Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







El esmalte dental es la cubierta externa del diente y se considera el tejido duro en el cuerpo. Desempeña un papel fundamental en la protección del desgaste de la parte interna del diente. Su erosión puede estar asociada con la pérdida de los dientes y puede acompañarse con una serie de síntomas como el dolor.
El esmalte está diseñado para proteger los dientes de sus funciones diarias, como la molienda, morder, masticar, etc. Es un tejido duro y protege los dientes, sin embargo, está sujeto a daños que pueden salir de la porción interna del diente expuesto a productos químicos o temperaturas extremas dolorosas.
Las fracturas de huesos generalmente pueden reparar de forma natural por el cuerpo, sin embargo, la pérdida de esmalte es permanente y no puede ser regenerado, sobre todo porque el esmalte de los dientes no tiene células vivas.

Causas de la pérdida de esmalte

Hay varios factores que pueden conducir a la erosión dental y pérdida del esmalte dental. Algunas de las causas más comunes incluyen:

  • El consumo excesivo de bebidas gaseosas, que son alto contenido de ácido fosfórico y ácido cítrico se asocia con la erosión.
  • La sequedad de la boca causada por una condición llamada xerostomía también aumenta el riesgo de pérdida de esmalte.
  • Nivel alto de azúcar y almidón de la dieta también se vincula con la erosión del esmalte.
  • Enfermedad de reflujo ácido u otros tipos de trastornos gastrointestinales también pueden conducir a la pérdida de esmalte.
  • Algunos medicamentos, como los antihistamínicos y la aspirina también se conectan con la erosión dental.
  • Factores Trauma y genéticos también pueden contribuir a la pérdida de esmalte en algunos individuos.

Cómo se restaura

Aquí están algunos remedios sencillos y naturales que pueden ayudar a prevenir y reducir la pérdida de esmalte de los dientes. Si bien estos consejos pueden ser útiles, los tratamientos odontológicos como coronas dentales pueden ser necesarios en caso de pérdida excesiva:

  • Asegúrese de realizar un buen uso de su cepillo de los dientes. Las malas prácticas de cepillado puede dañar el esmalte dental, dejando el interior expuesto a daños.
  • Retire los alimentos ácidos altos como refrescos, etc. Evite los alimentos ricos en almidón y azúcar.
  • Mastique chicle con regularidad. La goma de mascar puede estimular la producción de saliva natural, que a su vez fortalecer los dientes y mantener el equilibrio ácido-alcalino de la cavidad oral.
  • Beba mucha agua. El agua puede ayudar a mantener la boca húmeda y saludable.
  • Use pasta de dientes que contenga fluoruro. El fluoruro se considera útil para proteger el esmalte de los dientes y evitar daños en el mismo.

Es recomendable que te realices revisiones de manera periódica para poder tomar las medidas necesarias para frenar su erosión.
 
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.

pie-de-entradas



Esmalte dental: ¿sabes cómo fortalecerlo?

El esmalte dental es la sustancia más dura en el cuerpo humano, sin embargo, las pequeñas bacterias que viven en nuestra boca pueden producir ácidos que causan su erosión. Mantener una buena higiene bucal puede ayudar a prevenir las bacterias que ocasionan caries. Hoy compartimos algunos hábitos que ayudan fortalecer el esmalte y así evitar la erosión:

