Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







Con el frío, todos y cada uno de nosotros hemos sentido esa extraña reacción involuntaria de castañear los dientes, como si fuéramos al ritmo de la brisa heladora, pero ¿sabes por qué castañeamos los dientes?¿Qué ventaja nos produce?
A unos 8ºC de temperatura exterior, nuestra piel actúan para evitar la pérdida de calor corporal erizando el vello corporal. Esto ya no sirve de gran cosa porque tenemos menos pelo que nuestros antepasados. Los vasos sanguíneos de la peil también se contraen, a fin de que fluya menos sangre caliente por las capas externas de la piel, especialmente manos y pies, y así se ahorra calor.
El cuerpo tiene ese tipo de respuestas antes los estímulos externos con el objetivo de evitar daños en los órganos internos. El castañear de dientes tiene el origen en unos sensores distribuidos por la piel que se encargan de captar la temperatura ambiente y la transmiten al hipotálamo (cerebro), produciendo una conexión entre el sistema nervioso y hormonal para controlar nuestra temperatura corporal.
Las rápidas contracciones que se producen en los músculos de la mandíbula mejoran la circulación de la sangre y consiguen calentar el cuerpo. Cuanto más tiritamos, más calor vuelve a alcanzar el organismo, ya que el cuerpo intenta producir calor de forma activa, aumentado la frecuencia cardíaca. Los músculos corporales se tensionan para apoyar esta causa.
Además del frío, la fiebre o una situación de estrés y miedo también pueden generar un castañeteo o tiritona en la que los dientes chocan entre sí alrededor de 240 a 260 veces por minuto. Cuando el apretón de dientes sucede de manera sistemática y por las noches mientras dormimos (bruxismo), conviene usar una férula de descarga que proteja nuestra dentadura del desgaste y evite que se dañe el esmalte. Asimismo, nos librará de dolores en mandíbula y cervicales.
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completamente gratuita
pie-de-entradas



Las coronas dentales son fundas que se fabrican de distintos materiales que recubren o reemplazan en su totalidad los dientes dañados por caries o fracturas. Las coronas se clasifican de acuerdo al material con el que son elaboradas como: metal, porcelana, resina, zirconio, entre otros.

Beneficios de las coronas dentales

  • Evitar que un diente después de una endodoncia se fracture.
  • Reparar un diente fracturado.
  • Brindar soporte para una prótesis removible.
  • Restaurar un implante dental.
  • Cubrir un diente con manchas.
  • Mejorar el aspecto de un diente con forma anormal.

Tipos de coronas dentales

  • Cerámica

La corona dental de cerámica es libre de metal, por lo que ofrece un mejor emparejamiento con el color natural de los dientes adyacentes. Este tipo de coronas son indicadas principalmente en pacientes que son alérgicos a algún tipo de metal.
Las desventajas de estas coronas es que presentan menos resistencia a las fracturas y desgaste por lo que están indicadas únicamente en los dientes frontales.

  • Metal / porcelana

Las coronas de metal porcelana son las más conocidas por su costo accesible y su buena funcionalidad, fabricadas con la combinación del metal y la porcelana.
Con lo cual se obtiene que la función del metal se basará en cubrir por completo la estructura dentaria sana y servir como soporte a la porcelana. La función de la porcelana es soportar las fuerzas masticatorias y lucir el mismo color que los demás dientes en boca.
La principal desventaja de estas coronas estará dirigida al metal que puede verse a través de sus encías, con el paso del tiempo las encías se retraen por lo que dejan el metal al descubierto.

  • Zirconio

Las coronas de zirconio actualmente son muy populares gracias a su principal ventaja de ser un metal altamente estético que ofrece gran resistencia a fracturas y fuerzas masticatorias.
Otro de los beneficios de las coronas elaboradas con este material es que existen múltiples tonos para igualar el color, restaurando así dientes frontales y muelas con el mismo tono que los demás dientes para lucir una sonrisa alineada.

  • Metálicas

Las coronas metálicas pueden estar elaboradas en distintos metales tales como:

  • Oro
  • Paladio
  • Aleaciones de níquel o cromo

Estas coronas al estar elaboradas en metal ofrecen gran resistencia a la estructura del diente, a la corrosión, al desgaste y a la fractura.
Sin embargo, la desventaja de este tipo de corona dental es que no es estética. Se sugiere colocarla en las ultimas muelas que no son visibles al hablar o sonreír.

