Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







La oclusión dental es uno de los problemas olvidados por gran parte de la población. Los dientes tienen una finalidad clara, la de provocar debido a su posición la masticación fruto de su oclusión. Pero esto no siempre se hace de una forma correcta, dando lugar a lo que conocemos como maloclusión dental.
La maloclusión dental u oclusión dental defectuosa hace referencia a la incorrecta disposición de los dientes y/o la forma en la que ajustan unos con otros, provocando una mordida ineficiente.  En el video puedes verlo de una forma amena.
Una oclusión dental defectuosa puede causar importantes problemas, entre los que se encuentra:

  1. Problemas cervicales importantes: debido a la sobrecarga de las vértebras derivado del sobresfuerzo mandibular.
  2. Migrañas y dolores de cabeza: la incorrecta maloclusión provoca un sobresfuerzo mandibular lo que da lugar en multitud de ocasiones a cefaleas tensionales.
  3. Pérdida de piezas dentales o desgaste de las piezas
  4. Aumento del riesgo de sufrir caries dentales: el posicionamiento incorrecto de los dientes hace que se puedan producir acumulaciones de placa.
  5. Gingivitis: debido al daño provocado sobre las encías, tanto en daño concreto sobre las mismas provocando heridas, como por acumulación de placa dental.
  6. Problemas digestivos debido a la masticación incorrecta de alimentos: al no masticarse de una forma correcta, la comida no puede ser triturada correctamente ni se va mezclando con la saliva. Con ello se introducen en el estómago porciones de comida agresivas. Así se pueden provocar problemas de acidez, ulceras en el estómago y digestiones pesadas.

Seguramente, a estas alturas te estás preguntando ¿Qué es lo que provoca la maloclusión dental? Pue principalmente es una cuestión hereditaria, pero además influyen otros factores como:

  1. Labio leporino
  2. Existencia de más piezas dentales de las necesarias
  3. Dientes imperfectos o con malformaciones
  4. Tumores en la boca o en la estructura ósea mandibular
  5. Hábitos infantiles, tales como chupar el dedo, usar el biberón pasados los 3 años o hacer fuerza con la legua sobre las piezas dentales.

Pero no todos los problemas de maloclusión dental son iguales. Existen diversos tipos de oclusión defectuosa. Los especialistas los dividimos en:

  1. Maloclusión dental, de clase I: se produce cuan hay una relación normal en la disposicion de los molares pero la mordida es incorrecta debido a desalineaciones de los incisivos.
  2. Maloclusión dental, de clase II: es también denominado sobremordida y se produce cuando los dientes de la parte superior se superponen en exceso sobre lo de la parte inferior.
  3. Maloclusión dental de clase III se denomina submordida. Este tipo se produce cuando el maxilar inferior se encuentra adelantado respecto del maxilar superior.

Los tratamientos de malolcusión dental pasan por la colocación de una ortodoncia a fin de recolocar las piezas dentales.

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Al terminar el tratamiento de ortodoncia se colocan unos aparatos retenedores. Los retenedores son los aparatos que se utilizan en la fase de retención (fase posterior al tratamiento de ortodoncia).
Estos aparatos tienen como misión la de dar estabilidad a los resultados obtenidos en la fase activa del tratamiento de ortodoncia. Los dientes y tejidos todavía no se han ajustado completamente a su nueva posición y son necesarios estos aparatos para mantener los dientes en su nueva posición, permitiendo que se asienten los tejidos de soporte.
Es tan importante llevar estos aparatos como su mantenimiento, ya que el riesgo de que los dientes puedan sufrir movimientos indeseados (recidivas o movimientos derivados de la presión de las muelas del juicio) es muy alto. Por tanto, es fundamentalque la fase de retención sea considerada una continuación del tratamiento de ortodoncia.
Normalmente en la arcada superior es una funda invisible y en la parte inferior un retenedor fijo metálico por detrás de los incisivos que apenas se aprecia. Su función es fundamentalmente el control del movimiento de los dientes, para evitar que se puedan mover y estropear el resultado obtenido. Es importante colocarlo todo el tiempo que el especialista te haya aconsejado. La boca envejece como la piel o los ojos, produciéndose pequeños cambios que muchas veces son inapreciables.

