Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







En ocasiones, muchos pacientes subestiman el valor de los dientes, pensando que la falta de uno de ellos no es significativa. Sin embargo, es muy importante recuperar un diente. Los espacios que generan las piezas perdidas, ya sea en el fondo de la cavidad bucal, pueden provocar un sinfín de problemas dentales. El desplazamiento de los dientes anteriores y espacios interdentales en el resto de la boca son ejemplo de ello.
Además, una dentadura a la que le faltan piezas dentales puede hasta modificar nuestros rasgos faciales. Cuanto mayor sea el número de dientes perdidos, mayor serán los efectos del envejecimiento sobre nuestro rostro.

La mejor solución para recuperar un diente perdido

Para solucionar el problema de la pérdida de dientes, existen diferentes tratamientos o soluciones a los que el paciente accederá según sus necesidades y aspectos individuales. Existen cuatro alternativas para recuperar la sonrisa: el puente fijo, el aparato removible, la prótesis dental completa o los implantes dentales. Todas ellas son válidas siempre dependiendo de las particularidades de cada paciente.
Puente fijo
El puente fijo, también llamado prótesis parcial fija, se emplea exclusivamente para restaurar la pérdida de dientes y encía, fijándolos a los dientes vecinos y cementándolos en el lugar adecuado. La estructura del puente fijo puede ser elaborada con material cerámico o de metal. Sin embargo, cabe destacar que el elemento más utilizado e indicado es la porcelana. Este tratamiento presenta dificultades a la hora de aportar naturalidad al a dentadura. Los dentistas trabajan con este reto en mente, confeccionando un puente fijo que pueda aportar una estética natural a la sonrisa del paciente.
Aparato removible
Al igual que el puente fijo, los aparatos removibles (también conocidos como prótesis parciales removibles), se utilizan para reponer piezas dentales perdidas y encía. La diferencia en este caso es que no se cementan, hecho que proporciona la posibilidad al paciente de retirar el aparato en algunas ocasiones.
Prótesis dental completa
Es un aparato removible destinado a sustituir todos los dientes de un arco completo, superior o inferior, así como la estructura de apoyo necesaria (tanto encía como hueso). Las prótesis dentales completas convencionales suelen confeccionarse para pacientes que han perdido la mayoría de dientes y los demás deben ser extraídos por razones de salud. Este tratamiento permite al dentista modificar todo lo que el paciente desea de su sonrisa.
Implantes dentales
Los implantes dentales son piezas metálicas o de porcelana que sustituyen la raíz de los dientes naturales. Los implantes se colocan en el hueso y, después, los dientes artificiales se fijan a ellos. De este modo se consigue recuperar la función normal de los dientes. Los implantes dentales están siendo el tratamiento más solicitado por la mayoría de pacientes. La vida útil de los mismos es indefinida, salvo que se genere alguna infección en la cavidad bucal.
 
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



La extracción de las muelas del juicio es una de las Intervenciones que peor “fama” tiene y que guarda un mal recuerdo entre la población, siendo estas una de las causas más habituales de consulta a los dentistas.
Según los datos de la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial el 70 % de los españoles tienen como mínimo una muela del juicio del maxilar inferior que no sale correctamente y en un 45% ocurre con las del maxilar superior.

¿Cuando extraer las muelas del juicio?

Su extracción solo esta indicada cuando puedan existir infecciones de repetición, dolor acentuado, quistes, afectación del molar contiguo o por necesidades para un correcto tratamiento de ortodoncia. Nunca de forma preventiva y por sistema como algunas veces se hace, pues es muy posible que no salgan nunca y no den ningún problema.
Lo importante es un adecuado control por parte del dentista en las visitas rutinarias de control. Es muy importante tener en cuenta este factor pues los efectos secundarios de la extracción pueden ser más graves e irreversibles que la propia extracción y es por ello que tiene que estar plenamente justificada esta intervención.

Pasos previos a la extracción de la muela del juicio

Para que extraer las muelas del juicio se lleve a cabo correctamente es muy importante hacer un buen diagnóstico con las pruebas radiológicas necesarias. A parte de realizar una ortopantomografía, es necesario en la mayoría de las veces un TAC dental para visualizar correctamente y de forma tridimensional la ubicación exacta de la muela y su relación con las estructuras cercanas (muelas contiguas, nervio dentario, cantidad de hueso que las cubre), así como si hay algún quiste o infección alrededor de ellas y su tamaño exacto.
En función de los hallazgos radiológicos y la exploración bucal previa realizada se determinará la medicación antibiótica y antiinflamatoria necesaria para antes y después de la intervención. Está demostrado que hay una relación directa entre las complicaciones inflamatorias que aparecen después la extracción de las muelas y la posición de como estén situadas dentro del hueso maxilar.

