fbpx

Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







Los implantes dentales son unas raíces artificiales de titanio puro, un material con un excelente grado de biocompatibilidad con el organismo, que se colocan en el hueso mandibular o maxilar con el fin de crear una base sólida que soporte el diente artificial.
Desde un punto de vista funcional, los implantes dentales son exactamente iguales que nuestros dientes naturales por lo que nos permiten masticar con total comodidad, sonreír, hablar y, en definitiva, sentir la misma seguridad que con nuestra propia dentadura.

¿Son para toda la vida?
Los implantes dentales representan la mejor solución a la pérdida de dientes naturales. Gracias al esfuerzo que se ha llevado a cabo en investigación de materiales, técnicas, etc., podría afirmarse que son para toda la vida.
Pero no todos los implantes dentales tienen la misma longevidad, y hay diversos factores que pueden influir en una pérdida prematura del implante, como una mala calidad del implante, un diagnóstico y un plan de tratamiento deficiente, acudir a un profesional no capacitado, una mala higiene oral, un mantenimiento y control periódico deficiente, o hábitos nocivos, como por ejemplo, fumar.
¿Puede producir reacción alérgica o rechazo?
El material del que están compuestos los implantes dentales (titanio) no contiene ningún componente alergénico y tiene un comportamiento totalmente neutral dentro del organismo.
Además, gracias a los avances realizados en medicina regenerativa, hoy en día es posible utilizar los recursos del cuerpo humano para curarse a sí mismo, principio en el que se basa la tecnología del plasma rico en factores de crecimiento. La utilización del plasma rico en factores de crecimiento en odontología favorece una cicatrización más rápida y predecible, reduce el tiempo de integración del implante en el hueso, disminuyen el dolor y también los riesgos de infección.
 
¿Puedo ponerme un implante?
Lo primero que debes hacer es asesorarte bien y acudir a un profesional acreditado. Será él quien, tras analizar tu caso, te diagnostique e indique si eres o no un candidato adecuado para la colocación de implantes. Generalmente, si se dan las condiciones adecuadas de cantidad y calidad de hueso maxilar y el estado general de salud del paciente es bueno, no suelen tener ninguna contraindicación. Así mismo, la edad debe de ser un factor a tener en cuenta. La colocación de implantes dentales no es recomendable en adolescentes, antes de que el desarrollo facial haya finalizado. Sin embargo, en personas mayores, no existe un límite de edad establecido siempre y cuando el paciente no tenga ninguna contraindicación para someterse a cualquier otro tratamiento oral.
¿Qué ventajas tienen los implantes dentales frente a las prótesis tradicionales o puentes?
Conservación de dientes sanos: para sustituir un diente perdido con un puente es necesario tallar o rebajar los dientes sanos adyacentes. Los implantes dentales evitan tener que modificar esos dientes adyacentes, conservando su estructura íntegra.
Mejora de la estética facial: con la pérdida de los dientes el maxilar sufre una reabsorción que afecta a la estética facial, haciendo que el rostro parezca más mayor, más envejecido. La colocación de unos implantes dentales impide este proceso, manteniendo el aspecto natural, saludable y acorde a la edad del paciente. Las prótesis tradicionales removibles aceleran la reabsorción del hueso provocando un envejecimiento facial prematuro.
 
 

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.

pie-de-entradas



Los implantes dentales son una solución segura y duradera ante la pérdida de uno o varios dientes. Los implantes dentales son unas fijaciones que se colocan en el maxilar con la finalidad de sustituir las raíces de un diente perdido. Generalmente están hechos de titanio. Anclado a este implante se coloca una pieza dental artificial que sirve para reemplazar una pieza perdida de este modo mantener la estética bucal y su funcionalidad.

Una vez que los implantes se integran con el hueso, darán soporte a las nuevas prótesis o coronas unidas a ellos, dando el aspecto de un diente natural.

¿Por qué debemos realizarnos un implante?  

Estética: son la solución más estética para reemplazar la pérdida de dientes. Mejorará tu apariencia y tendrás un aspecto más rejuvenecido, ya que la ausencia de piezas dentales origina pérdida ósea, con el consiguiente envejecimiento facial.

