Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







MANCHAS EN LOS DIENTES DE LECHE DE LOS NIÑOS: cuando empiezan a asomar los primeros dientes en el bebé generalmente se ven de un color muy blanco. A medida que pasa el tiempo y el niño tiene todos los ‘dientes de leche’ puede que se produzcan alteraciones en el color. Al contrario de lo que sucede en los adultos, los niños no tienen ciertos hábitos que inciden sobre el color del diente (como sí los tienen algunos adultos: tomar café, fumar…) y aún así los dientes «de leche» no son tan blancos.

Cada niño, al igual que cada adulto, tiene su tono blanco particular dentro de muy diversas tonalidades marfil en la línea de la normalidad. Pero unos dientes que no son blancos no tienen porqué estar manchados. Si se observan manchas en los dientes de leche hay que preguntarse el motivo y consultar al especialista.

Las causas por las que aparecen manchas blancas en los dientes de leche a edades tan tempranas pueden deberse a diversas causas, sin que todas ellas puedan considerarse problemas dentales.

TIPOS DE MANCHAS EN LOS DIENTES DE LECHE DE LOS NIÑOS:

  • Una causa común tiene su origen en un defecto en el diente que aparece durante el proceso de mineralización, técnicamente llamado hipoplasia del esmalte.

  • Una mancha de color gris oscuro o negruzca puede provenir de un derrame de sangre en la pulpa del diente. Puede producirse por un traumatismo o si se rompe el diente.

  • Después de un golpe o una rotura puede darse necrosis o gangrena pulpar (cuando se ‘muere el diente’) produciendo una tinción de color marrón grisáceo. El diente se vuelve insensible al frio o al calor, pero extremadamente doloroso al tacto, puesto que se produce una salida de pus y bacterias hacia el periápice.

  • Si el niño no se lava los dientes correctamente pueden salir manchas amarillo-verdosas o naranjas, producidas por un cultivo de bacterias. Estas manchas se pueden eliminar, pero tiende a reaparecer. Hay que mejorar la técnica de cepillado e insistir especialmente en las zonas manchadas.

  • Mancha negra puede haber sido provocada por medicamentos tónicos a base de hierro que debieron ser administrado con un tubo de cristal, para evitar el contacto con los dientes. En el plazo de un año irá desapareciendo paulatinamente.

  • Pigmentaciones por tetraciclina: los dientes son susceptibles de teñirse (un tono amarillo que con la luz tiende al marrón) debido a este antibiótico.  Recordemos que los dientes del bebé empiezan a formarse en el útero materno, de modo que la mujer embarazada debe evitar este medicamento. A los niños se le pueden teñir los dientes temporales o los permanentes.

  • Manchas de  aspecto moteado, blanco o de color, por fluorosis, debidas a una ingesta excesiva y prolongada de flúor. Puede haber pérdida de esmalte, y al quedar expuesta la dentina se facilita la tinción del diente con sustancias que se depositan sobre él. Lo mejor para niños pequeños es usar una pasta de dientes sin flúor.

  • La caries en sus etapas iniciales se ve como una mancha blanca (conocida como caries blanca o caries de leche), debido a la desmineralización del esmalte. Se tiene que eliminar inmediatamente para que no siga con su avance.

  • Manchas marrones y negras por caries, es el siguiente paso en la evolución de la caries. Una caries que se extiende puede ablandar el resto de la pieza dental. por ello no hay que pasar por alto estas manchas y acudir al dentista para que efectúe el tratamiento adecuado.

dientes-leche
dientes-leche

Las soluciones a los distintos tipos de manchas, si las hay, varían en cada una de ellas. Desde un buen cepillado, un empaste o una adecuada prevención. Lo importante es detectarlas a tiempo y no permitir que la salud bucodental del niño se deteriore.

Para evitar las manchas en los dientes de los niños, nada mejor que animarles a cepillarse los dientes, de manera habitual y con una buena técnica.

Si descubres alguna mancha en los dientes de su hijo, pide cita con nosotros llamando gratis al 900 82 00 15 y le realizaremos una revisión a fondo para descubrir el origen y darle una solución.

pie-de-entradas



¿Qué se debe hacer para evitar las cáries en los niños?

evitar las cáries en los niños
evitar las cáries en los niños

Es mejor prevenir que curar las caries en los niños. El tratamiento dental de caries es especialmente problemático si existe dolor de muelas anterior ya que requiere formas mucho más agresivas de restricción cómo las anestesias.
El desarrollo de sentimientos negativos en cuanto a experiencias dentales tempranas (niños pequeños) que involucran dolor y restricción, pueden llevar a ansiedad a largo plazo siempre que se requiera cuidado dental.
¿Qué hacer para evitar las caries en niños?
Algunos factores que pueden ayudar a prevenir caries son chequeos regulares por dentistas para niños, una dieta baja en azúcar y dulces (incluyendo zumos de frutas), y buen ejemplo de los padres. No se olviden que los niños aprenden imitando a los mayores. Aparte del cepillado diario con pastas, el bebé debe tomar flúor tópico oral recomendado por su médico. Y si su bebé usa un chupete, nunca lo moje en miel u otro líquido dulce.
No abusar del azúcar
El exceso de azúcar en la infancia puede producir dependencia en el adulto. Los hábitos de nutrición del adulto se forman al terminar la lactancia; por eso es tan importante que el bebé desarrolle hábitos orientados a una buena salud dental.
Se sabe que el azúcar causa caries durante toda la vida; cuanto antes se acostumbre el bebé al azúcar, más probable será que, al llegar a adulto se sienta atraído por alimentos con exceso de azúcar . Los zumos de fruta, por ejemplo, tienen un alto contenido de azúcar y no deberían ser más de diez por ciento de la dieta del bebé. Sin embargo, un estudio británico muestra que el promedio de los niños ingleses sigue una dieta cuyo diecinueve por ciento son zumos de fruta.
Los zumos de fruta pueden causar erosión del esmalte en niños; nunca se debe dejar que el bebé se duerma con un biberón de zumo de fruta: los dientes recién salidos terminan bañados en una sustancia que produce caries en los dientes y que puede causar «caries del biberón«. Ninguna bebida, excepto el agua, debe tomarse continuamente a lo largo del día, ni servirse más que con la comida y nunca a la hora de acostarse.
Los niños a los que se suele administrar medicinas con exceso de azúcar a la hora de acostarse también corren el riesgo de formar caries. Dado el hecho de que las caries no son causadas por los azucares en forma directa, sino por los ácidos que se producen de alimentos azucarados por medio de bacterias presentes en la placa o sarro (el material blanco y pegajoso que se acumula en los dientes), el hábito de cepillar los dientes en forma regular y eficiente es una solución para ayudar a los niños susceptibles.
Puede solicita cita al, 914572547/ 913440380/  900820015 (línea gratuita).
Primera visita gratuita. Incluye: valoración clínica, radiográfica, diagnostico, planificación de tratamiento, entrega de presupuesto (sin compromiso).
pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.