Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







Frecuentemente, no se le presta la debida atención a la dentadura provisional de los niños en edad temprana. Precisamente, esta circunstancia propicia que no se cuide la higiene ni los hábitos saludables, y aparezcan las primeras caries en bebés, con nefastas consecuencias para los dientes de leche, y los definitivos.

10 años de provisionalidad

Los niños comienzan a renovar sus piezas dentales a los 5 años aproximadamente, con los incisivos frontales inferiores en primer lugar. Hasta los 1o años y medio, no termina la renovación, con los segundos molares. Son períodos aproximados: cada niño tiene un ritmo de crecimiento.

Si no son dientes definitivos, ¿por qué son tan importantes?

Existen varios motivos por los que es fundamental mantener una dentadura sana en la edad temprana:

  • Los dientes fueres son muy importantes en la alimentación (digestión), facilitando una mordida eficiente.
  • Unos dientes enfermos, pueden afectar negativamente en el aprendizaje del habla.
  • Las piezas dentales sanas, ayudarán a la formación correcta de la dentadura definitiva.
  • Los buenos hábitos higiénicos y alimenticios con la primera dentadura, obligará de forma automática a tener unos buenos hábitos con la dentadura definitiva, para la que ya no habrá recambios naturales.

Causas de las caries en edad temprana

Tal como ocurre en los adultos, las caries proliferan por unos malos hábitos:

  • Higiene nula o escasa.
  • Alimentos y refrescos ricos en azúcares (zumos, postres, chuches, golosinas…).
  • Alimentos con carbohidratos fermentables que no se eliminan con el correspondiente cepillado.

Pero también hay otros hábitos específicos de la edad:

  • Contacto con la saliva de adultos, que pueda transmitir bacterias nuevas, sin que el bebé tenga aún las defensas desarrolladas.
  • Carencia de vitamina D. Según estudios recientes, puede haber una relación entre un bajo nivel de vitamina D, y la aparición de caries. Aún no se tiene una certeza absoluta de que no se trate de una coincidencia, pero como veremos más adelante, prevenir la carencia de vitamina D, es fácil.
  • Una causa posible, no probada, puede ser la lactancia materna a demanda, que haría que el bebé permaneciera dormido con restos de leche en la boca. Hay estudios que lo corroboran, y estudios que afirman lo contrario: la leche materna protege al bebé de las bacterias que causan las caries. A este respecto, la Asociación Española de Pediatría, afirma: “Dados los probados beneficios de la lactancia y la falta de evidencias sólidas de que pueda estar asociada a caries infantiles debemos aconsejar mantener la lactancia e informar a los padres de lo importante que es un hábito de higiene bucal adecuado desde la erupción de los primeros dientes”.

Prevención de las caries en bebés

Como ya se ha comentado, las medidas de prevención de caries infantiles, no son muy diferentes a las de los adultos:

  • Mantener higiene adecuada desde la aparición del primer diente, sea con un dedal específico, gasa, o cepillo especial cuando esté indicado. Para cada etapa de crecimiento, existe un método específico.
  • Evitar ingerir exceso de azúcar, o permanecer demasiado tiempo con restos de golosinas en la boca.
  • Limpieza después de las comidas, sobre todo si el contenido en carbohidratos o azúcares ha sido alto. Emplear pasta de dientes con la proporción de flúor adecuada a la edad del bebé.
  • Evitar el intercambio de saliva entre el bebé y los adultos en la etapa temprana, cuando las defensas aún no están desarrolladas. Besos en la boca, limpieza de chupetes o tetinas en la boca del adulto, etc.
  • Fomentar la producción o ingestión de vitamina D, que fomenta el crecimiento de los huesos, y su carencia puede tener relación con la aparición de caries. La vitamina D en un 90% se sintetiza por el organismo, con la exposición de la piel a los rayos ultravioleta: más paseos y juegos al aire libre, y menos centro comercial. También se puede ingerir a través de alimentos ricos en vitamina D: hígado de bacalao y carne de pescados azules como salmón, sardinas, caballa y en menos medida, hongos y setas silvestres.

