Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







El próximo 31 de enero, Colgate presentará en sociedad el nuevo dentífrico Colgate Total, sin triclosán, y lo anunciará a todo el mundo, nada menos que en la Super Bowl del próximo 3 de febrero.

¿Por qué reformular un producto de gran consumo que bate récords de ventas desde hace décadas?

Por el triclosán. Este desinfectante, ampliamente utilizado, ha sido sospechoso de causar efectos adversos en el organismo humano y en el medio ambiente. La multinacional, tras eliminarlo hace años de jabones y geles, finalmente ha cedido a las presiones de grupos de consumidores de Estados Unidos y, según el fabricante, después de 10 años de desarrollo, lo ha retirado del popular dentífrico, al menos del que venden en el mercado estadounidense. En Europa, de momento no lo retira.

¿Qué es el triclosán?

Como hemos dicho, es un desinfectante bactericida y fungicida, presente en infinidad de productos de higiene –como desinfectante– y cosmética –como conservante–: desde un jabón de manos quirúrgico, hasta un colutorio. Actúa sobre la membrana citoplasmática de las bacterias, lo cual, como veremos más adelante, puede ser un arma de doble filo.

¿Es perjudicial el triclosán?

No está del todo claro. Su eficacia como bactericida, hace que también elimine bacterias necesarias que, precisamente protegen nuestro organismo de otras infecciones:

  • Nuestra flora intestinal podría verse mermada, si el acceso es por vía oral –dentífrico, colutorio–, o la flora dérmica también afectada, si es por vía cutánea –jabón, crema, champú–.
  • Podría alterar el sistema hormonal. Algunos estudios han llegado a esta conclusión, aún por probar en humanos.
  • Podría provocar resistencia a antibióticos. El mismo efecto que tiene el uso indiscriminado de antibióticos, sea por automedicación o por su presencia en la industria alimentaria.
  • Se ha relacionado esta sustancia con determinados cánceres en ratas, pero sin resultados concluyentes.
  • Podría causar daños en el medio ambiente. Esta sustancia, presente en aguas residuales, puede terminar afectando al medio acuático, con las consecuencias descritas en los puntos anteriores.

¿Está muy extendido el triclosán? ¿Por qué?

Lo está. Tanto es así, que la sustancia está presente en sangre, orina (75% de los estadounidenses) y leche materna.
Una de las razones, es que el triclosán es eficaz, y no hay tantos conservantes-desinfectantes disponibles para sustituir unos por otros. Reducir el número de conservantes a unos pocos, fomenta la resistencia bacteriana a antibióticos.
Está demostrado que es eficaz contra la placa bacteriana y gingivitis.

¿Es seguro?

La legislación europea, limita el uso de triclosán en productos de higiene bucal a un 0,3% en el caso de detífricos, y un 0,2% en los colutorios. Sin embargo, estudios demuestran que esta proporción se puede multiplicar cuando el cepillo no se ha aclarado suficientemente, y se van acumulando restos de dentífrico con altas proporciones de este bactericida.
Este compuesto se utiliza desde hace décadas en productos de gran consumo, pero la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), periódicamente somete a revisión compuestos que fueron aprobados con estudios que podrían considerarse hoy día obsoletos. Así, que productos tan comunes como los edulcorantes aspartamo o derivados de stevia, glutamato monosódico, parabenostriclosán, etcétera, están siendo revisados.
La retirada del compuesto en EE.UU. por parte de Colgate, y diversas informaciones en redes sociales –vídeos de WhatsApp incluidos– añaden alarma y confusión sobre los efectos en nuestra salud, del que se dice incluso que es cancerígeno, sin estudios concluyentes sobre la población, que lo demuestren.

¿Debo emplear productos con triclosán?

La respuesta sería la misma que para la pregunta: ¿debo tomar tal antibiótico? Sí, siempre que esté indicado por un médico ante una determinada patología, y la duración del tratamiento sea la estrictamente necesaria.
En España no hay tantos productos de higiene bucal con triclosán –los llamados de «Acción Total»–, y siempre se encuentra en proporciones seguras.
En cualquier caso, lo que recomendamos es que utilice los productos con triclosán, cuando su odontólogo se lo indique expresamente, y durante un período de tratamiento concreto.
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Frecuentemente, no se le presta la debida atención a la dentadura provisional de los niños en edad temprana. Precisamente, esta circunstancia propicia que no se cuide la higiene ni los hábitos saludables, y aparezcan las primeras caries en bebés, con nefastas consecuencias para los dientes de leche, y los definitivos.