  • Resina

Este tipo de resinas dentales son consideradas como temporales debido a que están elaboradas con la misma resina con la que se restauran las caries pequeñas.
La ventaja de estas es su bajo costo en comparación con los demás materiales y que a corto plazo ofrecen estética; por otro lado, también es importante conocer sus desventajas como:

  • Baja resistencia a las fracturas.
  • Decoloración rápida.
  • Mayor desgaste.

Finalmente, ahora que conoces los tipos, ventajas y desventajas de cada corona dental podrás tomar tu decisión. Si aún existen dudas sobre que corona es la más adecuada para ti, no dudes en consultarnos.
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Algunas de las marcas de agua embotellada que se comercializan son peligrosas. Su composición química podría no ser la que se recomienda para la salud, hasta el punto de ser más dañinas que el agua del grifo y de deteriorar el esmalte de los dientes.
Se recomienda que el agua que consumimos tenga el pH neutro. El pH, el nivel de acidez o alcalinidad del agua, puede ser perjudicial para la salud si es muy alto o si es muy bajo. La escala para calcular este nivel oscila entre el 0 y el 14, y se considera como neutro el pH 7.
Por este motivo, muchos son los que prefieren beber agua embotellada. Se considera, en teoría, que garantiza un pH de 7.
Nada más lejos de la realidad. Desde hace tiempo por la red circulan vídeos en los que la gente comprueba la alcalinidad y la acidez de varias marcas de agua embotellada. Los resultados no podrían ser menos halagüeños. Desde el Daily Mail alertan, por ejemplo, de que solo apenas cuatro de nueve marcas de agua embotellada tienen un nivel de pH normal. Otros vídeos vierten conclusiones parecidas.
Un problema que afecta a los dientes
Beber agua con un alto nivel de acidez daña el esmalte de los dientes, alerta el doctor Eunjung Jo en Daily Mail.
“Nuestro esmalte empieza a erosionarse con un nivel de pH de 5,5, así que es mejor evitar las bebidas con un nivel de pH inferior a 5,5″.
El daño es mayor si se bebe durante más tiempo, en otras palabras, beber esa taza de café durante tres horas es más perjudicial que beberla en media hora.
“Cuanto más largos son los sorbos y más tiempo se queda en la boca, más perjudicial”, alertan desde el rotativo.
Además, el agua embotellada no tiene flúor, un componente beneficioso para el esmalte dental y que sí está presente en el agua del grifo. Quienes solo consumen agua embotellada, pueden usar pastas de diente fluoradas para compensar.
Los expertos consultados por Daily Mail recomiendan, por tanto, encontrar el equilibro entre consumir ambos tipos de agua. No hay razón para evitar el agua del grifo. “Es del todo saludable”, indican.
 
Fuente: mundo.sputniknews.com
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



El proceso de alimentarse en los seres humanos está unido a masticar. Como adultos, los seres humanos pueden tener 32 dientes divididos en diferentes categorías de acuerdo a la función que cumplen en la actividad de masticar los alimentos. Una de las piezas de la dentadura que mas miedos y dudas despierta en las personas son las muelas del juicio, y de ellas hablaremos a continuación.

Disposición de los dientes en la boca

Unos dientes están destinados a cortar los alimentos (incisivos). Cuando se produce la acción de la mordida, estos son los primeros que entran en acción para separar la porción que será consumida.
Luego, situados en una zona más lateral en la boca, se encuentran los colmillos o también llamados caninos, que se encargan de desgarrar cierta clase de alimentos como la carne, por la textura de esta. Para poder realizar esa actividad tienen una forma de punta que ayuda en lo que ya se mencionó.
Inmediatamente detrás de estos se encuentran los premolares que colaboran con la tarea que tienen tanto los caninos, como con la que desarrollan los molares. Son dos en cada lado, tanto en la parte inferior como superior. En cuanto a su tamaño son más pequeños que los molares.
Y finalmente se encuentran los molares cuya cantidad puede oscilar de 4 a 6 tanto en la parte superior como en la inferior y se encargan de moler la comida para formar una pasta que pueda ser asimilada con facilidad por el sistema digestivo.
Justamente en esa variación de 4 a 6 de los molares es donde entra en juego la llamada “muela del juicio”. Y eso es lo que vamos a ver en profundidad en esta página ¡asi que vamos a ello!