Seguridad: los tratamientos con implantes tienen unas tasas de éxito más elevadas que cualquier otra técnica de restauración dental. Se trata de un tratamiento muy conservador, ya que mantiene intactos el resto de los dientes de la boca. Además, los implantes facilitan la correcta adaptación de las piezas en boca utilizando para ello un material altamente biocompatible, el titanio puro.

Calidad de vida: incorporan una estabilidad y sensación idéntica a la de los dientes naturales. Podrás sonreír, comer, hablar sin preocupación, sin condiciones, ni molestias, y contar con mucha seguridad, ya que la prótesis no se mueve.

Salud: la no reposición del diente ausente conlleva unos efectos secundarios como son la inclinación progresiva de los dientes adyacentes y la extrusión del antagonista (diente que se descuelga), lo que complica la posible colocación del implante a futuro, así como la masticación e higiene

¿Cómo se colocan los implantes dentales?

El tratamiento de implantes consta de las siguientes fases:

Colocación del implante: tras la consulta y pruebas diagnósticas del implantólogo o cirujano maxilofacial, se colocarán los implantes en el maxilar o la mandíbula en su posición, con anestesia local. También se colocará una prótesis provisional. El postoperatorio durará unas 24 horas.

Fijación: es importante que el implante se una firmemente al hueso, para poder soportar la prótesis y hacer frente a los requerimientos funcionales y estéticos necesarios, como si fuese un diente natural. Por este motivo debemos dejar pasar unos meses para la fijación.

Colocación de la prótesis: una vez que el especialista confirme que el implante se ha integrado en el hueso, se colocará la prótesis definitiva (parte externa visible del diente). Esta irá cementada o atornillada al implante.

En Deltadent somos especialistas en implantes dentales. Ven a visitarnos y estudiaremos tu caso para darte la mejor solución.

FUENTE: http://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/salud-dental/implantes-dentales-que-son.html

 
 
pie-de-entradas



IMPLANTOLOGÍA ORAL Y SUS TRATAMIENTOS DE SUPERFICIE
Los implantes no sólo se diferencian en su diseño y en los materiales constituyentes sino que también difieren en el tratamiento y acabado de la superficie y en la naturaleza de su recubrimiento.
Hoy día la superficie del implante es un tema de alto interés ya que de ella depende la posible osteointegración entre un cuerpo extraño que es el implante y un organismo vivo que es hueso.
Recordemos algunas ideas clave para lograr una mayor comprensión del proceso, la interfase formada entre implante y hueso del paciente:
A mayor superficie del implante mejor se puede realizar la osteointegración fisiológica, estructural y funcional.
El concepto biocompatibilidad del implante con el organismo del huésped, que es una respuesta adecuada del biomaterial con el organismo sin ningún tipo de reacción adversa.
Por eso influye de forma muy importante el tipo de material de recubrimiento y su acabado, lo que nos interesa es que esos materiales bioinertes sin capacidad osteogénica convertirlos y transformarlos mediante tratamientos adecuados en materiales bioactivos, los cuales sí son capaces de estimular la formación de hueso sobre toda la superficie del implante.
TRATAMIENTO DE LAS SUPERFICIES PARA IMPLANTES
Los implantes pueden estar recubiertos de materiales diversos, aunque su estructura y composición interior suele ser metálica (predominantemente de titanio y de sus aleaciones y combinaciones), pueden a su vez estar recubiertos de materiales metálicos, cerámicos, poliméricos y otros tipos de recubrimientos.
Existen diferentes tipos de tratamientos que se pueden realizar en las superficies de los implantes con el objetivo de favorecer y mejorar la osteointegración, entre los tratamientos más efectivos de hoy día destacamos:

En las superficies metálicas, se pueden recibir diferentes tipos de tratamientos que tratan de hacerlas más idóneas, para así poder cumplir mejor su objetivo.

