Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







Salones de estética, spas, gimnasios… las sesiones de blanqueamiento dental se ofrecen en lugares de lo más variopinto. No sabemos si el personal encargado del tratamiento será el mismo que atiende la peluquería: puede haber quien considere que dar mechas también es blanquear.

Manejo de una sustancia que en manos no cualificadas puede ser peligrosa

El principal agente blanqueador que se emplea, es el peróxido de hidrógeno, que no es ni más ni menos que agua oxigenada, pero por encima de una concentración del 1% puede resultar muy peligrosa para tu boca, aplicado por personal no cualificado. Por este motivo, la legislación europea es clara: solo un dentista puede aplicar concentraciones entre el 1 y el 6% de peróxido de hidrógeno a un paciente.

Lesiones por mala aplicación

Quemaduras en las encías, muerte del diente, sensibilidad dental… son algunos de los efectos adversos de una mala aplicación. Insistimos: solo un dentista está autorizado en la aplicación de blanqueadores, hasta un 6% de concentración de peróxido de hidrógeno.

Tráfico ilegal de sustancias

El verdadero peligro está en el lucrativo tráfico ilegal de medicamentos en internet, que deriva en que muchas ocasiones caigan en manos no profesionales. Se comercia con productos ilegales con una concentración del 35% de peróxido de hidrógeno, muy por encima de la permitida por la legislación europea, Como se puede leer en este reportaje de BBC News.

Ante esta situación, ¿qué hago si me quiero blanquear los dientes?

Lo primero, informarte. Visita al dentista y escucha su consejo: cada individuo requerirá una duración del tratamiento y aplicación distinta. Duda de tratamientos milagro y filtra lo que se cuenta en las redes sociales.

El blanqueamiento dental profesional será caro…

En Deltadent, la primera consulta es gratis, y puedes financiar el tratamiento en 36 meses sin intereses. Lo realmente caro, es ponernos en manos de quienes nos tratan como clientes, y no como pacientes, y que además aplican tratamientos sin contar con formación específica para ello, o gastar dinero en productos milagrosos inefectivos.
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Las manchas que a veces aparecen en los dientes pueden ser blancas, amarillas o marrones, dependiendo de cuál sea la causa, pues son múltiples los factores que intervienen en este aspecto.
Las más comunes son las amarillas, que suelen deberse a un deterior del esmalte que, además, ocasiona un aumento de la sensibilidad dental al frío y el calor, además de los dulces. En este caso los bordes del o los dientes afectados suelen tener los bordes ligeramente traslúcidos. Las causas pueden ser diversas, aunque cabe destacar las siguientes:

  • Acción de sustancias o alimentos ácidos, como los cítricos, el vinagre, los jugos gástricos o agentes blanqueantes.
  • Bruxismo.
  • Cepillado de dientes muy agresivo.

Las manchas marrones, en la mayoría de los casos están causadas por el tabaco o el consumo excesivo de alcohol o café, entre otras sustancias. Todas ellas, al margen de los colorantes que contienen, alteran el equilibrio de la flora bacteriana presente en la cavidad oral y favorecen la formación de placas de sarro que se pueden percibir en la línea de las encías y que facilitan tanto la formación de caries como el desarrollo de patologías periodontales.
Finalmente, hay que referirse a las manchas blancas, probablemente las menos comunes. Lo más habitual es que la causa sea una descalcificación de zonas aisladas del esmalte dental y, en general, suelen ser el anuncio de la futura aparición de caries. También es posible que se deba a un problema surgido en la formación de los dientes definitivos (hipoplasia), en cuyo caso la única opción de eliminarlas es mediante la colocación de carillas. Otra posible causa es la de los tratamientos de ortodoncia cuando no se mantiene una higiene oral adecuada, lo que facilita la acumulación de placa bacteriana bajo los brackets y las bandas de los aparatos fijos de ortodoncia. Las machas aparecen al retirarlo, una vez concluido el tratamiento, y suele considerarse que se trata de caries que comienzan a formarse y que deben ser objeto del correspondiente tratamiento.

