Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







El dolor, la inflamación, la rotura o pérdida de un diente o las hemorragias orales son situaciones en las que la visita al odontólogo no debe aplazarse, pues hacerlo supone en algunos casos un riesgo innecesario de agravamiento del problema o mantener una situación de sufrimiento.
Enfrentarse a una emergencia dental, sea del tipo que sea, suele ser complicado. Aunque alguna de ellas se pueden solventar por uno mismo porque, a simple vista, parece que no revisten gravedad, hay ocasiones que pueden resultar algo más escandalosas y paralizar o hacer perder los nervios. En estos casos es cuando se hace más necesario saber cómo actuar adecuadamente. Esto implica reaccionar con tranquilidad y, a la vez, rapidez.
Hoy hablaremos de la pérdida de un diente:

Situación

La pérdida de un diente se puede producir haciendo deporte, en una caída accidental, una pelea, un accidente de coche o moto… Si la pérdida del diente ha sido total, es posible que sangres mucho, así que mantén la calma.

Solución

Acude al dentista cuanto antes: este caso no puede esperar. Cuanto más rápido acudas, más posibilidades habrá de reimplantar el diente perdido.

Mientras acudes al dentista

Para que el implantólogo pueda volver a colocar la pieza dental perdida es necesario que busques la pieza. Cuando la hayas encontrado, llévala a la consulta, pero no la limpies ni manipules su raíz. Hay tres formas diferentes de actuar con la pieza dental antes de llegar a consulta:
1. Coloca el diente en el alveolo (orificio en el que estaba) y pon una gasa entre los dientes para que puedas morderla y que la pieza se mantenga en su sitio. Eso sí, ten cuidado de no tragártela
2. Introduce el diente dentro de la boca, es decir, debajo de la lengua o a un lado. En este caso, también tienes que tener cuidado de no tragártelo
3. Sumerge el diente en un vaso de leche fría (de la nevera).
 
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



En nuestra sociedad actual, cada vez es más frecuente la práctica deportiva tanto en niños, en adolescentes como en adultos, y la realización de ciertas actividades lúdicas que pueden representar riesgo de traumatismo dental. La acción de los golpes cerca de la cavidad oral suelen causar la rotura, pérdida y hasta el desplazamiento de los dientes. Situaciones que afectan a la estética, fonación y masticación.
La prevalencia de las lesiones dentales durante la práctica deportiva llega a ser de hasta un 45%. En este sentido, las más frecuentes son las luxaciones y las fracturas dentoalveolares.

¿Qué es un traumatismo dental? 

Es una agresión producida por un impacto directo en los tejidos duros orales, ya sea porque un objeto se desplaza contra la boca o porque el deportista se golpea contra una superficie dura. Uno de los factores que más influye en el riesgo de sufrir una lesión en esta zona es el crecimiento. Los huesos y músculos del aparato estomatognático se desarrollan a un ritmo diferente, estando más inmaduros en el caso de los niños, por lo que éstos son más vulnerables a sufrir un traumatismo dental.

¿Existe algún perfil de persona en el que sea más fácil que se produzca un traumatismo?

Sí. Hay diversos factores de la cavidad oral que hacen que la persona sea más susceptible a sufrir un traumatismo dental: el resalte y la incompetencia labial; es decir, las personas que necesitan tratamiento ortodóncico son más propensas a sufrir un traumatismo; el estado emocional del paciente también puede incidir en el riesgo de traumatismo dental.
CLASIFICACIÓN DE FACTORES DE RIESGO ANTE UN TRAUMATISMO DENTAL
1. Malposición dental
2. Malformación de esmalte o dentina
3. Interposición labial o lingual
4. Prótesis bucal o tratamien- tos previos
5. Ortodoncia
6. Enfermedad periodontal

¿Es el traumatismo dental una urgencia médica?