Estos tratamientos son:
A) La pasivación
Se logra mediante el recubrimiento de la superficie con una capa de óxido que limpia toda la superficie de restos orgánicos e inorgánicos y evita la liberación de iones metálicos al medio exterior (oxidaciones y corrosiones que producen desestructuración), así se aumenta la biocompatibilidad, también se favorece la resistencia al desgaste y se mejora la dureza de la superficie.
B) La anodización
Habitualmente se realiza por medio de una corriente eléctrica que atraviesa el metal (se produce una capa más gruesa de óxido en la superficie del material) lo que logra una mejora en la resistencia a la corrosión del implante.
C) La texturización
Aumenta hasta seis veces o más el área de la superficie del implante aumentando así la osteointegración por favorecer el aumento de superficie en contacto con el hueso. Mejora la resistencia a la corrosión y a la fatiga del implante. Para este aumento de superficie y creación de rugosidades y asperezas existen varias técnicas, que aunque no vamos a explicar, si vamos a mencionar las más destacables:
— Ataque a la superficie mediante ácidos
— Ataque a la superficie con sustancias básicas
— Ataque a la superficie mediante el chorro de arena (Sand Blasting)
— Pulverización con plasma spary de titanio
— Sinterización de esferas de titanio
— Tratamiento con plasma spray de hidroxiapatita (HA)
— Tratamiento de la superficie con Láser
— Implantación iónica
D) Método termoquímico
Este método sirve para transformar la superficie de bioinerte a bioactivo, formar in vivo o en una solución fisiológica simulada una capa de hidroxiapatita (HA) carbonatada, así se pueden incorporar fármacos al recubrimiento, proteínas que favorecen la formación del hueso, o evitar procesos infecciosos. La apatita es el ión de calcio con la misma composición química que la fase mineral del hueso, así el cuerpo la acepta como propia, crece sobre él y no da reacciones inflamatorias, siendo material bioactivo, si está en forma amorfa puede ser reabsorbido por el organismo. Esta reabsorción disminuye con la cristalinidad, así si es cristalina es prácticamente insoluble, se incorpora al hueso y queda como material inerte, sin conjuntivo alrededor, crece sobre la superficie del titanio depositandose con un enlace químico y aumenta así la estabilidad de la capa, evitando las colonizaciones en los espacios, obteniéndose capas homogéneas de espesor controlado. Este tratamiento se puede realizar sobre el metal rugoso, arenado (fijación física) o tratado al ácido (fijación química), con lo que se logra una superficie rugosa que adquiere la capacidad de la bioactividad y así el implante de Ti pasa a ser mejor aceptado e integrado en el tejido óseo de los huéspedes.
Otra forma recientemente aplicada de tratamiento térmico consiste en el llamado tratamiento hidrotermal.
En resumen
Actualmente la ciencia se encamina con grandes pasos al estudio exhaustivo de las superficies de los implantes y a la nueva tecnología de fabricación.

En Deltadent somos especialistas en implantes dentales. Utilizamos técnicas mínimamente invasivas e implantes dentales biocompatibles, con tecnología de vanguardia en implantes dentales de titanio.

Ven a visitarnos a nuestra clínica, te ofrecemos realizar un estudio inicial clínico y radiográfico totalmente gratuito y sin compromiso. Te explicaremos detalladamente el tratamiento que necesitas y aclaremos las dudas que puedas tener.

FUENTES:
http://www.gacetadental.com/2011/09/materiales-utilizados-en-la-implantologa-oral-y-sus-tratamientos-de-superficie-25774/
 
pie-de-entradas



IMPLANTES DENTALES con carga inmediata

Una de las soluciones que más demandan las personas que necesitan extraerse un diente es la colocación de un implante inmediato. La posibilidad de tener una nueva pieza dental al momento y sin necesidad de someterse a varias intervenciones es muy atractiva aunque no siempre es una opción válida para todos los casos.

El desarrollo de los implantes dentales revolucionó las posibilidades de rehabilitación de pacientes parcial o totalmente desdentados. Hoy es posible ofrecer la técnica de carga inmediata, que permite una rehabilitación en poco tiempo y con algunas ventajas sobre la técnica estándar (carga diferida).

