Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







Las muelas del juicio son 4: dos a cada lado del maxilar superior y dos a cada lado de la mandíbula o maxilar inferior. Cuando salen sanas y alineadas correctamente, estas muelas son un aporte valioso a la boca. Sin embargo, es muy común que las muelas del juicio salgan torcidas: a veces salen de forma horizontal o en un ángulo en que presionan a otros molares o al hueso de la mandíbula. Cuando salen de esa forma pueden apretar las estructuras en la boca, dañar los dientes vecinos (los hacen más propensos a la caries y la placa),  la mandíbula e incluso los nervios. En estos casos es necesario sacarlas.
También puede pasar que las muelas del juicio salgan parcialmente. Esto sucede porque no tienen suficiente espacio en la boca para salir completamente.
Cuando las muelas del juicio no han erupcionado de forma correcta suelen dar lugar a muchos problemas en nuestra boca que pueden incluso afectar a las piezas dentales más cercanas. Al encontrarse en el fondo de la boca, el lugar de las muelas del juicio es complicado de limpiar, algo que puede favorecer la aparición y proliferación de bacterias e infecciones y, a causa de esto, la inflamación del tejido y la aparición de caries y de dolor. En el caso de que aparezca una infección debido a la erupción de la muela del juicio, es necesario extraerla.
También se debe extraer cuando condiciona la posición de los demás dientes ya que muchas veces estas muelas nacen torcidas. Además de modificar la posición de los otros dientes, una muela del juicio mal posicionada puede llegar a causar caries y necrosis de la pulpa en las piezas más cercanas, por ello es mejor no tener que contar con ella y que nos esté perjudicando.
Tu dentista o tu cirujano oral/máxilofacial determinará si es necesario sacar tus muelas del juicio a través de una radiografía. En ocasiones puede ser que decida sacártelas antes de que causen problemas.

EXTRACCIÓN
La intervención la lleva a cabo un cirujano con anestesia local, y una parte importante del preparatorio frente a la operación es el control del estrés y la ansiedad del paciente. En ocasiones se puede utilizar sedación para dormir a la persona, dependiendo de la situación de la pieza que hay que sacar y del historial del paciente.
Una vez que la anestesia ha hecho efecto, el cirujano procede a ampliar el alvéolo (el área donde se encuentra la muela) utilizando un instrumento llamado elevador o botador. Tras esto se procede a mover la muela de lado a lado hasta que esté lo suficientemente floja como para ser extraída por completo gracias a un fórcep específico para cada diente a extraer.
Si la muela es difícil de extraer puede ser necesario realizar una incisión en la encía, partirla en varios trozos e incluso retirar un poco del hueso maxilar para llegar a la pieza. Tras esto, se realiza una sutura que puede realizarse con puntos reabsorbibles, muy cómodos para el paciente puesto que se caen solos y no es necesario volver a consulta para quitarlos, o con puntos convencionales, que se retiran en consulta unos 7-10 días después de la intervención.
 
Durante las 24 horas después de la intervención puedes esperar lo siguiente:

  • Sangrado: podría ser abundante durante las primeras horas. Se recomienda que te pongas una gasa limpia y húmeda en la cavidad y que muerdas firmemente. Aplica presión constante por lo menos durante 45 minutos. Evita las bebidas calientes y pero si el sangrado continúa en abundancia y no se detiene, llama a tu cirujano de inmediato.
  • Inflamación (hinchazón): Ocurre en la cara, alrededor del área de donde se extrajeron las muelas. Para disminuir la inflamación aplica frio en la parte que está hinchada por un período de 10 minutos. Retíralo durante 20 minutos y repite (varias veces).
  • Meicamentos para el dolor, siempre recomendados por tu dentista, pueden ayudarte a calmar el dolor.
  • Quizá tu odontólogo o cirujano te recete antibiótico antes de sacarte las muelas del juicio para tratar o prevenir una infección. Debes continuar tomándolos hasta que te lo indiquen.
  • Cepíllate los dientes, pero evita tocar aquellos que están muy cerca de las muelas que te extrajeron. No uses enjuagues bucales porque pueden irritarte. En su lugar usa un enjuague de agua tibia y sal cuando hayan pasado 24 horas de tu cirugía.

