Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







El mal aliento o halitosis, es un problema común, que afecta aproximadamente a la mitad de la población. Generalmente, el paciente que sufre mal aliento, no lo detecta por sí mismo. El mal olor, en la mayoría de los casos, tiene origen en la propia boca: halitosis oral. En un menor número de pacientes, se puede deber a otras causas ajenas a la boca: halitosis extraoral. Puede que, como veremos más adelante, tengamos la sensación de expirar mal aliento, sin que sea cierto: pseudohalitosis.

Halitosis oral

El 80% de los casos de halitosis, tiene origen dentro de la cavidad bucal. Se puede deber a diversas causas patológicas:

  • Higiene deficiente. La acumulación de placa bacteriana en lengua –fundamentalmente–, dientes y encías.
  • Caries, enfermedad periodontal.
  • Úlceras.
  • Estomatitis. Inflamación de la mucosa oral por infección vírica o bacteriana.
  • Faringitis. Inflamación de la faringe por infección vírica, bacteriana o fúngica.
  • Efectos de radioterapia o quimioterapia.

Causas no patológicas:

  • Xerostomía, falta de saliva o boca seca, causada por:
    • Edad avanzada. Con la edad, las glándulas salivares pierden eficacia.
    • Sueño. Durante el sueño, el flujo salivar disminuye considerablemente.
    • Estrés y ansiedad.
    • Fármacos.
  • Prótesis que dificulten una higiene correcta.
  • Dieta. Algunos alimentos como el ajo o la cebolla, pueden originar mal aliento, así como el consumo de alcohol. Tras la digestión, los agentes desencadenantes del mal olor, pasan al torrente sanguíneo, después a los pulmones, y acaban expulsándose por la boca con la respiración.
    Períodos de ayuno o saltarse alguna de las comidas puede originar halitosis.
  • Deshidratación.
  • Tabaco.

Halitosis extraoral

  • Con origen en el aparato respiratorio:
    • Rinitis, sinusitis. Infecciones de las mucosas nasales y de los senos.
    • Amigdalitis. Inflamación de las amígdalas.
    • Enfermedades graves como neumonías o carcinomas.
  • Con origen en el aparato digestivo:
    • Infecciones, como la causada por la bacteria Helicobacter Pylori.
    • Úlceras gástricas.
    • Reflujos.
    • Eructos.

Pseudohalitosis

El paciente que está convencido de que desprende mal aliento, que sin embargo no es detectado por terceras personas. Puede desembocar en halitofobia, si el paciente persiste en la creencia, tras ser tratado por el odontólogo. Puede estar relacionada con una situación psicológica de inseguridad, y se manifiesta de diversas formas, que pueden complicar las relaciones sociales:

  • Interpretan erróneamente acciones de terceras personas, si estas se alejan, ventilan la estancia, se tapan nariz o boca en una conversación u ofrecen un chicle o caramelo.
  • Huelen obsesivamente el micrófono del teléfono, su propia saliva, su aliento tapándose la boca con la mano, el hilo dental, y detectan un olor que no perciben terceras personas.
  • Se alejan físicamente de su interlocutor al hablar, hablan con la cabeza hacia abajo, o se tapan la boca.
  • Higiene compulsiva. Cepillado extremadamente frecuente o agresivo.

Prevención

Como es habitual, recomendamos una higiene oral óptima –lengua incluida–, hábitos alimenticios saludables, aprender a gestionar el estrés, hidratación frecuente, evitar el tabaco y el alcohol, y revisiones periódicas en la clínica dental.
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas
 



Las aftas o llagas se manifiestan en la mucosa bucal; interior de las mejillas, encías, paladar o lengua, en forma de pequeñas llagas blancas o amarillentas, rodeadas por una zona enrojecida.

¿Aftas o herpes labial?

Las aftas no son contagiosas, pero se las suele confundir con el herpes labial, causado por el virus del herpes. La diferencia es que, mientras las aftas aparecen en el interior de la boca, el herpes –también llamado ampollas de fiebre o herpes simplex– lo hace en el exterior –alrededor de los labios, bajo la nariz o en mentón– y es contagioso, de origen vírico.
La primera infección por herpes se suele producir en la infancia, sin síntomas o confundido con otra dolencia como gripe o resfriado. De adulto, este virus se puede manifestar de forma recurrente o permanecer inactivo.

Causas del afta

No está claro el origen exacto de esta dolencia, pero la aparición de aftas se relaciona con déficit de vitaminas, estrés, tabaquismo, traumatismos –mordeduras accidentales– algunos medicamentos como antibióticos, cambios hormonales o predisposición genética, entre otros.
Algunos dentífricos o enjuagues bucales contienen sustancias que pueden provocar la aparición de aftas, así como un cepillado agresivo con un cepillo de cerdas excesivamente duras.

