Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







Con el frío, todos y cada uno de nosotros hemos sentido esa extraña reacción involuntaria de castañear los dientes, como si fuéramos al ritmo de la brisa heladora, pero ¿sabes por qué castañeamos los dientes?¿Qué ventaja nos produce?
A unos 8ºC de temperatura exterior, nuestra piel actúan para evitar la pérdida de calor corporal erizando el vello corporal. Esto ya no sirve de gran cosa porque tenemos menos pelo que nuestros antepasados. Los vasos sanguíneos de la peil también se contraen, a fin de que fluya menos sangre caliente por las capas externas de la piel, especialmente manos y pies, y así se ahorra calor.
El cuerpo tiene ese tipo de respuestas antes los estímulos externos con el objetivo de evitar daños en los órganos internos. El castañear de dientes tiene el origen en unos sensores distribuidos por la piel que se encargan de captar la temperatura ambiente y la transmiten al hipotálamo (cerebro), produciendo una conexión entre el sistema nervioso y hormonal para controlar nuestra temperatura corporal.
Las rápidas contracciones que se producen en los músculos de la mandíbula mejoran la circulación de la sangre y consiguen calentar el cuerpo. Cuanto más tiritamos, más calor vuelve a alcanzar el organismo, ya que el cuerpo intenta producir calor de forma activa, aumentado la frecuencia cardíaca. Los músculos corporales se tensionan para apoyar esta causa.
Además del frío, la fiebre o una situación de estrés y miedo también pueden generar un castañeteo o tiritona en la que los dientes chocan entre sí alrededor de 240 a 260 veces por minuto. Cuando el apretón de dientes sucede de manera sistemática y por las noches mientras dormimos (bruxismo), conviene usar una férula de descarga que proteja nuestra dentadura del desgaste y evite que se dañe el esmalte. Asimismo, nos librará de dolores en mandíbula y cervicales.
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completamente gratuita
pie-de-entradas



El desgaste dental, es un trastorno que viene caracterizado por la pérdida gradual del esmalte, dejando unos dientes expuestos a posibles fisuras, caries, grietas, etc siendo el principal inconveniente una mayor recepción a estímulos, por ello son dientes sensibles, a estímulos como puede ser el frio o calor, es más característico en estadios más avanzados. Se trata de una patología común que se da de modo inevitable con el paso de los años, por ello es de suma importancia una prevención, asistiendo a revisiones periódicas dentales, cabe comentar que afecta casi a más de la mitad de la población y que es consecuencia de diferentes causas.
Entre las causas más comunes encontramos:

  • Abrasión: que se produce cuando se da una acción repetida de agentes químicos sobre el esmalte, tales agentes como, los jugos gástricos, ciertos alimentos cítricos, bebidas carbonatadas entre otros pueden llegar a ocasionar dicha abrasión del esmalte. Hay que tener en cuenta que existen medicamentos que están íntimamente relacionados con esta afección del esmalte.
  • Fricción: el desgaste del esmalte, estará provocado por un inadecuado cepillado, normalmente demasiado agresivo, sin control del movimiento y de la fuerza sobre el diente. Otro factor a tener en cuenta en la higiene oral es el tipo de cepillo seleccionado, un tipo de cerda demasiado dura es desaconsejable. Y si no tenemos control de movimiento y fuerza es preferible elegir un cepillo eléctrico, que nos garantice no superar los límites.
  • Erosión: es la patología que se da con más frecuencia, sobre todo en personas mayores y dentro de la cual está involucrado el bruxismo es un hábito parafuncional, del cual normalmente no somos conscientes ya que en la mayoría de casos se da durante las horas de sueño, aunque hay personas que de día también poseen este hábito, es lo que conocemos como rechinar o apretar dientes. En fases iniciales se observa desgaste de los bordes dentales que cuando llegan a fases más adelantadas producirán sensibilidad, incluso llegan a ocasionar trastornos en la articulación temporomandibular que a su vez puede producir sensación de cansancio, fatiga e incluso dolores de cabeza o cervicales. Entre las causas más frecuentes, del tan común bruxismo, está el estrés que está también relacionado con las horas de sueño.