Si te pusieron puntos en la herida y no son de los que se disuelven por sí mismos, tu dentista o cirujano máxilofacial debe quitártelos en alrededor de una semana.
Recuerda que el extraer las muelas del juicio no es necesario para todo el mundo y si es necesario que te las quiten, tampoco es igual de un paciente a otro. Consulta con tu dentista o cirujano para saber qué es lo mejor en tu caso particular.
 
Fuente: vidaysalud.com / sanitas.es
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
 
 
pie-de-entradas



TRATAMIENTO DENTAL POST BULIMIA. Bulimia: trastorno alimenticio  y efectos sobre la salud bucal.

La bulimia es un trastorno alimenticio. Las personas que lo padecen entran en un ciclo: atracones de grandes cantidades de comida, con purgas, vómitos, uso de laxantes, ejercicio y ayuno excesivos, varias veces por semana. Existen ciertas condiciones que tienden a presentarse con la bulimia; por ejemplo: tres cuartas partes de los bulímicos tienen trastornos de ansiedad graves, y muchos experimentan depresión. Las personas con bulimia también pueden desarrollar la dependencia hacia el alcohol o las drogas. Estas afecciones pueden también afectar la salud dental y medicamentos para tratarlos pueden afectar a su vez el plan de tratamiento dental.

Para un diagnóstico adecuado es necesaria una entrevista psiquiátrica que desvele la percepción que el enfermo tiene del propio cuerpo y la relación que mantiene con la comida. Asimismo, es necesaria una exploración física completa para detectar los trastornos fruto de su comportamiento alimenticio.

Efectos Bucales

Los cambios dentales en muchas personas con bulimia son a menudo reconocibles.

Con bulimia, los ácidos estomacales de los vómitos pasan a través de la boca y erosionan el esmalte dental, provocando erosión y sensibilidad dental, decoloración y posible pérdida de dientes. Los vómitos frecuentes pueden causar que sus glándulas salivales y los tejidos de la boca se hinchen y la lengua se torne seca, roja y dolorida. Además pueden pueden sufrir de faringitis crónica y pequeñas hemorragias bajo la piel del paladar.

diagnostico
diagnostico

Los vómitos frecuentes pueden erosionar el esmalte de los dientes, especialmente en el lado de la lengua de los dientes delanteros superiores. Esto aumenta el riesgo de caries en estas áreas y puede causar que estos dientes se vuelvan sensibles a las variaciones de la temperatura.

La severa erosión dental puede conducir a cambios en la mordida (oclusión) o en la forma en que sus dientes superiores e inferiores se juntan. Los dientes posteriores pueden reducirse en tamaño y algunos dientes incluso se pueden perder eventualmente. La erosión Dental puede tomar cerca de tres años para llegar a ser obvia, y no todos los bulímicos la experimentan.

Muchas personas con bulimia pueden padecer de desnutrición, la cual puede causar anemia, pobre cicatrización y puede aumentar el riesgo de la enfermedad periodontal.

Durante el tratamiento de los trastorno alimenticio, se puede tomar un tiempo para controlar los episodios de vómito inducido.

Para minimizar el daño causado por el ácido del estómago durante los episodios de vómito, enjuague su boca con bicarbonato de sodio mezclado en agua. También se debe enjuagar la boca con un colutorio que contenga fluoruro al .05 por ciento, que el odontólogo le puede prescribir.

colutorio
colutorio

bicarbonato-agua
bicarbonato-agua

No se deben cepillar los dientes inmediatamente después de vomitar, porque el ácido del estómago debilita el esmalte de los dientes y el cepillado puede causar erosión del mismo. Cuando se cepille los dientes, utilice una crema dental que contenga fluoruro. El fluoruro ayuda a fortalecer los dientes.

Para mejorar la resequedad en la boca, beba agua, la cual ayuda a mantener la boca húmeda. También existen sustitutos de la saliva que le puede recetar su dentista al igual que tratamientos diarios de flúor con prescripción de enjuagues o geles más fuertes.

Al dentista

Si usted padece bulimia, se le pueden aplicar tratamientos con fluoruro durante sus visitas a la clínica, y también, se le puede prescribir un gel de fluoruro para uso doméstico.

Las revisiones periódicas al dentista son fundamentales para detectar de manera precoz posibles caries o infecciones.

El tratamiento dental puede ser una parte importante de un tratamiento integral para la bulimia.

Ya que se puede trabajar conjuntamente con el equipo de atención médica para así coordinar de mejor manera ambos tratamientos para el trastorno de la alimentación.