¿Qué son las muelas del juicio?

Son los últimos molares en aparecer y desarrollarse; se ubican al final de la mandíbula (en la parte más profunda). Las personas tienen generalmente 4 de estas muelas, una en cada extremo de su boca.
Estas piezas dentales suelen ser diferentes en su conformación que los otros molares, puesto que pueden presentar más o menos raíces que las comunes y su alineación con respecto a los demás molares también suele variar de manera considerable.

¿Qué función cumplen?

Según los expertos, es un cordal que provienen de nuestros antepasados. Hace miles de años, probablemente eran muy útiles para la difícil trituracion de los alimentos de la época. El hombre moderno ha evolucionado, y hoy en día su función en el cuerpo humano es irrelevante, de ahí que se recomienda en la mayoría de los casos la extracción. Aun así, hay casos donde suele ser útil y se recomienda no extraerla, por ejemplo si has sufrido la perdida o extracción de alguno de los molares vecinos, la muela del juicio puede desplazarse y ocupar su lugar perfectamente.

¿Por qué se llaman así?

La muela del juicio, o wisdom tooth como se dice en ingles, tomaron ese nombre debido a la idea de que, a la edad que salen (tardía) las personas tienen mas juicio que cuando son niños, etapa en que generalmente aparece a todas las personas el resto de la dentición.

¿Por qué duelen al salir?

Aunque en la mayoría de los casos se presenta dolor, no es una condición necesariamente ligada a su aparición.De hecho, en la mayoría de los casos, duelen mas las muelas vecinas que la mismísima muela del juicio. Cuando sí se presentan molestias, estas suelen estar asociadas a la manera en que estas piezas aparecen ya que pueden llegar a ejercer presión en los otros molares. 
En realidad, el dolor no proviene de ninguna presión, si no que es una sensación causada por una inflamación en la zona, producto en la mayoría de los casos, de una infección en la erupción de la muela.

¿A qué edad suelen aparecer?

Son los últimos molares en aparecer y suelen erupcionar entre los 17 y los 20 años y, como ya mencionamos, de ahí deriva el nombre con que se las designa en muchas culturas, ya que se supone que aparecen a una edad en la que la persona ya posee cierta madurez emocional. Sin embargo, se han registrado algunos casos en que su aparición se ha producido más tardíamente.

¿Cuántas muelas del juicio tenemos?

Aunque el “deber ser” es que aparezcan 4 muelas cordales o muelas del juicio, es decir, una en cada extremo de las mandíbulas, esto no necesariamente se produce de esta manera.
En algunos casos puede suceder que no aparezca ninguna o que se presenten en menor cantidad. Lo cierto es que la mayoría de los expertos coinciden en que la no aparición de estas piezas dentales no representa ningún tipo de malformación ni tampoco puede causar problemas.

Mitos y Verdades sobre las Muelas Cordales

Suelen rodear a las muelas del juicio y principalmente a su erupción, una gran cadena de historias y creencias, que se transmiten de boca en boca y de generación en generación. Muchas veces son acertadas, y muchas veces no.
Aquí desenmascaramos algunas de ellas:

Verdades

•Las muelas del juicio causan a menudo alguna infección, inflamación, caries o alguna enfermedad en las encías, como la pericoronaritis.
•Las muelas del juicio frecuentemente generan daños en el hueso mandibular y los dientes cercanos.
•Las probabilidades de tener alguna dificultan son realmente bajas cuando las extracciones se realizan con la experiencia y técnica de un profesional serio y confiable.
•La mejor manera de tratarla, es una temprana extracción de las cuatro muelas del juicio, preferentemente antes de acabar la adolescencia, entre los 16 y 21 años.
•El tiempo de recuperación no es prolongado. La mayoría de las personas que se someten a la cirugía, retoman sus actividades normales luego de uno o dos días.