Los implantes dentales se han convertido en una técnica terapéutica de rutina y predecibles basados en un protocolo de Brånemark durante más de 40 años, gracias a sus estudios y tasas de éxito a lo largo de este periodo durante el cual se han logrado reponer dientes en pacientes adultos edéntulos totales o parciales.

Durante mucho tiempo el protocolo de Brånemark ha sido seguido por muchos especialistas, de acuerdo con la técnica: realizarlo en 2 pasos y sin ningún tipo de carga, en un periodo de 3-6 meses respectivamente en cada maxilar, también se decía que si era sometido a cargas prematuras, no se daba la oseointegración, sino una interposición de tejido fibroso entre el implante y el hueso, lo que generaba una pérdida del implante o los implantes, estos también debían permanecer sumergidos para evitar una infección durante ese periodo (3-6 meses de acuerdo a la zona donde son colocados), el paciente debía evitar el uso de prótesis durante aproximadamente dos semanas tras la cirugía para no interferir con la cicatrización de los tejidos blandos, la experiencia es psicológicamente traumática para muchos pacientes, durante la fase de cicatrización existe una notable limitación funcional debida a una mala adaptación y movilidad de la prótesis transitoria y era precisa una cirugía adicional, en una segunda fase.

QUÉ ES UN IMPLANTE DE CARGA INMEDIATA:

Se puede entender los implantes de carga inmediata como el procedimiento que permite la colocación de un elemento protésico sobre un implante sin que necesariamente haya ocurrido la oseointegración del implante.

Esta demanda se ha convertido en habitual en la consulta diaria, los pacientes quieren reemplazar los dientes perdidos, tienen la expectativa de tener dientes en un periodo de tiempo muy corto, desean que tanto los procesos quirúrgicos como el de rehabilitación sean muy breves, cómodos y con el atenuante de una estética igual ó mejor que los dientes naturales.

Hasta hace pocos años, era necesario esperar siempre unos meses después de la extracción del diente para colocar los implantes dentales. Una vez colocados, debía pasar asimismo un tiempo prudencial para disponer los dientes fijos. Pero los implantes inmediatos que, además, también llevan carga inmediata (colocación del implante y, acto seguido, de la pieza dental) permite eliminar esos plazos de espera, si bien en esa intervención no suele utilizarse el que será el diente definitivo (la encía experimenta cambios que hay que respetar para un ajuste completo).

Además de ese ahorro de tiempo e intervenciones, una de las grandes ventajas de los implantes inmediatos es que se reduce la reabsorción del hueso que soporta el implante y la variación en la forma de la encía.

La técnica de carga inmediata, debe estar fundamentada en procesos fisiológicos de cicatrización y remodelación ósea en la zona de implantes. Esta debe justificar y demostrar que el procedimiento es confiable y viable a largo plazo y aclarar los alcances reales de esta técnica.

CUÁNDO NO ES VÁLIDA LA OPCIÓN DE CARGA INMEDIATA:

En los casos en los que hay una infección activa, el hueso donde debe ir anclado el implante es insuficiente, existen problemas en la encía, hay un proceso quístico activo o el paciente padece bruxismo, esta opción no es válida.

DEFINICIÓN DE CARGA:

Carga convencional: cuando los implantes cicatrizan durante 3 a 6 meses antes de ser cargados, de 2 estadios ó forma sumergida y no sumergida o de un solo tiempo quirúrgico. Más recientemente y basada en las mejores propiedades de las nuevas superficies de los implantes, se sugieren periodos de cicatrización de 6 a 8 semanas.

Carga inmediata: cuando esta se hace inmediatamente después de la colocación de los implantes (en horas, pero no en días), lo que evita la posible alteración del coágulo sanguíneo durante las importantes fases iniciales de la cicatrización.

Carga precoz: se realiza la rehabilitación en días o semanas después de la colocación de los implantes, debe hacerse después, y no antes, del comienzo de la osteogénesis, dado que ésta se incrementa por estimulación mecánica (3 semanas de cicatrización).

Carga diferida: cuando los implantes son colocados con una estabilidad primaria deficiente, en hueso de baja densidad (tipo III y IV), o alvéolos post-exodoncia, sin una buena congruencia hueso-implante o con procedimientos de regeneración ósea, variando, según los casos, el tiempo transcurrido entre la colocación de los implantes (de 6 y 12 meses).