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



La salud bucodental en la infancia es muy importante ya que, aunque cuidar de nuestros dientes es algo que debemos hacer a cualquier edad, en el caso de los más pequeños de la familia es la mejor forma de prevenir y evitar muchos problemas que puedan surgir tanto en la etapa de crecimiento como ya de adultos. El proceso de erupción dental, cuándo empezar a cepillarles los dientes o cómo prevenir y actuar en caso de golpes son consejos muy útiles y que debemos tener en cuenta para conseguir que nuestros hijos tengan una sonrisa sana.
Tanto la salida de los dientes temporales como de los dientes permanentes son momentos clave en la salud bucodental, requiriendo de una atención especial para que la dentadura que se va formando se mantenga sana.
Los dientes temporales, ambién conocidos como ‘dientes de leche’, empiezan a salir normalmente en los niños a partir del sexto mes. Los primeros en aparecer suelen ser los incisivos centrales inferiores. Este proceso de erupción dental finaliza aproximadamente cuando cumplen su primer año de vida, en ese momento, los niños suelen tener ocho dientes: cuatro incisivos superiores y cuatro inferiores.
Después llegarán los molares y los caninos, a los 16 y 20 meses respectivamente. Por lo general, a los 30 meses suele finalizar el proceso de erupción dental en los niños, aunque estos tiempos son aproximados y varían de cuatro a seis meses de unos niños a otros.
Por su parte, la erupción de los dientes permanentes se realiza en dos fases. En la primera, que suele ser a partir de los seis años aproximadamente, saldrán los primeros molares definitivos y se cambiarán los ocho incisivos centrales, los cuatro superiores y los cuatro inferiores.
La segunda etapa es entre los 10 y los 12 años, que es cuando erupcionan los segundos molares permanentes.
La salida de los dientes definitivos culmina sobre los 20 años cuando aparecen los terceros molares o ‘muelas del juicio’, aunque en el caso de estos dientes, su formación y erupción no es la misma en todas las personas, dependiendo generalmente de la posición, el tamaño de estas piezas dentales y su relación con el espacio disponible en los maxilares.

Higiene bucodental en la infancia

La higiene dental de los niños debe empezar justo cuando aparezca el primer diente. No es necesario utilizar un cepillo de dientes, basta con emplear una gasa mojada en agua dos veces al día –una siempre antes de dormir–, para que los dientes del niño estén limpios.
Siempre que sea posible hay que evitar situaciones como que el niño se duerma con el biberón en la boca. La razón es sencilla, la leche tiene azúcares que pueden provocar caries extensas y múltiples en el bebé y que son conocidas precisamente como ‘caries del biberón’”.
El cepillo de dientes podemos empezar a utilizarlo a partir del año y medio. Hay que inculcar en nuestro hijos el hábito de cepillarse los dientes y para eso lo mejor es empezar en una edad temprana. Primero nosotros cepillaremos con suavidad sus dientes y luego dejaremos que sean ellos mismos los que repitan el proceso para que lo aprendan. También es bueno que ellos nos vean a nosotros cuando nos cepillamos los dientes para que vean que se trata de algo normal y que todos hacemos.

Un consejo útil para que aprendan a cepillarse los dientes correctamente es colocar al niño frente a un espejo para que se mire mientras lo hace y utilizar un reloj con alarma que le avise cuando hayan pasado dos minutos, que es el tiempo que debe durar habitualmente el cepillado.
En el caso de los dentífricos, empezaremos a utilizarlos a partir de los dos años de edad, que es cuando los niños, por lo general, ya controlan el proceso de deglución. Les daremos una pasta de dientes específica para niños que sea baja en flúor y pondremos en el cepillo muy poca cantidad, como aconsejan los expertos en odontopediatría.

¿Cuándo llevarle al dentista por primera vez?

Respecto a la primera visita al dentista, los dos años también es la edad más apropiada para hacerla. Según estudios recientes, el 26% de los niños de menos de cuatro años tiene caries, por eso es muy por importante llevar al niño a un especialista antes de que surjan los problemas. Sin duda, la prevención es la mejor forma de que la boca de nuestros hijos esté sana y, al mismo tiempo, evitaremos que el niño asocie ir al dentista con algo negativo.
Los expertos insisten en que no se debería amenazar a nuestros hijos con llevarlos al odontólogo cuando se porten mal o transmitirles nuestro miedo a ir al dentista. Por el contrario, deberíamos jugar con ellos a ir al dentista o leerles algún cuento que esté relacionado con esto para que no se genere en ellos ningún tipo de miedo y lo vean como algo normal.
Después de la visita de los dos años, lo recomendable es revisar al niño cada seis meses para que en el caso de que surja algún problema bucodental, éste pueda diagnosticarse y tratarse lo antes posible.
 

