Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







Si las encías comienzan a sangrarte en algunas ocasiones cuando te cepillas los dientes es síntoma de que se maltratan los tejidos periodentales y de esta manera se producen las enfermedades periodontales.
El cepillado tiene que ser organizado, primero los dientes superiores, luego los inferiores de derecha a izquierda y después de izquierda a derecha. El modo de cepillarse es de arriba hacia abajo, de abajo hacia arriba y de dentro hacia fuera.
La enfermedad periodontal afecta a todos los tejidos que involucra a un diente, encías, las fibras que sostienen el diente, y el hueso que sostiene el diente.
Cuando hay acumulo de placa bacteriana alrededor del diente, se calcifica y es imposible que con el cepillado podamos retirar esas calcificaciones que son pequeñas piedrillas, de manera que el diente comienza a perder soporte periodontal y finalmente se puede perder.

Otras causas de encías sangrantes pueden ser:

  • Cualquier trastorno hemorrágico
  • Cepillarse con mucha fuerza
  • Cambios hormonales durante el embarazo
  • Prótesis u otros aparatos dentales mal ajustados
  • Mal uso del hilo dental
  • Infección, que puede estar tanto en los dientes como en las encías
  • Leucemia, un tipo de cáncer en la sangre
  • Escorbuto, una deficiencia de vitamina D
  • Uso de anticoagulantes
  • Deficiencia de vitamina K
Otros consejos para ayudar con las encías sangrantes:

  • Procure que le hagan un examen periodontal.
  • NO consuma tabaco que agrava el sangrado de las encías.
  • Controle el sangrado de las encías aplicando presión directamente sobre la encía con una gasa humedecida en agua helada.
  • Si le han diagnosticado una deficiencia de vitaminas, tome los suplementos vitamínicos.
  • Evite el uso de ácido acetilsalicílico (aspirin), a menos que el médico le haya recomendado tomarlo.
  • Si los efectos secundarios de un medicamento están causando la irritación, solicítele al médico que le recete otro fármaco. Nunca cambie su medicamento sin consultar antes con el médico.
  • Utilice un dispositivo de irrigación oral en la configuración baja para masajear las encías
  • Acuda al odontólogo si su prótesis dental u otros aparatos dentales no ajustan bien o si están causando puntos dolorosos en las encías.
  • Siga las instrucciones del odontólogo sobre cómo cepillarse y usar la seda dental para que evite lastimarse las encías.

A continuación compartimos un vídeo de cómo realizar una correcta higiene dental:


 
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



La enfermedad periodontal es la patología más prevalente en el ser humano. Los expertos advierten que las consecuencias van mucho más allá la estética o de tener únicamente repercusiones en la esfera bucodental, sino que también son crecientes las evidencias que vinculan algunas enfermedades periodontales con el mayor riesgo de sufrir un evento cardiovascular, de diabetes o de controlarla peor, o de sufrir un parto prematuro.

Se estima que en España 8 de cada 10 personas mayores de 35 años tienen algún problema relacionado con las encías

Según las encuestas se determina que entre el 85- 94% de la población española mayor de 35 años presenta algún problema relacionado con las encías. En concreto, sobre la periodontitis, en el informe pone de manifiesto que entre el 16-30% de los españoles mayores de 35 años tiene esta infección periodontal, alcanzando el grado de severa en el 5-11% de la población adulta.

Al ser la periodontitis una enfermedad en la que la inflamación supone un aspecto trascendental, se ha relacionado con algunas enfermedades sistémicas, como la diabetes, el parto prematuro o determinadas enfermedades cardiovasculares. Por lo que es importante tratar la salud periodontal como parte del manejo del paciente con riesgo cardiovascular, el control de los pacientes con diabetes, o como elemento relevante en la prevención del parto prematuro.

Las enfermedades periodontales son patologías que afectan al periodonto, es decir, a los tejidos que sostienen a los dientes. Son patologías infecciosas, causadas por bacterias. Hay dos grandes grupos de enfermedades periodontales: gingivitis (inflamación superficial) y periodontitis (destrucción más profunda de los tejidos periodontales). Su prevalencia la convierte en la patología más frecuente en el ser humano, junto con la caries. En España, solo el 10-15% de los adultos presenta una encía sana, y entre el 25-40% presentaría la enfermedad más destructiva, la periodontitis.