Sí y se debe tratar como tal, acudiendo lo antes posible al dentista, ya que un diagnóstico precoz y un tratamiento oportuno mejoran el pronóstico del diente. Los dientes traumatizados y desplazados pueden dañar tanto al diente permanente en caso de dentición temporal como los permanentes adyacentes.
PASOS A SEGUIR CUANDO PERDEMOS UN DIENTE EN UN TRAUMATISMO
Guardar la calma y estar tranquilos.
Buscar el diente que ha saltado y cogerlo del suelo por la corona NO tocando nunca la raíz.
Lavarlo bajo un grifo de agua corriente durante unos dos minutos (jamás raspar la raíz ni
aplicarle ningún antiséptico).
Recolocarlo en la boca mirando el sentido de los dientes vecinos para no equivocarnos.
Clasificación de los deportes según el riesgo de traumatismos orales.
Alto riesgo: Artes marciales, boxeo, fútbol americano, hockey, patinaje sobre hielo y rugby.
Riesgo intermedio: Baloncesto, balonmano, buceo, equitación, paracaidismo, squash y waterpolo. En estos deportes existe una alta incidencia de accidentes dentales.
Clasificación de las lesiones traumáticas producidas duran- te la práctica deportiva.
Lesión leve: Aquella que no impide continuar el juego. Se da un tratamiento provisional y al finalizar el juego se explora en profundidad.
Lesión grave: La lesión obliga al jugador a retirarse y permanelar, ojo o mejilla.
También son frecuentes las lesiones en la mandíbula, siendo muy común la lesión mandibular por un mecanismo indirecto.

¿Se pueden evitar los traumatismos dentales en el deporte? 

Sí, sobre todo en deportes de contacto. Por ello es imprescindible el protector bucal.
 
Fuente: estadiodeportivo.com
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



¿Carillas o brackets? Métodos para alinear tus dientes

Aunque a simple vista parezca que unos dientes torcidos o una mordida incorrecta son algo meramente estético, la realidad es que, además del hecho de no poder sonreír con confianza, existen otras razones por las que deberías considerar corregir tus dientes.
Riesgo de padecer problemas dentales como la caries enfermedades periodontales
Problemas de masticación
Dolores musculares
Bastante habitual en personas que padecen bruxismo, que debido a que tienen una mordida incorrecta muerden con fuerza o rechinan sus dientes provocando dolores de cabeza y de los músculos del cuello.
SOLUCIONES PARA CORREGIR TU SONRISA
Cuando vemos a alguien con los dientes torcidos la ortodoncia la primera solución que se nos viene a la mente es la ortondoncia, aunque existen otras posibilidades que también pueden resolver este problema tan habitual entre la población.
Cuando la desalineación de los dientes no es muy acusada, o cuando un paciente tiene diastema (espacio entre los incisivos superiores), las carillas dentales pueden ser una buena solución.

Las carillas dentales

Las carillas dentales son unas láminas muy resistentes de entre 0,3 y un milímetro de espesor que se colocan en la cara externa de los dientes para restaurar el aspecto natural de los mismos. Pueden fabricarse con porcelana o resina compuesta y se personalizan en cada caso para conseguir el color, la forma, el tamaño y la longitud necesarios para luego fijarse a los propios dientes.
Pueden servir de solución para:

  • Malposiciones leves de los dientes: las carillas están indicadas en casos de apiñamientos moderados.
  • Armonización de la sonrisa: gracias a las carillas podemos conseguir una mejor alineación y homogeneización de nuestros dientes.
  • Cerrar espacios: en pacientes con diastema o que tengan espacios entre los dientes, pueden conseguir una sonrisa más correcta con carillas estéticas.

Ventajas:

  • Dan una apariencia natural a los dientes.
  • Son tolerantes con los tejidos blandos de los dientes.
  • Las carillas de porcelana son resistentes a las manchas.
  • Sirven para conseguir unos dientes más blancos.

Inconvenientes:

  • La mayoría requieren la eliminación de parte del esmalte ( es un procedimiento irreversible).
  • Tienen un precio superior que otros tratamientos.
  • Son difíciles de reparar según el material con el que estén fabricadas.
  • No están indicadas en personas bruxistas.

Resultado de imagen de CARILLAS DENTALES

Tratamientos de ortodoncia

Los aparatos más utilizados son los brackets, aunque también los hay de removibles (Invisalign). Pueden estar hechos de metal, cerámica, composite o una combinación de varios de estos materiales.
Los brackets funcionan a través de la constante aplicación de fuerzas en los dientes para moverlos en las posiciones necesarias. El tiempo del tratamiento suele ser de entre uno y dos años, y es efectivo tanto en niños como en adultos.
Pueden servir de solución para:

  • Corrección de malposiciones de todo tipo.
  • La maloclusión.
  • Conseguir una buena alineación de la sonrisa.
  • Cerrar espacios.
  • Corregir el apiñamiento.

Ventajas:

  • Los brackets funcionan muy bien en la inmensa mayoría de casos.
  • Se obtienen resultados de por vida siempre si se utilizan retenedores.
  • No comportan ningún desgaste de los dientes.