Bebe agua con Fluoruro
El fluoruro es un mineral natural que está siempre presente, en un pequeño grado, en el agua, pero muchas ciudades y empresas también añaden fluoruro al suministro de agua. Años de investigación han demostrado que beber agua con fluoruro puede reducir tu riesgo de caries en un 20 a 40 por ciento.
El fluoruro ayuda a fortalecer el esmalte de varias maneras. En primer lugar, cuando el fluoruro en el agua entra en contacto con los dientes, parte de éste se incorpora en la superficie de los dientes. Esto hace que sean menos vulnerables a las caries.
Luego, después de que tu cuerpo ingiere el fluoruro, estará presente en la saliva, que está siempre en contacto con el esmalte dental. Por lo tanto, le está dando al esmalte una segunda oportunidad de absorber el fluoruro y hacerse resistente al deterioro de los dientes.
Además, si eliges agua en lugar de refresco o jugo, estás eliminando una fuente común de azúcares que pueden contribuir a la caries dental.
Masticar chicle sin azúcar
Mastica chicle sin azúcar cuando no te puedes cepillar te ayudará a estimular la producción de saliva, que es bueno para los dientes.
No sólo la saliva ayuda a enjuagar los ácidos que causan caries, sino que también el contenido mineral de la saliva puede ayudar a remineralizar y fortalecer el esmalte de los dientes.
Cepíllate con una crema dental que endurezca el esmalte
Seleccionar una crema dental con fluoruro asegurará que protejas y endurezcas el esmalte mientras limpias tus dientes. Muchas cremas dentales, especialmente formuladas para ayudar a fortalecer el esmalte dental. El hábito de cepillarse al menos dos veces al día te ayudará a mantener tu esmalte fuerte y sano.
Revisiones periódicas
Hay que mencionar la importancia de acudir de forma regular al dentista. Nos permitirá comprobar el estado del esmalte dental de nuestros dientes, el estado general de cada pieza dental así como también del resto de tejidos bucales, como por ejemplo las encías.
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Si cada vez que ingieres bebidas frías o calientes o cuando comes algo dulce, sientes una punzada breve pero aguda, entonces padeces sensibilidad dental. También conocida como hipersensibilidad dentinaria o dental, se trata de un problema bastante común, de hecho, el 33 por ciento de la población lo sufre. Pero su solución es sencilla y está a tu alcance si le dedicas la atención que merece.
La hipersensibilidad es, por lo general, temporal y se reduce rápidamente. En aquellas ocasiones en que es muy severa y persistente se requerirá un tratamiento odontológico especializado. Ten en cuenta que este problema dental tiene una incidencia aún mayor entre las personas de entre 20 y 40 años y tiende a afectar más a las mujeres que a los hombres.

Causas de la sensibilidad dental

En primer lugar, y para entender por qué se produce la sensibilidad dental, hay que conocer la morfología de nuestros dientes. Cada pieza dental está compuesta por tres partes básicas. En la zona más profunda encontramos el nervio. Sobre él, protegiéndolo como si de un caparazón se tratase, se encuentra la dentina. Ésta, a su vez, está recubierta por el esmalte. Puesto que el esmalte no posee terminaciones nerviosas, la sensibilidad dental se producirá cuando la dentina quede expuesta.
Básicamente las causas de la sensibilidad son cuatro:

  • En primer lugar, la abrasión, o lo que es lo mismo, la pérdida del esmalte por el roce de un objeto. El motivo más común es una incorrecta técnica de cepillado. Un cepillado de dientes brusco o agresivo puede provocar una recesión o pérdida de las encías y que la zona cervical del diente –el cuello– quede al descubierto.
  • En segundo lugar se encontraría la atricción o el desgaste exagerado producido por el contacto diente con diente, ejemplo de ello puede ser el bruxismo –apretar los dientes de manera voluntaria o involuntaria–.
  • La erosión sería el tercero de los motivos causantes de la hipersensibilidad. Los agentes químicos causantes de la erosión de esmalte dental pueden encontrarse en dietas ricas en alimentos con una elevada acidez, en ciertos productos que se utilizan en los blanqueamientos o en los ácidos gástricos. En este sentido, es frecuente encontrar casos de sensibilidad dental puntual en enfermos de bulimia o en mujeres embarazadas que manifiestan vómitos recurrentes durante el período de gestación.
  • Por último, ciertos procesos odontológicos como la ortodoncia pueden ser la causa de la recesión gingival o de encías que, a su vez, desembocaría en la sensibilidad.

Existe la falsa creencia de que otros procedimientos, como la limpieza bucodental o el tratamiento periodontal también provocan la pérdida de encías y, por tanto, hipersensibilidad. En este punto es preciso aclarar que el causante de la sensibilidad es el sarro acumulado en el cuello de los dientes que, tras su eliminación por parte del odontólogo, puede dejar al descubierto la zona cervical.
 