Consejos para tratar y prevenir las aftas

Habitualmente desaparecen solas, pero si persisten durante varias semanas, es conveniente acudir al médico para prevenir otras enfermedades. No está de más seguir unas sencillas pautas para aliviar los síntomas:
Evitar picantes, alimentos ácidos y bebidas muy calientes.
Enjuagues con agua y sal, o agua y bicarbonato.
Dieta equilibrada con aporte de ácido fólico –verduras de hoja verde, legumbres–, vitamina B –carnes, mariscos, lácteos, huevos, cereales– y hierro –carnes rojas, frutos secos–.
Higiene adecuada con cepillo no excesivamente duro, evitando un cepillado agresivo.

 



BESOS Y SALUD DENTAL
Los besos tienen numerosos efectos en el organismo, como por ejemplo, nos pueden ayudar a determinar si una pareja es la ideal a través de ciertos componentes químicos que contiene la saliva.
Cuando nos besamos, transmitimos sentimientos como la pasión, amor, y… bacterias. En concreto, un estudio ha demostrado que en un beso íntimo (definido como un beso con contacto entre las lenguas de los participantes) de 10 segundos de duración se intercambian 80 millones de bacterias entre las bocas de los participantes.
En la cavidad bucal existen más de 700 especies de bacterias diferentes, que además varían en cada persona tanto de forma cuantitativa como cualitativa: la población bacteriana bucal de cada individuo es única ( a priori).
Durante la realización de este estudio se observa además, que las parejas tienden a tener una población bacteriana en la lengua más similar que entre individuos no relacionados, siendo esta similitud aún más pronunciada en aquellas parejas que se besan, al menos, 9 veces al día.
Esto quiere decir que, además de intercambiar bacterias en el momento del beso, éstas encuentran en las superficies linguales un lugar que colonizar a largo plazo. En la saliva, esta similitud no es tan evidente en periodos largos, ya que hay que tener en cuenta que producimos y tragamos saliva constantemente, por lo que la microbiota salival es “compartida” de forma temporal.
Los datos del estudio muestran que cuanta mayor sea la frecuencia de besos íntimos, mayores similitudes se encontrarán en el microbiota bucal, particularmente en la saliva (como comentábamos, de forma temporal). Al menos se requiere una media de 9 besos diarios para obtener una similitud superior al 50% en saliva, mientras que el efecto de un único beso es limitado.
La identificación de los factores que puedan determinar la temporalidad o permanencia de las bacterias colonizadoras en boca podría contribuir al desarrollo de nuevas estrategias para prevenir o curar infecciones orales.
Besar provoca diversos beneficios en el cuerpo humano, siendo particularmente importante a nivel bucal la estimulación de la producción de saliva. Este aumento de saliva provoca ayuda a equilibrar el pH y así evitar largos periodos de desmineralización de los dientes, protegiendo el diente frente a la caries, a la vez que lo remineraliza mediante el aporte de iones que se encuentran en suspensión en la saliva. La saliva además, regula la presencia de bacterias en la boca, por lo que contribuye a la disminución de la halitosis, que a su vez, en caso de que esté presente, puede comprometer acciones como los besos.
¿Hace mucho que no vas al dentista? Coge cita con nosotros y te haremos una revisión gratuita y sin compromiso. Llámanos al 91 344 03 80 o entra en  https://deltadent.es/contact-us/
FUENTE:
http://blogsaludbucal.es/besos-y-salud-bucal/
 
 
pie-de-entradas



Cuidado de la salud bucal en el embarazo

¿Puede la salud bucal tener algún efecto sobre el embarazo?

Cada vez más estudios reportan que existe asociación entre la enfermedad periodontal, los nacimientos prematuros y el bajo peso al nacer. Las mujeres embarazadas que presentan enfermedad periodontal son más propensas a tener partos prematuros y bebes pequeños y de bajo peso.

Numerosos estudios se requieren para determinar cómo la enfermedad periodontal afecta el embarazo. Aparentemente, la enfermedad periodontal estimula el incremento de los niveles de fluidos biológicos que inducen al trabajo de parto y otros estudios además sugieren que cuando la enfermedad periodontal empeora durante el embarazo, hay un mayor riesgo de sufrir un parto prematuro.

¿Qué puedo hacer para asegurarme de tener un embarazo saludable?