Algunas medidas básicas de higiene bucodental pueden ahorrar muchos costes y evitar problemas de salud posteriores. Si conseguimos cepillarnos los dientes dos veces al día y utilizar seda dental o cepillitos interdentales, nuestro nivel de enfermedad bajará muchísimo. Se prevendrán así enfermedades como las de las encías, que suponen la presencia de gran cantidad de bacterias dentro de la boca, y eso aumenta el nivel de inflamación que tiene todo nuestro cuerpo. Al menos una vez al año, y si se puede, cada 6 meses, deberíamos acudir al dentista para que evalúe la situación, para que detecte si hay algún problema y solucionarlo rápidamente, y para conseguir así mantener nuestra salud a medio y largo plazo. Los tratamientos son más sencillos y exitosos en las fase iniciales de la enfermedad, siendo el diagnóstico precoz importantísimo; por el contrario, cuanto más se retrasa el tratamiento, más avanza la enfermedad, más complejo es el tratamiento y más severas son las secuelas.

Causas

Las enfermedades periodontales son infecciones causadas por bacterias situadas bajo la encía, en concreto, entre la encía y el diente. En la gingivitis, la acumulación de bacterias bajo la encía, organizadas en forma de placa bacteriana (ahora se denomina biofilm dental), conduce a la inflamación de los tejidos adyacentes. Siempre que haya placa bacteriana, habrá algún grado de gingivitis.

La causa primaria de la periodontitis también son las bacterias del biofilm dental. Sin embargo, para que la gingivitis progrese a periodontitis, son necesarios más factores (factores de riesgo), y que incluyen: factores genéticos (antecedentes familiares); ambientales: estrés, alcohol, sobrepeso y, sobre todo, tabaco; enfermedades del resto del cuerpo: diabetes, la osteoporosis, cualquier enfermedad que suponga una bajada en las defensas (inmunodepresión) o infecciones frecuentes por virus como el herpes; ciertos medicamentos: fármacos inmunosupresores, antagonistas del calcio para pacientes hipertensos, anticonvulsionantes, antiepilépticos o anticonceptivos orales que favorecen la inflamación y el aumento de sangrado de la encía; malos hábitos de higiene de la boca, junto con la ausencia de cuidados profesionales (revisiones, limpiezas de boca periódicas,…), y factores de la propia boca o de los dientes, como la presencia de dientes mal colocados, empastes desajustados…

¿Cómo prevenir y tratar?

La mejor forma de prevenir la periodontitis es mantener una correcta higiene oral para controlar los niveles de placa dental, pero en personas predispuestas, a pesar de una correcta higiene oral, puede tender a producirse la enfermedad. Por lo tanto, la higiene oral es un importante pilar de prevención de las enfermedades periodontales, pero no el único. Se debe acompañar de revisiones periódicas al especialista para que se pueda realizar un diagnóstico precoz de la enfermedad en caso de que se presente. Para controlar la placa bacteriana en la boca, disponemos de dos tipos de métodos: los mecánicos (cepillado, seda dental, cepillitos interdentales…) y los químicos (enjuagues, pastas de dientes…, siempre que cuenten con aval científico sobre su eficacia).

Por su parte, el tratamiento de las enfermedades periodontales tiene tres objetivos diferentes: Eliminar o reducir las bacterias productoras de la enfermedad; suprimir, reducir o modificar los factores que hacen que los pacientes sean más susceptibles a ésta, como el tabaco o ciertas alteraciones dentarias como las malposiciones, y crear las condiciones adecuadas para que la enfermedad se pueda mantener controlada a largo plazo.

En el caso de la gingivitis, es necesario limpiar las bacterias que se hayan acumulado, mediante la eliminación de la placa dental y el cálculo dental (también llamado “sarro”). Este tratamiento, denominado profilaxis profesional (o “limpieza de boca”), lo realizan los profesionales odontológicos. Además, es fundamental explicar cómo se deben cepillar los dientes y encías para mantenerlos limpios, y que no vuelva a aparecer la gingivitis.

En las periodontitis, el tratamiento es más extenso y complejo. En primer lugar se realiza un detenido estudio preoperatorio de la encía que puede incluir radiografías, para valorar la situación antes de empezar el tratamiento. En algunas ocasiones podría ser necesaria la realización de algunas pruebas complementarias, como un estudio de las bacterias presentes en la encía.