Extraer la muela del juicio

No es la propia extracción lo que duele o molesta sino los actos quirúrgicos necesarios para su liberación en función de cómo estén localizadas.
Normalmente las muelas del maxilar inferior están peor situadas que las del maxilar superior y es por ello que el postoperatorio suele ser más complejo. De ahí la importancia de realizar un TAC previo a la intervención que nos ayude a minimizar los actos quirúrgicos necesarios al tener una imagen en 3D.
El uso de los antibióticos ha de ser el adecuado pues aunque muchas veces son imprescindibles y necesarios si hay una situación de infección o en el caso de pacientes con alguna patología previa como la diabetes, pero no hay que abusar de ellos pues puede ocurrir que con el tiempo las bacterias que hay en la boca se vuelvan resistentes a ellos y cuando su uso sea más necesario no tenga la efectividad deseada.
Sí que es imprescindible la medicación antiinflamatoria, siendo a veces necesario tomar corticoides durante unos días (prednisona) si la inflamación es muy importante y severa.
Para la extracción de las muelas inferiores se pone una anestesia que llamamos “troncular” que se coloca en la parte más posterior de la boca y no en el propio diente. Tiene la peculiaridad que además del diente se duerme la mitad del labio inferior y la mitad de la lengua del mismo lado y es importante que el paciente tenga la precaución de no masticar en las próximas 4-5 horas después de la intervención por dicho lado pues al tener la anestesia un efecto muy prolongado podría morderse y lesionarse la lengua, a la vez que aparecer aftas muy molestas y tardías en desaparecer.
Después se ha de separar la fijación que la muela tiene con el hueso mediante el instrumental (fórceps, bisturí, luxadores, motor quirúrgico, etc.) que el dentista considere más apropiado. Posteriormente se comprime la herida con unas gasas estériles y se irriga la zona con suero fisiológico.
Normalmente se sutura la zona con unos puntos (disminuye los riesgos de infección posterior) que pueden ser reabsorbibles para una mayor comodidad para el paciente pues se caen solos.
En caso de pacientes con antecedentes traumáticos en extracciones o malas experiencias anteriores se puede valorar la posibilidad de realizar el tratamiento bajo sedación, pues es muy importante controlar la ansiedad y el stress del paciente en este tipo de intervenciones para un obtener un buen y óptimo resultado.
A medida que el ser humano evoluciona, la boca se hace más pequeña, y las muelas cordales salen con poco espacio, lo que lleva a las raíces a adoptar formas extrañas y diferentes, a menudo curvas y agrupadas, que dificultan el tratamiento en caso necesario. Las muelas, además, pueden presionar el nervio que hay debajo provocando problemas a otras partes del organismo.
muelas del juicio
En un estudio realizado por el Dr. Adler a 200 personas, se demostró que las muelas pueden ser el origen de enfermedades en otras partes del organismo que no tienen ninguna relación aparente con la boca. Una sobrecarga de este tipo de muelas afecta las vertebras C2 y C3, que están en relación directa con el nervio de la mandíbula, y provoca tensión en la columna. Si esta tensión aumenta, genera dolor de cabeza y espalda. El Dr. Adler estableció también la relación de estos dientes molares con algunos tipos de alergia. Actualmente se calcula que en España hay un 20% de la población con alergia, aún así algunos de los afectados no han sido diagnosticados y ni siquiera lo saben puesto que los síntomas pueden confundirse fácilmente con los de un constipado común. Según los estudios del Dr. Adler, un 15% de estos casos podrían solucionarse con la extracción de las muelas molares.
Debido a la ubicación de estas muelas, es difícil la limpieza con el cepillo, lo cual incrementa el riesgo de caries. Cuando hay lesión en una de estas muelas, el tratamiento por parte del profesional es dificultoso por la falta de visibilidad y acceso, y si la caries afecta el nervio resulta extremadamente complicado y arriesgado “matar el nervio”. Por este motivo, en caso de lesión en la muela del juicio, es recomendable su extracción.
Una vida saludable no trata solo alimentarse bien y practicar ejercicio. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como un estado completo de bienestar físico, mental y social, no solo la ausencia de afecciones o enfermedades. Para lograrlo, es importante mantener una buena salud oral, mediante una higiene correcta de todos los dientes y visitas periódicas al odontólogo.