TIPOS DE RETENCIÓN:

HAWLEY

Consiste en un aparato de resina y alambre que lleva un pequeño paladar y es usado por los niños que han llevado una 1ª Fase de ortodoncia y tienen dentición mixta, o por algún adulto que use férula de descarga.

retencion-hawley
retencion-hawley

FÉRULA O ESSIX

Es un aparato transparente, sin paladar y casi imperceptible a la vista; es el más usado.

retencion-ferula-essix
retencion-ferula-essix

RETENCIÓN FIJA

Consiste en un pequeño trozo de alambre que se coloca en la parte posterior de los dientes inferiores y en determinados casos puede también puede ir en la parte posterior de los dientes superiores.

retencion-fija

A veces se llevan los dos tipos de retenciones de manera simultánea para más seguridad.

Ambos tipos de aparato (fijos y removibles) requieren ciertos cuidados, muy parecidos a los que requiere cualquier aparato de ortodoncia. Por ejemplo, en el caso de los retenedores fijos es recomendable evitar alimentos duros que podrían provocar su rotura, no tocar el aparato con los dedos, etc. En cuanto a los retenedores móviles es fundamental colocarlo durante el tiempo indicado por el ortodoncista, no comer con el aparato puesto, y cepillar el aparato al menos una vez al día, siempre con agua fría.

¿Cuanto tiempo hay que llevar los retenedores de ortodoncia?

Los dientes se mueven durante toda la vida, tanto si se ha llevado ortodoncia como si no y la única manera de controlarlo es mediante el uso de retenedores durante la noche. Si quieres mantener tu sonrisa bien alineada usa un retenedor para dormir siempre. de este modo la conservarás toda la vida.
Después del periodo de ortodoncia lo habitual es usarlos 24h al día durante tres meses. Cuando se completa este ciclo se usan solamente para dormir. En muchos casos se puede recurrir al uso nocturno desde el primer día. Se nota un poco de presión que debe desaparecer en 1-2 minutos.
El mantenimiento es muy sencillo, basta con la limpieza diaria con agua y cepillo. Y una o dos veces por semana es conveniente esterilizarlos con pastillas específicas.

 
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Por muy precavido que se quiera ser, enfrentarse a una emergencia dental, sea del tipo que sea, suele ser complicado. Aunque alguna de ellas se pueden solventar por uno mismo porque, a simple vista, parece que no revisten gravedad, hay ocasiones que pueden resultar algo más escandalosas y paralizar o hacer perder los nervios. En estos casos es cuando se hace más necesario saber cómo actuar adecuadamente. Esto implica reaccionar con tranquilidad y, a la vez, rapidez.

Hoy hablaremos de fractura de mandíbula:

Situación
Esta emergencia siempre es consecuencia de un fuerte traumatismo, sea del tipo que sea.
Solución
Este caso tampoco puede esperar. Acude de inmediato al hospital.
Mientras acudes al hospital
Inmoviliza la mandíbula con un pañuelo o una toalla. Coloca, además, una compresa fría si tienes inflamación en la zona.
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas
 
 
 
 
 