Inconvenientes:

  • Su coste puede ser un obstáculo para algunas personas.
  • Debe mantenerse una perfecta higiene de los dientes, ya que suelen acumular restos de comida.
  • Pueden provocar pequeñas heridas en la boca, sobre todo al inicio del tratamiento.
  • Requieren la utilización de retenedores.
  • Comprometen la estética, aunque actualmente hay brackets estéticos que se disimulan más (cerámica y transparentes).

Resultado de imagen de ortodoncia deltadent youtube
 

 



Running: ¿cómo afecta a la salud bucodental?
Al hablar de la práctica del ‘running’ es frecuente pensar en patologías musculares, sobre todo en las extremidades inferiores, pero la boca es otro de los puntos a tener en cuenta
Los corredores no son los deportistas que más padecen, a primera vista, muchos traumatismos faciales; sin embargo, sí que son frecuentes los traumatismos dentales, especialmente en las carreras de montaña, tan de moda en los últimos tiempos. Lo más habitual en estos corredores es sufrir impactos de intensidad leve-moderada que pueden originar fracturas en las piezas que serán tratadas por los odontólogos en la mayoría de los casos.
Cuando una persona sufre un golpe en la boca que provoque la avulsión o salida completa de la pieza dental (corona y raíz enteras), debe reimplantarla de forma urgente. Existe una relación exponencial entre el tiempo que se tarda en recolocar la pieza dental en el alveolo dentario y la posibilidad de que vuelva a tener estabilidad futura en el hueso. Esto se debe hacer lavando el diente con agua o leche y cogiéndolo por la corona sin manipular la raíz en exceso, para después introducirlo en su alveolo. Si el dolor o la situación de estrés del momento lo impiden, se debe colocar el diente debajo de la lengua o, como tercera opción, se meterá en un recipiente con agua o leche. Acto seguido, el corredor accidentado debe acudir a un centro sanitario donde exista un especialista en cirugía maxilofacial o a un odontólogo, para así tratar de estabilizar la zona mediante diferentes dispositivos.
‘Running, la gran obsesión’
El entrenamiento también puede causar dolores de cabeza o cefaleas en personas predispuestas. Algunas pueden tener relación con componentes nerviosos y vasculares de tipo migrañoso. En estos casos, especialmente en épocas de sol, es fundamental tratar de correr con protección, mediante el uso de gafas y gorra, ya que, al exponernos de manera directa en la cabeza, el sol produce un efecto vasodilatador.
Un segundo tipo de cefaleas que son frecuentes en corredores son las asociadas a las contracturas musculares al apretar los dientes. De la misma manera que algunos pacientes utilizan las famosas férulas de descarga (dispositivos intraorales a modo de mordedores especiales, con un perfil menor a los protectores dentales clásicamente utilizados en los deportes de contacto), desde hace unos años se ha popularizado el uso de dispositivos similares en los entrenamientos y en las carreras. Estas férulas disminuyen la tensión que ejercen los músculos faciales masetero y temporal sobre la mandíbula y la articulación temporomandibular. Una de las ventajas teóricas añadidas es que además, en determinados pacientes, pueden ayudar a aumentar el espacio por donde pasa el aire al propulsar la mandíbula hacia delante, concepto utilizado en alguna enfermedad como el síndrome de apnea-hipopnea del sueño.
Entre los corredores son frecuentes las cefaleas asociadas a contracturas musculares por apretar los dientes.
Sin embargo, el especialista debe ser capaz de seleccionar de manera correcta las personas que se pueden beneficiar de estos dispositivos, pues también pueden limitar la entrada de aire y forzar la articulación en pacientes con unas características diferentes.
Estas consideraciones son, por tanto, fundamentales, ya que la correcta entrada de aire es uno de los aspectos más importantes que marcarán la diferencia en la carrera. Entre otras ventajas, pueden ayudar a hacer desaparecer el flato que tanto hace sufrir a los corredores. Para ello, también se puede trabajar el concepto de la respiración asimétrica como patrón respiratorio, que consiste en tomar y soltar el aire en un número diferente de pasos, siguiendo un patrón 2:3, 3:2, 1:2, etc… Esta práctica permite disminuir, e incluso hacer desaparecer, el famoso flato y los tan frecuentes dolores musculares en los isquiotibiales. Antes de hacerlo durante la carrera, es recomendable comenzar a practicarlo mientras se camina.
 
Fuente: elconfidencial.com
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.