Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







La dieta, o lo que es lo mismo, la alimentación, juega un papel clave en nuestra salud. Tal es así que resulta ciertamente común que los médicos nos recomienden evitar ciertos tipos de dietas, caso de aquellas ricas en grasas, para prevenir el desarrollo de enfermedades muy graves y potencialmente mortales, entre otras las cardiovasculares y la diabetes. Y llegados a este punto, ¿qué sucede en el caso específico de la salud oral? Es bien sabido que abusar del azúcar dispara el riesgo de caries y, por ende, de pérdida de nuestras piezas dentales. Pero, más allá de un alimento o nutriente específico como es el azúcar, ¿la dieta en general también tiene un efecto, positivo o negativo, sobre la salud de nuestro dientes y encías? Pues sí. De hecho, un estudio dirigido por investigadores de la Facultad de Odontología de la Universidad de Washington en Seattle (EE.UU.) muestra que las dietas ricas en alimentos pro-inflamatorios, caso de los carbohidratos y las grasas trans, aumentan, y mucho, el riesgo de que perdamos nuestras piezas dentales.
Como explica Georgios Kotsakis, director de esta investigación publicada en la revista «Clinical Nutrition», «los efectos deletéreos de los patrones dietéticos cariogénicos sobre la pérdida dental están bien caracterizados, pero la contribución de la inflamación sistémica transmitida por la dieta permanece inexplorada. Estudios recientes han revelado el papel protector de algunos nutrientes específicos sobre la salud periodontal. Sin embargo, todavía no se ha podido establecer que la dieta en general sea un factor de riesgo modificable para la salud bucodental».

Las dietas ricas en carbohidratos y grasas trans promueven la pérdida de nuestros dientes

Para llevar a cabo la investigación, los autores analizaron los historiales dentales y los hábitos dietéticos de 6.887 adultos participantes en la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Estados Unidos 2009-2010 (NHANES 2011-2012) y 2011-2012 (NHANES 2011-2012). Y asimismo, dividieron a los participantes en cuatro grupos –o ‘cuartiles’– en función del grado, mayor o menor, de inflamación potencial asociado a su alimentación, para lo cual utilizaron el denominado ‘Índice de Inflamación de la Dieta’ (IID).
Pero, exactamente, ¿qué es este IID? Pues, básicamente, un parámetro que indica los niveles sistémicos –esto es, en el conjunto del organismo– de citoquinas proinflamatorias asociados al consumo de unos nutrientes específicos. Así, y cuanto mayor sea la inflamación promovida por los nutrientes contenidos en la dieta, mayor será el índice inflamatorio de ese tipo de alimentación.
Como indica Georgios Kotsakis, «consideramos que los pacientes seguían una dieta pro-inflamatoria si su alimentación era particularmente rica en carbohidratos, grasas trans o conllevaba una elevada ingesta calórica».
Los resultados mostraron que, comparados frente a aquellos en el cuartil más bajo de IID –o lo que es lo mismo, el 25% de los participantes cuya alimentación se asociaba al menor IID–, los adultos en el cuartil más alto habían sufrido de media la pérdida adicional de 0,84 piezas dentales. Una diferencia notable –supone prácticamente la pérdida de un diente– relacionada directamente con la dieta y que se mantuvo invariable en todos los subgrupos de edad, incluido el de mayores de 50 años.
Como refiere el director de la investigación, «es importante seguir una dieta rica en alimentos antiinflamatorios, caso de los ácidos grasos omega-3, la fibra y la vitamina D, para prevenir la aparición de enfermedades inflamatorias».

Higiene y alimentación

En definitiva, y con objeto de evitar la pérdida de nuestras piezas dentales, debemos prestar una especial atención no solo a nuestra higiene oral, sino también a nuestra alimentación. Y durante toda la vida, dado que la inclusión en la dieta de nutrientes pro-inflamatorios aumenta el riesgo de perder nuestras piezas dentales a cualquier edad.
Como concluyen los autores, «la adherencia a una dieta antiinflamatoria se asocia con una menor pérdida de piezas dentales. Así, nuestros resultados sugieren que los patrones dietéticos son un factor modificable para la pérdida dental en la población adulta y apoyan la prevención de la pérdida de piezas dentales en la agenda de intervenciones dietéticas de salud pública para prevenir las enfermedades inflamatorias crónicas»
 
