Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







Masticar bien es importante, ya que la digestión de los alimentos se inicia en la cavidad oral. La correcta trituración de los alimentos no solo favorece la absorción de nutrientes en el tracto intestinal, sino que cuanto más masticamos, más lento comemos y, en consecuencia, más saciados nos sentimos. O dicho de otra manera, prolongar la masticación hace que tengamos menos apetito durante el resto del día, lo que evita posteriores ingestas de alimentos tan banales como innecesarias. Tal es así que un estudio publicado en 2012 concluyó que el secreto para no engordar reside en masticar la comida durante 30 segundos antes de tragarla. Pero parece que los beneficios de ejercitar nuestros músculos maseteros no acaban aquí. Y es que como sugiere un estudio dirigido por investigadores de la Universidad de Manchester (Reino Unido), una correcta masticación también nos puede proteger frente al desarrollo de infecciones en la cavidad oral.
Concretamente, el estudio, publicado en la revista «Inmunity», describe cómo el proceso de masticación estimula la producción de linfocitos T colaboradores Th17, células del sistema inmune que juegan un papel fundamental en la lucha frente a las infecciones fúngicas y bacterianas que se presentan en la cavidad bucodental.
Como explica Joanne Konkel, directora de la investigación, «el sistema inmunitario lleva a cabo un notable ejercicio de equilibrio en las zonas de barrera como la piel, la boca y el intestino, en las que combate los patógenos dañinos a la vez que ‘tolera’ la presencia de las bacterias ‘amistosas’. Y en este sentido, nuestro trabajo muestra que, contrariamente a como sucede en otras zonas de barrera, la boca tiene una forma especial de estimular los linfocitos Th17: no a través de las bacterias, sino de la masticación. En consecuencia, la masticación puede inducir una respuesta inmune protectora en nuestras encías».

Masticación ‘inmunitaria’

Numerosos estudios han demostrado que la capacidad, mayor o menor, del sistema inmune para combatir las infecciones se encuentra condicionada por la dieta. Sin embargo, y según muestra el nuevo estudio, parece que no se trata solo del tipo de alimentos que comemos, sino también de la paciencia que tenemos para ‘procesarlos’ antes de deglutirlos.
Para lleva a cabo el estudio, los autores utilizaron un modelo animal al que suministraron alimentos cada vez más duros, forzándoles así a un incremento progresivo de su necesidad de masticación. Y lo que vieron es que cuanto más duros eran estos alimentos, mayor era la estimulación de linfocitos Th17, constatando que la masticación es el factor crítico para la producción de estas células inmunitarias.
Y este tipo de linfocitos, ¿es exclusivo de la cavidad oral? Pues no, se encuentran en la piel y el intestino, en los que su producción requiere la presencia de bacterias ‘amistosas’. No así en la boca, en la que la masticación induce factores que estimulan el desarrollo de estos linfocitos Th17 por el tejido de las encías –o ‘tejido gingival’.
Es más; dada la relación de las infecciones y procesos inflamatorios en la boca y la aparición de múltiples enfermedades, no debe descartarse que los beneficios de la activación de los linfocitos Th17 puedan extenderse a otras zonas del cuerpo.
Como refiere la directora de la investigación, «la inflamación en la boca se asocia al desarrollo de enfermedades por todo el organismo, por lo que un mejor conocimiento de los factores específicos que regulan la inmunidad a nivel de la barrera oral podría, cuando menos en teoría, conllevar al diseño de nuevas vías para tratar múltiples enfermedades inflamatorias».

Persistir con moderación

Entonces, y con objeto de proteger nuestras encías frente a hongos y bacterias, ¿es aconsejable que mastiquemos la comida no ya durante 30 segundos, sino incluso mucho más tiempo? Pues no. Los excesos son perjudiciales y la masticación no es la excepción que confirma esta regla. Y no tanto porque un masticado desmesuradamente exagerado pueda dañar nuestros músculos maseteros y, a la larga, acabar erosionando nuestros molares, sino porque la sobreestimulación de linfocitos Th17 tiene un efecto negativo: cuando se encuentran en un número excesivo, estos linfocitos pueden contribuir a la aparición y desarrollo de la periodontitis –esto es, la consabida ‘enfermedad de las encías’, comúnmente conocida como piorrea.
Como concluye Joanne Konkel, «en nuestro trabajo también hemos sido capaces de demostrar que el aumento del daño causado por la masticación también podría exacerbar la pérdida ósea en la periodontitis».
Fuente: ABC.es