Fuente: ABC.es

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



ODONTOLOGÍA PREVENTIVA: generalmente las personas acuden a la consulta odontológica cuando sienten molestias, se han visto una caries avanzada o cualquier síntoma que nos les permite seguir con su rutina habitual y muchas veces lo hacen cuando ya es imposible conservar los dientes. Por este motivo la tendencia actual de la odontología es la prevención.
La odontología preventiva es la actitud que comprende el cambio en la escala de valores cuyo valor más alto es el mantenimiento de la salud bucal. Se puede definir como la suma total de medidas y esfuerzos por promover, mantener y restaurar la salud del individuo a través de la promoción, el mantenimiento y la restitución de la salud bucal.

Problemas de salud pública en todo el mundo:

  1. Caries dental
  2. Enfermedad periodontal
  3. Anomalías dentofaciales
  4. Maloclusiones
  5. Cáncer bucal
  6. Malformaciones de tejidos dentales
  7. Traumatismos maxilofaciales
  8. Fluorosis dental.

De este modo, resulta que la caries dental y la enfermedad periodontal son de las enfermedades más frecuentes en la población, por lo cual existen muchas personas con caries sin obturar y desdentadas. También son comunes el cáncer bucal y las maloclusiones. Lo más destacable de estos padecimientos es que se podrían haber evitado.

Medidas de la odontología preventiva en el hogar:

– Práctica de una higiene bucal correcta, uso de dentífricos, y cuando se requiera, enjuagues con flúor.
– Dieta adecuada.
– Tratamiento de cualquier enfermedad potencialmente perjudicial para las estructuras de la boca.
– Acudir a las citas periódicas con el odontólogo.
 

Medidas de la odontología preventiva  en la clínica:

– Control de placa bacteriana.
– Aplicación de diferentes métodos preventivos (fluoruro, por ejemplo).
– Instrucción al paciente acerca de dietas y alimentación.
– Aplicación de pruebas para valorar actividad de caries.
– Uso de selladores en fosetas y fisuras.
– Educación y enseñanza para el paciente.
Seguimiento o control con una frecuencia definida.
 

Tratamientos básicos de la odontología preventiva:

Además de los hábitos y prácticas que hemos señalado, hay diferentes tratamientos de prevención que están diseñados para tratar enfermedades o afecciones determinadas. En la mayoría de los casos, las medidas preventivas dependen del paciente y no incluyen ni fármacos ni procedimientos complicados.

  • Tratamiento contra el mal aliento: el mal aliento o halitosis es un problema muy común y existen muchas causas que lo provocan. El tabaco, los alimentos picantes o fuertes, el alcohol, trastornos nasales o estomacales… Evitar malos hábitos, moderar el consumo de alimentos de gusto potente y tener controlada la salud general son pasos que forman parte del tratamiento contra el mal aliento. Pero, para eliminar el olor desagradable, lo más importante es cepillarse bien los dientes y utilizar un colutorio especializado recomendado por un dentista
  • Tratamiento contra la enfermedad periodontal: la enfermedad de las encías, conocida como gingivitis, también puede prevenirse. ¿Cuáles son sus manifestaciones? Sangrado de encías, tejidos enrojecidos, dolor, encías hinchadas… Si no se trata adecuadamente, puede evolucionar hacia periodontitis y afectar no sólo el tejido gingival, también el hueso de soporte de los dientes. El dentista recomendará una limpieza dental profesional, antibióticos y colutorios de clorexhidina. En principio, con estas medidas se puede controlar la gingivitis y prevenir la periodontitis.
  • Tratamiento contra la caries dental: la prevención de la caries no pasa por ninguna medida médica, más bien por concienciar y responsabilizar sobre la importancia de la salud bucal. Una buena dieta libre de azúcares y con consumo moderado de refrescos  y unos buenos hábitos de higiene oral son las principales medidas para prevenir la caries.
  • Tratamiento contra el cáncer oral: sabemos que el cáncer oral es un tumor maligno que puede aparecer en cualquier parte de la boca, incluyendo la lengua, los labios y la garganta. Como método de prevención, visitas regulares al dentista que permitan una detección precoz. El tabaco es el principal factor de riesgo del cáncer oral, y la mayor parte de pacientes afectados son o han sido fumadores, por ello el mejor método preventivo es dejar de fumar.

Si quieres hacerte una revisión completamente gratuita ven a visitarnos a nuestra clínica Deltadent. Te daremos los consejos y medidas preventivas que puedes llevar a cabo para mantener tu boca sana.

