Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







En verano aumenta el riesgo de sufrir lesiones en los dientes

En verano, al aumentar las ofertas de ocio y actividades deportivas al aire libre, aumenta hasta en un 30% [respecto al resto del año] el riesgo de sufrir un traumatismo bucodental consecuencia de accidentes al realizar estas actividades. Los infortunios más comunes entre los niños son las caídas en bicicleta, skateboard o por juegos inapropiados en el mar y las piscinas. En estas actividades, los traumatismos se producen en la parte superior de la boca; principalmente en los incisivos centrales y laterales.
Mientras que en los accidentes de tráfico, otra de las causas más comunes en jóvenes y adultos, los motoristas son el colectivo con mayor riesgo y sufren sobre todo fracturas dentoalveolares y de luxaciones, en las que se ven afectadas las estructuras de soporte del diente, lo que provoca su movilidad o desplazamiento.
Las consecuencias de estos percances se agravan si no se recibe una adecuada atención de urgencia, con un seguimiento y tratamiento para evitar secuelas posteriores, especialmente en los niños entre cero y tres años, pues en esta etapa se forma la raíz definitiva del diente.
Muchos casos son evitables con conductas adecuadas y el uso, por ejemplo, de protectores bucales cuando se vayan a realizar actividades que conlleven cierto riesgo para los niños. De esta forma, se protege los dientes de posibles fracturas, luxaciones o avulsiones, y a los tejidos blandos de cortes y laceraciones, así como la articulación de la mandíbula y su cóndilo, además de disminuir el riesgo de perder el conocimiento, conmociones o hemorragias en caso de accidente.

Recomendaciones en caso de accidente

En caso de accidente con pérdida o quiebra de piezas dentales no conviene lavar ni raspar el diente, pues ello supondría la pérdida de las células que permitirían la reinserción.
Además, es aconsejable guardar el diente en la boca para que la saliva lo proteja o si no fuera posible, conservar la pieza en un recipiente con leche y acudir inmediatamente a un centro de urgencia o dentista, en un plazo máximo de media hora.
Si se ha producido rotura del diente, se debe buscar el fragmento y llevarlo inmediatamente al dentista. Esto es de particular importancia si parece que el diente está sangrando por la mitad y no solo las encías.
En caso de pérdida de la pieza procurar no tocar la raíz y reimplantarla en el menor tiempo posible, ya que la zona de la encía normalmente se queda entumecida en el momento de un una lesión y la reinserción no producirá dolor.

Fuente: laopinioncoruna.es
 

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.

pie-de-entradas



Habitualmente se tiene la impresión de que las enfermedades de las encías o ‘periodontales’ no son especialmente frecuentes ni importantes. Sin embargo, según la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA), en nuestro país afectan actualmente a 8 de cada 10 adultos mayores de 35 años, y recientes estudios publicados confirman que la periodontitis avanzada es la sexta enfermedad más prevalente del planeta, afectando a un 11,2% de la población mundial. Y a ello se suma que estas enfermedades también influyen muy negativamente en la salud general. Y es que lo que pasa en las encías no se queda en las encías.

No cabe duda de que una buena salud bucodental es clave para disfrutar de una buena salud general. Sin embargo, el ideario popular está plagado de creencias o ‘medias verdades’ que, lejos de proteger nuestros dientes y encías, provocan que descuidemos nuestra salud oral y tengamos un mayor riesgo de contraer enfermedades. Por ello, y en el marco de su Congreso de la Periodoncia y la Salud Bucal que se está celebrado en Málaga con la asistencia de más de 4.300 profesionales de 40 países del mundo, la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) ha presentado su campaña ‘Cuida tus Encías’ para desmontar estos ‘mitos y leyendas’ y ofrecer consejos prácticos sobre el cuidado de la boca.