El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas



Salud oral del bebe
Salud oral del bebe

No olvides que la aparición de la caries dental puede tener un origen genético pero también se transmite a través de la saliva, por ello no debes utilizar la cuchara del bebe para probar su comida o chupar el biberón y el chupete.
Retrasar todo lo posible esta infección primaria en tu bebé es muy importante ya que reduce el riesgo que desarrolle caries en el futuro.
Para evitar este contagio además, es importante que los padres se sometan a los tratamientos dentales y periodontales necesarios. Una profilaxis profesional, cepillarse los dientes después de cada comida, utilizar seda dental, mascar chicle sin azúcar y con xilitol y el uso de antisépticos y flúor bajo prescripción te ayudarán a prevenir la caries y la enfermedad periodontal.
Recuerda que aunque los dientes de tu hijo no sean definitivos son igual de importantes.  Debes limpiarlos con una gasa o cepillo pediátrico ultra suave y no acostar a tu bebé con el biberón.  Evitarás asi que desarrolle caries.



 

En la noche se produce mas caries
Mas caries dentales en la noche.

En efecto esto sucede así,  por la noche estamos descansando y por lo tanto la producción de saliva que tenemos en nuestra boca es infinitamente inferior a la que tenemos durante el día.
La saliva tiene una batería de componentes antibacterianos antivíricos, antifungicos inclusive, que son capaces de mitigar los efectos bacterianos sobre nuestros dientes.
Por lo tanto por la noche es tan importante siempre los dentista decimos a nuestros pacientes que lo vayan aprendiendo desde pequeños el cepillado de dientes antes de irse a la cama es el mas importante del dia por que por la noche no hay saliva que proteja nuestra boca.
Por tanto tenemos que hacer que el niño o la persona mayor vaya a la cama con la boca lo mas limpia posible.
Llame gratis al  900 82 00 15 y pida una cita en nuestra clínica dental, especialistas en Ortodoncia e implantes dentales en Madrid , realizamos un estudio clinico gratuito. 1ª cita gratis.



Infecciones dentales.

Basta que haya una pequeña rajadura o abertura en el esmalte dentario para que una de las múltiples bacterias que existen en la boca ingresen por esa pequeña fractura del diente, y llegan a la pulpa o cámara pulpar y se contamine y enferme.
Lo mismo sucede con los pacientes que han sufrido un golpe, basta que el diente que estaba en su posición de origen haya sufrido una pequeña fractura en el esmalte o de repente haya sido removido de su sitio por el golpe que haya recibido el paciente ya está generando una abertura para que las multiples bacterias de la boca ingresen y ya no salen nunca mas.
El organismo en defensa del ingreso de las bacterias va a comenzar a enviar vasos sanguíneos con ellos sangre y con la sangre nuestros defensores que son los globulos blancos para combatir a dichas bacterias y entre esa lucha se forma la pus.
Llame gratis al 900 82 00 15 y pida una cita en nuestra clínica dental en Madrid, DeltaDent
 



Conexion Salud oral y Salud general.

 

Las personas que sufren de diabetes son mas propensas a desarrollar la enfermedad  de las encías que las personas sanas. Los investigadores creen que esto se debe a  que la diabetes reduce la resistencia del cuerpo a las infecciones.
Los problemas de salud oral pueden afectar la capacidad de una persona de controlar su nivel de azúcar en la sangre.
Las personas que sufren de diabetes son mas propensas a desarrollar la enfermedad  de las encías que las personas sanas. Los investigadores creen que esto se debe a  que la diabetes reduce la resistencia del cuerpo a las infecciones.
Los problemas de salud oral pueden afectar la capacidad de una persona de controlar su nivel de azúcar en la sangre.
Si bien la reducción de alcohol y tabaco puede reducir la enfermedad las visitas regulares al dentista pueden llevar a una detección temprana.
Los dentistas hacen pruebas de detección temprana de cáncer en la boca y de otras enfermedades como parte de los exámenes dentales de rutina.
La detección temprana puede salvar su vida
Con los actuales avances resultan mucho mas cómodos los tratamientos dentales, solicita cuanto antes tu consulta de diagnóstico, sin coste alguno llamando al 91 457 25 47 y… ¡No dejes de Sonreír! Clínica dental DeltaDent.  En Madrid.


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.