Entre los signos y síntomas más evidentes del desgaste dental se puede observar decoloración del esmalte, los dientes con desgaste, tienden a tener un color más amarillento por el acercamiento a la dentina la parte de diente más amarilla del diente. Se podrán observar fisuras y transparencias en la anatomía del diente y una mayor sensibilidad a estímulos, esto se dará en las primeras fases de desgaste las fases leves, en las fases severas la sensibilidad irá en aumento y pueden llegar a darse roturas y perdida de estructura dental.
desgastedc
Por ello es muy recomendable un adecuado seguimiento, del asesoramiento del dentista, un diagnóstico temprano impedirá que perdamos nuestro esmalte que es el que se encarga de la protección dental además que nos proporciona una mejor estética ya que la perdida de este produce una sensación de envejecimiento de la anatomía dental y por lo tanto de nuestra sonrisa.
sdgfsdv
Dentro del tratamiento del desgaste dental, la férula de descarga es el más frecuente, realizada con material resina acrílica, con la forma de nuestra arcada confeccionada para una total adaptación, su uso será nocturno y  tendrá como objetivo evitar el contacto con el esmalte dental, y por lo tanto la pérdida del este, el uso de la férula nos proporciona también una relajación muscular y de la articulación, por lo que si existían dolores de cabeza (cefaleas) o dolores de cervicales irán desapareciendo paulatinamente.
La férula deberá ser revisada y ajustada por nuestro dentista después de colocarla una vez al mes y a posteriori se realizarán revisiones anuales, además nuestro dentista, nos dará una serie de indicaciones para su uso y conservación.
Si posees sospechas de pérdida de esmalte no lo dudes y ponte en contacto con Estudi Dental Barcelona, nuestros especialistas estudiarán la causa y te ofrecerán un diagnóstico riguroso y personalizado, y además pondrán a tu disposición las diferentes opciones de tratamiento, siempre asesorando y ayudando a seleccionar la más óptima en cada caso.
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completamente gratuita
pie-de-entradas



El bruxismo es el hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes con mayor o menor fuerza, ya sea mientras estamos despiertos o bien durante el sueño de manera inconsciente. Es un trastorno que puede ser temporal aunque en algunas personas se convierte en crónico, con consecuencias sobre su estructura dental y su salud en general, sobre todo maxilofacial.

El bruxismo puede afectar tanto en edad infantil como en la adulta, aunque es más frecuente a partir de la adolescencia, y suele durar hasta los 40 años si no se convierte en crónica. Afecta a entre un 10% y un 20% de la población, pero se estima que el 70% de los adultos lo ha padecido en un momento u otro.

Causas del bruxismo

El bruxismo puede tener varias causas. Una de ellas es que los dientes presenten una mala oclusión por estar mal posicionados y, por tanto, choquen los unos contra los otros al morder o cerrar la boca, con lo que se ocasiona una tensión sobre la musculatura maxilofacial y un d esgaste de la piezas bucales. Otras causas apuntarían a una reacción alérgica que provocaría un cierre involuntario de la boca como protección.

Sin embargo, la causa que va ganando más peso en los últimos años relaciona el bruxismo con el estrés de la vida urbana moderna y las tensiones. De hecho los odontólogos constataron que durante la pasada crisis los casos de bruxismo aumentaron considerablemente entre personas con la dentadura en buen estado, debido a la angustia que generaba la incertidumbre laboral. En este sentido, el bruxismo sería una respuesta inconsciente y psicosomática a la tensión similar a la que se produce en una úlcera estomacal.

El bruxismo de índole psicológica, que es el que afectaría más a los adultos, puede darse de modo involuntario e inconsciente durante la vigilia, pero es más frecuente en su vertiente nocturna, cuando no podemos controlar los impulsos de apretar y rechinar de dientes, quizás en relación a sueños y pesadillas que gestionan las tensiones del día anterior.

Este es el más difícil de identificar, puesto que al despertarnos no somos conscientes de que lo hemos padecido y, por lo tanto, es el que más problemas nos puede producir tanto en la boca como en la musculatura de las mandíbulas e incluso en los oídos. Las principales consecuencias de este tipo de nocturno bruxismo pueden ser:

  • Contracturas en la musculatura de las mandíbulas y los hombros -trapecios- que pueden volverse crónicas.

  • Dolor en el tercio superior de la espalda e incluso la espalda en general.

  • Dolor mandibular y en la zona externa de los oídos.

  • Las mandíbulas se desencajan al abrir y cerrar la boca; a la larga se puede producir una degeneración del cartílago de inserción.

  • Cefaleas.

  • Molestias en las piezas dentales y las encías que pueden volverse constantes.

Cómo detectar el bruxismo

El bruxismo no siempre es fácil de detectar, al menos en sus primeras fases, que es cuando es más recomendable hacerlo para aminorar sus síntomas, sobre todo en lo referente a los casos degenerativos del cartílago y el desgaste del esmalte de muelas y dientes, ambos procesos irreversibles y que pueden llegar a ser muy pronunciados en algunos casos. Algunas pistas que nos pueden llevar a sospechar que padecemos bruxismo, y por tanto debemos consultar con un especialista son:

  • Dolor de cabeza matinal: sobre todo en la zona lateral del cráneo.

  • Sensación de presión sobre los tienes muelas al despertarnos:como si nos hubieran estado manipulando la boca.

  • Cansancio maxilar: sentimos que la mandíbula ha hecho un esfuerzo.

