Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







Son bastantes los estudios que han determinado que tener una mala higiene bucodental puede repercutir de manera negativa en la salud, aumentando el riesgo de sufrir enfermedades graves. Sin embargo, un grupo de expertos de la Universidad de Ciencias Médicas de Teherán (Irán) ha realizado la primera investigación en la que se observan los casos de un territorio en vías de desarrollo, y ha llegado a la conclusión de que una mala salud bucal puede aumentar hasta un 40% el riesgo de fallecimiento prematuro.
Este estudio, publicado en la revista International Journal of Epidemiology, es observacional y, por lo tanto, no se pueden establecer unas causas y efectos relacionados. No obstante, se cree por otros estudios que este aumento de la mortalidad podría deberse a que las bacterias presentes en una infección en la boca pueden pasar al torrente sanguíneo, alcanzando por ejemplo los pulmones o el corazón, y pudiendo incluso provocar un infarto de miocardio.
La investigación fue realizada con una muestra de 50.045 adultos –un un 57,6% de los cuales eran mujeres de entre 40 y 75 años de edad– residentes en Golestán, una provincia de Irán en la que existen dificultades para acceder a los medios necesarios para un buen cuidado bucodental. Los resultados se obtuvieron gracias a una serie de cuestionarios que analizaban sus hábitos relacionados con la higiene dental, como las piezas con caries, empastes o caídas, el uso de prótesis dentales, o la frecuencia diaria del cepillado.

Asocian la falta de higiene bucodental con cáncer y problemas cardíacos

Durante los nueve años que duró la observación del grupo, desde 2004 hasta 2014, fueron 3.820 los miembros que fallecieron, casi la mitad de ellos debido a enfermedades cardiovasculares, y 839 por distintos tipos de cáncer. Con estos resultados los investigadores llegaron a la conclusión de que perder uno o más dientes aumenta un 30% el riesgo de morir como consecuencia de un tumor o por un problema cardiovascular.
Para evitar estos riesgos, Reza Malekzadeh, que ha liderado el estudio, hace hincapié en la importancia de cepillar los dientes al menos dos veces al día, pues de esta manera se puede reducir la probabilidad de padecer cáncer, diabetes, enfermedades cardiovasculares, o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).
 
Fuente: webconsultas.com
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



¿Eres de los que acostumbra a refrescarse con bebidas isotónicas? Si la respuesta es sí, debes saber que este hábito cotidiano, aparentemente inofensivo, podría intervenir negativamente en tu salud bucodental.
Es cierto que este tipo de bebidas pueden ayudar al organismo en determinados momentos, siempre y cuando se consuman de forma moderada. Por ejemplo, después de un duro entrenamiento pueden servirnos para reponer el agua y los electrolitos que nuestro cuerpo ha ido perdiendo durante el ejercicio. También pueden utilizarse a modo de suero fisiológico para reponer el nivel de agua en pacientes que han sufrido procesos diarreicos o vómitos.
Sin embargo, el abuso de este tipo de bebidas puede desencadenar un problema en nuestra salud dental. Además de hidratos, sales minerales y agua, contienen ácido cítrico, un aditivo que puede dañar el esmalte dental dejando la dentina en la superficie, provocando sensibilidad dental e incluso favoreciendo el desarrollo de caries. Este aditivo también está presente en determinadas frutas como manzanas, kiwis, naranjas y limones, por lo que es preferible no abusar de ellas.
Los expertos recomiendan utilizarlas para lo que fueron creadas (reponer las sales minerales o electrolitos perdidos durante el ejercicio a través del sudor) y no consumirlas de manera habitual como si fueran agua. Además, insisten en la importancia de esperar unos minutos para realizar el cepillado después de consumir bebidas isotónicas, muy carbonatadas o frutas ácidas. De esta forma permitimos que el esmalte suavizado pueda volver a endurecerse, evitando su deterioro y el riesgo de erosión.
En este caso el cepillado debe incluir, como en el resto del año, la limpieza de encías, lengua y mucosas. También es recomendable la utilización de dentífricos, cepillos de dientes y enjuagues bucales especialmente diseñados para tratar la sensibilidad dental, ya que además de aliviar las molestias proporcionarán una protección más duradera.
 
