Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







Un gesto tan simple y sencillo como besar, además de ser la demostración perfecta de amor, puede ser muy beneficioso para la salud en general y la salud bucodental en particular.

Besar mejora la salud bucodental porque:

  • Combaten la caries dental. Sí, así como suena. Los besos ayudan a evitar la aparición de la caries dental pues estimulan las glándulas salivales haciendo que aumente la secreción natural de saliva y, por consiguiente, la cantidad de proteínas, electrolitos y sales minerales que ésta posee. Así, ayudan a eliminar partículas y patógenos de la boca que favorecen la aparición de la caries dental. Además, la saliva favorece al limpiado de los restos de comida y a eliminar los ácidos que provocan erosión dental. Por su parte, las sales minerales, colaboran en la reconstrucción del esmalte de los dientes, algo importantísimo para evitar la temida caries.
  • Reducen el dolor. El acto de besar libera endorfinas y dilata los vasos sanguíneos, ambos un gran aliado en la lucha contra el dolor, por lo que si te duelen las muelas, ¡a besar se ha dicho! Por supuesto, no solo alivia los dolores en la boca, sino que también puede ayudar a paliar cualquier tipo de dolor, ya sean musculares, crónicos, de cabeza, etc.
  • Protegen contra las infecciones. Los besos provocan secreciones hormonales y hacen que creemos anticuerpos que permiten combatir las bacterias ajenas a nosotros, y procedentes de la saliva del otro, de tal forma que contribuyen a aumentar las defensas naturales y a estimular el sistema inmunológico.
  • Besar disminuye el estrés, la tensión y la ansiedad y, por tanto, todas sus manifestaciones en la boca.Son varias las enfermedades periodontales derivadas del estrés, la tensión y la ansiedad. De este modo, los besos podrían reducir la aparición de úlceras, como aftas o vesículas, herpes,  e incluso la gingivitis y el bruxismo.

Pero los beneficios de los besos no solo mejoran la salud bucodental. Besar es bueno para la presión sanguínea, el sistema cardiovascular y hasta para mantener a raya los niveles de colesterol. Además, al besar también se ponen en acción más de 30 músculos de la cara, de tal forma que ayudan a combatir la aparición de arrugas y pueden llegar a hacerte perder peso, y es que un beso pasional permite quemar hasta 12 calorías por minuto.
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completamente gratuita
pie-de-entradas



La oclusión dental es uno de los problemas olvidados por gran parte de la población. Los dientes tienen una finalidad clara, la de provocar debido a su posición la masticación fruto de su oclusión. Pero esto no siempre se hace de una forma correcta, dando lugar a lo que conocemos como maloclusión dental.
La maloclusión dental u oclusión dental defectuosa hace referencia a la incorrecta disposición de los dientes y/o la forma en la que ajustan unos con otros, provocando una mordida ineficiente.  En el video puedes verlo de una forma amena.

Una oclusión dental defectuosa puede causar importantes problemas, entre los que se encuentra:

  1. Problemas cervicales importantes: debido a la sobrecarga de las vértebras derivado del sobresfuerzo mandibular.
  2. Migrañas y dolores de cabeza: la incorrecta maloclusión provoca un sobresfuerzo mandibular lo que da lugar en multitud de ocasiones a cefaleas tensionales.
  3. Pérdida de piezas dentales o desgaste de las piezas
  4. Aumento del riesgo de sufrir caries dentales: el posicionamiento incorrecto de los dientes hace que se puedan producir acumulaciones de placa.
  5. Gingivitis: debido al daño provocado sobre las encías, tanto en daño concreto sobre las mismas provocando heridas, como por acumulación de placa dental.
  6. Problemas digestivos debido a la masticación incorrecta de alimentos: al no masticarse de una forma correcta, la comida no puede ser triturada correctamente ni se va mezclando con la saliva. Con ello se introducen en el estómago porciones de comida agresivas. Así se pueden provocar problemas de acidez, ulceras en el estómago y digestiones pesadas.