Mitos y leyendas

1. Es normal que sangren las encías
El sangrado es un signo de alarma en cualquier lugar del cuerpo y, lógicamente, las encías no constituyen una excepción. Así, una encía sana no debe sangrar, y si lo hace es porque algo no va bien. Además, el origen de este sangrado no se encuentra, como creen muchas personas, en el uso de un cepillo más duro o en un cepillado con mayor fuerza. Como alerta la SEPA, «el sangrado de las encías es un signo de inflamación y de enfermedad».
2. Si no duele, no es importante
La periodontitis o enfermedad de las encías también es conocida, además de como piorrea, como la ‘enfermedad invisible’. Y es que en los estadios iniciales no presenta ningún signo o síntoma aparente, caso del dolor. Pero ello no implica que las encías estén sanas. Un aspecto importante dado que esta periodontitis se asocia a un mayor riesgo de enfermedades muy peligrosas y potencialmente mortales, como las patologías cardiovasculares, la diabetes o el cáncer.
3. Los fumadores están ‘protegidos’ frente a la enfermedad periodontal
El sangrado de las encías es menos frecuente en los fumadores que en el resto de la población. Pero ello no supone que fumar proteja frente a la periodontitis. Por el contrario, los fumadores tienen un riesgo tres veces mayor de padecer la enfermedad y de que esta progrese más rápidamente. Y como el principal signo de alarma, esto es, el sangrado de las encías, está enmascarado, el riesgo de demora diagnóstica es mucho mayor.
4. Los tratamientos de mantenimiento me desgastan los dientes
El esmalte dental, esto es, el armazón que recubre el diente, es la parte más dura y resistente del organismo. De hecho, alcanza siete puntos en la Escala de Mohs –escala que mide la dureza de los materiales y que abre el talco, con un único punto, y cierra el diamante, con 10–. Por tanto, los tratamientos de mantenimiento, amén de necesarios, no desgastan el diente.
Como recuerda la SEPA, «los mantenimientos periodontales son indispensables para el paciente con periodontitis, puesto que es necesario eliminar periódicamente los depósitos de placa bacteriana y cálculo con una regularidad para así evitar la recaída y progresión de la enfermedad. Es una etapa fundamental del tratamiento y la única manera de conseguir el control de la enfermedad periodontal a largo plazo. Este tratamiento continuado no tiene repercusión, ni produce desgaste del diente».
5. El tratamiento periodontal no sirve para evitar la pérdida dentaria
La periodontitis provoca la destrucción de la masa ósea que sustenta las piezas dentales y, por tanto, la pérdida irreversible de los dientes. Por tanto, su tratamiento logra mantener los dientes en la mayor parte de los casos. Y en aquellos en los que no resulta posible, se puede recuperar parte del hueso perdido con técnicas regenerativas específicas.
6. Cuanta más espuma hace el dentífrico, más limpia. Y mejor con un cepillo de cerdas duras
Los espumantes son, junto a otros muchos productos –como los antibacterianos, los humectantes o los saborizantes–, un componente esencial de la formulación básica de la mayoría de las pastas dentales. Pero lo que realmente asegurar una limpieza adecuada de los dientes y elimina la placa bacteriana es el uso adecuado y eficaz del cepillo. Como recuerda la SEPA, «la duración del cepillado y el método empleado son claves para el éxito».
Entonces, ¿es mejor utilizar un cepillo de cerdas duras? Pues sí, pues por lo general son más efectivos a la hora de eliminar la placa bacteriana y las manchas en los dientes. Pero cuidado: los cepillos de cerdas duras o el cepillado brusco o traumático pueden producir desgaste en el esmalte y retracción en las encías, quedando expuesta la raíz de la pieza dental.
7. El colutorio, cuanto más ‘pica’, más cura
Un enjuague bucal fuerte o con mucho alcohol no siempre es mejor para la salud de las encías. Además, pueden provocar sequedad de los tejidos orales. Y asimismo, siempre deben utilizarse como complemento del cepillado, pues por sí solos no son efectivos para controlar la placa bacteriana.
8. El mal aliento o halitosis se debe a problemas digestivos
La realidad es que el mal aliento o halitosis se origina en hasta un 85-90% de las veces en la cavidad oral. De hecho, este mal olor procede del efecto de las bacterias anaerobias que hay en la boca, que son capaces de degradar productos de la alimentación. Así, las deficiencias en la higiene oral, la presencia de enfermedad periodontal, la acumulación de bacterias y la putrefacción de restos de comida son, entre otros, factores de riesgo para el desarrollo de la halitosis.
9. Las limpiezas periódicas de boca sustituyen el tratamiento periodontal
El tratamiento periodontal no se limita a una simple limpieza de la cavidad oral, sino que es una actuación médica individualizada según la situación de cada paciente en un momento concreto. Por tanto, estas limpiezas periódicas no sustituyen, en ningún caso, este tratamiento.
10. Mascar un chicle puede sustituir la higiene bucal
La acción mecánica que conlleva el mascar chicle –o el comer alimentos crujientes como frutas y verduras– favorece la autolimpieza dental. Pero lo que en realidad lleva a cabo el mascar chicle es un efecto de arrastre y un aumento de la salivación, lo que contribuye a la eliminación de la placa. Pero no puede considerarse como un sustituto de otras acciones básicas que conforman la higiene bucal diaria.