10 años de provisionalidad

Los niños comienzan a renovar sus piezas dentales a los 5 años aproximadamente, con los incisivos frontales inferiores en primer lugar. Hasta los 1o años y medio, no termina la renovación, con los segundos molares. Son períodos aproximados: cada niño tiene un ritmo de crecimiento.

Si no son dientes definitivos, ¿por qué son tan importantes?

Existen varios motivos por los que es fundamental mantener una dentadura sana en la edad temprana:

  • Los dientes fueres son muy importantes en la alimentación (digestión), facilitando una mordida eficiente.
  • Unos dientes enfermos, pueden afectar negativamente en el aprendizaje del habla.
  • Las piezas dentales sanas, ayudarán a la formación correcta de la dentadura definitiva.
  • Los buenos hábitos higiénicos y alimenticios con la primera dentadura, obligará de forma automática a tener unos buenos hábitos con la dentadura definitiva, para la que ya no habrá recambios naturales.

Causas de las caries en edad temprana

Tal como ocurre en los adultos, las caries proliferan por unos malos hábitos:

  • Higiene nula o escasa.
  • Alimentos y refrescos ricos en azúcares (zumos, postres, chuches, golosinas…).
  • Alimentos con carbohidratos fermentables que no se eliminan con el correspondiente cepillado.

Pero también hay otros hábitos específicos de la edad:

  • Contacto con la saliva de adultos, que pueda transmitir bacterias nuevas, sin que el bebé tenga aún las defensas desarrolladas.
  • Carencia de vitamina D. Según estudios recientes, puede haber una relación entre un bajo nivel de vitamina D, y la aparición de caries. Aún no se tiene una certeza absoluta de que no se trate de una coincidencia, pero como veremos más adelante, prevenir la carencia de vitamina D, es fácil.
  • Una causa posible, no probada, puede ser la lactancia materna a demanda, que haría que el bebé permaneciera dormido con restos de leche en la boca. Hay estudios que lo corroboran, y estudios que afirman lo contrario: la leche materna protege al bebé de las bacterias que causan las caries. A este respecto, la Asociación Española de Pediatría, afirma: «Dados los probados beneficios de la lactancia y la falta de evidencias sólidas de que pueda estar asociada a caries infantiles debemos aconsejar mantener la lactancia e informar a los padres de lo importante que es un hábito de higiene bucal adecuado desde la erupción de los primeros dientes».

Prevención de las caries en bebés

Como ya se ha comentado, las medidas de prevención de caries infantiles, no son muy diferentes a las de los adultos:

  • Mantener higiene adecuada desde la aparición del primer diente, sea con un dedal específico, gasa, o cepillo especial cuando esté indicado. Para cada etapa de crecimiento, existe un método específico.
  • Evitar ingerir exceso de azúcar, o permanecer demasiado tiempo con restos de golosinas en la boca.
  • Limpieza después de las comidas, sobre todo si el contenido en carbohidratos o azúcares ha sido alto. Emplear pasta de dientes con la proporción de flúor adecuada a la edad del bebé.
  • Evitar el intercambio de saliva entre el bebé y los adultos en la etapa temprana, cuando las defensas aún no están desarrolladas. Besos en la boca, limpieza de chupetes o tetinas en la boca del adulto, etc.
  • Fomentar la producción o ingestión de vitamina D, que fomenta el crecimiento de los huesos, y su carencia puede tener relación con la aparición de caries. La vitamina D en un 90% se sintetiza por el organismo, con la exposición de la piel a los rayos ultravioleta: más paseos y juegos al aire libre, y menos centro comercial. También se puede ingerir a través de alimentos ricos en vitamina D: hígado de bacalao y carne de pescados azules como salmón, sardinas, caballa y en menos medida, hongos y setas silvestres.

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Las aftas o llagas se manifiestan en la mucosa bucal; interior de las mejillas, encías, paladar o lengua, en forma de pequeñas llagas blancas o amarillentas, rodeadas por una zona enrojecida.

¿Aftas o herpes labial?

Las aftas no son contagiosas, pero se las suele confundir con el herpes labial, causado por el virus del herpes. La diferencia es que, mientras las aftas aparecen en el interior de la boca, el herpes –también llamado ampollas de fiebre o herpes simplex– lo hace en el exterior –alrededor de los labios, bajo la nariz o en mentón– y es contagioso, de origen vírico.
La primera infección por herpes se suele producir en la infancia, sin síntomas o confundido con otra dolencia como gripe o resfriado. De adulto, este virus se puede manifestar de forma recurrente o permanecer inactivo.