Eliminación de las manchas en los dientes

Dependiendo de cuál sea el origen de las manchas, el tratamiento será diferente y siempre debe estar determinado por el criterio del odontólogo. En algunos casos, como ya se ha señalado, la única opción posible será la colocación de carillas de porcelana. En otros, habrá que tratar eventuales caries incipientes antes de proceder a un tratamiento de microabrasión y un posterior procedimiento de blanqueamiento si éste resulta insuficiente.
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Las manchas que a veces aparecen en los dientes pueden ser blancas, amarillas o marrones, dependiendo de cuál sea la causa, pues son múltiples los factores que intervienen en este aspecto.
Las más comunes son las amarillas, que suelen deberse a un deterior del esmalte que, además, ocasiona un aumento de la sensibilidad dental al frío y el calor, además de los dulces. En este caso los bordes del o los dientes afectados suelen tener los bordes ligeramente traslúcidos. Las causas pueden ser diversas, aunque cabe destacar las siguientes:

  • Acción de sustancias o alimentos ácidos, como los cítricos, el vinagre, los jugos gástricos o agentes blanqueantes.
  • Bruxismo.
  • Cepillado de dientes muy agresivo.

Las manchas marrones, en la mayoría de los casos están causadas por el tabaco o el consumo excesivo de alcohol o café, entre otras sustancias. Todas ellas, al margen de los colorantes que contienen, alteran el equilibrio de la flora bacteriana presente en la cavidad oral y favorecen la formación de placas de sarro que se pueden percibir en la línea de las encías y que facilitan tanto la formación de caries como el desarrollo de patologías periodontales.
Finalmente, hay que referirse a las manchas blancas, probablemente las menos comunes. Lo más habitual es que la causa sea una descalcificación de zonas aisladas del esmalte dental y, en general, suelen ser el anuncio de la futura aparición de caries. También es posible que se deba a un problema surgido en la formación de los dientes definitivos (hipoplasia), en cuyo caso la única opción de eliminarlas es mediante la colocación de carillas. Otra posible causa es la de los tratamientos de ortodoncia cuando no se mantiene una higiene oral adecuada, lo que facilita la acumulación de placa bacteriana bajo los brackets y las bandas de los aparatos fijos de ortodoncia. Las machas aparecen al retirarlo, una vez concluido el tratamiento, y suele considerarse que se trata de caries que comienzan a formarse y que deben ser objeto del correspondiente tratamiento.

Eliminación de las manchas en los dientes

Dependiendo de cuál sea el origen de las manchas, el tratamiento será diferente y siempre debe estar determinado por el criterio del odontólogo. En algunos casos, como ya se ha señalado, la única opción posible será la colocación de carillas de porcelana. En otros, habrá que tratar eventuales caries incipientes antes de proceder a un tratamiento de microabrasión y un posterior procedimiento de blanqueamiento si éste resulta insuficiente.
 
Fuente: sanitas.es
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Nuestra tonalidad viene predeterminada por nuestra genética, así como el grosor o la evolución futura de nuestros dientes, pero debido a ciertos hábitos, tus dientes amarillean; en nuestra mano está corregirlos para no perder la mejor de nuestras sonrisas:

  • Alimentación inadecuada. El café, el vino o el té son bebidas que pueden acabar produciendo manchas en nuestros dientes si las consumimos en exceso. También debemos vigilar el consumo de refrescos carbonatados, ya que presentan un alto nivel de ácido que penetra en nuestros dientes dañando el esmalte.
  • Mala higiene bucal. Por supuesto, mantener un buen hábito a diario es vital para tener una sonrisa en perfectas condiciones, no sólo a nivel estético. Aquí puedes comprobar si tu higiene es o no la correcta.
  • Tabaquismo. Entre las sustancias que conforman el tabaco se encuentra el alquitrán, responsable de que los dientes se amarillen y/o adquieran una tonalidad más oscura.
  • Consumo de algunos antibióticos. Determinados fármacos pueden acarrear un problema secundario en nuestros dientes. Éste es el caso de la tetraciclina, un compuesto presente en varios medicamentos que puede provocar manchas horizontales de color grisáceo o marrón en los dientes de los pacientes que la consumen.