Si usted tiene daño severo del diente y aún está en fase de tratamiento para la bulimia, se le puede crear una funda que cubra los dientes y los proteja de los ácidos del estómago.

Una vez que la bulimia está bajo control, puede que necesite la restauración de algunos dientes. Si se detiene la pérdida de esmalte en una etapa temprana, puede reemplazarse el esmalte con materiales llamados compuestos de resina o amalgama. La erosión más severa requiere extracción del diente. Los dientes perdidos pueden reemplazarse con puentes o implantes.

De manera primordial debe informar en clínica sobre cualquier medicamento que esté tomando, así como la dosificación respectiva. En Deltadent nos preocupamos por tu salud bucodental para que tu salud general sea plena y estamos aquí para ayudarte en todo lo que podamos.

FUENTES:

http://www.colgate.com.mx/es/mx/oc/oral-health/conditions/anorexia-bulimia/article/bulimia

http://www.dmedicina.com/enfermedades/psiquiatricas/bulimia.html
 
pie-de-entradas



IMPLANTOLOGÍA ORAL Y SUS TRATAMIENTOS DE SUPERFICIE
Los implantes no sólo se diferencian en su diseño y en los materiales constituyentes sino que también difieren en el tratamiento y acabado de la superficie y en la naturaleza de su recubrimiento.
Hoy día la superficie del implante es un tema de alto interés ya que de ella depende la posible osteointegración entre un cuerpo extraño que es el implante y un organismo vivo que es hueso.
Recordemos algunas ideas clave para lograr una mayor comprensión del proceso, la interfase formada entre implante y hueso del paciente:
A mayor superficie del implante mejor se puede realizar la osteointegración fisiológica, estructural y funcional.
El concepto biocompatibilidad del implante con el organismo del huésped, que es una respuesta adecuada del biomaterial con el organismo sin ningún tipo de reacción adversa.
Por eso influye de forma muy importante el tipo de material de recubrimiento y su acabado, lo que nos interesa es que esos materiales bioinertes sin capacidad osteogénica convertirlos y transformarlos mediante tratamientos adecuados en materiales bioactivos, los cuales sí son capaces de estimular la formación de hueso sobre toda la superficie del implante.
TRATAMIENTO DE LAS SUPERFICIES PARA IMPLANTES
Los implantes pueden estar recubiertos de materiales diversos, aunque su estructura y composición interior suele ser metálica (predominantemente de titanio y de sus aleaciones y combinaciones), pueden a su vez estar recubiertos de materiales metálicos, cerámicos, poliméricos y otros tipos de recubrimientos.
Existen diferentes tipos de tratamientos que se pueden realizar en las superficies de los implantes con el objetivo de favorecer y mejorar la osteointegración, entre los tratamientos más efectivos de hoy día destacamos:

En las superficies metálicas, se pueden recibir diferentes tipos de tratamientos que tratan de hacerlas más idóneas, para así poder cumplir mejor su objetivo.