Causas del afta

No está claro el origen exacto de esta dolencia, pero la aparición de aftas se relaciona con déficit de vitaminas, estrés, tabaquismo, traumatismos –mordeduras accidentales– algunos medicamentos como antibióticos, cambios hormonales o predisposición genética, entre otros.
Algunos dentífricos o enjuagues bucales contienen sustancias que pueden provocar la aparición de aftas, así como un cepillado agresivo con un cepillo de cerdas excesivamente duras.

Consejos para tratar y prevenir las aftas

Habitualmente desaparecen solas, pero si persisten durante varias semanas, es conveniente acudir al médico para prevenir otras enfermedades. No está de más seguir unas sencillas pautas para aliviar los síntomas:
Evitar picantes, alimentos ácidos y bebidas muy calientes.
Enjuagues con agua y sal, o agua y bicarbonato.
Dieta equilibrada con aporte de ácido fólico –verduras de hoja verde, legumbres–, vitamina B –carnes, mariscos, lácteos, huevos, cereales– y hierro –carnes rojas, frutos secos–.
Higiene adecuada con cepillo no excesivamente duro, evitando un cepillado agresivo.

 



Hilo dental: hoy vamos a explicaros la función de este elemento de higiene bucodental y cómo usarlo.

¿Para qué sirve?

Partiendo de la base de que el cepillado no es suficiente para conseguir una limpieza óptima de nuestros dientes ya que existen zonas de difícil acceso para el cepillo, es necesario utilizar otros elementos que nos permitan un fácil acceso y la limpieza de estos rincones.
El hilo dental es uno de los elementos que nos serán de mayor ayuda para alcanzar la zona interdental, es decir, el espacio existente entre los dientes. Se trata de una zona muy propensa a la acumulación de restos de alimentos, por lo que si no los retiramos podrían generarse caries o enfermedades de encías.
También nos permite acceder sin problema a los espacios interdentarios para remover los restos de alimentos y placa que se alojan en esta zona, siendo además un proceso muy simple y rápido.

¿Cuál es el modo correcto de utilizarlo?

El uso correcto elimina la placa y las partículas de comida de lugares que el cepillo dental no puede alcanzar fácilmente: debajo de la encía y entre los dientes. Como la acumulación de placa puede provocar caries y enfermedades de las encías, se recomienda el uso diario de hilo dental. Es importante realizar el movimiento con suma suavidad para evitar dañar las encías así como también tendremos que llevar a cabo este proceso en la totalidad de espacios interdentarios.
Aproveche las ventajas del uso de hilo dental y adopte la siguiente técnica:

  • Tomando unos 45 cm (18″) de hilo dental, enrolle la mayor parte del mismo alrededor del dedo anular, dejando 3 o 5 cm (1 ó 2″) de hilo para trabajar
  • Sostenga el hilo dental tirante entre los dedos pulgares e índices, y deslícelo suavemente hacia arriba y hacia abajo entre los dientes
  • Curve el hilo suavemente alrededor de la base de cada diente, asegurándose que pase por debajo de la encía. Nunca golpee ni force el hilo, ya que puede cortar o lastimar el delicado tejido gingival
  • Utilice secciones de hilo limpio a medida que avanza de diente en diente
  • Para extraer el hilo, utilice el mismo movimiento hacia atrás y hacia adelante, sacándolo hacia arriba y alejándolo de los dientes

¿Qué tipo de hilo dental debo utilizar?

Existen dos tipos de hilo dental:

  • Hilo dental de nylon (o multifilamento): El hilo dental de nylon puede estar o no encerado, y existen una gran variedad de sabores. Puesto que este tipo de hilo dental está compuesto por muchas hebras de nylon, a veces se desgarra o deshilacha, especialmente entre los dientes con puntos de contacto apretados.
  • Hilo dental PTFE (monofilamento): Si bien es más caro, el hilo dental de un solo filamento (PTFE) se desliza fácilmente entre los dientes, incluso entre aquéllos con espacios reducidos, y generalmente no se deshilacha.