 
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



El bruxismo es el hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes con mayor o menor fuerza, ya sea mientras estamos despiertos o bien durante el sueño de manera inconsciente. Es un trastorno que puede ser temporal aunque en algunas personas se convierte en crónico, con consecuencias sobre su estructura dental y su salud en general, sobre todo maxilofacial.

El bruxismo puede afectar tanto en edad infantil como en la adulta, aunque es más frecuente a partir de la adolescencia, y suele durar hasta los 40 años si no se convierte en crónica. Afecta a entre un 10% y un 20% de la población, pero se estima que el 70% de los adultos lo ha padecido en un momento u otro.

Causas del bruxismo

El bruxismo puede tener varias causas. Una de ellas es que los dientes presenten una mala oclusión por estar mal posicionados y, por tanto, choquen los unos contra los otros al morder o cerrar la boca, con lo que se ocasiona una tensión sobre la musculatura maxilofacial y un d esgaste de la piezas bucales. Otras causas apuntarían a una reacción alérgica que provocaría un cierre involuntario de la boca como protección.

Sin embargo, la causa que va ganando más peso en los últimos años relaciona el bruxismo con el estrés de la vida urbana moderna y las tensiones. De hecho los odontólogos constataron que durante la pasada crisis los casos de bruxismo aumentaron considerablemente entre personas con la dentadura en buen estado, debido a la angustia que generaba la incertidumbre laboral. En este sentido, el bruxismo sería una respuesta inconsciente y psicosomática a la tensión similar a la que se produce en una úlcera estomacal.

El bruxismo de índole psicológica, que es el que afectaría más a los adultos, puede darse de modo involuntario e inconsciente durante la vigilia, pero es más frecuente en su vertiente nocturna, cuando no podemos controlar los impulsos de apretar y rechinar de dientes, quizás en relación a sueños y pesadillas que gestionan las tensiones del día anterior.

Este es el más difícil de identificar, puesto que al despertarnos no somos conscientes de que lo hemos padecido y, por lo tanto, es el que más problemas nos puede producir tanto en la boca como en la musculatura de las mandíbulas e incluso en los oídos. Las principales consecuencias de este tipo de nocturno bruxismo pueden ser:

  • Contracturas en la musculatura de las mandíbulas y los hombros -trapecios- que pueden volverse crónicas.

  • Dolor en el tercio superior de la espalda e incluso la espalda en general.

  • Dolor mandibular y en la zona externa de los oídos.

  • Las mandíbulas se desencajan al abrir y cerrar la boca; a la larga se puede producir una degeneración del cartílago de inserción.

  • Cefaleas.

  • Molestias en las piezas dentales y las encías que pueden volverse constantes.

Cómo detectar el bruxismo

El bruxismo no siempre es fácil de detectar, al menos en sus primeras fases, que es cuando es más recomendable hacerlo para aminorar sus síntomas, sobre todo en lo referente a los casos degenerativos del cartílago y el desgaste del esmalte de muelas y dientes, ambos procesos irreversibles y que pueden llegar a ser muy pronunciados en algunos casos. Algunas pistas que nos pueden llevar a sospechar que padecemos bruxismo, y por tanto debemos consultar con un especialista son:

  • Dolor de cabeza matinal: sobre todo en la zona lateral del cráneo.

  • Sensación de presión sobre los tienes muelas al despertarnos:como si nos hubieran estado manipulando la boca.

  • Cansancio maxilar: sentimos que la mandíbula ha hecho un esfuerzo.

  • Al abrir y cerrar la boca notamos que la mandíbula ‘salta’ en su zona de inserción, a la altura de los oídos, como si fuera a desencajarse.

  • Contracturas o sobrecarga en los trapecios similar a la que padecemos cuando estamos mucho rato leyendo o trabajando en el ordenador.

  • Si nos miramos la superficie de los dientes en el espejo, notamos que están perdiendo su topografía característica y rugosa y se están limando.

Férula de descarga. Imagen: Dominio Público.

Si experimentamos con frecuencia una parte de estos síntomas es recomendable acudir a un especialista para que busque una solución, que casi invariablemente pasa por colocarnos una férula de descarga, que no es otra cosa que un molde de resina de la parte superior de nuestra dentadura que nos acoplaremos por la noche al acostarnos y nos quitaremos por la mañana. La férula es lo bastante dura para soportar la presión y la erosión, evitando así el desgaste dental, pero también es capaz de absorber el impacto de la presión, descargando así a la musculatura y evitando el desgaste del cartílago.