Estos tratamientos son:
A) La pasivación
Se logra mediante el recubrimiento de la superficie con una capa de óxido que limpia toda la superficie de restos orgánicos e inorgánicos y evita la liberación de iones metálicos al medio exterior (oxidaciones y corrosiones que producen desestructuración), así se aumenta la biocompatibilidad, también se favorece la resistencia al desgaste y se mejora la dureza de la superficie.
B) La anodización
Habitualmente se realiza por medio de una corriente eléctrica que atraviesa el metal (se produce una capa más gruesa de óxido en la superficie del material) lo que logra una mejora en la resistencia a la corrosión del implante.
C) La texturización
Aumenta hasta seis veces o más el área de la superficie del implante aumentando así la osteointegración por favorecer el aumento de superficie en contacto con el hueso. Mejora la resistencia a la corrosión y a la fatiga del implante. Para este aumento de superficie y creación de rugosidades y asperezas existen varias técnicas, que aunque no vamos a explicar, si vamos a mencionar las más destacables:
— Ataque a la superficie mediante ácidos
— Ataque a la superficie con sustancias básicas
— Ataque a la superficie mediante el chorro de arena (Sand Blasting)
— Pulverización con plasma spary de titanio
— Sinterización de esferas de titanio
— Tratamiento con plasma spray de hidroxiapatita (HA)
— Tratamiento de la superficie con Láser
— Implantación iónica
D) Método termoquímico
Este método sirve para transformar la superficie de bioinerte a bioactivo, formar in vivo o en una solución fisiológica simulada una capa de hidroxiapatita (HA) carbonatada, así se pueden incorporar fármacos al recubrimiento, proteínas que favorecen la formación del hueso, o evitar procesos infecciosos. La apatita es el ión de calcio con la misma composición química que la fase mineral del hueso, así el cuerpo la acepta como propia, crece sobre él y no da reacciones inflamatorias, siendo material bioactivo, si está en forma amorfa puede ser reabsorbido por el organismo. Esta reabsorción disminuye con la cristalinidad, así si es cristalina es prácticamente insoluble, se incorpora al hueso y queda como material inerte, sin conjuntivo alrededor, crece sobre la superficie del titanio depositandose con un enlace químico y aumenta así la estabilidad de la capa, evitando las colonizaciones en los espacios, obteniéndose capas homogéneas de espesor controlado. Este tratamiento se puede realizar sobre el metal rugoso, arenado (fijación física) o tratado al ácido (fijación química), con lo que se logra una superficie rugosa que adquiere la capacidad de la bioactividad y así el implante de Ti pasa a ser mejor aceptado e integrado en el tejido óseo de los huéspedes.
Otra forma recientemente aplicada de tratamiento térmico consiste en el llamado tratamiento hidrotermal.
En resumen
Actualmente la ciencia se encamina con grandes pasos al estudio exhaustivo de las superficies de los implantes y a la nueva tecnología de fabricación.

En Deltadent somos especialistas en implantes dentales. Utilizamos técnicas mínimamente invasivas e implantes dentales biocompatibles, con tecnología de vanguardia en implantes dentales de titanio.

Ven a visitarnos a nuestra clínica, te ofrecemos realizar un estudio inicial clínico y radiográfico totalmente gratuito y sin compromiso. Te explicaremos detalladamente el tratamiento que necesitas y aclaremos las dudas que puedas tener.

FUENTES:
http://www.gacetadental.com/2011/09/materiales-utilizados-en-la-implantologa-oral-y-sus-tratamientos-de-superficie-25774/
 
pie-de-entradas



IMPLANTES DENTALES con carga inmediata

Una de las soluciones que más demandan las personas que necesitan extraerse un diente es la colocación de un implante inmediato. La posibilidad de tener una nueva pieza dental al momento y sin necesidad de someterse a varias intervenciones es muy atractiva aunque no siempre es una opción válida para todos los casos.

El desarrollo de los implantes dentales revolucionó las posibilidades de rehabilitación de pacientes parcial o totalmente desdentados. Hoy es posible ofrecer la técnica de carga inmediata, que permite una rehabilitación en poco tiempo y con algunas ventajas sobre la técnica estándar (carga diferida).

Los implantes dentales se han convertido en una técnica terapéutica de rutina y predecibles basados en un protocolo de Brånemark durante más de 40 años, gracias a sus estudios y tasas de éxito a lo largo de este periodo durante el cual se han logrado reponer dientes en pacientes adultos edéntulos totales o parciales.

Durante mucho tiempo el protocolo de Brånemark ha sido seguido por muchos especialistas, de acuerdo con la técnica: realizarlo en 2 pasos y sin ningún tipo de carga, en un periodo de 3-6 meses respectivamente en cada maxilar, también se decía que si era sometido a cargas prematuras, no se daba la oseointegración, sino una interposición de tejido fibroso entre el implante y el hueso, lo que generaba una pérdida del implante o los implantes, estos también debían permanecer sumergidos para evitar una infección durante ese periodo (3-6 meses de acuerdo a la zona donde son colocados), el paciente debía evitar el uso de prótesis durante aproximadamente dos semanas tras la cirugía para no interferir con la cicatrización de los tejidos blandos, la experiencia es psicológicamente traumática para muchos pacientes, durante la fase de cicatrización existe una notable limitación funcional debida a una mala adaptación y movilidad de la prótesis transitoria y era precisa una cirugía adicional, en una segunda fase.

QUÉ ES UN IMPLANTE DE CARGA INMEDIATA:

Se puede entender los implantes de carga inmediata como el procedimiento que permite la colocación de un elemento protésico sobre un implante sin que necesariamente haya ocurrido la oseointegración del implante.