FUENTE: http://www.conocimientosweb.net/dcmt/ficha23571.html
 
pie-de-entradas



MENOPAUSIA Y SALUD BUCODENTAL
La menopausia, a veces olvidada (casi como un tema tabú) es una una de las etapas en la vida de la mujer en la que la salud bucodental es más vulnerable. La menopausia afecta directamente la salud bucal de la mujer y por eso es necesario tener conocimiento sobre ello.
El ser humano, en este caso la mujer, pasa por una serie de etapas en su vida que provocan cambios físicos y hormonales que van modificando sus necesidades a la hora de preservar una buena salud bucodental. El conocimiento de estas peculiaridades por parte de los médicos es vital para prevenir y combatir las enfermedades más propensas en cada etapa.
Lo mismo sucede en odontología, los cambios vitales afectan a la boca de forma directa y por eso es necesario no solo mantener una buena higiene bucodental a lo largo de la vida, sino también realizarse revisiones periódicas que permitan tener controlados los problemas típicos de cada edad y situación.
Cómo afecta la menopausia a la salud bucodental:
El descenso de producción de hormonas conlleva cambios en la mucosa bucal, las encías y el hueso que soporta los dientes. No se trata de una enfermedad ni de un trastorno invalidante, pero afecta a la salud bucal más de lo que parece.
Hay mucha desinformación con respecto a la salud bucodental y los síntomas que se manifiestan en la menopausia. Se presta atención a los trastornos orales en el embarazo (etapa en la que se producen importantes cambios orales), pero muy poco a la mujer en la etapa de la menopausia.
Las mujeres que atraviesan esta etapa deben lidiar con muchos cambios físicos y psíquicos, para los que, existen terapias o medicamentos (en muchos casos acompañados de efectos secundarios).
Los síntomas bucodentales más comunes:

  • Gingivitis descamativa: esto ocurre por el bajo nivel hormonal que sufre la mujer. Es dolorosa, ya que, las capas externas de la encía se separan y dejan al descubierto terminaciones nerviosas. Hay sangrado, inflamación y es muy molesta.
  • Caries radiculares: se encuentran en la superficie de la raíz del diente como consecuencia, muchas veces, de la gingivitis descamativa. Al quedar al descubierto esta zona se hace más vulnerable al ataque ácido de las bacterias que provocan la caries.
  • Enfermedad periodontal: en estrecha relación con la osteoporosis o alteraciones óseas típicas de la menopausia. Es importante controlarla ya que puede ocasionar pérdida de piezas dentales.
  • Xerostomía: hay una disminución fisiológica del flujo salival que puede verse agravada por la ingesta de ciertos medicamentos (antidepresivos, ansiolíticos, antihipertensivos) y el uso de prótesis removibles. Es muy molesto, ya que provoca dificultad para deglutir los alimentos e influye directamente en el sentido del gusto.
  • Síndrome de la boca ardiente: ocasiona ardor intenso en lengua y resto de mucosa oral. Empieza en la menopausia y se agrava en la post-menopausia. 

Consejos para ayudar a conseguir una buena salud bucodental durante la menopausia:

  1. Como medida principal: revisiones semestrales en la consulta odontológica.
  2. Desaconsejar el consumo de tabaco
  3. Dar instrucciones de higiene oral: tipo de cepillo dental que usa la paciente y la frecuencia con que lo cambia.
  4. Recetar complementos de limpieza: cepillos interproximales, hilo dental, irrigadores… según el caso.
  5. Si existe xerostomía indicar el uso de sprays o colutorios hidratantes.
  6. Recomendar el consumo suficiente de agua.
  7. Aconsejar el consumo de alimentos ricos en calcio.
  8. Actualizar la anamnesis de la paciente para dejar constancia de los medicamentos que está tomando.

La osteoporosis en la menopausia y su  relación con la salud bucodental:
Esta enfermedad influye en la densidad ósea, provocando fragilidad en los huesos y está directamente relacionada con el éxito de ciertos tratamientos dentales como los implantes.
Es importante que exista una comunicación entre el médico de cabecera y odontólogo para poder garantizar resultados óptimos de tratamiento.

Si necesitas saber más o resolver dudas no dudes en visitarnos, estamos en la Avda. Ramón y Cajal, Nº 5, local izquierdo. 28016 Madrid. Estaremos encantados de ayudarte a cuidar tu sonrisa.

FUENTES:
https://www.propdental.es/blog/odontologia/menopausia-y-salud-bucodental/
http://espidident.es/odontologia/higienistas/705-la-menopausia-en-boca-de-todas
 
pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /usr/home/deltadent/www/wp-includes/functions.php on line 4552

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /usr/home/deltadent/www/wp-includes/functions.php on line 4552

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /usr/home/deltadent/www/wp-content/plugins/really-simple-ssl/class-mixed-content-fixer.php on line 111