VENTAJAS DE LA CARGA INMEDIATA:

  • Disminución de la reabsorción vestibular y conservación del hueso alveolar,

  • Un solo procedimiento quirúrgico,

  • Conservación de las papilas y tejidos gingivales y además la

  • Potencialidad de cicatrización del alvéolo, lo que nos brinda un resultado estético muy bueno

  • Y la satisfacción del paciente

En los estudios sobre carga inmediata de implantes, se han identificado diversos factores de los que depende el éxito terapéuticos los cuales pueden ser divididos en 4 categorías:

factores
factores

El futuro de los implantes está en la innovación de nuevas superficies de implantes que aceleran el proceso de cicatrización y de nuevas técnicas quirúrgicas que garanticen la oseointegración en un tiempo menor

Investigaciones serias y completas con estudios longitudinales corroboran que la carga inmediata se puede llevar a cabo, y el plasma rico en plaquetas podría ayudar acelerar este proceso de cicatrización.

En el artículo de hoy hemos querido presentar las consideraciones e implicaciones sobre esta técnica, adquirir de forma objetiva y clara los alcances de este procedimiento y poder ofrecerlos como una alternativa de rehabilitación a pacientes desdentados totales o parciales.

Si tienes dudas o quieres más información ven a visitarnos a nuestra clínica Deltadent o llámanos al número de teléfono gratuito 900 82 00 15. Estaremos encantados de resolver tus dudas y ayudarte a escoger el mejor tratamiento para ti.

FUENTE:

http://www.actaodontologica.com/ediciones/2011/3/art21.asp

http://www.oralmaxilofacial.com/2014/03/carga-inmediata-y-temprana-sobre-implantes-dentales/