Se despertó sobresaltado. De repente, le entró la duda de pensar si a lo largo de la noche habría ocurrido lo que desde hace días llevaba tiempo esperando. Horas antes, el diente que durante semanas se había ido descolgando de su encía, cayó sobre su lengua mientras daba un bocado a ese fabuloso bocadillo de chorizo. Al fin, -pensó-, ya lo tenía entre sus dedos y estaba claro que lo colocaría debajo de su almohada en el mismo instante en que se fuera a dormir. La luz entró por una rendija, se movió con sigilo y, poco a poco, a oscuras, deslizó su pequeña mano debajo de la almohada ante el temor de encontrarlo. No, había desaparecido… y en su lugar el Ratoncito Pérez había depositado dos monedas que destinaría a engrosar la pequeña hucha que tenía sobre su escritorio. 
Esta historia forma parte del acervo cultural de la mayoría de niños españoles y también de algunos países hispanoamericanos, desde que a finales del siglo XIX, el escritor, periodista y jesuita español Luis Coloma – a quien se atribuye la invención de este personaje fantástico- escribiera un cuento para el futuro rey Alfonso XIII, que entonces tenía 8 años, y al que se le cayó un diente.
Desde entonces, niños con edades comprendidas entre los cinco y los 10/11 años, han repetido esta costumbre de depositar sus piezas dentales debajo de la almohada para ser “premiados” por este personaje con algún pequeño regalo o alguna moneda. La existencia de la figura del Ratoncito Pérez u otros personajes imaginarios semejantes, como el hada de los dientes, en opinión de la psicóloga Carmen Durán, autora del libro “La benevolencia” (Editorial Kairós), “ayuda a los niños a asumir la pérdida de sus dientes de leche, al recibir un premio por ellos, haciendo más llevadero ese pequeño trauma”.
Durán apunta que el desenmascaramiento por parte de los padres de la figura del Ratoncito Pérez, debería producirse “cuando en cada niño se instaure el principio de realidad. Cuando los niños empiecen a cuestionarse cómo es posible que entre un ratón a su cama, como se puede llevar los dientes, para qué… Creo que ese es el momento de explicar el mito. Querer alargarlo, es como querer alargar la infancia y escaparse de los límites de la realidad”.
Francisco Basanta, pediatra del Hospital La Milagrosa, sostiene que es beneficiosa la existencia de este personaje en la vida de los más pequeños, “hasta que el niño tenga una madurez suficiente para asumir que los padres no engañan, sino que crean ilusiones o hasta que manifieste su descubrimiento por comentarios de compañeros. Generalmente, ambos procesos suelen coincidir en el tiempo. En cualquier caso, hay niños más y menos maduros y dependerá de cómo los padres aprecien el grado de madurez de su hijo y la ilusión con la que vive el tema”. Basanta coincide también con la psicóloga Carmen Durán en la manera en la que los padres deben gestionar con los más pequeños de la casa “la verdad” de este personaje de ficción. En este sentido, Basanta afirma que el “descubrimiento” de la realidad se tiene que efectuar “con naturalidad, que no se sientan frustrados ni perciban sensación de engaño por parte de los padres. Hablar con ellos con tranquilidad, explicarles que los padres crean una ilusión a los hijos, para que sean más felices. Disfrutar con ellos de lo bonito del cuento mientras duró”.
Pero, ¿qué tipo de efectos tiene el fomento de este tipo de personajes imaginario en la vida familiar y en particular en los niños? Carmen Durán considera que “el mito es como un puente tendido entre la etapa donde todo el imaginario es real y posible y aquella en la que empiezan a instaurarse los límites de la realidad”. Una cuestión que según Francisco Basanta, “no resulta perjudicial, en absoluto. Casi todos los niños sueñan y viven constantemente situaciones y con personajes que no existen en realidad, sin necesidad de que los adultos les estimulemos a ello. No hay nada de malo en que nosotros creemos una más que, probablemente, será menos agresiva que otras que se van a encontrar sin nuestra ayuda. Es bonito, es un cuento, una ilusión. Si a esa edad no tenemos ilusiones y sueños, mal vamos…”.

 “El mito es como un puente tendido entre la etapa donde todo el imaginario es real y posible y aquella en la que empiezan a instaurarse los límites de la realidad”

La creencia de muchos niños en la existencia del Ratoncito Pérez puede extenderse desde los cinco hasta los nueve, diez años, periodo durante el cual los veinte dientes temporales o “de leche” se irán desprendiendo uno a uno de sus encías. Un hecho, que en opinión de Diana González Gandía, socio titular de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA), odontopediatra, “puede ayudar, en muchos casos, a un buen comportamiento y a tener una higiene dental más intensa en tiempo de cepillado y días anteriores a la caída del diente. Aunque en algunos niños puede suceder que la molestia de la movilidad del diente hace que evite la higiene dental en esa zona”. González Gandía explica que la caída de los dientes temporales (o de leche) empieza sobre los seis años con los incisivos inferiores centrales, sigue con los incisivos superiores centrales y acaba sobre los ocho años con los incisivos laterales superiores e inferiores. De este modo, se completa la primera fase del recambio dentario junto con la erupción de los molares de los seis años. “Esta es la etapa donde la imagen del Ratoncito Pérez es más importante, puesto que la segunda fase del recambio dentario es a partir de los diez años aproximadamente”. González Gandía señala que, “a veces, algunos niños que recambian los dientes tardíamente pueden incluso tener problemas en el cole por no pertenecer al “club de los mellados””.
Entre los consejos que hay que poner en práctica para que el Ratoncito Pérez recoja unos dientes y muelas en perfectas condiciones y pueda disfrutar de ellos, apunta González Gandía, se encuentran: “cepillarse tres veces al día después de las comidas, siendo importantísimo realizar siempre el cepillado de la mañana y, sobre todo, el de la noche, ya que se está inactivo y hay menos autolimpieza. Es aconsejable que el niño mastique cosas duras como manzanas, zanahorias, frutos secos (en vez de cereales, galletas, ganchitos y otros tipos de aperitivos salados) para un buen desarrollo de los maxilares y evitar azúcares pegajosos. Un consejo práctico para cuando empieza a moverse un diente es que lo sigan limpiando con cuidado pero mucho rato; de esta forma la encía no se inflama y caen con más facilidad. Ya sabéis el truco para vuestros hijos!”. Finalmente, se aconseja que los papás supervisen y repasen el cepillado de los niños, preferiblemente hasta los 10 a 12 años que es cuando ya adquieren suficiente destreza manual para hacerlo solos.
 