 Fuente: webconsultas.com

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completamente gratuita

pie-de-entradas



El bruxismo se trata de un problema de salud cada vez más extendido entre la población y poco conocido en nuestros días. Se trata de un hábito que se realiza de manera inconsciente, habitualmente por las noches, y que consiste en apretar y rechinar los dientes, provocando una serie de ruidos y un desgaste que, al tiempo, pasa factura. El mayor dilema de este mal hábito es que se hace de manera inconsciente, mientras dormimos, algo que dificulta su detección y va produciendo una serie de desgastes e incluso fisuras o fracturas en las piezas dentarias que tendrán que retirarse y cambiarse.

El estrés dispara hasta un 30% los casos de bruxismo entre los preadolescentes

El bruxismo es un problema que puede producirse a cualquier edad y que se ha disparado entre los preadolescentes, que se está incrementando hasta llegar a un 30%, e incluso va a más. Afecta incluso al 10% de los niños y suele manifestarse de forma particular entre los 4 y los 6 años, según datos de los últimos estudios.
Los especialistas se muestran preocupados ya que han detectado que cada vez hay más casos de bruxismo, especialmente en chavales entre los 10 y 12 años, reflejando que los más jóvenes repercuten sus problemas emocionales en la mordida, en la oclusión.

¿Por qué aumenta el bruxismo en la población?

Aunque se trata de un fenómeno que viene de largo, y del que comenzó a hablarse desde hace 20 o 25 años, a raíz de la crisis algunos factores han empeorado la situación. En los últimos tiempos han aumentado los casos producidos por el modo en que las personas asimilamos y exteriorizamos la tensión; es decir, el estrés que produce la situación actual frente a la inestabilidad laboral, mayores cargas de trabajo o el miedo y la inseguridad ante la incertidumbre económica. Pero, además del aumento de la ansiedad y el estrés, hay otras causas derivadas de la crisis que han provocado que se extienda este problema, como la reducción de visitas al dentista o un empeoramiento de los hábitos de vida saludables y de alimentación.
También existen una serie de factores que pueden indicar de manera externa si nos encontramos ante un perfil propicio para desarrollar bruxismo, como tener una mandíbula cuadrada y el hueso muy reforzado. Sin embargo, se trata de algo que se puede apreciar en una revisión habitual
Es recomendable, por tanto,  que la gente se tome las cosas con tranquilidad y que procure no faltar a su revisión anual con el dentista para poder detectarlo a tiempo y poner remedio.
En el siguiente vídeo podrás encontrar más información acerca de este problema:

 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completamente gratuita
pie-de-entradas



Con el frío, todos y cada uno de nosotros hemos sentido esa extraña reacción involuntaria de castañear los dientes, como si fuéramos al ritmo de la brisa heladora, pero ¿sabes por qué castañeamos los dientes?¿Qué ventaja nos produce?
A unos 8ºC de temperatura exterior, nuestra piel actúan para evitar la pérdida de calor corporal erizando el vello corporal. Esto ya no sirve de gran cosa porque tenemos menos pelo que nuestros antepasados. Los vasos sanguíneos de la peil también se contraen, a fin de que fluya menos sangre caliente por las capas externas de la piel, especialmente manos y pies, y así se ahorra calor.
El cuerpo tiene ese tipo de respuestas antes los estímulos externos con el objetivo de evitar daños en los órganos internos. El castañear de dientes tiene el origen en unos sensores distribuidos por la piel que se encargan de captar la temperatura ambiente y la transmiten al hipotálamo (cerebro), produciendo una conexión entre el sistema nervioso y hormonal para controlar nuestra temperatura corporal.
Las rápidas contracciones que se producen en los músculos de la mandíbula mejoran la circulación de la sangre y consiguen calentar el cuerpo. Cuanto más tiritamos, más calor vuelve a alcanzar el organismo, ya que el cuerpo intenta producir calor de forma activa, aumentado la frecuencia cardíaca. Los músculos corporales se tensionan para apoyar esta causa.
Además del frío, la fiebre o una situación de estrés y miedo también pueden generar un castañeteo o tiritona en la que los dientes chocan entre sí alrededor de 240 a 260 veces por minuto. Cuando el apretón de dientes sucede de manera sistemática y por las noches mientras dormimos (bruxismo), conviene usar una férula de descarga que proteja nuestra dentadura del desgaste y evite que se dañe el esmalte. Asimismo, nos librará de dolores en mandíbula y cervicales.
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completamente gratuita
pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.