Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







La obturaciones dentales o empastes, son casi tan antigua como las caries. Una patología que se extiende con el cambio de alimentación del hombre –hace unos 13.000 años–, que supuso el cultivo de grano. Ya hemos comentado en otras ocasiones, que el azúcar y los carbohidratos, junto a una higiene deficiente, forman la combinación perfecta para generar la placa bacteriana que ataca los dientes.

El pasado: momias con empastes

Los primeros empastes hallados en momias, son de la edad de hielo. La cavidad se limpiaba con algún tipo de piedra afilada, y se rellenaba con betún, pelo o paja. Sin anestesia –o al menos sin una anestesia local moderna– y sin medidas profilácticas. El primer dentista del que se conoce su nombre, el egipcio Hesy-Ra, era un personaje admirado por sus conocimientos y destreza como “Gran de los cortadores de marfil”. La población egipcia padecía problemas de caries, debido a la alimentación, y a la nula higiene bucal (no se han encontrado restos de cepillos). Los materiales utilizados para los empastes de esta momia, fueron lino con aceite de cedro.

El presente: obturaciones de composite y metálicas

Afortunadamente, acudir hoy al dentista por una caries, no tiene por qué suponer una experiencia traumática, como sí lo fue hasta hace no demasiados años. Algunos materiales para obturar las cavidades, siguen siendo metales nobles como el oro, pero otros compuestos modernos se han impuesto por su resistencia, estética, precio y tiempo del paciente en consulta.
El origen de la resina compuesta se remonta a 1962. En la actualidad, las resinas o composites, constan de un componente cerámico de calcio o silicio y otro polimérico, que endurece por acción de una fuente de luz ultravioleta.

El futuro: adiós a los empastes

Sería, sin duda, una gran noticia: “Dientes con caries se regeneran por sí solos. Adiós a los empastes.” De momento, nos tenemos que conformar con saber que un medicamento contra el alzhéimer (enfermedad de la que hablamos recientemente por otros motivos) podría hacer que un diente produjera suficiente dentina como para autorregenerarse.
Los dientes son capaces de reparar con dentina lesiones de poca profundidad, de forma natural, pero esta producción de dentina se interrumpe por la acción de una enzima que el medicamento en cuestión, neutraliza.
La solución propuesta, consiste en combinar dicho medicamento con la aplicación de unas esponjas (desaparecerían de forma natural), que activen la formación de células madre de la pulpa dental, y así regenerar el diente en 6 semanas.
Incluso en ese futuro esperanzador sin empastes, deberemos mantener el cuidado de nuestra alimentación y hábitos de limpieza, así como las revisiones periódicas.
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Las carillas de composite se hacen con una resina que se adapta a los dientes y los tejidos que los rodean, mimetizándose perfectamente con el esmalte. El composite es muy similar al material de los empastes, por lo que el procedimiento de aplicación es parecido al de los empastes dentales, salvo para los dientes frontales, que necesitan un acabado más preciso y la técnica de colocación es más exacta que la de los empastes para dientes posteriores.
Las carillas de composite suelen tener un grosor que oscila entre los 0,3 y 0,9 mm. Esto hace que no necesiten ningún tipo de tallado sobre los dientes originales para compensar su grosor, lo que sí ocurre con las carillas de porcelana.
Carillas de composite 1
Cabe resaltar que algunas carillas de composite modernas tienen la cualidad de ser fluorescentes (al igual que los dientes) por lo que en ambientes con luz ultravioleta, cuando los dientes resaltan, estas carillas no se verán de forma diferente y resaltarán como el resto de dientes en lugar de verse grises, como podría pasar en discotecas con “luz negra”.
Todas estas cualidades hacen que el resultado de las carillas de composite sea francamente bueno y queden de manera muy natural junto al resto de dientes.

Casos indicados para utilizar Carillas de Composite:

Estas carillas suelen utilizarse para corregir diversos tipos de problemas dentales leves. El dentista será quien decida la gravedad del caso y si es aconsejable utilizar carillas de composite o de porcelana. Aun así, sus utilidades son las propias de cualquier carilla dental:

  • Cubrir espacios interdentales.
  • Corregir formas, fracturas y tamaño de los dientes.
  • Corregir alteraciones de color en los dientes.

Al ser un proceso sencillo y totalmente reversible, las carillas de composite suelen recomendarse en niños y pacientes jóvenes que aún no han terminado su desarrollo óseo y por tanto su estructura dental.
Repetimos que estas son sólo algunas indicaciones, pero la valoración de cada caso debe realizarla el dentista personalmente.

¿Cómo se colocan las Carillas de Composite?

El procedimiento puede realizarse normalmente en un total de dos visitas al dentista:colocacion carillas de composite

 1.- En la primera visita no se hará nada propiamente dicho sobre los dientes del paciente, ya que únicamente es una visita de información. El paciente explica los resultados que busca obtener y el dentista examinará los dientes para saber lo que debe hacer. Después de esto se acordará una fecha para la segunda visita, en la que se realizará todo el proceso.

2.- En esta segunda visita al dentista se llevará a cabo todo el proceso de colocación de las carillas de composite. Se trata de un procedimiento poco invasivo e indoloro.

  • Primero se procede a la limpieza del diente y al aislamiento del mismo respecto a los demás mediante una pequeña tira de plástico.
  • Posteriormente se aplica el adhesivo que va a sujetar la carilla.
  • El dentista aplica la resina (composite) en capas muy finas directamente sobre el diente para ir dando forma y cubriendo aquellas zonas que lo necesiten. De esta manera va realizando las correcciones necesarias al momento y así “construye” un nuevo diente o una nueva parte de este, directamente sobre el diente original.
  • En el procedimiento se van aplicando capas de diferentes tipos de resinas según sea necesario cubrir zonas o dar más brillo y color a la carilla. También se utiliza una herramienta que aplica directamente una luz LED que ayuda a secar y endurecer la resina.
  • Finalmente la carilla se pule para dar el acabado perfecto al diente.

La duración de esta sesión puede variar dependiendo del número de dientes a tratar y de la dificultad de la colocación de la carilla en cada uno.
Al ser un procedimiento más sencillo en comparación con las porcelana, las carillas de composite se pueden colocar en una sola sesión y no necesitan tallar el diente para ser colocadas. Esto hace que sea un proceso reversible puesto que el diente original se mantiene igual, y en un futuro podrían retirarse las carillas para realizar otros tratamientos más novedosos.
Otra de las ventajas es que no se necesita anestesiar la zona, ya que el procedimiento de colocación de las carillas de composite no produce ningún dolor.

¿Cuánto duran las Carillas de Composite?

Dependiendo de los hábitos de los pacientes, las carillas de composite suelen durar entre 2-5 años y requieren una mayor atención que las carillas de porcelana. Es posible que pasado ese tiempo aparezcan algunas manchas sobre las carillas, que se deban a agentes externos como el café, el tabaco y demás productos que pueden atacar al color de los dientes.
Además de esto, cabe recordar que se deben evitar realizar acciones que puedan dañar las carillas como morder cáscaras duras (como las de los frutos secos), cortar materiales como hilos o celofán… Estos son sólo algunos de los consejos para cuidarlas y alargar su duración lo máximo posible.
El paciente no debe realizar cuidados especiales para sus carillas de composite más allá de mantener la higiene bucodental como si de dientes normales se tratasen. Aun así, es conveniente visitar al dentista al menos una vez al año para que realice el mantenimiento adecuado que puede consistir en blanquearlas, pulirlas, limarlas…
 

Vía: carillasdentalesweb.com

 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.