Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.






deltadent-blanqueamiento-boda.jpg

Con la llegada del verano, llegan de nuevo multitud de eventos en los que todos queremos estar a la última y perfectos para estas ocasiones. Es el caso de las bodas, los bautizos o las comuniones. Especialmente en el día B, día de la boda, los novios quieren recibir a sus familiares y amigos con su mejor sonrisa. Por eso, la pregunta que más se realiza es, ¿qué podemos hacer a escasas semanas de la boda?



Salones de estética, spas, gimnasios… las sesiones de blanqueamiento dental se ofrecen en lugares de lo más variopinto. No sabemos si el personal encargado del tratamiento será el mismo que atiende la peluquería: puede haber quien considere que dar mechas también es blanquear.

Manejo de una sustancia que en manos no cualificadas puede ser peligrosa

El principal agente blanqueador que se emplea, es el peróxido de hidrógeno, que no es ni más ni menos que agua oxigenada, pero por encima de una concentración del 1% puede resultar muy peligrosa para tu boca, aplicado por personal no cualificado. Por este motivo, la legislación europea es clara: solo un dentista puede aplicar concentraciones entre el 1 y el 6% de peróxido de hidrógeno a un paciente.

Lesiones por mala aplicación

Quemaduras en las encías, muerte del diente, sensibilidad dental… son algunos de los efectos adversos de una mala aplicación. Insistimos: solo un dentista está autorizado en la aplicación de blanqueadores, hasta un 6% de concentración de peróxido de hidrógeno.

Tráfico ilegal de sustancias

El verdadero peligro está en el lucrativo tráfico ilegal de medicamentos en internet, que deriva en que muchas ocasiones caigan en manos no profesionales. Se comercia con productos ilegales con una concentración del 35% de peróxido de hidrógeno, muy por encima de la permitida por la legislación europea, Como se puede leer en este reportaje de BBC News.

Ante esta situación, ¿qué hago si me quiero blanquear los dientes?

Lo primero, informarte. Visita al dentista y escucha su consejo: cada individuo requerirá una duración del tratamiento y aplicación distinta. Duda de tratamientos milagro y filtra lo que se cuenta en las redes sociales.

El blanqueamiento dental profesional será caro…

En Deltadent, la primera consulta es gratis, y puedes financiar el tratamiento en 36 meses sin intereses. Lo realmente caro, es ponernos en manos de quienes nos tratan como clientes, y no como pacientes, y que además aplican tratamientos sin contar con formación específica para ello, o gastar dinero en productos milagrosos inefectivos.
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Blanqueamiento dental

La obsesión por conseguir una dentadura cada vez más blanca y luminosa, empleando de manera descontrolada productos para el blanqueamiento dental tiene nombre: blancorexia y no está exenta de riesgos contra la salud bucal.

Famosos, actores, actrices, modelos… muchos de ellos se han sometido a tratamientos para conseguir una sonrisa más blanca y  no siempre blanqueamientos dentales. Estos personajes se presentan como ejemplo a seguir de unos dientes perfectos. Deslumbran con sus dentaduras e instalan en las mentes la “urgente necesidad” de una sonrisa perfecta y más blanca, cuando en muchas ocasiones el tono exageradamente blanco se consigue mediante carillas dentales o retoques fotográficos y no mediante blanqueamientos dentales. La principal consecuencia de esta presión social por tener sonrisas radiantes es el uso indiscriminado de agentes blanqueadores –peróxido de carbamida o peróxido de hidrógeno–para conseguir el blanco más blanco posible en los dientes. La blancorexia debe tratarse por especialistas en psicología.

blanqueamiento-dental.famosos

 Los blanqueamientos dentales aclaran el tono, pero no siempre se puede conseguir el blanco que demandan algunos pacientes influenciados por el ‘star system’. Las sustancias químicas empleadas en los tratamientos de blanqueamiento son el peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) y el peróxido de carbamida (agua oxigenada y urea) que penetran a través del esmalte y la dentina y, empleados de forma abusiva, pueden producir cambios irreversibles en los tejidos.

Hay dos tipos de blanqueamiento:

  • Blanqueamiento dental que se puede realizar en casa, bien con productos proporcionados por un profesional o adquiridos sin receta. Se pueden encontrar múltiples productos en las farmacias y supermercados que prometen unos dientes blancos, si bien consiguen su objetivo (en mayor o menor grado), no son inocuos y nunca deberían utilizarse indiscriminadamente y sin supervisión.

  • Blanqueamiento realizado por el dentista en su consulta, aplicando un producto cuya acción se potencia con una lámpara. El blanqueamiento dental es una técnica que debe realizarse por profesionales cualificados para determinar si una persona tiene una buena saluda oral, y cuál es el tratamiento más adecuado y menos invasivo en cada caso, ya que las sustancias químicas que contienen los blanqueantes pueden irritar las encías o dañar el esmalte, y es necesario dejar pasar un tiempo entre un tratamiento y el siguiente.

El blanco no es el color natural de los dientes, sino que este se asemeja más a un tono marfil y está condicionado por aspectos genéticos y hábitos de alimentación e, incluso, por el consumo de ciertos medicamentos.