Esta demanda se ha convertido en habitual en la consulta diaria, los pacientes quieren reemplazar los dientes perdidos, tienen la expectativa de tener dientes en un periodo de tiempo muy corto, desean que tanto los procesos quirúrgicos como el de rehabilitación sean muy breves, cómodos y con el atenuante de una estética igual ó mejor que los dientes naturales.

Hasta hace pocos años, era necesario esperar siempre unos meses después de la extracción del diente para colocar los implantes dentales. Una vez colocados, debía pasar asimismo un tiempo prudencial para disponer los dientes fijos. Pero los implantes inmediatos que, además, también llevan carga inmediata (colocación del implante y, acto seguido, de la pieza dental) permite eliminar esos plazos de espera, si bien en esa intervención no suele utilizarse el que será el diente definitivo (la encía experimenta cambios que hay que respetar para un ajuste completo).

Además de ese ahorro de tiempo e intervenciones, una de las grandes ventajas de los implantes inmediatos es que se reduce la reabsorción del hueso que soporta el implante y la variación en la forma de la encía.

La técnica de carga inmediata, debe estar fundamentada en procesos fisiológicos de cicatrización y remodelación ósea en la zona de implantes. Esta debe justificar y demostrar que el procedimiento es confiable y viable a largo plazo y aclarar los alcances reales de esta técnica.

CUÁNDO NO ES VÁLIDA LA OPCIÓN DE CARGA INMEDIATA:

En los casos en los que hay una infección activa, el hueso donde debe ir anclado el implante es insuficiente, existen problemas en la encía, hay un proceso quístico activo o el paciente padece bruxismo, esta opción no es válida.

DEFINICIÓN DE CARGA:

Carga convencional: cuando los implantes cicatrizan durante 3 a 6 meses antes de ser cargados, de 2 estadios ó forma sumergida y no sumergida o de un solo tiempo quirúrgico. Más recientemente y basada en las mejores propiedades de las nuevas superficies de los implantes, se sugieren periodos de cicatrización de 6 a 8 semanas.

Carga inmediata: cuando esta se hace inmediatamente después de la colocación de los implantes (en horas, pero no en días), lo que evita la posible alteración del coágulo sanguíneo durante las importantes fases iniciales de la cicatrización.

Carga precoz: se realiza la rehabilitación en días o semanas después de la colocación de los implantes, debe hacerse después, y no antes, del comienzo de la osteogénesis, dado que ésta se incrementa por estimulación mecánica (3 semanas de cicatrización).

Carga diferida: cuando los implantes son colocados con una estabilidad primaria deficiente, en hueso de baja densidad (tipo III y IV), o alvéolos post-exodoncia, sin una buena congruencia hueso-implante o con procedimientos de regeneración ósea, variando, según los casos, el tiempo transcurrido entre la colocación de los implantes (de 6 y 12 meses).

VENTAJAS DE LA CARGA INMEDIATA:

  • Disminución de la reabsorción vestibular y conservación del hueso alveolar,

  • Un solo procedimiento quirúrgico,

  • Conservación de las papilas y tejidos gingivales y además la

  • Potencialidad de cicatrización del alvéolo, lo que nos brinda un resultado estético muy bueno

  • Y la satisfacción del paciente

En los estudios sobre carga inmediata de implantes, se han identificado diversos factores de los que depende el éxito terapéuticos los cuales pueden ser divididos en 4 categorías:

factores
factores

El futuro de los implantes está en la innovación de nuevas superficies de implantes que aceleran el proceso de cicatrización y de nuevas técnicas quirúrgicas que garanticen la oseointegración en un tiempo menor

Investigaciones serias y completas con estudios longitudinales corroboran que la carga inmediata se puede llevar a cabo, y el plasma rico en plaquetas podría ayudar acelerar este proceso de cicatrización.

En el artículo de hoy hemos querido presentar las consideraciones e implicaciones sobre esta técnica, adquirir de forma objetiva y clara los alcances de este procedimiento y poder ofrecerlos como una alternativa de rehabilitación a pacientes desdentados totales o parciales.

Si tienes dudas o quieres más información ven a visitarnos a nuestra clínica Deltadent o llámanos al número de teléfono gratuito 900 82 00 15. Estaremos encantados de resolver tus dudas y ayudarte a escoger el mejor tratamiento para ti.

