Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.






deltadent-deportistas.jpg

La higiene bucodental es muy importante para tener una boca perfecta, pero además afecta al resto del organismo. Las personas como los deportistas profesionales que continuamente exponen su cuerpo a límites, deben tener especial cuidado con su dentadura y con el control que tienen sobre su higiene, y así evitar algunos tipos de lesiones que pueden producir los problemas bucodentales. Este tipo de problemas pueden ser:



En nuestra sociedad actual, cada vez es más frecuente la práctica deportiva tanto en niños, en adolescentes como en adultos, y la realización de ciertas actividades lúdicas que pueden representar riesgo de traumatismo dental. La acción de los golpes cerca de la cavidad oral suelen causar la rotura, pérdida y hasta el desplazamiento de los dientes. Situaciones que afectan a la estética, fonación y masticación.
La prevalencia de las lesiones dentales durante la práctica deportiva llega a ser de hasta un 45%. En este sentido, las más frecuentes son las luxaciones y las fracturas dentoalveolares.

¿Qué es un traumatismo dental? 

Es una agresión producida por un impacto directo en los tejidos duros orales, ya sea porque un objeto se desplaza contra la boca o porque el deportista se golpea contra una superficie dura. Uno de los factores que más influye en el riesgo de sufrir una lesión en esta zona es el crecimiento. Los huesos y músculos del aparato estomatognático se desarrollan a un ritmo diferente, estando más inmaduros en el caso de los niños, por lo que éstos son más vulnerables a sufrir un traumatismo dental.

¿Existe algún perfil de persona en el que sea más fácil que se produzca un traumatismo?

Sí. Hay diversos factores de la cavidad oral que hacen que la persona sea más susceptible a sufrir un traumatismo dental: el resalte y la incompetencia labial; es decir, las personas que necesitan tratamiento ortodóncico son más propensas a sufrir un traumatismo; el estado emocional del paciente también puede incidir en el riesgo de traumatismo dental.
CLASIFICACIÓN DE FACTORES DE RIESGO ANTE UN TRAUMATISMO DENTAL
1. Malposición dental
2. Malformación de esmalte o dentina
3. Interposición labial o lingual
4. Prótesis bucal o tratamien- tos previos
5. Ortodoncia
6. Enfermedad periodontal

¿Es el traumatismo dental una urgencia médica?

Sí y se debe tratar como tal, acudiendo lo antes posible al dentista, ya que un diagnóstico precoz y un tratamiento oportuno mejoran el pronóstico del diente. Los dientes traumatizados y desplazados pueden dañar tanto al diente permanente en caso de dentición temporal como los permanentes adyacentes.
PASOS A SEGUIR CUANDO PERDEMOS UN DIENTE EN UN TRAUMATISMO
Guardar la calma y estar tranquilos.
Buscar el diente que ha saltado y cogerlo del suelo por la corona NO tocando nunca la raíz.
Lavarlo bajo un grifo de agua corriente durante unos dos minutos (jamás raspar la raíz ni
aplicarle ningún antiséptico).
Recolocarlo en la boca mirando el sentido de los dientes vecinos para no equivocarnos.
Clasificación de los deportes según el riesgo de traumatismos orales.
Alto riesgo: Artes marciales, boxeo, fútbol americano, hockey, patinaje sobre hielo y rugby.
Riesgo intermedio: Baloncesto, balonmano, buceo, equitación, paracaidismo, squash y waterpolo. En estos deportes existe una alta incidencia de accidentes dentales.
Clasificación de las lesiones traumáticas producidas duran- te la práctica deportiva.
Lesión leve: Aquella que no impide continuar el juego. Se da un tratamiento provisional y al finalizar el juego se explora en profundidad.
Lesión grave: La lesión obliga al jugador a retirarse y permanelar, ojo o mejilla.
También son frecuentes las lesiones en la mandíbula, siendo muy común la lesión mandibular por un mecanismo indirecto.

¿Se pueden evitar los traumatismos dentales en el deporte? 

Sí, sobre todo en deportes de contacto. Por ello es imprescindible el protector bucal.
 