Fuente: elpais.com
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



En Deltadent nuestro objetivo es encontrar el tratamiento más adecuado que pueda mejorar tu sonrisa.
Éstos son algunos de los tratamientos más demandados, algunos de ellos se utilizan para corregir las consecuencias de algunas enfermedades, como la periodontitis. Pero no debemos de olvidar que prevenir es mejor que curar, por lo que en este y otros casos lo mejor es favorecer la prevención, por ejemplo llevando una buena higiene diaria o utilizando pastas dentífricas especialmente diseñadas para esta problemática.
Blanqueamiento dental
Es el más habitual a día de hoy. Prácticamente indoloro, el blanqueamiento elimina las manchas visibles en el esmalte dental que pueden estar provocadas por el café, el tabaco o el desgaste natural. La técnica consiste en la aplicación de un producto blanqueante, que se activa mediante una lámpara LED y que puede combinarse con el uso de férulas por la noche, con el objetivo de aclarar los dientes sin teñirlos de un blanco excesivo. Eso sí, sólo debemos realizarlo a través de un profesional y debemos saber que, aún así, existen consecuencias relacionadas, como la sensibilidad dental, que se pueden llegar a producir los días posteriores, por lo que en ese caso sería conveniente no comer alimentos demasiado fríos y/o calientes y utilizar un dentífrico específico para dientes sensibles.
Carillas dentales
Se trata de una solución perfecta tanto para borrar las manchas visibles en el esmalte dental como para corregir la forma, posición o tamaño del diente. Son unas láminas muy finas de porcelana o composite que se adhieren a la superficie del esmalte y que proporcionan un efecto muy natural.
Estiramiento de encía o microinjertos
Las encías retraídas son uno de los problemas más comunes de salud dental y su principal causa es la periodontitis crónica. Para corregir este defecto en la encía, se utilizan dos técnicas: el estiramiento de la misma para cubrir la raíz del diente o la combinación de esta técnica con microinjertos, en los que se toma tejido del paladar mediante una pequeña incisión y se cubre la encía.
Ortodoncia invisible
Es la alternativa a los brackets y permite corregir los defectos de alineación y mordida de una forma cómoda y casi imperceptible. Se trata de una serie de alineadores prácticamente invisibles y extraíbles que se cambian cada 15-20 días aproximadamente. Además, se combinan con un retenedor nocturno, cuya función es impedir el movimiento natural de los dientes mientras dormimos.
Contorneado cosmético periodontal
Las personas que enseñan mucha encía al sonreír, o que tienen una altura asimétrica en los dientes, pueden corregir este defecto con una pequeña cirugía conocida como contorneado cosmético periodontal. Consiste en recortar la encía que cubre el diente para conseguir una sonrisa más proporcionada y estética.
Implantes
Las tres causas para la pérdida de una pieza dental son: caries, piorrea o un accidente. La solución para reponerla es el implante, que consiste en la colocación de un tornillo de titanio en el hueso que actúa como raíz y la aplicación de una pieza de porcelana. Es una intervención mínimamente invasiva que se realiza con anestesia local.
 
Fuente: vivirmasymejor.elmundo.es
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.