No dejes para mañana…

Pero aún queda una última puntualización que sumar a este decálogo. Y es que en salud bucodental no vale el ‘ya me cepillaré los dientes por la mañana.
Como concluye la SEPA, «al dormir se produce menos saliva, y el movimiento de nuestra lengua, mejillas y labios es menor. Esta situación favorece el crecimiento de las bacterias causantes de la caries y de las enfermedades de las encías. Y es que como consecuencia de la disminución de producción de saliva durante la noche, nuestra boca se encuentra más desprotegida y las bacterias pueden adherirse más fácilmente a nuestros dientes. Por ello, es absolutamente necesario limpiar cada diente meticulosamente antes de dormir. Si hay un cepillado imprescindible a lo largo del día, es el que debe hacerse antes de acostarnos».
 
Fuente: abc.es
 

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.

pie-de-entradas



Ya ha empezado oficialmente el verano y para mucha gente esto significa irse de vacaciones, practicar más actividades al aire libre… y todos queremos estar a punto, pero no solo nos referimos a un cuerpo de playa, sino a nuestra salud en general y bucodental en particular. Porque con el calor, los cambios de rutina y la relajación que nos dan los días de descanso, a veces descuidamos nuestros hábitos de higiene bucodental.
Queremos dar algunos consejos sobre cómo cuidar los dientes durante el verano para disfrutar con la sonrisa más sana:

NUESTROS DIENTES Y LOS DEPORTES DE VERANO.

Actividades acuáticas:

  • Natación: los nadadores habituales suelen desarrollar lo que se llama el “sarro del nadador”, una serie de manchas oscuras o amarillentas en los dientes frontales que se producen por el contacto habitual con el cloro de la piscina. Este sarro suele eliminarse fácilmente con una limpieza dental profunda. Para evitarlo, lo mejor es tener especial cuidado en el tiempo que pasamos en la piscina.
  • Buceo: el síndrome del buceador (barodontalgía) se produce por el cambio de presión y por la manera en que se utilizan los reguladores de aire. Puede causar dolores en la mandíbula, problemas en el tejido de las encías u odontalgia (dolor en el centro del diente). Esta afección siempre se agrava según el estado de la salud dental del buceador, si tiene empastes, enfermedades de las encías, abscesos periodontales.

Deportes de contacto:

En el fútbol, baloncesto o voleibol no es obligatorio el uso de protectores bucales y faciales, lo que aumenta la probabilidad de que se produzcan lesiones en la zona de la boca y el rostro. Ciclismo, escalada, running al aire libre/en la naturaleza…

Usar protector bucal puede evitar que se dañen los correctores dentales u otros trabajos de ortodoncia, así como prevenir cortes en la boca, lesiones en la mandíbula y daños en los dientes.

Existen varios tipos de protectores bucales siendo el más efectivo es aquel que está hecho a tu medida por un dentista. Llevar una protección facial o bucal evita hasta un 60% de estas lesiones.

NUESTROS DIENTES Y EL CAMBIOS EN LOS HÁBITOS DE ALIMENTACIÓN.