Fuente: estadiodeportivo.com
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Running: ¿cómo afecta a la salud bucodental?
Al hablar de la práctica del ‘running’ es frecuente pensar en patologías musculares, sobre todo en las extremidades inferiores, pero la boca es otro de los puntos a tener en cuenta
Los corredores no son los deportistas que más padecen, a primera vista, muchos traumatismos faciales; sin embargo, sí que son frecuentes los traumatismos dentales, especialmente en las carreras de montaña, tan de moda en los últimos tiempos. Lo más habitual en estos corredores es sufrir impactos de intensidad leve-moderada que pueden originar fracturas en las piezas que serán tratadas por los odontólogos en la mayoría de los casos.
Cuando una persona sufre un golpe en la boca que provoque la avulsión o salida completa de la pieza dental (corona y raíz enteras), debe reimplantarla de forma urgente. Existe una relación exponencial entre el tiempo que se tarda en recolocar la pieza dental en el alveolo dentario y la posibilidad de que vuelva a tener estabilidad futura en el hueso. Esto se debe hacer lavando el diente con agua o leche y cogiéndolo por la corona sin manipular la raíz en exceso, para después introducirlo en su alveolo. Si el dolor o la situación de estrés del momento lo impiden, se debe colocar el diente debajo de la lengua o, como tercera opción, se meterá en un recipiente con agua o leche. Acto seguido, el corredor accidentado debe acudir a un centro sanitario donde exista un especialista en cirugía maxilofacial o a un odontólogo, para así tratar de estabilizar la zona mediante diferentes dispositivos.
‘Running, la gran obsesión’
El entrenamiento también puede causar dolores de cabeza o cefaleas en personas predispuestas. Algunas pueden tener relación con componentes nerviosos y vasculares de tipo migrañoso. En estos casos, especialmente en épocas de sol, es fundamental tratar de correr con protección, mediante el uso de gafas y gorra, ya que, al exponernos de manera directa en la cabeza, el sol produce un efecto vasodilatador.
Un segundo tipo de cefaleas que son frecuentes en corredores son las asociadas a las contracturas musculares al apretar los dientes. De la misma manera que algunos pacientes utilizan las famosas férulas de descarga (dispositivos intraorales a modo de mordedores especiales, con un perfil menor a los protectores dentales clásicamente utilizados en los deportes de contacto), desde hace unos años se ha popularizado el uso de dispositivos similares en los entrenamientos y en las carreras. Estas férulas disminuyen la tensión que ejercen los músculos faciales masetero y temporal sobre la mandíbula y la articulación temporomandibular. Una de las ventajas teóricas añadidas es que además, en determinados pacientes, pueden ayudar a aumentar el espacio por donde pasa el aire al propulsar la mandíbula hacia delante, concepto utilizado en alguna enfermedad como el síndrome de apnea-hipopnea del sueño.
Entre los corredores son frecuentes las cefaleas asociadas a contracturas musculares por apretar los dientes.
Sin embargo, el especialista debe ser capaz de seleccionar de manera correcta las personas que se pueden beneficiar de estos dispositivos, pues también pueden limitar la entrada de aire y forzar la articulación en pacientes con unas características diferentes.
Estas consideraciones son, por tanto, fundamentales, ya que la correcta entrada de aire es uno de los aspectos más importantes que marcarán la diferencia en la carrera. Entre otras ventajas, pueden ayudar a hacer desaparecer el flato que tanto hace sufrir a los corredores. Para ello, también se puede trabajar el concepto de la respiración asimétrica como patrón respiratorio, que consiste en tomar y soltar el aire en un número diferente de pasos, siguiendo un patrón 2:3, 3:2, 1:2, etc… Esta práctica permite disminuir, e incluso hacer desaparecer, el famoso flato y los tan frecuentes dolores musculares en los isquiotibiales. Antes de hacerlo durante la carrera, es recomendable comenzar a practicarlo mientras se camina.
 
Fuente: elconfidencial.com
 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Una buena salud bucodental puede ayudar a los deportistas a evitar futuros problemas en músculos, tendones o arterias

Los deportistas son uno de los grupos de la población más concienciado con su salud bucodental, ya que un 88,5 por ciento se muestra preocupado por esta, en comparación con el 64 por ciento de la población total, aunque sólo el 25 por ciento comprende la influencia que puede tener en su rendimiento deportivo, según se desprende de las estadísticas.
Y es que, los problemas que se originan en la cavidad bucal pueden desencadenar infecciones o molestias en el resto del organismo. En concreto, las afecciones más comunes entre deportistas son dientes sensibles (26%), caries sin empastar (17%) y problemas periodontales (12%).
La aparición de estos problemas, especialmente los dos últimos, generan una serie de bacterias que pueden llegar a pasar a la sangre y, en última instancia, extenderse por todo el sistema sanguíneo hasta llegar a comprometer la estructura ósea, dañar tejidos blandos circuncidantes e incluso afectar a otros músculos, tendones y articulaciones.
Por ello, la experta ha insistido en que una buena salud dental evita los problemas musculares y/o articulares que puedan padecer los deportistas profesionales o amateurs. No obstante, puntualiza, no todos los problemas de salud bucodental relacionados con el deporte están ligados con el flujo sanguíneo.
En concreto, hay otros más comunes que tienden a pasar desapercibidos, como el bruxismo o la escasa salivación. El estrés del momento, combinado con el intenso trabajo físico favorece que los dientes se aprieten con mayor fuerza de lo habitual, hecho que no sólo puede dañar la dentadura y dar lugar a padecer más sensibilidad dental, sino que puede derivar en contracturas de las zonas conectadas a los músculos bucales como el cuello o la espalda.
Además, el aumento de la frecuencia cardiaca implica un mayor consumo de oxígeno, por lo que la respiración tiende a acelerarse. Este acto, tal y como ha explicado, provoca la disminución de saliva y la sequedad de la boca que favorecen la aparición de afecciones bucodentales, o que el esmalte dental se pueda ver dañado.
Los deportistas también experimentan un mayor número de extracción de piezas dentales y de colocación de implantes, concretamente entre un 2,5 y un 4 por ciento más que el resto de la población. La principal causa se encuentra en los deportes de contacto, en los que es común dañar o perder piezas dentales, lo que puede ocasionar heridas abiertas en la encía o en tejidos blandos que estén en contacto en el momento del impacto.
Por otra parte, los expertos también informan de que los suplementos alimenticios más comunes en la práctica deportiva son el origen de gran cantidad de problemas de salud bucodental si su consumo no es moderado o no está supervisado.
La razón de que estos complementos alimenticios den lugar a afecciones bucodentales se basa en su composición, en la que están presentes elevados niveles de azúcares, carbohidratos, minerales y otros elementos que compensan las pérdidas del organismo, pero que a su vez favorecen la erosión dental, la aparición de caries y pueden dañar el esmalte dental debido a su composición ácida.
Del mismo modo, los complementos como las bebidas o las barritas energéticas o nutritivas, tienden a adherirse a las piezas dentales, especialmente en sitios poco accesibles, favoreciendo la aparición de caries por su elevado contenido en azúcares.
En el caso de los deportistas es esencial acudir con frecuencia (dos veces al año mínimo) al dentista para una revisión general, de tal forma que se puedan prevenir problemas bucodentales que lleguen a afectar a la salud general.
 
Fuente: lne.es

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.