Si los utiliza correctamente, ambos tipos de hilo dental son excelentes para eliminar la placa y los restos alimenticios.

hilo-dental-uso

Utilice unos 45 cm (18″) de hilo dental, dejando 3 ó 5 cm (1 ó 2″) para trabajar.

hilo-dental-2

Siga suavemente las curvas de sus dientes.

hilo-dental-3

Asegúrese de limpiar debajo de la encía, pero evite golpear el hilo contra la misma.

Aunque nos hemos cepillado los dientes y hemos usado hilo dental durante años y años, muchos de nosotros nos sorprendemos al saber que no lo hemos hecho correctamente. Un ejemplo: ¿sabía que un buen cepillado lleva como mínimo dos minutos? La mayoría de los adultos no se cepillan tanto tiempo.

Estos cuatro pasos son la manera mejor y más fácil para ayudarlo a recordar cómo cuidarse la boca, los dientes y las encías:

  • Cepíllese al menos dos veces al día con una crema dental con flúor como mínimo durante dos minutos, sobre todo a primera hora de la mañana y antes de irse a dormir.

  • Use hilo dental todos los días, normalmente a la hora de irse a la cama.

  • Limite el número de veces que come bocadillos por día.

  • Vaya al dentista cada 6 meses para que le examine la boca y le realice una limpieza profesional.

En caso de que el espacio entre los dientes sea muy grande, especialmente cuando faltan piezas dentales, se sustituirá el hilo dental por los cepillos interproximales, un cepillo específico que nos servirá para limpiar estos espacios.

La función del hilo dental es imprescindible a la hora de conseguir una higiene oral óptima, por lo que el uso diario de este elemento no solamente nos permitirá prevenir las principales enfermedades bucodentales puesto sino que además mejorará nuestro aliento.

 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



La pasta de dientes es una parte fundamental de la higiene bucal. Hay dentífricos de muchas marcas y colores, incluso negro, que tiene un potente efecto blanqueador por su componente de carbón activo, a pesar de su peculiar tonalidad. Y es que con tantas opciones no es fácil saber cuál es la más adecuado para nosotros, pero tan importante es escoger un cepillo de dientes adecuado para tu boca, como saber elegir la pasta de dientes que cumpla con tus necesidades.
Evidentemente todos sirven para cepillarse, pero pueden hacer mucho más por la salud dental. Por ello, hoy os vamos a explicar los dentífricos que existen y cuáles son sus principales objetivos.

  • Prevención de caries: A la hora de prevenir la formación de caries es importante optar por una pasta de dientes que contenga flúor. Ayuda a remineralizar el esmalte, reforzarlo y asi eliminar la placa bacteriana.
  • Sangrado de encías: Este problema aparece cuando se acumula la placa bacteriana en nuestra boca y puede provocar problemas más graves y enfermedades periodontales. Es importante controlar este problema y usar pastas de dientes con flúor y clorhexidina. Esta última sustancia puede teñir levemente el esmalte, por ello, son dentífricos que no deben utilizarse más de dos semanas y se deben alternar con otras pastas de dientes.
  • Infantiles: Para los más pequeños de la casa se recomienda utilizar pastas de dientes específicas, con una concentración de flúor pequeña, ya que los niños suelen tragarse un poco la pasta. Hasta la edad de 12 años no deberán utilizar pastas para adultos.
  • Sensibilidad dental: Este tipo de pastas fortalecen el esmalte para así ayudar a combatir los efectos de la sensibilidad dental. Son dentífricos que tapan los poros que se han producido en la dentina y que conectan con los nervios del diente.
  • Blanqueamiento: Las pastas blanqueadoras no sirven por sí solas para blanquear las piezas, sino que refuerzan y mantienen los efectos del tratamiento de blanqueamiento dental realizado por un profesional. Estos dentífricos además facilitan la eliminación de las manchas leves producidas por el café, tabaco, u otros elementos.
  • Halitosis: Para evitar el mal aliento es prioritario vigilar lo que se consume y además reforzar la higiene bucal con dentífricos con sabores frescos como menta, romero, manzana…
  • Ortodoncia: Este tipo de dentífricos están especialmente pensados para personas con ortodoncia ya que, además de proteger el esmalte, también refuerzan y calman las encías que tan sensibles suelen estar.

En muchas ocasiones, no conocemos las características de nuestra boca y por ello no somos conscientes del dentífrico que más nos conviene. Es importante, por ello, preguntar a un profesional sobre la fórmula adecuada para nuestros dientes. Cada boca es distinta y cada dentífrico también. Por ello, apuesta por la pasta de dientes adecuada a tus necesidades y favorece una higiene bucal óptima y duradera.
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.