Seguramente, a estas alturas te estás preguntando ¿Qué es lo que provoca la maloclusión dental? Pue principalmente es una cuestión hereditaria, pero además influyen otros factores como:

  1. Labio leporino
  2. Existencia de más piezas dentales de las necesarias
  3. Dientes imperfectos o con malformaciones
  4. Tumores en la boca o en la estructura ósea mandibular
  5. Hábitos infantiles, tales como chupar el dedo, usar el biberón pasados los 3 años o hacer fuerza con la legua sobre las piezas dentales.

Pero no todos los problemas de maloclusión dental son iguales. Existen diversos tipos de oclusión defectuosa. Los especialistas los dividimos en:

  1. Maloclusión dental, de clase I: se produce cuan hay una relación normal en la disposicion de los molares pero la mordida es incorrecta debido a desalineaciones de los incisivos.
  2. Maloclusión dental, de clase II: es también denominado sobremordida y se produce cuando los dientes de la parte superior se superponen en exceso sobre lo de la parte inferior.
  3. Maloclusión dental de clase III se denomina submordida. Este tipo se produce cuando el maxilar inferior se encuentra adelantado respecto del maxilar superior.

Los tratamientos de malolcusión dental pasan por la colocación de una ortodoncia a fin de recolocar las piezas dentales.
 

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.

pie-de-entradas



Una buena salud bucodental limita el número de bacterias en la cavidad oral que pueden acabar originando la neumonía. Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de la Mancomunidad de Virginia en Richmond (EE.UU.) muestra que las personas que nunca van al dentista tienen un riesgo hasta un 86% mayor de desarrollar neumonía que aquellas que acuden dos veces al año a la consulta del especialista. Y es que la salud bucodental juega un papel clave en nuestra salud general. No en vano, la falta de higiene oral puede conllevar el desarrollo de enfermedades que, como las caries o la periodontitis –la consabida ‘enfermedad de las encías’–, pueden derivar en patologías asociadas a una gran mortalidad, caso de las cardiovasculares y de distintos tipos de cáncer. Y asimismo, de neumonía. De ahí la importancia de acudir regularmente a las consultas del dentista para un mejor cuidado de nuestra salud oral.
Como explica Michelle Doll, directora de esta investigación publicada en el marco de la Reunión Conjunta 2016 para las Enfermedades Infecciosas (IDWeek) que se está celebrando en Nueva Orleáns (EE.UU.), «la conexión entre la salud oral y la neumonía está bien documentada, y las visitas a la consulta del dentista son importantes para mantener una buena salud oral. Es cierto que no podemos eliminar completamente las bacterias de nuestra cavidad oral, pero también es verdad que una buena salud bucodental puede limitar la cantidad de bacterias presentes».

Enfermedades infecciosas

La neumonía es una enfermedad del sistema respiratorio que, generalmente causada por una bacteria, un hongo o un virus, puede llegar a resultar mortal, muy especialmente en los niños, las personas inmunocomprometidas y los mayores. De hecho, la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas (IDSA) calcula que, cada año, en torno a un millón de estadounidenses contrae neumonía y cerca de 50.000 acaban falleciendo a causa de la misma. Entonces, y dado que la neumonía tiene un origen infeccioso, ¿el cuidado de nuestro microbioma oral puede ayudar a reducir el riesgo de contraer la enfermedad? Pues parece que sí, y mucho.
Para llevar a cabo el estudio, los autores evaluaron los datos registrados en una encuesta realizada en 2013 en Estados Unidos sobre la atención sanitaria –incluido el cuidado bucodental–, su coste y el grado de satisfacción de los usuarios. Y de acuerdo con los resultados, hasta 441 del total de 26.246 participantes en la encuesta padecían neumonía bacteriana.
El análisis de los resultados concluyó que las personas que nunca acuden al dentista para una revisión bucodental tienen un riesgo hasta un 86% mayor de desarrollar neumonía que aquellas que conciertan –y acuden– dos visitas anuales con el especialista.
El organismo está repleto de microorganismos –esto es, de bacterias, hongos y virus–, algunos de los cuales juegan un papel esencial. Es el caso, por ejemplo, de algunas especies bacterianas de la flora intestinal y del microbioma oral. Pero algunos de estos microorganismos son simplemente nocivos y pueden llegar a causar una enfermedad. Así sucede cuando, entre otras muchas bacterias, algunas especies de estreptococos y de estafilococos son accidentalmente inhalados o aspirados y llegan a los pulmones, en los que pueden originar una neumonía. Y en este contexto, como destaca Michelle Doll, «las visitas rutinarias al dentista pueden reducir la cantidad de bacterias que pueden ser aspiradas».