http://www.elmundo.es/salud/2015/03/02/54f201ccca4741927f8b457f.html

 
pie-de-entradas



IMPLANTES: cuidado e higiene de los implantes dentales
El implante dental es una pieza que se coloca en el hueso de los maxilares con el propósito de sustituir artificialmente la raíz de un diente. La pérdida de una pieza dental puede deberse a múltiples factores, entre ellos las caries, la enfermedad periodontal, complicaciones endodónticas, traumatismos, predisposición genética para sufrir agenesia (ausencia de piezas dentales).
Para que un implante pueda adherirse bien al hueso, el implante debe estar fabricado con materiales especiales que no produzcan rechazo de nuestro propio cuerpo; por lo tanto, si no existe ninguna complicación y se lleva a cabo una adecuada higiene oral, perdurarán durante toda la vida. Al cabo de un tiempo de su colocación, se produce una osteointegración y el tornillo se integra naturalmente en el hueso, por lo que su extracción resulta imposible.
Aun así, hay determinados factores externos al implante que derivan en la posibilidad de perder la pieza. Estos casos son, por ejemplo, enfermedades o infecciones específicas y no demasiado comunes, que debilitan la fuerza que necesita el hueso para que la pieza permanezca en él.
Poner un implante es una intervención que, normalmente, no requiere de un ingreso en una clínica, sino que se puede realizar en la misma consulta dental.
PROBLEMÁTICAS ASOCIADAS
La mucosa que se forma alrededor de los implantes (tejidos periimplantarios) comparte similitudes con la encía de alrededor de los dientes: tienen una función de protección frente a agresiones del ambiente externo, como, por ejemplo, las de los microorganismos. Aun así, la mucosa periimplantaria es más sensible al acúmulo de biofilm oral (placa bacteriana) y puede provocar una respuesta inflamatoria. Por tanto, los tejidos periimplantarios son menos tolerantes a la agresión del biofilm oral en comparación con los tejidos periodontales.
La presencia de microorganismos sobre la superficie de los implantes dentales puede dar lugar al desarrollo de enfermedades periimplantarias, como la mucositis periimplantaria y la periimplantitis.
La mucositis periimplantaria es una lesión inflamatoria que se produce en la mucosa que rodea un implante. Las características más comunes son el edema, el enrojecimiento e hiperplasia de la mucosa y el sangrado sin la pérdida del hueso que rodea el implante. La continua presencia del biofilm oral patogénico sobre los implantes induce esta reacción inflamatoria, que si no se trata correctamente, puede evolucionar hacia una periimplantitis. Ésta también es una lesión inflamatoria de la mucosa que rodea un implante a la que además se asocia la pérdida del hueso de soporte. Las lesiones provocadas por periimplantitis están poco encapsuladas y se extienden hacia el tejido óseo marginal. Si avanzan, pueden llegar a causar la pérdida del implante. La aparición de inflamaciones, sangrado, movilidad del implante, supuración, son signos asociados a la periimplantitis.
LIMPIEZA EN PORTADORES DE IMPLANTES
El éxito de un implante y la prevención de una patología periimplantaria está directamente relacionado con la ausencia de complicaciones en la fase operatoria y de mantenimiento pero, sobre todo, con la higiene bucal diaria llevada a cabo por el paciente, ya que los implantes son más sensibles al acúmulo de biofilm oral. Por eso, es importante procurar que los tejidos periimplantarios estén sanos.
Las complicaciones protésicas más peligrosas son el aflojamiento del tornillo, la rotura del implante a nivel de la última rosca del tornillo interior, la fractura de la porcelana y la disolución del cemento. En aquellos casos en los que no se produzcan complicaciones terapéuticas, la revisión periódica del estado del implante por parte del especialista será un requisito necesario para asegurar la buena adaptación de la pieza en la cavidad bucal del paciente. Durante el primer año, es aconsejable realizar una visita al odontólogo cada tres o cuatro meses, aunque esta frecuencia variará dependiendo de la situación de cada caso. En estas revisiones será habitual que el odontólogo, después de valorar la condición de los implantes, realice una higiene especializada con copas de goma o un spray de bicarbonato para dejar la superficie de los implantes lo más lisa posible. A partir del segundo año, es aconsejable seguir realizando visitas periódicas.
En cuanto a los cuidados específicos que debe llevar a cabo el paciente, el objetivo es realizar una higiene bucal aún más exigente y rigurosa que alguien que no se haya sometido a este tipo de operación.

  • Es importante utilizar cepillos específicos de última generación. Éstos ayudan a prevenir la mucositis periimplantaria y la periimplantitis, porque están diseñados especialmente para desorganizar mecánicamente el biofilm oral de alrededor de los implantes con una máxima precisión y permiten penetrar en el cuello del implante-corona.
  • Conviene complementar el cepillado dental con irrigadores bucales y colutorios, que ayudan a arrastrar los restos alimenticios acumulados debajo de los implantes.
  • También es necesario utilizar, sedas, cintas o cepillos interproximales para eliminar el biofilm oral de los espacios interproximales. Además, para una mayor seguridad, se ha de intentar realizar una limpieza profesional dos veces al año.

Por último, la prevención y el tratamiento de las patologías periimplantarias se deben centrar en la aplicación de medidas antiinfecciosas con tratamientos combinados que incluyan tanto el tratamiento mecánico como el químico. El tratamiento mecánico desestructura el biofilm oral; sin embargo, presenta ciertas limitaciones, sobre todo en pacientes no cumplidores. Por ello, el uso de antisépticos, como la Clorhexidina o el Cloruro de Cetilpiridinio, es imprescindible como coadyuvante químico al tratamiento mecánico en el control del biofilm oral.

Los implantes dentales son una de las especialidades de nuestra clínica Deltadent. Si quieres que estudiemos tu caso o necesitas resolver dudas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Puedes llamar al número de teléfono gratuito 900 82 00 15 o visitarnos en Av. de Ramón y Cajal, 5, 28016 Madrid

FUENTE: http://www.dentaid.es/es/implantes
 
pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzadas en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional. Nuestro equipo de dentistas en Concha Espina Chamartín, altamente cualificado, junto a las más avanzadas tecnologías, consigue ofrecer siempre los mejores resultados posibles, tanto a nivel estético como de salud bucodental.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR
Iniciar conversación
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?