Fuente: vivirmasymejor.elmundo.es
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completamente gratuita
pie-de-entradas



Entre aquellos que mantienen una higiene bucal correcta a diario suele darse una duda recurrente. ¿Realmente es indispensable una limpieza? La respuesta es: sí.
Existen zonas de difícil acceso a la higiene, donde sólo puede acceder un profesional con instrumental específico, y es precisamente en esos espacios donde la placa bacteriana se va solidificando en formas de depósitos de sarro. Además, en algunos casos el apiñamiento de los dientes dificulta aún más el acceso a una correcta limpieza, lo que puede derivar en enfermedades periodontales, como la gingivitis o periodontitis.
Por lo tanto, siempre es aconsejable acudir a revisiones periódicas al dentista, que es quien debe recomendar a cada paciente la frecuencia con la que debe ser realizada una limpieza dental profesional, ya que cada persona tiene necesidades diferentes.
¿En qué consiste este tratamiento?
Básicamente en la eliminación de depósitos de sarro con instrumental de ultrasonidos. Además, acabamos la limpieza con una pasta de profilaxis para eliminar las manchas producidas por la dieta o el tabaco.
¿Podría causar algún daño a nuestros dientes o encías?
No. Una limpieza dental realizada por profesionales no debería causar ningún daño a nuestros dientes o encías. Por eso, y para evitar riesgos innecesarios, es importante que acudamos a un especialista para llevarla a cabo.
¿Las limpiezas pueden producir sensibilidad dental?
Sí. Las limpiezas dentales, en casos concretos, pueden causar cierta sensibilidad dental que no deberían durar más de una semana. Esto sucede al dejar al descubierto partes del diente que antes se encontraban cubiertas por el sarro. Esta sensibilidad, que desaparece a los pocos días, puede hacer que comer y beber sea una experiencia dolorosa.
Para evitar o mitigarla se recomienda comer o beber los alimentos templados y evitar alimentos calientes o fríos. Eso sí, si los síntomas de sensibilidad duran más de unas semanas, se debe acudir al dentista.

Fuente: vivirmasymejor.elmundo.es
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completamente gratuita
pie-de-entradas



Las prótesis removibles son un tratamiento de Odontología restauradora que, como su propio nombre indica, se diseñan y fabrican de modo que el paciente pueda colocársela y quitársela cuando lo necesite, lo que facilita enormemente su higiene. Se utiliza para suplir las ausencias dentales en las personas que han perdido uno o más dientes, pero no todos.

Tipos de prótesis removibles

Existen dos tipos de prótesis removibles. Por un lado, las prótesis fabricadas únicamente con resina, que reciben el nombre de prótesis parciales removibles (o completas removibles, si abarcan todos los dientes).
El otro tipo recibe el nombre de esqueléticos dentales, confeccionados con una aleación metálica y las coronas dentales y la encía en resina. Estas prótesis están ancladas a los dientes que el paciente aún conserva en su boca (“remanentes”, en el lenguaje odontológico) con unas piezas metálicas denominadas retenedores o ganchos.
El odontólogo recomendará un tipo u otro en función del estado de salud bucodental del paciente. Por ejemplo, en el caso de las personas con dientes periodontales (que se mueven en la boca del paciente), puede estar más indicada una prótesis parcial removible para suplir las ausencias en la boca. Además este tipo de prótesis permite añadir nuevas coronas protésicas a medida que va perdiendo dientes.

¿Cómo se fabrica una prótesis removible?