Fuente: ABC.es
 
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Nuestra tonalidad viene predeterminada por nuestra genética, así como el grosor o la evolución futura de nuestros dientes, pero debido a ciertos hábitos, tus dientes amarillean; en nuestra mano está corregirlos para no perder la mejor de nuestras sonrisas:

  • Alimentación inadecuada. El café, el vino o el té son bebidas que pueden acabar produciendo manchas en nuestros dientes si las consumimos en exceso. También debemos vigilar el consumo de refrescos carbonatados, ya que presentan un alto nivel de ácido que penetra en nuestros dientes dañando el esmalte.
  • Mala higiene bucal. Por supuesto, mantener un buen hábito a diario es vital para tener una sonrisa en perfectas condiciones, no sólo a nivel estético. Aquí puedes comprobar si tu higiene es o no la correcta.
  • Tabaquismo. Entre las sustancias que conforman el tabaco se encuentra el alquitrán, responsable de que los dientes se amarillen y/o adquieran una tonalidad más oscura.
  • Consumo de algunos antibióticos. Determinados fármacos pueden acarrear un problema secundario en nuestros dientes. Éste es el caso de la tetraciclina, un compuesto presente en varios medicamentos que puede provocar manchas horizontales de color grisáceo o marrón en los dientes de los pacientes que la consumen.

Por lo tanto, si quieres mejorar la blancura de tu dentadura, debes comenzar a corregir estos hábitos inadecuados, además puedes completar la acción con un tratamiento estético que te ayude a lograr tu tono ideal. Eso sí, en el caso de que tu cambio de color se produzca por un desgaste de tu esmalte no debes usar métodos blanqueantes ni cepillarte los dientes fuertemente, ya que la dentina se encontrará demasiado expuesta a ser dañada. Para ello, lo recomendable es que acudas a un profesional y utilices dentífricos diseñados especialmente para reparar y proteger las zonas más sensibles de tu dentadura.
 
Fuente: vivirmasymejor.elmundo.es
 
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Para detectar problemas que pueden ser serios, como por ejemplo, cuando cuentas los dientes de tu hijo y ves que le cambió un incisivo de leche central y en cambio el otro tarda en nacer, no cuesta nada hacer una radiografía, porque muchas veces esas pieza dentaria permanente está trabada por dientitos llamados supernumerarios y no lo deja erupcionar, y muchas veces esos pequeños dientes son pequeños tumores.
Entonces, para prevenir varios factores que pueden derivar a enfermedad del peque es mejor prevenir y visitar desde temprana edad al odontopediatra.
Hay que tener en cuenta que la odontología moderna está muy avanzada y actualizada con tratamientos indoloros y que no son desagradables para los pequeños.

La prevención en odontopediatría:

Para evitar las patologías dentarias la prevención del bebé comienza en el embarazo de la madre con esas encías sangrantes que pueden producir hasta abortos y partos prematuros y riesgos cardíacos en el bebé.
Resultado de imagen de RADIOGRAFÍA BOCA NIÑO
La madre embarazada tendrá que ser tratada en su salud bucal desde el momento cero del embarazo, la dieta de la mama tiene que ser rica en calcio para la formación de la pieza dental de su peque que se desarrolla en su útero.
Tienes que saber también que en el momento que nace el bebé los odontopediatras tiene que ver los maxilares de los bebés, e indicar también a esas mamás qué pasa con esas dietas azucaradas, cómo controlar los dulces en las dietas, cómo evitar todas los chuches pegajosos para que no queden entre medio de los espacios interproximales para que todas las bacterias que tengan no sean tapadas por esos caramelos o chuches y comiencen a destruir el esmalte dental del diente de su peque.
Ten en cuenta que mientras exista las bacterias dentales tenemos que controlarla con el cepillado dental después de cada comida, con poca crema dental y recalcando en cada una de las piezas dentales.
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



El proceso de alimentarse en los seres humanos está unido a masticar. Como adultos, los seres humanos pueden tener 32 dientes divididos en diferentes categorías de acuerdo a la función que cumplen en la actividad de masticar los alimentos. Una de las piezas de la dentadura que mas miedos y dudas despierta en las personas son las muelas del juicio, y de ellas hablaremos a continuación.