Hay que ir al dentista

En definitiva, acudir dos veces al año a la consulta del dentista no solo mantiene sanos los dientes y encías, sino que reduce la cantidad de bacterias que viven en la cavidad oral y disminuye el riesgo de acabar padeciendo una neumonía.
Como concluye Michelle Doll, «nuestro estudio refuerza las evidencias de que la salud oral está unida a la salud general, y sugiere que es importante incorporar el cuidado bucodental al cuidado rutinario para la prevención de la salud».
 
Fuente: ABC.es
 
 
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



CARIES: QUÉ ES Y CÓMO PREVENIRLA

¿Qué es la caries?

La caries es una enfermedad infecciosa que aparece cuando diferentes tipos de bacterias producen ácido como resultado de la fermentación de los azúcares de la dieta presentes alrededor de nuestros dientes.

La caries provoca la destrucción  del esmalte dental en una fase inicial, y si no se trata, puede progresar hacia la dentina y la pulpa. Dolor, hipersensibilidad dental o molestias al masticar son los síntomas que pueden presentar las personas con caries. Tal es así, que es uno de los principales motivos de ausencia en el trabajo.

Diferentes motivos pueden causar su aparición: genéticos, conductuales, biológicos, y relacionados con la alimentación.

¿Cómo prevenir la caries?

Para prevenir la caries es importante reducir el consumo de azúcares, además de tener una buena higiene bucodental. Cepillarse los dientes al menos dos veces al día o después de cada comida es esencial. Hay que tener en cuenta que un cepillado inmediatamente posterior a las comidas elimina los restos de alimentos que pueden quedar entre los dientes y que aportarían nutrientes a las bacterias y favorecerían su proliferación. Los expertos inciden en que este cepillado debería realizarse en la primera media hora posterior a la comida, ya que en este intervalo es cuando el ataque ácido es más intenso.

Es importante acostumbrarse a usar la seda dental y los cepillos interdentales al menos una vez al día. De este modo se previenen las caries interproximales (que aparecen en los espacios situados entre los dientes) casi en un 100 por cien. Los dientes no son sólo lo que vemos, y las cavidades situadas entre diente y diente son las que más bacterias acumulan y es más difícil llegar a ellas con el cepillo.

Aunque es cierto que la principal causa de la aparición de la caries es la falta de higiene, el consumo de dulces es uno de los factores que interviene en el desarrollo de esta enfermedad. Es especialmente dañino consumir los alimentos azucarados entre comidas y antes de ir a la cama. Además, si estos alimentos son pegajosos resultan más peligrosos, ya que se hallan más tiempo en contacto con los dientes y facilitan la adhesión de la placa bacteriana al esmalte. Los expertos dicen que más perjudicial que consumir gran cantidad de alimentos con azúcar es ingerirlos con mucha frecuencia. Si dejamos un periodo de tiempo prudencial entre comidas, la boca se recupera del ataque ácido, algo que no ocurre si picamos continuamente dulces y golosinas.

La visita al dentista es imprescindible para tratar y prevenir la caries, por ello, es aconsejable visitar al dentista dos veces al año y poder detectar su aparición rápidamente. Por que el mejor tratamiento es la prevención. Pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.

