Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







Los cambios hormonales pueden hacerse manifiestos a nivel bucal en las etapas vitales fundamentales, sobre todo en el caso de la mujer. Los cambios en los niveles de estrógenos y progesterona actúan sobre las encías, debido tanto a una acción directa de estas hormonas sobre los receptores que existen en la encía, como por la modificación en la composición de la flora bucal.

Las distintas etapas se describen a continuación:

  • Pubertad
    En la pubertad se puede producir un incremento de la inflamación de las encías, una gingivitis con enrojecimiento y el sangrado de las encías. Es una etapa en la que es especialmente importante seguir una higiene bucal eficaz y rutinaria y realizar controles de la situación bucal con el dentista o periodoncista
  • Edad fértil
    Durante la edad fértil parece que los niveles hormonales correctos tienen un papel protector sobre la salud de las encías. Esto no exime de tener también una buena higiene bucal y realizar visitas cada 6-12 meses con el dentista.Si tomamos anticonceptivos orales, debemos de ser conscientes de que son también hormonas. Actualmente la dosificación hormonal es baja, por lo que las manifestaciones de inflamación gingival son muy reducidas y están más en relación con el efecto acumulado de su uso continuado.
  • Embarazo
    En el embarazo los cambios en los niveles de estrógenos y progesterona favorecen la aparición de gingivitis (inflamación de las encías), y en algunas ocasiones aparecen crecimientos de la encía llamados épulis. Estos últimos acostumbran a sangrar mucho, dificultar la masticación e incluso pueden separar los dientes, por lo que en algunas ocasiones es necesario extirparlos quirúrgicamente”La gingivitis del embarazo se produce en el 60-70% de las embarazadas, sin embargo, no se debe considerar normal, ya que se observa que sólo se produce en el 0,03% en pacientes que no empiezan el embarazo con inflamación gingival y mantienen una buena higiene bucal. Es decir, que el embarazo más que producir gingivitis…agrava la preexistente.Algunas embarazadas pueden presentar periodontitis (antiguamente llamada piorrea), en la que ya no sólo hay inflamación de las encías, sino que se ha está perdiendo hueso que sujeta el diente. A veces esta periodontitis no ha sido diagnosticada y esto, unido a que los cambios hormonales incrementan la progresión de la enfermedad, puede ocasionar que se acelere la pérdida de soporte del diente. También es común que haya un incremento de caries, ya que se relaciona con cambios nutricionales (mayor tendencia a comer entre horas), a una modificación de las peroxidasas salivares activas frente a diferentes microorganismos por acción de los estrógenos, cambios en los hábitos de higiene bucal (especialmente por las náuseas que pueden presentar las futuras madres), y por los vómitos que producen acidez en la boca que desmineraliza el esmalte.Tanto para mantener la salud bucal como para preservar la salud del hijo, se recomienda realizar la visita al dentista o periodoncista antes del embarazo, para realizar prevención o diagnóstico precoz de enfermedades de las encías, realizar el tratamiento adecuado, si es necesario, y limitar el riesgo de parto prematuro.
  • Menopausia
    Al entrar en la menopausia se reduce el papel protector de los estrógenos sobre las encías, por lo que deberán vigilarse de cerca, extremando la higiene bucal y las visitas al dentista o periodoncista. También se asocia a mayor sequedad bucal, que favorece la acumulación de placa bacteriana aumentando la inflamación gingival y las caries.La reducción en los estrógenos también favorece la osteoporosis. Es especialmente importante su control con el médico. La osteoporosis y los bajos niveles de vitamina D también se ha relacionado con el estado periodontal. Eso sí, en caso de recibir tratamiento para la osteoporosis es muy importante que su dentista o periodoncista esté informado de ello, ya que determinadas medicaciones pueden alterar la cicatrización tras los tratamientos dentales.

 
Fuente: vivirmasymejor.elmundo.es

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.