Por lo tanto, si quieres mejorar la blancura de tu dentadura, debes comenzar a corregir estos hábitos inadecuados, además puedes completar la acción con un tratamiento estético que te ayude a lograr tu tono ideal. Eso sí, en el caso de que tu cambio de color se produzca por un desgaste de tu esmalte no debes usar métodos blanqueantes ni cepillarte los dientes fuertemente, ya que la dentina se encontrará demasiado expuesta a ser dañada. Para ello, lo recomendable es que acudas a un profesional y utilices dentífricos diseñados especialmente para reparar y proteger las zonas más sensibles de tu dentadura.
 
Fuente: vivirmasymejor.elmundo.es
 
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Los problemas dentales que más solemos confundir

¿Tengo una caries o sensibilidad dental? ¿Me sangran las encías como respuesta a una gingivitis o simplemente me cepillo demasiado fuerte? Estas dudas sobre problemas dentales, que se producen cuando los síntomas entre una afección y otra son similares, nos pueden desconcertar a la hora de identificar nuestra afección y, en consecuencia, a no iniciar el tratamiento adecuado.

  • ¿Sensibilidad dental o caries?
    Ésta es una de las grandes dudas que llegan a menudo a las consultas. Cuando el paciente consume bebidas frías o alimentos muy azucarados, puede sentir un dolor punzante en los dientes y traducirlo directamente con una caries. Sin embargo, en muchas ocasiones, es síntoma de sensibilidad dentaria. A diferencia de las caries, se debe a factores químicos o erosivos como las pastas dentales blanqueadoras, tratamientos de blanqueamiento mal realizados en casa o al consumo exagerado de bebidas ácidas. La diferencia entre ambas radica en la zona del dolor. Cuando hablamos de sensibilidad dentaria el dolor suele darse de forma generalizada o en un área concreta, mientras que el dolor por caries se focaliza en un diente o muela puntual. El diagnóstico diferencial es importante ya que comporta un tratamiento diferente.
  • ¿Gingivitis o cepillado agresivo?
    Muchas personas también acuden al dentista por un problema de sangrado de encías. Bastantes pacientes suelen identificarlo directamente como un síntoma de gingivitis, una infección que crean las bacterias en nuestra encía y que hace que se inflamen, sangren y cambien de color. Sin embargo, en muchas ocasiones este sangrado solamente se debe a un cepillado demasiado agresivo. La diferencia radica en el tipo de sangrado: cuando es espontáneo o por cepillado excesivamente fuerte el color de la encía es más rosado y no hay inflamación; mientras que en los casos de enfermedad periodontal la encía está engrosada e inflamada además de tener un color más rojizo.
  • ¿Manchas externas en los dientes o caries?
    Éste antiestético problema es bastante habitual, al igual que la confusión que suele generarse al determinar el origen del mismo. Aunque a priori se puede relacionar con la presencia de caries dentales debido a su apariencia similar, en muchas ocasiones son manchas producidas por el abuso de café y tabaco unido a una mala higiene dental. No deben tratarse a la ligera, ya que pueden ser el primer estadio de un problema mayor. Las manchas por tabaco o café son más extensas y visibles, mientras que las producidas por las caries se localizan en un punto. Lo ideal en estos casos es acudir al dentista para salir de dudas y obtener un diagnóstico certero para ver si lo recomendable es hacer una profilaxis y/o limpieza bucal.

 
Fuente: vivirmasymejor.elmundo.es
 

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.

pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.