Mitos

•”La extracción de los cordales provoca que los dientes que están torcidos se enderecen” ¡Falso! las piezas dentales no se enderezan y extirpación de las muelas del juicio no va a corregir el amontonamiento dentario.
•”Las piezas dentales que no presentan ningún dolor o problema no deberían extraerse” ¡Falso! las muelas del juicio que no se extraen pueden igualmente generar a la larga algún tipo de problema.
•”Debido a que las muelas del juicio se encuentran cercanas al nervio, extraerlas puede generar un daño al nervio” ¡Sin fundamento! comúnmente hay un espacio entre el nervio y las muelas del juicio. Los inconvenientes con la actividad del nervio son mínimos.
“Remover las muelas del juicio genera que los pómulos y las mejillas se arruinen” ¡Falso! extraer las muelas del juicio no provoca ningún cambio en cuanto a la imagen y estética facial.
“Si no me duelen, no me debo preocupar¡Razonamiento pobre! las caries, pericoronitis, y mas enfermedades y patologías pueden desarrollarse velozmente en las muelas del juicio sin presentar síntomas y causar daños inalterables a las estructuras cercanas.
 
Fuente: mundomueladeljuicio.com
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Cómo conseguir unos dientes más blancos

Con el paso del tiempo, tus dientes pueden perder su brillo adquiriendo un color amarillento y presentando unas antiestéticas manchas marrones. Tras ellas, en la mayoría de los casos, se encuentran factores externos relacionados con la comida y otras sustancias. Hablamos del vino, el café, los refrescos, los alimentos con caroteno y el tabaco que, sumados a una higiene dental insuficiente, pueden acabar con el blanco natural de los dientes.
Para conseguir que nuestra dentadura vuelva a tener un buen aspecto, mejorar el tono de tus dientes y fortalecer tu esmalte te damos esta serie de pautas:

  • Mantén una higiene dental adecuada
    Para conservar el blanco natural de tus dientes, comienza con cepillártelos después de cada comida, utilizando un colutorio e hilo dental para eliminar todas las impurezas. Además, se recomienda una limpieza dental en el dentista una o dos veces al año para eliminar en profundidad la placa bacteriana y el sarro acumulado en los dientes.
  • Utiliza un dentífrico blanqueante de uso diario
    Puedes recurrir a una pasta formulada específicamente para ayudar a eliminar las manchas, devolviéndoles el blanco natural. Además, puedes encontrar algunos productos en el mercado que combinan esta acción con protección ante la sensibilidad dental, ya que suele producirse en dientes que han perdido su esmalte inicial.
  • Huye de los tratamientos blanqueantes no profesionales
    A menudo encontramos “soluciones caseras” basadas en bicarbonato, vinagre, limón, zumo de manzana, etc. La mayoría pueden eliminar manchas de la superficie externa del diente y ejercer un cierto efecto blanqueante. Sin embargo, el gran peligro de este tipo de tratamientos no controlados es que pueden atacar la dentina, desgaste o pérdida del esmalte y acabar produciendo sensibilidad dental.
  • Modera el consumo de alimentos que manchan tus dientes
    Los expertos recomiendan moderar (no necesariamente eliminar) la ingesta de alimentos y bebidas con pigmentos, como el té negro, el vino tinto, el café, los refrescos de cola…También es aconsejable reducir los alimentos ricos en carotenos, como las zanahorias, tomates o espinacas. Por el contrario, se recomienda el té blanco, la leche (y derivados) y los alimentos ricos en fósforo, fundamentales para la estructura de los dientes.
  • Elimina el tabacoTodos sabemos lo dañina que es la nicotina para nuestra salud y nuestro cuerpo. Sin embargo, muchos fumadores no son conscientes del daño que hace a sus dientes, ya que el humo contiene sustancias químicas que se adhieren fuertemente a las superficies dentales. Algunas de las manchas pueden eliminarse con una limpieza profesional, pero otras permanecerán en la sonrisa para toda la vida.
  • Opta por tratamientos profesionales
    La mayoría de las clínicas dentales ofrecen opciones para restaurar el color original de los dientes sin que el esmalte sufra. El tratamiento más innovador y eficaz en el blanqueamientos dental con luz LED, con el que se consigue aclarar hasta diez tonos el color de los dientes en una sola sesión de 45 minutos.

 
Fuente: vivirmasymejor.elmundo.es
 

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.

pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.