 
 
Fuente: eldiario.es

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Los adornos en la dentadura están de moda. Desde hace unos años, hemos visto cómo algunos referentes del mundo del espectáculo se han lanzado a esta tendencia estética en apariencia inofensiva. Sin embargo, las repercusiones que puede producir en nuestra salud bucodental son múltiples e incluso de gravedad, por lo que debemos tener en cuenta a qué nos exponemos realmente.
1489058079_adornos-jpg
Los grillz dentales se hicieron populares en los años 80 y son uno de los adornos que hemos visto lucir últimamente a varias estrellas. Se trata de unas cubiertas que se sitúan sobre los incisivos y que están hechas de distintos materiales, como metal, oro o incluso piedras preciosas. A pesar de que son “de quita y pon”, pueden ocasionar problemas como caries dentales, roturas de los dientes, pérdida de esmalte, aumento de la sensibilidad dental e incluso enfermedad periodontal.
Otro de las tendencias dentales que se han visto en los últimos años es el “tateeth”, o lo que es lo mismo: tatuajes sobre el diente. Existen dos categorías. Los temporales son diseños que se imprimen sobre unas pegatinas que el odontólogo adhiere al diente, y que suelen durar en torno a 15 días. En cambio los permanentes, hechos con porcelana, se imprimen sobre carillas, fundas o implantes y se hornea a más de 200 grados para asegurar que no se borre con el cepillado diario. Si no se nos realiza adecuadamente se puede dañar el esmalte original, donde por cierto nunca debe realizarse directamente. Como consecuencia puede haber pérdida de esmalte, sobreexposición de la dentina y aumento de la sensibilidad dental, entre otras consecuencias negativas.
Y no nos olvidamos de los piercings dentales, que ya llevan más años popularizados entre los jóvenes. Entrarían tanto los pendientes en la lengua o el frenillo de la encía como las pequeñas incrustaciones en los dientes. Como acarrea una mayor dificultad de limpieza, las personas que los usan tienen una mayor propensión a la acumulación de bacterias, alitosis e infecciones de las encías. Además, pueden provocar erosión y fractura dental y otros daños colaterales que pueden afectar a distintas partes del cuerpo, como el sistema digestivo.
 
Fuente: vivirmasymejor.elmundo.es

 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



unnamedTodos sabemos lo importante que es una dentadura bonita, por eso las carillas de cerámica (disilicato de litio) pueden ser una opción con las que conseguir una auténtica sonrisa de cine.
Estas carillas de cerámica de última generación (disilicato de litio) están disponibles en las clínicas especializadas en salud dental. Este es el primer sistema del mundo mínimamente invasivo que consiste en una férula de posicionamiento de las carillas, consiguiendo gran precisión y una rápida colocación. A diferencia de los métodos tradicionales en los que se pone carilla a carilla, esta tecnología patentada brinda la oportunidad de colocar hasta diez carillas a la vez sin comprometer la estructura del diente sano.
Las carillas son láminas ultrafinas de cerámica, con un grosor de 0, 3 mm., cinco veces más finas que unas convencionales que se colocan en la parte externa del diente con el objetivo de corregir problemas estéticos causados por fracturas, decoloración dental, caries o restauraciones previas.

  • Previsualización del resultado: en tan solo 10 minutos una tecnología permite a cualquier paciente observar el resultado del tratamiento de forma previa mediante una simulación digital. De esta forma, se puede ver la nueva sonrisa, evaluarla y realizar las indicaciones necesarias antes de comprometerse.
  • No requiere un tallado convencional del diente: en su lugar y en la mayoría de los casos con un simple re-contorneado estético del esmalte es suficiente con el objetivo de facilitar al diente la unión o adhesión de la carilla, por lo que es un tratamiento muy conservador.
  • Férulas de reshape: el día de la cementación de las carillas el odontólogo dispone de unas férulas de re-contorneado estético en las que se marcan exactamente las zonas del diente que deben ser re-contorneadas, asegurando la precisión y exactitud del proceso.
  • Resistencia: incluso comparable al esmalte del diente natural. Las carillas se fijan a los dientes gracias a un cementado adhesivo especial que permite una duración de unos 15 años, manteniendo una higiene normal.
  • Blancura inmediata: proporcionan un color blanco y puro a los dientes, rejuveneciendo la sonrisa al momento.
  • Rapidez: se colocan en bloque, minimizando el tiempo necesario para realizar el tratamiento (1,5 horas) e incrementando la comodidad del paciente.

 
Fuente: lne.es
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.