  • Al abrir y cerrar la boca notamos que la mandíbula ‘salta’ en su zona de inserción, a la altura de los oídos, como si fuera a desencajarse.

  • Contracturas o sobrecarga en los trapecios similar a la que padecemos cuando estamos mucho rato leyendo o trabajando en el ordenador.

  • Si nos miramos la superficie de los dientes en el espejo, notamos que están perdiendo su topografía característica y rugosa y se están limando.

Férula de descarga. Imagen: Dominio Público.

Si experimentamos con frecuencia una parte de estos síntomas es recomendable acudir a un especialista para que busque una solución, que casi invariablemente pasa por colocarnos una férula de descarga, que no es otra cosa que un molde de resina de la parte superior de nuestra dentadura que nos acoplaremos por la noche al acostarnos y nos quitaremos por la mañana. La férula es lo bastante dura para soportar la presión y la erosión, evitando así el desgaste dental, pero también es capaz de absorber el impacto de la presión, descargando así a la musculatura y evitando el desgaste del cartílago.

 
 
Fuente: eldiario.es

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



El Síndrome de Apnea y Hipoanea del Sueño (SAHS) es una patología muy común (según los últimos estudios afecta a más del 25% de la población) que conlleva una serie de riesgos para la salud de los pacientes.

Hablamos de apnea del sueño o del síndrome de apnea durante el sueño (del griego a-pnoe = sin respiración), cuando la respiración se interrumpe cada noche durante el sueño.
Las causas de la apnea del sueño pueden ser una obstrucción (estrechamiento) de las vías respiratorias superiores o un trastorno respiratorio. Aunque también hay otras enfermedades, como la insuficiencia cardiaca, que pueden desencadenar apnea del sueño.
Cuando se presenta la apnea del sueño, algunos de los síntomas consisten en un ronquido irregular y fuerte con pausas en la respiración. La falta de concentración y los cambios de ánimo durante el día pueden ser la consecuencia de los trastornos del sueño y, por lo tanto, también pueden favorecer el desarrollo de un síndrome de apnea durante el sueño.
En la mayoría de casos, seguir medidas sencillas como abandonar el consumo de alcohol (sobre todo por la noche), tener horarios de sueño regulares y mejorar la postura al dormir (dormir de lado) ayuda a mejorar la sintomatología de la apnea del sueño. En pacientes obesos puede ayudar también perder peso para conseguir y mantener un peso saludable. Si la apnea del sueño se debe a la presencia de pólipos nasales o a hipertrofia de las adenoides, puede ser de ayuda la corrección quirúrgica de la nasofaringe.
Si estas medidas no resultan efectivas se puede intentar mejorar la sintomatología de la apnea del sueño utilizando durante la noche un dispositivo de avance mandibular. El más común suele ser una férula intraoral que ayuda a mejorar la respiración durante el sueño porque evita el bloqueo de las vías respiratorias. Existen diferentes tipos para adaptarse a cada caso concreto y suele ser un tratamiento efectivo. Los pacientes con apneas leves y moderadas pueden ser diagnosticados y tratados en las clínicas dentales por medio de las férulas personalizadas gracias al sistema APNiA®, que también es útil para aquellos pacientes con apneas severas que rechazan o no toleran el tratamiento con las máquinas de CPAP, proporcionadas por las unidades del sueño, o para establecer tratamientos combinados.
¿Por qué el tratamiento en una clínica dental?
Estudios publicados recientemente demuestran que hay una relación directa entre el bruxismo y el SAHS por lo que los dentistas pasan a la primera línea de detección de la apnea del sueño y gracias a APNiA® también a la primera línea de diagnóstico y tratamiento de los casos leves-moderados de SAHS y de los pacietes con roncopatía crónica.
El sistema APNiA® es el único del mercado que permite la diagnosis y el posterior tratamiento. Está formado por un dispositivo electrónico que realiza el estudio del sueño, un software de diagnóstico y un dispositivo intraoral para tratar al paciente.
Dispositivo electrónico APNiA®
APNiA® recoge 5 canales diferentes de información mientras el paciente está dormido: flujo respiratorio, oximetría, frecuencia cardíaca, posición corporal y ronquido. El dispositivo es fácil y cómodo de colocar por el propio paciente en su domicilio, ajustándose una cánula nasal y un pulsioxímetro en el dedo índice.

Software de diagnóstico
El software del dispositivo permite conocer de forma sencilla, fiable y totalmente automática, la presencia o no de patología y su nivel de severidad.

 
Dispositivo Intraoral APNiA® (DIA)
El Dispositivo Intraoral APNiA® (DIA) es una férula para ambos maxilares que se conectan por medio de unos tensores que evitan la retracción de la mandíbula, disminuyendo de este modo el número de apneas que padece el paciente.

 
Fuente: bti-biotechnologyinstitute.com
 

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.

pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.