 
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Blanqueamiento dental:
Se dice que solo hay una oportunidad para causar una primera impresión. Una de las primeras cosas que observas cuando conoces a alguien es su boca, los labios, las encías, la posición de los dientes y su color. Una sonrisa blanca suele producir una mejor impresión (siempre que sea natural) que una que no lo sea tanto.
En los últimos años el blanqueamiento dental se ha convertido en uno de los servicios más demandados en las clínicas dentales. Pero, ¿sabes qué es? ¿Cómo se hace? ¿Qué peligros evitar o qué cuidados hemos de tener?
Os damos 10 consejos fundamentales antes, durante y después del blanqueamiento:
1.- Un blanqueamiento dental es un tratamiento odontológico, no es un tratamiento meramente estético que se puede hacer en cualquier lugar. Es decir, que debe ser efectuado por un dentista colegiado que será quien diga los requisitos previos de salud que debemos cumplir.
2.- El odontólogo será el que seleccione la técnica utilizar: tratamiento en la consulta o domiciliario, en casa, auto-aplicándose blanqueadores, pero siempre bajo el control estricto por parte del dentista.
3.- El profesional nos debe hacer un diagnóstico previo. Debe ser una persona que controle que todo funcione correctamente, que no hay peligro ni para las encías, ni para los tejidos blandos, ni para los dientes.
4.- Normalmente, no es doloroso. Es posible que en algún paciente con sensibilidad extrema pueda sentir dolor, pero se produce como la sensibilidad a un helado o a una bebida muy fría. Además, sabiéndolo se puede pretratar para que no suceda o controlarlo para evitar que vaya a más o que llegue a ser molesto. Habitualmente es momentáneo y se soluciona de forma espontánea.
5.- Una leyenda es que puede dañar el esmalte, pero si el blanqueamiento se efectúa de forma correcta, siguiendo las pautas del dentista, empleando un producto seguro, con una regulación sanitaria, vendido por empresas adecuadas, no es peligroso, es decir, no se daña el esmalte si se administra correctamente.
6.- Internet es el ‘caballo de batalla de los profesionales’. Está prohibido por ley vender directamente online a los pacientes productos blanqueadores. Si se hace desde una web en España o lo vende un comercio español es un delito, aunque se pueden comprar en el extranjero con el riesgo para la salud que supone. Todo blanqueamiento realizado fuera de una clínica odontológica puede tener graves consecuencias para nuestra boca.
7.- Uno de los principales factores que hace oscurecer el color de los dientes es el paso del tiempo. Si se blanquea un diente, con el tiempo volverá a oscurecerse (no como al estado inicial pero sí se oscurecerá). Para que ese grado de blanqueamiento perdure en el tiempo se deberán tomar medidas de mantenimiento, incluso, con el tiempo, algún retratamiento.
8.- Por otra parte, hay alimentos y bebidas que influyen en el color de los dientes antes, durante y después del blanqueamiento pero realmente lo que más influye son tomar medidas higiénicas inadecuadas. Debemos evitar bebidas que manchan y si no es posible realizar un buen cepillado tras la ingesta, así como controlar las dietas con alimentos con mucho colorante.
9.- También debemos evitar fumar. Pero si fumas, el blanqueamiento puede ser mucho menos eficaz. En las personas que fuman o mascan tabaco, combinado con una mala higiene bucal, es más fácil que el diente se oscurezca. Este tipo de oscurecimiento es menos importante que el que se produce a otro tipo de factores ya que éste es a nivel externo. Los colores graves de los dientes van asociados con factores que oscurecen el diente desde dentro, tipo enfermedades, toma de medicación, problemas dentales que hacen que el diente modifique el color de una forma más severa…
10.- Y un último mito que debemos desterrar trata sobre las pastas de dientes blanqueadoras. No hay pastas de dientes blanqueadoras, simplemente devuelven el diente a su color original pero no llegan a blanquear. Las pastas realmente blanqueadoras no se pueden comprar en farmacias, en grandes superficies o por Internet porque son productos blanqueadores en forma de pasta y sí que pueden llegar a blanquear pero debe ser un dentista quien los facilite y explique la forma de manejo.
En definitiva, hoy por hoy en las farmacias sólo se pueden dispensar dentífricos blanqueadores cuyo contenido en péroxido de hidrógeno no supere una concentración del 0,1%  (o de peróxido de carbamida del 0,3%).
No obstante, sí que se pueden comercializar otros dentífricos destinados a intentar devolver al diente su color original y ayudar a disminuir el tono amarillento que con el paso del tiempo pueden adquirir algunos de ellos; así como con la finalidad de contribuir a favorecer la eliminación de manchas superficiales sobre los dientes y a prevenir su formación.
Tanto los primeros como los segundos son un complemento adecuado durante la puesta en práctica de un tratamiento blanqueador siempre indicado y supervisado por el odonto-estomatólogo. En ese sentido cabe recordar que los productos realmente blanqueadores (concentraciones superiores al 0,1% de peróxido de hidrógeno y 0,3% de peróxido de carbamida) sólo pueden ser dispensados por el dentista en su consulta o indicados por el mismo para su empleo de forma domiciliaria.

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.