El mejor consejo para las mujeres en relación al embarazo es que deben consultar al dentista para realizarse un chequeo y tratar cualquier problema bucal antes de estar embarazadas. Durante su embarazo, sus dientes y encías necesitan de una atención especial, por lo tanto, deben cepillarse regularmente y utilizar el hilo dental, comer una dieta balanceada y visitar a su dentista regularmente para reducir los problemas dentales que acompañan al embarazo.

higiene-bucal
higiene-bucal

¿Qué problemas bucales puede desarrollar durante su embarazo?

Los estudios demuestran que muchas mujeres embarazadas experimentan gingivitis del embarazo que se produce cuando la placa dental se acumula en los dientes e irrita la encía. Los síntomas incluyen encías enrojecidas, inflamadas y que sangran con facilidad. La gingivitis del embarazo ocurre con mayor frecuencia durante el embarazo porque los niveles hormonales aumentan y por lo tanto, se exagera la manera en que la encía reacciona a la presencia de irritantes en la placa. Sin embargo, es la placa y no las hormonas la principal causante de la gingivitis. Al mantener sus dientes limpios, especialmente cerca del borde de la encía, ayudará dramáticamente a reducir o mejor aún prevenir la gingivitis durante su embarazo y como otra recomendación debe sustituir los dulces por alimentos más sanos tales como quesos, frutas frescas o vegetales que son mejores para sus dientes.

alimentacion-saludable
alimentacion-saludable

¿Qué debo esperar cuando visito al dentista durante el embarazo?

Primero, debe informarle al dentista en el momento en que programa la cita que usted está embarazada. Es mejor programar su consulta odontológica durante el cuarto al sexto mes de su embarazo porque, los primeros tres meses del embarazo son de extrema importancia para el desarrollo de su niño y se puede aumentar la incidencia de presentar complicaciones.

Generalmente, las radiografías, los anestésicos, las medicaciones para el dolor y los antibióticos (especialmente la tetraciclina) no se prescriben durante el primer trimestre, a menos que sea absolutamente necesario. Durante el último trimestre del embarazo, el sentarse por largos períodos de tiempo en el sillón odontológico puede llegar a ser incómodo y hay evidencia de que las mujeres embarazadas pueden ser más propensas a cansarse. Su dentista, sin embargo, está preparado para esta situación.

Si necesitas programar una visita de emergencia, informa al dentista sobre tu embarazo antes de llegar. Cuéntanos cualquier problema, historial sobre abortos pasados y medicamentos que estés tomando.

Para ayudar a minimizar los riesgos durante el embarazo, he aquí algunos consejos generales y algunas de las afecciones a las que debe prestar atención:

  • Enfermedad de las encías – durante el embarazo, es necesario prestar atención a los dientes y a las encías. El cepillado regular dos veces al día, el uso de hilo dental una vez al día, una dieta balanceada y visitas regulares al dentista ayudarán a reducir los problemas dentales que acompañan el embarazo.

  • Erosión del esmalte – para algunas mujeres las náuseas matinales son el principal síntoma de embarazo. Junto con las náuseas aparece ácido adicional que, si se deja en la boca, puede erosionar los dientes. Asegúrese de enjuagarse la boca con agua o con enjuagues bucales con flúor para mantener el ácido bajo control.

  • Boca seca – la boca seca durante el embarazo puede poner a las mujeres en mayores riesgos de problemas como caries e infecciones. Beba mucha agua para mantenerse hidratada y mastique chicle sin azúcar para aumentar la producción de saliva.

chicle-sin-azucar
chicle-sin-azucar

En Deltadent nos importa tu salud bucal y estamos para ayudarte en cualquier momento que lo necesites. Si tienes alguna duda o consulta, llámanos o ven a visitarnos. Te atenderemos encantados.

FUENTE:

http://www.colgate.com.mx/es/mx/oc/oral-health/life-stages/oral-care-during-pregnancy/article/pregnancy-prenatal-care-and-oral-health

http://www.gacetadental.com/2016/10/las-embarazadas-mas-propensas-a-padecer-gingivitis-61945/

 
pie-de-entradas



HIPERTENSIÓN Y SALUD BUCAL
La Hipertensión es una elevación anómala de la presión arterial que, si es crónica y no se trata, se asocia con una morbilidad y mortalidad significativas.
La hipertensión arterial se define como una elevación de la presión arterial hasta un nivel que aumenta el riesgo de lesión orgánica en distintos lechos vasculares. Puede permanecer asintomática durante un largo período, pero, con el tiempo produce lesiones, que condicionan síntomas, en diversos órganos como, los riñones, el corazón, el cerebro y ojos.
En España la prevalencia de hipertensión se estima en un 20% de la población mayor de 20 años. Sin embargo, aproximadamente solo un 50% de los hipertensos saben que lo son, de estos solo un 50% recibe tratamiento y de ellos, solo la mitad están controlados. Por lo que podemos esperar que 17-18 de cada 100 personas de más de 20 años sufran de hipertensión sin controlar, estando expuestas a todas las graves consecuencias de la enfermedad hipertensiva, especialmente a las enfermedades cerebrovasculares y a las cardiopatías isquémicas.