Si se opta por uno de estos tratamientos, el odontólogo tomará las medidas de la boca del paciente para confeccionar un molde tridimensional. Con él y las indicaciones detalladas que crea necesarias, encargará a un laboratorio dental la confección de una prótesis.
Para la confección de esta prótesis el odontólogo debe realizar varias pruebas y así el paciente podrá hacerse una idea de cómo será la rehabilitación de su boca, y sobre ella, el odontólogo sugerirá los pequeños ajustes que sean necesarios antes de que se elabore la prótesis definitiva.

¿Prótesis parcial o implante dental?

A pesar de que los odontólogos suelen preferir los implantes dentales osteintegrados —ya que rehabilitan por completo las funciones mecánicas del o de los dientes perdidos y tienen una estética aún mejor que las prótesis de resina— las prótesis parciales removibles son una buena solución para los pacientes con presupuestos ajustados.
Además, los implantes dentales no son siempre la mejor opción. Por ejemplo, en los casos en que el paciente ha pasado muchos años con ausencias dentales y el tejido óseo se ha reabsorbido y aunque sea posible regenerarlo mediante injertos óseos, puede no ser recomendable realizar un implante dental.

Higiene y prevención

Como ocurre con toda prótesis, estos tratamientos requieren que el paciente se comprometa a cumplir con un calendario de serie de revisiones en clínica. En estas visitas, su dentista le informará de cómo llevar una correcta higiene de su prótesis en casa.
Si no se limpia correctamente y con regularidad, se corre un mayor riesgo de contraer diversos problemas de salud bucodental, ya que se acumula más sarro y este aumenta el riesgo de contraer caries o enfermedad periodontal: gingivitis o periodontitis (más vulgarmente conocida como “piorrea”).
Teniendo en cuenta que los pacientes que suelen recurrir a este tipo de prótesis pertenecen a un grupo de edad especialmente propenso a este tipo de problemas, es más que recomendable que este se comprometa a acudir regularmente a su clínica.
 
Fuente: sanitas.es
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completamente gratuita
pie-de-entradas



La caries puede invadir también otras zonas de la pieza o el espacio que hay entre ellas. Cuando la caries afecta a la raíz del diente (la parte hendida en el hueso y que sostiene la corona) los dentistas hablan de caries radicular.
Las personas con algún tipo de enfermedad periodontal (ya sea gingivitis o periodontitis, también vulgarmente denominada “piorrea”) tienen más riesgo de contraer este tipo de caries, ya que la destrucción del tejido periodontal expone las raíces de los dientes. Esto hace que las personas mayores, el grupo de edad más propenso a los problemas de encías, tengan un riesgo mayor de sufrir caries radicular.
descarga

Qué tratamiento recibe la caries radicular?

Las raíces dentales son especialmente vulnerables a las bacterias de la placa porque tienen menos esmalte que las coronas que sostienen. Esto hace que la infección pueda avanzar rápidamente y afectar a las capas internas y más sensibles del diente (dentina y pulpa).
Por ello, en muchos casos, la caries radicular requiere un tratamiento de endodoncia que insensibilice la pieza “matando el nervio” de sus raíces o, cuando el daño es demasiado grave, una extracción dental.
A diferencia del resto de tipos de caries, la caries radicular no requiere tratamientos que restauren la corona dental, como reconstrucciones o coronas protésicas, ya que con mucha frecuencia solo afecta a la raíz del diente.

Cómo prevenir la caries radicular

Cepillarse los dientes después de cada comida y el uso diario de la seda dental son fundamentales para prevenir la caries en cualquiera de sus formas. También pueden ser recomendables los enjuagues con flúor, especialmente las personas mayores, que, como ya hemos comentado, tienen mayor riesgo de desarrollar este problema.
En la salud oral, prevenir es casi literalmente curar, y siguiendo unos hábitos correctos de prevención e higiene es posible evitar casi cualquier tipo de problema o complicación. Mejora tus hábitos y disfruta de una boca sana durante toda tu vida.
Fuente: sanitas.es
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completamente gratuita
pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.