En verano, ya sea por vacaciones, reducciones de jornada, los niños sin clase … puede que los hábitos de alimentación varíen, bien porque nos relajamos o porque tenemos más eventos sociales.
Es importante tomar conciencia de lo que supone comer con más asiduidad y tener menos disciplina en el cepillado dental. Siempre y cuando sea posible es importante que introducir alimentos que nos ayuden de forma natural a cuidar nuestra dentadura y si esto no es posible, es aconsejable masticar chicle sin azúcar para ayudar a eliminar restos que puedan causar placa.

Evitar en la medida de lo posible:

  • Evitar la ingesta de refrescos azucarados, granizados, helados y bebidas alcohólicas por ser responsables de la aparición de caries y erosionar los dientes, dañar el esmalte y producir sensibilidad dental, pudiendo incluso multiplicar el riesgo de cáncer. Lo mejor es beberlas con pajita (para reducir el contacto con los dientes).
  • Rehuir de los cambios bruscos de temperatura en los alimentos.

Incluir en la lista de la compra: alimentos refrescantes, ligeros y con mayor contenido en agua. Aunque lo normal es tener productos variados, hay una serie de alimentos para cuidar la salud bucodental que no deben faltar en tu frigorífico:

  • Frutas como el melón y la sandía: un 90% de la composición del melón y la sandía es agua. A su vez, estas frutas destacan por su riqueza en vitaminas de los complejos A y C y minerales como el potasio. El melón también contiene ácido fólico, por lo que reduce el riesgo de formación de úlceras en la boca.
  • Sardinas: por su alto contenido en flúor, los mariscos y pescados previenen la aparición de caries. Los que son fuente de omega 3 también permiten mantener bajo control la inflamación gingival.
  • Productos lácteos: aportan calcio.
  • Ensaladas: los tomates, por ejemplo, ayudan a prevenir distintos tipos de cáncer.

Y sobre todo no te olvides de beber agua con frecuencia: evita la deshidratación y ayuda a mantener la densidad salivar que preserva nuestros dientes y encías de las enfermedades.

FUENTES: clinicasnoudent.com – cemvalderas.es – muyenforma.com
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



La utilización de Zirconio es uno de los más importantes avances en el campo de la en Odontología. Consiste en la utilización del dicho material para realizar tanto coronas sobre raíces naturales o sobre implantes como estructuras completas en las rehabilitaciones fijas sobre implantes.
En el ámbito de la implantología odontológica, hasta hace un tiempo los implantes más utilizados eran aquellos fabricados en titanio, y que aún siguen siendo los más populares. Básicamente se trata de un tornillo de titanio que se coloca en el hueso maxilar, luego se deja un tiempo de fusión con el hueso denominado osteointegración para posteriormente colocar la pieza dental sobre el tornillo de titanio.
ALTA TECNOLOGÍA AEROESPACIAL
La parte sumergida del implante está realizada en zirconia Y-TZP HIP, una cerámica empleada con éxito desde hace muchos años en ortopedia, pero también en sectores punteros como la aeronáutica, por sus excepcionales propiedades mecánicas. 

La segunda parte del implante, el pilar, está realizada en PEKK (Polyetherketoneketone). Este polímero, de alto rendimiento, de nueva generación ofrece grandes ventajas. Además de su color natural (marfil), el PEKK tiene excelentes propiedades mecánicas. De una rigidez similar al hueso, es considerado desde hace años como ideal para la fabricación de implantes medicales, especialmente en el sector de la cirugía de la columna vertebral. Desde hace poco está utilizado en cirugía maxilofacial reconstructiva. Los materiales utilizados en la realización de los implantes de zirconia son químicamente estables, eléctricamente neutros y totalmente antialérgicos. No se corroen y no tienen ninguna influencia negativa sobre el organismo.
BIOCOMPATIBILIDAD
Muchos datos, sacados de la literatura, demuestran la correlación entre la acumulación de placa dental y la pérdida ósea alrededor de un implante. De hecho, la infección bacteriana es una de las principales razones del fracaso de un tratamiento con implantes. Ha sido demostrado que con rugosidad análoga, la presencia de bacterias es significativamente reducida en una superficie en zirconia comparando con una superficie en titanio. Este resultado demuestra que la zirconia es un material para la implantologia dental que dispone de un frágil poder colonizador y limita así la pérdida ósea alrededor de un implante en zirconia.