Disposición de los dientes en la boca

Unos dientes están destinados a cortar los alimentos (incisivos). Cuando se produce la acción de la mordida, estos son los primeros que entran en acción para separar la porción que será consumida.
Luego, situados en una zona más lateral en la boca, se encuentran los colmillos o también llamados caninos, que se encargan de desgarrar cierta clase de alimentos como la carne, por la textura de esta. Para poder realizar esa actividad tienen una forma de punta que ayuda en lo que ya se mencionó.
Inmediatamente detrás de estos se encuentran los premolares que colaboran con la tarea que tienen tanto los caninos, como con la que desarrollan los molares. Son dos en cada lado, tanto en la parte inferior como superior. En cuanto a su tamaño son más pequeños que los molares.
Y finalmente se encuentran los molares cuya cantidad puede oscilar de 4 a 6 tanto en la parte superior como en la inferior y se encargan de moler la comida para formar una pasta que pueda ser asimilada con facilidad por el sistema digestivo.
Justamente en esa variación de 4 a 6 de los molares es donde entra en juego la llamada “muela del juicio”. Y eso es lo que vamos a ver en profundidad en esta página ¡asi que vamos a ello!

¿Qué son las muelas del juicio?

Son los últimos molares en aparecer y desarrollarse; se ubican al final de la mandíbula (en la parte más profunda). Las personas tienen generalmente 4 de estas muelas, una en cada extremo de su boca.
Estas piezas dentales suelen ser diferentes en su conformación que los otros molares, puesto que pueden presentar más o menos raíces que las comunes y su alineación con respecto a los demás molares también suele variar de manera considerable.

¿Qué función cumplen?

Según los expertos, es un cordal que provienen de nuestros antepasados. Hace miles de años, probablemente eran muy útiles para la difícil trituracion de los alimentos de la época. El hombre moderno ha evolucionado, y hoy en día su función en el cuerpo humano es irrelevante, de ahí que se recomienda en la mayoría de los casos la extracción. Aun así, hay casos donde suele ser útil y se recomienda no extraerla, por ejemplo si has sufrido la perdida o extracción de alguno de los molares vecinos, la muela del juicio puede desplazarse y ocupar su lugar perfectamente.

¿Por qué se llaman así?

La muela del juicio, o wisdom tooth como se dice en ingles, tomaron ese nombre debido a la idea de que, a la edad que salen (tardía) las personas tienen mas juicio que cuando son niños, etapa en que generalmente aparece a todas las personas el resto de la dentición.

¿Por qué duelen al salir?

Aunque en la mayoría de los casos se presenta dolor, no es una condición necesariamente ligada a su aparición.De hecho, en la mayoría de los casos, duelen mas las muelas vecinas que la mismísima muela del juicio. Cuando sí se presentan molestias, estas suelen estar asociadas a la manera en que estas piezas aparecen ya que pueden llegar a ejercer presión en los otros molares. 
En realidad, el dolor no proviene de ninguna presión, si no que es una sensación causada por una inflamación en la zona, producto en la mayoría de los casos, de una infección en la erupción de la muela.

¿A qué edad suelen aparecer?

Son los últimos molares en aparecer y suelen erupcionar entre los 17 y los 20 años y, como ya mencionamos, de ahí deriva el nombre con que se las designa en muchas culturas, ya que se supone que aparecen a una edad en la que la persona ya posee cierta madurez emocional. Sin embargo, se han registrado algunos casos en que su aparición se ha producido más tardíamente.

¿Cuántas muelas del juicio tenemos?

Aunque el “deber ser” es que aparezcan 4 muelas cordales o muelas del juicio, es decir, una en cada extremo de las mandíbulas, esto no necesariamente se produce de esta manera.
En algunos casos puede suceder que no aparezca ninguna o que se presenten en menor cantidad. Lo cierto es que la mayoría de los expertos coinciden en que la no aparición de estas piezas dentales no representa ningún tipo de malformación ni tampoco puede causar problemas.