hipertensión
hipertensión

La hipertensión es la elevación crónica de la presión sanguínea sistólica, diastólica o ambas. En adultos se considera hipertensión cuando la presión sistólica iguala o supera los 140 mm Hg y/o la presión arterial diastólica iguala o supera los 90 mm Hg.
El odontólogo puede desempeñar un papel importante en la detección de la hipertensión y en la monitorización de su control. Si un paciente no conoce su situación, el odontólogo puede ser el primero en detectar una elevación de la presión arterial, síntomas de patología hipertensiva o ambos.
El Diagnóstico de Hipertensión y las decisiones terapéuticas dependerá del médico, sin embargo, el odontólogo puede y debe hacer determinaciones y remitir a los pacientes con cifras anómalas.
Paciente Dental con Hipertensión
Sobre estos tipos de pacientes, cabe hacer algunas consideraciones terapéuticas importantes, referentes a la identificación, la monitorización, la reducción del estrés y la ansiedad, la prevención de interacciones farmacológicas, la detección y tratamiento de los efectos secundarios farmacológicos, como la hipotensión ortostática, y el tratamiento de los efectos de los fármacos sobre los tejidos bucales.
Problemas potenciales relacionados con el tratamiento dental

  • El estrés y la ansiedad relacionados con la visita dental pueden ser causa de un aumento de la presión arterial, angina, infarto de miocardio o accidente cardiovascular.
  • Los pacientes tratados con agentes antihipertensivos pueden sentir náuseas o quedarse hipotensos o incluso desarrollar hipotensión postural.
  • El excesivo empleo de vasopresores puede causar una elevación significativa de la presión arterial.
  • La medicación sedante empleada en los pacientes que toman ciertos antihipertensivos puede ocasionar episodios de hipotensión.

Cómo debe actuar tu dentista: manejo odontológico del paciente con hipertensión arterial (HTA):

  1. Conocer si está o no controlado y si cumple con su medicación.
  2. Derivarlo si no está controlado.
  3. Tomar la tensión antes del tratamiento odontológico.
  4. Controlar el dolor antes, durante y después del tratamiento odontológico.
  5. Analgésicos y anestesia local correctos.
  6. Control de la ansiedad y el estrés.
  7. Tranquilizarlo verbalmente y darle la mayor confianza posible.
  8. Administrar benzodiacepinas de acción corta.
  9. Usar el óxido nitroso en casos difíciles.
  10. Evitar citas largas.
  11. Frente a una crisis hipertensiva: captopril (inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina, IECA), 25mg sublingual.

 
Complicaciones orales

  • Xerostomía secundaria a los diuréticos y otros medicamentos antihipertensivos
  • Los diuréticos mercuriales pueden causar úlceras orales o estomatitis
  • Con las tiazidas, metildopa, propanolol y labetalol pueden verse reacciones liquenoides
  • La reacción lupoide se ve rara vez con la hidralazina.

 
El tratamiento dental en pacientes con hipertensión arterial en clínica varía en función de la gravedad de la hipertensión y su categoría:

  • Etapa 1 (140 a 159/90 a 99):

Sin modificaciones en el plan de tratamiento dental. Informar al paciente, referir al médico o ambos.

  • Etapa 2 (160 a 179/100 a 109):

Tratamiento dental selectivo: restauraciones con composite, profilaxis, terapia periodontal no quirúrgica,tratamiento endodóntico no quirúrgico. Referir al paciente con el médico.

  • Etapa 3 (180 a 209/110 a 119) y Etapa 4 (= O > 210/=0 > 120):

Procedimientos de emergencia no estresantes: alivio del dolor, tratamiento para infecciones, disfunciones masticatorias, consulta. Referir inmediatamente al paciente con el médico.
 

Todo nuestro cuerpo está conectado y cualquier afección puede alterar nuestra salud bucodental. Por ello, es importante que nos indiques cualquier patología que tengas, medicamentos y tratamientos a los que estés somentido. Nosotros sabremos afrontarlo para mantener tu sonrisa a punto.

 
FUENTES:
https://www.propdental.es/pacientes-especiales/hipertension-arterial/
http://www.odontologiavirtual.com/2008/10/hipertensin-y-la-salud-bucal.html
 
pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.