FUENTE:

http://www.actaodontologica.com/ediciones/2011/3/art21.asp

http://www.oralmaxilofacial.com/2014/03/carga-inmediata-y-temprana-sobre-implantes-dentales/

http://www.elmundo.es/salud/2015/03/02/54f201ccca4741927f8b457f.html

 
pie-de-entradas



SEDACIÓN CONSCIENTE
Muchas personas, tanto adultos como niños, sufren estrés o verdadera ansiedad cuando visitan al dentista, llegando a no poder conciliar el sueño la noche de antes. Tanto es así, que incluso pueden llegar a evitar acudir a sus revisiones y citas, solo del mal trago que pasan cada vez que cruzan la puerta de una clínica dental.
Existen métodos y trucos psicológicos de relajación para controlar el miedo al dentista, pero en la mayoría de las ocasiones no son suficientes. Con el fin de facilitar la comodidad y el bienestar de las personas que sufren fobia o ansiedad en la clínica dental, existen diversas técnicas de sedación consciente.

¿Qué es la sedación consciente?

Bajo el paraguas de “sedación consciente” nos referimos a dos técnicas distintas: la sedación consciente inhalatoria y la sedación consciente intravenosa. Ambas tienen un mismo objetivo: que los pacientes entren en un estado de relajación y bienestar mientras su dentista les realiza los tratamientos dentales que sean necesarios.

Sedación, no sueño

El paciente que se somete a un tratamiento con sedación consciente en ningún momento pierde el conocimiento ni se altera la percepción sensorial de un modo comparable al de una anestesia general. La sedación consciente es sólo un método para lograr un estado general de relajación y tranquilidad,siempre controlado por profesionales experimentados.
Beneficios de la sedación consciente:

  • Menos miedo o ansiedad durante el tratamiento
  • Más comodidad durante los procedimientos dentales
  • Una experiencia dental más relajada

¿En qué tratamientos se utiliza la sedación consciente?

La sedación consciente es una opción disponible para todo tipo de tratamientos, y se realiza en la propia clínica dental. Está recomendado siempre que el paciente tenga problemas derivados de su miedo al dentista. Su dentista le indicará qué tipo de sedación consciente es más conveniente en cada caso.
Los procedimientos clínicos odontológicos en las clínicas o consultorios dentales ordinarios se pueden beneficiar de las técnicas “sedación consciente” en los niveles de:
Sedación mínima” o “ansiolisis”, mediante:

  • El uso de fármacos administrados por vía oral.
  • Sedación inhalatoria con oxido nitroso.

Sedación Moderada, mediante la administración de fármacos por vía endovenosa.

Sedación consciente inhalatoria

En la sedación consciente inhalatoria, el paciente respira a través de una mascarilla nasal una mezcla de gases a base de óxido nitroso, que popularmente recibe el nombre de “gas de la risa”.
Al inhalar este gas, totalmente seguro y administrado por un dentista que ha recibido una formación oficial y homologada en la materia, el paciente experimenta un estado de gran relajación y bienestar, que le permite controlar sus sentimientos de miedo y ansiedad; a la vez que facilita el trabajo de los profesionales de la clínica.
La sedación consciente inhalatoria es un procedimiento con efectos rápidos, eficaces y totalmente seguros. En unos pocos minutos, el paciente recupera su estado normal.

Sedación consciente intravenosa

La sedación consciente intravenosa utiliza fármacos sedantes por vía intravenosa para controlar la ansiedad. Se utiliza sobre todo en tratamientos más largos y complejos como las cirugías.
La sedación consciente intravenosa usa medicamentos que son asimilados muy rápidamente por el organismo. Esto permite que se pueda controlar la dosis en todo momento y que el paciente recupere muy rápidamente su estado normal cuando su dentista ha finalizado su trabajo.
Para practicar este tipo de sedación consciente, es necesario que dirija el proceso un anestesista, que se encargará de regular la dosis en función de sus necesidades, así como de controlar el pulso cardiaco del paciente en todo momento.
Tu salud bucal es importante y en Deltadent queremos que te sientas cómodo, tranquilo y seguro. Si quieres que te contemos con más detalle algún aspecto sobre la sedación consciente ven a visitarnos a nuestra clínica o llámanos al número de teléfono gratuito 900 820 015. Estaremos encantados de atenderte 🙂
 
FUENTE:
http://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/salud-dental/sedacion-consciente.html
http://www.fundaciondental.es/imagenes/cursosedacioncgoe1.pdf
https://www.propdental.es/blog/odontologia/la-sedacion-dental/
 
pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.