¿QUÉ VENTAJAS TIENE EL ZIRCONIO SOBRE EL TITANIO?

  • Tienen un color blanco marfil natural, similar al color del diente.
  • Son extremadamente estables y duraderos, por lo que a veces incluyen garantía de por vida.
  • Son más tolerados por las encías, gracias a la alta compatibilidad biológica del material.
  • Son 100% libres de metal.
  • Evita la formación de placa.
  • No causan inflamación y otras reacciones alérgicas.
  • Se han documentado más de 400.000 usos en el mundo.
  • Tienen 0% de toxicidad y no produce consecuencias el contacto con sus compuestos.

QUÉ OFRECEMOS EN DELTADENT:
Se admite que solo unos pequeños porcentajes de la población son realmente alérgicos al titanio. Pero al lado de esta minoría, una parte importante de la población es, aún así, sensible a la presencia de metales en boca. Esta sensibilidad se traduce por varios síntomas, como dolores de cabeza, alteración del gusto o también cansancio crónico. La creciente toma de conciencia de estos efectos negativos ligados a los metales en boca, ha motivado que se desarrolle un sistema de implantes dentales sin metal.
Además, hasta este revolucionario sistema de implantes con Zirconio, todos los sistemas de implantes disponibles en el mercado son totalmente rígidos. En DeltaDent ofrecemos el primer implante dental que tiene la movilidad de un diente natural. Esta flexibilidad, garantizada por el ligamento periodontal, permite repartir sobre todos los dientes las elevadas cargas producidas durante la masticación. El inédito diseño de la conexión implante-pilar, asociado al revolucionario material cerámico como es el Zirconio, permite reproducir la flexibilidad que posee un diente natural.
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Los implantes dentales son la mejor solución a la hora de reponer dientes perdidos.
Son tornillos de titanio que mediante una intervención quirúrgica menor se colocan en el hueso maxilar y sustituyen a la raíz del diente ausente.
Posteriormente sobre ellos se coloca la restauración, normalmente una corona hecha a medida que tiene el aspecto y la función de un diente natural.
servicio-implantes-dentales-2-1200x576.png

¿Por qué es conveniente reponer las piezas ausentes?

La pérdida de una pieza dentaria suele ir seguida de la pérdida de hueso en el maxilar. Esto puede dar lugar a problemas más serios en relación a la mordida y en consecuencia con el aspecto facial.

¿Cómo se coloca un implante dental?

En primer lugar hay que realizar, mediante pruebas radiográficas, el estudio del estado del hueso donde irá colocado el implante.
El procedimiento de colocación comienza con la aplicación de anestesia en la zona a tratar, posteriormente procediendo a preparar el hueso donde irá alojado el implante. Esta preparación se realiza mediante una secuencia de fresas con la forma del implante que se introducen de menor a mayor hasta crear el alojamiento exacto donde irá el implante.
Por último se colocará el implante y si ha sido necesario abrir la encía se procederá a cerrar la herida con puntos de sutura.

¿Duele la colocación de un implante?

Como en todas las intervenciones quirúrgicas, se pueden sentir pequeñas molestias después de la cirugía. Sin embargo, para la mayoría de los pacientes el dolor después de un implante es completamente tolerable.
Aún así, una vez terminada la intervención, el especialista prescribirá medicación analgésica para ayudar a paliar cualquier tipo de molestia posterior.

¿Cómo me voy a sentir después de la colocación del implante?

En ocasiones es normal que aparezca un pequeño hematoma o hinchazón en los tejidos blandos y la encía.
Normalmente las molestias o el dolor no requieren más que de un analgésico. Aún así, si fuese necesario, el especialista puede prescribir medicación más potente.
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.