FUENTE:

http://www.bocasvitis.com/caries-aparece-prevenirla/

http://www.dmedicina.com/familia-y-embarazo/mi-nino/2004/02/18/como-prevenir-caries-3525.html

 
pie-de-entradas



Saliva y salud bucal

La saliva está compuesta entre un 96% y un 99% por agua. El resto lo componen numerosas partículas orgánicas e inorgánicas, entre las que destacan proteínas, glucoproteínas, hidratos de carbono, electrólitos, células epiteliales descamadas, urea, ácido úrico, hormonas y leucocitos.

Nuestro organismo segrega entre 1 y 2 litros diarios de saliva a través de las glándulas salivales, que se agrupan en función de su tamaño en mayores o menores y se distribuyen a lo largo de la cavidad bucal y de las zonas adyacentes. Su nivel de acidez (pH) oscila entre el 6,3 y el 6,8. Pero, ¿para qué sirve la saliva?

Funciones de la saliva

Las funciones de la saliva son muchas y muy variadas, destacando la de garantizar un correcto proceso digestivo, pero también tiene funciones protectoras y desinfectantes de nuestro organismo.

  • Digestión: La saliva humedece los alimentos que ingerimos ayudando a confeccionar el bolo alimenticio, de manera que podamos tragar con facilidad y evitar atragantamientos. Sin la ayuda de la saliva la digestión de los alimentos resultaría imposible.

  • Sabor: Facilita la sensibilidad gustativa de la cavidad oral y estimula las papilas gustativas de la lengua, encargadas del gusto.

    saliva-sabor
    saliva-sabor

     
  • Articulación de sonidos: Sin la saliva los sonidos que emitimos no serían los mismos. Esta valiosa sustancia es un agente lubricador excelente de nuestra laringe, imprescindible para una correcta fonación.

  • Alarma contra la deshidratación: Su producción depende en gran parte del agua que consumimos. Una boca seca nos estará indicando que no hemos consumido suficiente líquido y que corremos, por tanto, riesgo de deshidratación.

saliva-agua-hidratacion
saliva-agua-hidratacion
  • Analgésico: En un estudio realizado en el Instituto Pasteur, publicado en 2006 en la revista PNAS, se detectó en la saliva un componente excepcional: la opiorfina. Esta sustancia tendría unos componentes analgésicos superiores a los de las endorfinas (los otros analgésicos endógenos) y podría ser de gran utilidad en el tratamiento clínico del dolor.

Un protector indispensable de la boca

En nuestra salud bucodental, la saliva es nuestra gran aliada, ya que:

  • Protege el esmalte: Los iones de calcio, fosfato y flúor, al unirse a la hidroxiapatita del esmalte, forman nuevos componentes más resistentes que evitarán la corrosión del esmalte, puesto que necesita concentraciones adecuadas de fosfato. Otros componentes, como las mucinas, se fijan en la superficie del esmalte, revistiéndolo y favoreciendo su protección y reconstrucción continuas.

  • Mantiene el pH neutro de la cavidad bucal: Gracias a la saliva, nuestra boca mantiene su equilibrio de acidez, lo que favorece la limpieza de restos de alimentos y dificulta la formación de placa. El nitrato que acumula la saliva impide que aumente el ácido destructor de los dientes.

  • Arrastra la capa bacteriana: La producción constante de saliva arrastra las placa bacteriana que se haya podido formar y que no está todavía bien adherida.

  • Destruye bacterias: Además, a través de sus enzimas, es capaz de perforar las paredes celulares de ciertas bacterias, haciéndolas explotar. Una vez en el estómago, la saliva reacciona con el ácido gástrico, ayudando a destruir algunos de los patógenos que hayamos podido ingerir con los alimentos.

El cuerpo es sabio y tiene sus propios medios para protegerse, de modo que la mejor manera de ayudarlo es manteniendo unos buenos hábitos de vida, hidratándote a diario, ingiriendo alimentos de calidad, practicando ejercicio… y llevando un seguimiento de tu salud en general.

Ven a visitarnos a nuestra clínica y comprobaremos el estado de tu salud bucodental de manera gratuita.  Porque en Deltadent nos importa tu bienestar general.

FUENTE:

http://blogsaludbucal.es/la-saliva-una-aliada-de-nuestra-salud-bucal/

 
pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.