

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR