Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







Las muelas del juicio son 4: dos a cada lado del maxilar superior y dos a cada lado de la mandíbula o maxilar inferior. Cuando salen sanas y alineadas correctamente, estas muelas son un aporte valioso a la boca. Sin embargo, es muy común que las muelas del juicio salgan torcidas: a veces salen de forma horizontal o en un ángulo en que presionan a otros molares o al hueso de la mandíbula. Cuando salen de esa forma pueden apretar las estructuras en la boca, dañar los dientes vecinos (los hacen más propensos a la caries y la placa),  la mandíbula e incluso los nervios. En estos casos es necesario sacarlas.
También puede pasar que las muelas del juicio salgan parcialmente. Esto sucede porque no tienen suficiente espacio en la boca para salir completamente.
Cuando las muelas del juicio no han erupcionado de forma correcta suelen dar lugar a muchos problemas en nuestra boca que pueden incluso afectar a las piezas dentales más cercanas. Al encontrarse en el fondo de la boca, el lugar de las muelas del juicio es complicado de limpiar, algo que puede favorecer la aparición y proliferación de bacterias e infecciones y, a causa de esto, la inflamación del tejido y la aparición de caries y de dolor. En el caso de que aparezca una infección debido a la erupción de la muela del juicio, es necesario extraerla.
También se debe extraer cuando condiciona la posición de los demás dientes ya que muchas veces estas muelas nacen torcidas. Además de modificar la posición de los otros dientes, una muela del juicio mal posicionada puede llegar a causar caries y necrosis de la pulpa en las piezas más cercanas, por ello es mejor no tener que contar con ella y que nos esté perjudicando.
Tu dentista o tu cirujano oral/máxilofacial determinará si es necesario sacar tus muelas del juicio a través de una radiografía. En ocasiones puede ser que decida sacártelas antes de que causen problemas.

EXTRACCIÓN
La intervención la lleva a cabo un cirujano con anestesia local, y una parte importante del preparatorio frente a la operación es el control del estrés y la ansiedad del paciente. En ocasiones se puede utilizar sedación para dormir a la persona, dependiendo de la situación de la pieza que hay que sacar y del historial del paciente.
Una vez que la anestesia ha hecho efecto, el cirujano procede a ampliar el alvéolo (el área donde se encuentra la muela) utilizando un instrumento llamado elevador o botador. Tras esto se procede a mover la muela de lado a lado hasta que esté lo suficientemente floja como para ser extraída por completo gracias a un fórcep específico para cada diente a extraer.
Si la muela es difícil de extraer puede ser necesario realizar una incisión en la encía, partirla en varios trozos e incluso retirar un poco del hueso maxilar para llegar a la pieza. Tras esto, se realiza una sutura que puede realizarse con puntos reabsorbibles, muy cómodos para el paciente puesto que se caen solos y no es necesario volver a consulta para quitarlos, o con puntos convencionales, que se retiran en consulta unos 7-10 días después de la intervención.
 
Durante las 24 horas después de la intervención puedes esperar lo siguiente:

  • Sangrado: podría ser abundante durante las primeras horas. Se recomienda que te pongas una gasa limpia y húmeda en la cavidad y que muerdas firmemente. Aplica presión constante por lo menos durante 45 minutos. Evita las bebidas calientes y pero si el sangrado continúa en abundancia y no se detiene, llama a tu cirujano de inmediato.
  • Inflamación (hinchazón): Ocurre en la cara, alrededor del área de donde se extrajeron las muelas. Para disminuir la inflamación aplica frio en la parte que está hinchada por un período de 10 minutos. Retíralo durante 20 minutos y repite (varias veces).
  • Meicamentos para el dolor, siempre recomendados por tu dentista, pueden ayudarte a calmar el dolor.
  • Quizá tu odontólogo o cirujano te recete antibiótico antes de sacarte las muelas del juicio para tratar o prevenir una infección. Debes continuar tomándolos hasta que te lo indiquen.
  • Cepíllate los dientes, pero evita tocar aquellos que están muy cerca de las muelas que te extrajeron. No uses enjuagues bucales porque pueden irritarte. En su lugar usa un enjuague de agua tibia y sal cuando hayan pasado 24 horas de tu cirugía.

Si te pusieron puntos en la herida y no son de los que se disuelven por sí mismos, tu dentista o cirujano máxilofacial debe quitártelos en alrededor de una semana.
Recuerda que el extraer las muelas del juicio no es necesario para todo el mundo y si es necesario que te las quiten, tampoco es igual de un paciente a otro. Consulta con tu dentista o cirujano para saber qué es lo mejor en tu caso particular.
 
Fuente: vidaysalud.com / sanitas.es
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
 
 
pie-de-entradas



Resultado de imagen de dolor de muelas
Causas del dolor de muelas
Otras afecciones de muelas pueden causar síntomas parecidos al dolor de muelas, incluso si los dientes no están perjudicados.
Por ejemplo, las siguientes afecciones pueden causar dolor: abscesos dentales, úlceras dentales, encías dolorosas o hinchadas, gigivitis, sinusitis o una lesión en la articulación que une la mandíbula al cráneo (temporomandibular).
La dentición en los bebés y niños pequeños también puede causar dolor de muelas.
El diagnóstico del dolor de muelas:
Si tiene dolor de muelas, deberá ir al dentista lo antes posible. El dolor de muelas normalmente puede tratarse, pero el dentista debe averiguar antes la causa del problema.
El paciente puede creer que sabe cuál es el diente afectado. Sin embargo, a veces los nervios de los dientes envían mensajes erróneos al cerebro. Esto significa que el problema puede estar en otro diente o incluso en la otra mandíbula.
El dentista examinará los dientes y las encías para ver si hay signos de hinchazón, enrojecimiento o dientes dañados.
Podrá enjuagar la parte afectada con agua caliente para eliminar las partículas de comida adheridas y hacer una prueba para comprobar si hay sensibilidad al calor.
Puede ser necesaria una radiografía para detectar caries, grietas en los dientes o problemas en el hueso de la mandíbula.
Si el dolor de muelas es agudo y prolongado, se pueden recetar calmantes para el dolor como el ibuprofeno. No se recomienda que los asmáticos tomen ibuprofeno.
El tratamiento del dolor de muelas:
El dolor de muelas debe tratarse lo antes posible para evitar la infección. Si la infección se propaga a los senos del cráneo o a la mandíbula puede causar envenenamiento de la sangre (septicemia).
Si la causa del dolor de muelas es una caries, se puede eliminar la parte cariada y hacer un empaste. Si la causa es un empaste suelto o roto, se puede quitar el empaste y poner uno nuevo.
Si se ha infectado la pulpa del diente (pulpitis), puede ser necesario un tratamiento del conducto de la raíz. El dentista o un especialista en endodoncia eliminará la parte cariada, la rellenará con una pasta y pondrá una corona para proteger y sellar.
Si el diente está infectado, puede ser necesaria la administración de antibióticos.
Si el dolor de muelas no puede tratarse, puede ser necesaria la extracción del diente.
Para aliviar el dolor mientras espera la cita del dentista, puede tomar calmantes, como el paracetamol, de venta sin receta.
Infórmese más acerca del dolor de muelas llamando gratis al 900 82 00 15 // 913440380// 914572547 a nuestra clinica dental DeltaDent en Madrid.
Mas información: info@deltadent.es
pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.