pie-de-entradas



La esperanza de vida tras la menopausia podría estar ligada al cuidado de la salud bucodental. Las mujeres en la post menopausia con historial de periodontitis o que han perdido todos sus dientes tienen un riesgo un 12% y un 17% mayor de fallecer por cualquier causa.
La periodontitis, esto es, la consabida ‘enfermedad de las encías’ –comúnmente conocida como ‘piorrea’–, es una patología fundamentalmente caracterizada por una inflamación y sangrado de las encías. Una enfermedad que, además de causar la destrucción de la masa ósea que sustenta las piezas dentales y, por ende, de provocar la pérdida de los dientes, se asocia a un mayor riesgo de enfermedades potencialmente mortales como las cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. Y es que mantener una buena salud bucodental es clave para disfrutar de una buena salud general, hasta el punto de que la falta de higiene oral podría tener un ‘efecto letal’. De hecho, un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Estatal de Nueva York en Búfalo (EE.UU.) muestra que tanto la periodontitis como la pérdida de dientes, si bien no parecen comprometer la salud cardiovascular, se asocian a un riesgo mayor de deceso por cualquier causa en las mujeres que ya han superado la menopausia.
Como explica Michael J. LaMonte, director de esta investigación publicada en la revista «Journal of the American Heart Association», «además de su impacto negativo sobre la función oral y los hábitos alimentarios, se cree que tanto la periodontitis como la pérdida de los dientes tienen una relación con las enfermedades crónicas asociadas al envejecimiento».
«Las enfermedades periodontales son un conjunto de enfermedades de origen infeccioso que generan una lesión de los tejidos de soporte del diente que, sin el adecuado tratamiento, puede acarrear la pérdida dentaria, y con ella, el deterioro funcional, estético de la salud del que la sufre», explica la Dra. Paula Matesanz Perez, periodoncista y vocal de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA).
Sin embargo, añade, «en la actualidad, el conocimiento más en profundidad de la etiopatogenia de estas enfermedades ha puesto de manifiesto que la repercusión de estas entidades no es exclusivamente local, sino que tanto directa, como indirectamente, pueden generarse problemas de salud de mayor envergadura, como problemas cardiovasculares y respiratorios, mal control de la glucemia en el paciente diabético, partos prematuros o bajo peso de los bebés al nacer, entre otros».
Periodontitis y ‘edentulismo’
Se estima que, a día de hoy, en torno a dos terceras partes de la población estadounidense mayor de 60 años padece periodontitis –en la gran mayoría de los casos con carácter leve–. Y asimismo, que cerca de un tercio de los estadounidenses que han superado su sexta década de vida ha perdido todos sus dientes –una situación que, denominada ‘edentulismo’ según el argot médico, es el resultado en un gran número de ocasiones por una progresión de la periodontitis.
Pero esta periodontitis y esta ‘caída’ de los dientes, ¿cómo afecta a la salud de las mujeres longevas? Pues para averiguarlo, los autores siguieron durante un periodo promedio de 6,7 años la evolución de las 57.0001 mujeres que, con una edad superior a los 54 años, participaban en el macroestudio ‘Iniciativa de la Salud de la Mujer’.
Como indica Michael LaMonte, «las investigaciones previas han incluido una muestra pequeña de participantes o han tenido un número limitado de episodios cardiovasculares para su análisis. Nuestro trabajo es uno de los más grandes realizados hasta la fecha y se ha centrado exclusivamente en mujeres postmenopáusicas, en las que la incidencia de periodontitis, de pérdida total de dientes y de enfermedad cardiovascular es elevada».
Durante el desarrollo del estudio se registraron 3.589 episodios cardiovasculares y 3.816 decesos. Y de acuerdo con los resultados, la presencia de enfermedad periodontal, ya fuera en el presente o en el pasado, se asoció con un riesgo un 12% mayor de fallecimiento por cualquier causa.
Es más; la pérdida de todos los dientes, ya fuera o no por causa de la periodontitis, conllevó un incremento de un 17% en el riesgo de mortalidad por cualquier motivo –cardiovascular o no.
Como refieren los autores, «las mujeres que habían perdido todas sus piezas dentales tenían una edad más avanzada, un mayor número de factores de riesgo cardiovascular y un menor nivel educativo. Y además, acudían con menor frecuencia a las consultas del dentista».
Hay que cuidar las encías
En definitiva, la esperanza de vida tras la menopausia podría estar ligada al cuidado de la salud bucodental –o lo que es lo mismo, a la higiene oral.
Como concluye Michael LaMonte, «nuestros resultados sugieren que las mujeres mayores podrían tener un mayor riesgo de muerte por su condición periodontal y, por tanto, podrían beneficiarse de unas medidas de detección oral más intensivas. Sin embargo, se requieren más estudios para evaluar si las intervenciones dirigidas a mejorar la salud periodontal se asocian con una disminución de este riesgo. Y es que nuestro trabajo no ha sido diseñado para establecer una relación del tipo ‘causa y efecto’».
No obstante Paula Matesanz advierte que «aunque la población estudiada es muy amplia y eso le da valor al estudio, está escasamente segmentada, de forma que no se tienen en cuenta otros factores de riesgo importantes que pueden estar interaccionando en el análisis, como por ejemplo el tabaco, el estilo de vida, o la severidad de la enfermedad periodontal de los pacientes estudiados».
Para la experta de SEPA, sin lugar a dudas, «la mala salud periodontal genera problemas graves más allá del entorno de la boca. La calidad de vida y la salud de la población puede mejorar gracias a la integración del cuidado de su boca como parte de las estrategias preventivas de salud. Sin embargo, aun falta recorrido en el estudio de las enfermedades periodontales, por lo que es pronto para poder ratificar una aseveración tan rotunda»
 
Fuente: abc.es

 
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.