Mitos y Verdades sobre las Muelas Cordales

Suelen rodear a las muelas del juicio y principalmente a su erupción, una gran cadena de historias y creencias, que se transmiten de boca en boca y de generación en generación. Muchas veces son acertadas, y muchas veces no.
Aquí desenmascaramos algunas de ellas:

Verdades

•Las muelas del juicio causan a menudo alguna infección, inflamación, caries o alguna enfermedad en las encías, como la pericoronaritis.
•Las muelas del juicio frecuentemente generan daños en el hueso mandibular y los dientes cercanos.
•Las probabilidades de tener alguna dificultan son realmente bajas cuando las extracciones se realizan con la experiencia y técnica de un profesional serio y confiable.
•La mejor manera de tratarla, es una temprana extracción de las cuatro muelas del juicio, preferentemente antes de acabar la adolescencia, entre los 16 y 21 años.
•El tiempo de recuperación no es prolongado. La mayoría de las personas que se someten a la cirugía, retoman sus actividades normales luego de uno o dos días.

Mitos

•”La extracción de los cordales provoca que los dientes que están torcidos se enderecen” ¡Falso! las piezas dentales no se enderezan y extirpación de las muelas del juicio no va a corregir el amontonamiento dentario.
•”Las piezas dentales que no presentan ningún dolor o problema no deberían extraerse” ¡Falso! las muelas del juicio que no se extraen pueden igualmente generar a la larga algún tipo de problema.
•”Debido a que las muelas del juicio se encuentran cercanas al nervio, extraerlas puede generar un daño al nervio” ¡Sin fundamento! comúnmente hay un espacio entre el nervio y las muelas del juicio. Los inconvenientes con la actividad del nervio son mínimos.
“Remover las muelas del juicio genera que los pómulos y las mejillas se arruinen” ¡Falso! extraer las muelas del juicio no provoca ningún cambio en cuanto a la imagen y estética facial.
“Si no me duelen, no me debo preocupar¡Razonamiento pobre! las caries, pericoronitis, y mas enfermedades y patologías pueden desarrollarse velozmente en las muelas del juicio sin presentar síntomas y causar daños inalterables a las estructuras cercanas.
 
Fuente: mundomueladeljuicio.com
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



El esmalte dental es la sustancia más dura en el cuerpo humano, sin embargo, las pequeñas bacterias que viven en nuestra boca pueden producir ácidos que causan su erosión. Mantener una buena higiene bucal puede ayudar a prevenir las bacterias que ocasionan caries.
esmalte
Hábitos que pueden fortalecer los dientes y el esmalte, con el tiempo, y así evitar la erosión del esmalte.
Bebe agua con Fluoruro
El fluoruro es un mineral natural que está siempre presente, en un pequeño grado, en el agua, pero muchas ciudades y empresas también añaden fluoruro al suministro de agua. Años de investigación han demostrado que beber agua con fluoruro puede reducir tu riesgo de caries en un 20 a 40 por ciento.
El fluoruro ayuda a fortalecer el esmalte de varias maneras. En primer lugar, cuando el fluoruro en el agua entra en contacto con los dientes, parte de éste se incorpora en la superficie de los dientes. Esto hace que sean menos vulnerables a las caries.
Luego, después de que tu cuerpo ingiere el fluoruro, estará presente en la saliva, que está siempre en contacto con el esmalte dental. Por lo tanto, le está dando al esmalte una segunda oportunidad de absorber el fluoruro y hacerse resistente al deterioro de los dientes.
Además, si eliges agua en lugar de refresco o jugo, estás eliminando una fuente común de azúcares que pueden contribuir a la caries dental.
Masticar chicle sin azúcar
Mastica chicle sin azúcar cuando no te puedes cepillar te ayudará a estimular la producción de saliva, que es bueno para los dientes.
No sólo la saliva ayuda a enjuagar los ácidos que causan caries, sino que también el contenido mineral de la saliva puede ayudar a remineralizar y fortalecer el esmalte de los dientes.
Cepíllate con una crema dental que endurezca el esmalte
Seleccionar una crema dental con fluoruro asegurará que protejas y endurezcas el esmalte mientras limpias tus dientes. Muchas cremas dentales, especialmente formuladas para ayudar a fortalecer el esmalte dental. El hábito de cepillarse al menos dos veces al día te ayudará a mantener tu esmalte fuerte y sano.
Revisiones periódicas
Hay que mencionar la importancia de acudir de forma regular al dentista. Nos permitirá comprobar el estado del esmalte dental de nuestros dientes, el estado general de cada pieza dental así como también del resto de tejidos bucales, como por ejemplo las encías.
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.