Fuente: webconsultas.com

 

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Hipo (poco) plasia (formación de esmalte) es un alteración en la formación del esmalte dental  que se pueden observar en los dientes tanto temporales como permanentes.
Son de color blanco opaco, o de color marrón.  que se presentan en una parte del diente como si fuese una tiza.
Esta enfermedad del bebé se tiene que tratar con un odontopediatra por que si no lo haces son enfermedades que avanzan no se estabilizan, hasta destruir el dientito del bebé, es decir hasta encontrarse con el bebé con los dientes totalmente deshechos.

Estas manchas blancas como dijimos comienzan como pequeñas manchitas muy pequeñas que son provocadas por distintas bacterias una de ellas es el estreptococo mutan, son bacterias que se mudan de un diente a otro marcando a los dientes con manchas blancas. Todo esto hay que tratarlo inmediatamente.

Se tratan remineralizándolas quitando esa opacidad hasta que se vuelve a tornar con el brillo normal en esa zona de esmalte dental para fortalecerlo y para que no se fracture.
Puede solicita cita al, 914572547/ 913440380/  900820015 (línea gratuita).

Primera visita gratuita. Incluye: valoración clínica, radiográfica, diagnostico, planificación de tratamiento, entrega de presupuesto (sin compromiso).



La salud bucal de los bebés comienza dentro del vientre de la mamá a las cinco semanas intrauterina empiezan a formarse las primeras piezas dentales temporales, a partir de ese momento comienza la calcificación y en esa calcificación puede haber un monton de alteración que nosotros como Odontopediatras y ustedes como papás tendremos que prevenir.

Salud dental en los bebés
Salud dental en los bebés

Indicaciones que podemos darle a las mamas que están embarazadas:
Visita al odontólogo para mantener tu boca saludable durante tu embarazo, que la mantendremos con tratamientos preventivos.
Todo lo que sea en sangre y hormona de embarazo traerá un medio ácido en la boca de esa mamá, donde se potenciará la placa bacteriana que es agresiva que es para la boca y para el desarrollo de la enfermedad dental.
Salud dental y embarazo
El embarazo y salud dental

Ten en cuenta que esa placa bacteriana es multifactorial tiene una cantidad de bichitos que producen un medio ácido que si no realiza la madre tratamientos preventivos se producirá rápidamente caries, enfermedad gingival, del sostén del diente.
El sostén del diente son: la raíz, un periodonto lleno de fibras que se daña cuando es atacada por esa bacteria, el periodonto se empieza a reabsorber, el hueso de ese diente se reabsorbe y el diente comienza a perder el sostén a movilizarse…  para que no ocurra esto tiene que prevenirse.
Entonces los primeros dientes del niño aparecerán entre los 5 y 7 meses, si estos dientes tuvieron alteraciones durante la calcificación y formación en el embarazo por la falta de cuidado de la mamá de su boca, los dientes del bebe lucirán de un color marrón y teniendo como cavernas o bien aparecerán unas manchas blancas opacas como si fuera una tiza, estas alteraciones se las llama hipoplasias.
Manchas blancas dentales
Manchas blancas

 
Puede solicita cita al, 914572547/ 913440380/  900820015 (línea gratuita).
Primera visita gratuita. Incluye: valoración clínica, radiográfica, diagnostico, planificación de tratamiento, entrega de presupuesto (sin compromiso).
pie-de-entradas



Correccion mal habito succion pulgar del bebe
Correccion mal habito succion pulgar del bebe

Cuando los padres detectan el mal hábito de chuparse el dedo mas allá de las tres horas, o que se lo chupa toda la noche, o permanece durante el día mucho tiempo será dañino para su boca.
Entonces en cuanto se detecte estos hábitos en los bebés, acudir al odontopediatra inmediatamente.
De esta manera se iniciará un tratamiento antes de que se presente cualquier malformación, realizando una corrección en el habito del niño y cambiar ésta conducta.
Los tratamientos pueden variar, el odontopediatra determinará el uso de aparatos, y la interconsulta con fonoaudiólogos que nos ayudarán a corregir hábitos practicando una nueva serie de movimientos musculares en el niño, de los labios, de la lengua, para que aprenda a deglutir, a hablar y desarrollar correctamente sus fonemas que se usara todo esto como complemento de los aparatos de una manera adecuada y corrigiendo así el hábito como las deformidades que pudieran presentarse.


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.