Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







Tabaco y salud bucal

Al fumar, generalmente el humo es inhalado a los pulmones donde se absorbe gran parte de la nicotina. Y también se absorbe, en menor medida, a través de la mucosa bucal, plexos sublinguales ( 4 a 40 % ) y de la piel, siendo en este caso la absorción variable y dependiente de varios factores, como son la temperatura y el pH cutáneos, el grado de humedad y de higiene personal, etc.
Tipos de fumador

  • La mayoría de los fumadores aspiran el humo del cigarrillo desde la boca y por vías respiratorias, hacia los alvéolos pulmonares, donde la nicotina pasa a la sangre y es llevada a todo el organismo.
  • Algunos fumadores no inhalan el humo del tabaco y lo retienen en la boca para apreciar su sabor y para sentirse más seguros de evitar posibles lesiones pulmonares. Pero el humo guardado alrededor de la lengua produce su daño localizado, con la aparición de leucoplasias premalignas.
  • Los fumadores de pipa, si bien aspiran menos humo por las características y el trabajo que requiere mantenerla encendida, sufren el traumatismo del peso de la pipa sobre el labio inferior, lo cual añadido al contacto del humo del tabaco sobre esa zona, predisponen a las lesiones y al cáncer de labio.
  • Se agregan los que fuman al revés o «fumadores invertidos», es decir con la brasa del cigarrillo  hacia dentro de la boca, lo cual aumenta las lesiones por la alta temperatura, produciendo queratosis del paladar, con mayores posibilidades de transformación maligna.
Problemas causados en la boca por el tabaquismo:
  • Manchas en los dientes
  • Caries
  • Disminución de las sensaciones del gusto y del olfato
  • Halitosis (mal aliento)
  • Enfermedad Periodontal
  • Palatinitis nicotínica
  • Leucoplasia
  • Cáncer de la cavidad oral
  • Cáncer de labio
  • Manchas en los dientes

tabaco-salud-bucal
tabaco-salud-bucal

Manchas por tabaco -Behar & Terry
Las piezas dentales son marcadas, pues los productos del alquitrán, que hay en el humo, se disuelven en la saliva y penetran dentro del diente, atravesando el esmalte, llegando incluso hasta la dentina, donde se difunde la mancha.
Caries
El tabaquismo aumenta el riesgo de caries en el adulto pues al favorecer alteraciones en el tejido de soporte del diente ocasiona migración gingival y con ello la exposición de los cuellos dentarios, incrementándose el riesgo de formación de caries radiculares.
Halitosis (mal aliento)
El fumar es una adicción que interviene en el mal aliento y algunos creen que fumando pueden esconder su halitosis, haciendo mucho más notable su problema. Es frecuente en fumadores por las modificaciones en la cantidad y calidad de la saliva sobre la flora microbiana bucal. Y se acentúa con la enfermedad periodontal.
Enfermedad Periodontal
La enfermedad periodontal es una enfermedad crónica y progresiva que ocasiona la pérdida de los dientes. Se caracteriza por una inflamación de la encía que destruye el soporte circundante de los dientes hasta caerse. Actualmente se ha comprobado que el tabaquismo es un factor independiente y directo que acelera la pérdida ósea alrededor de los dientes.
Palatinitis nicotínica
Es una estomatitis nicotínica o paladar de fumador. La lesión es una mancha blanca en el paladar blando y parte posterior de paladar duro, con pequeños puntos rojos que corresponden a la salida de los ductos de las glándulas menores palatinas. Principalmente se observa en fumadores de pipa por los alquitranes y el calor del humo.
Leucoplasias
La leucoplasia oral es una lesión predominantemente blanca de la mucosa oral que no puede ser caracterizada como otra lesión definible y que se puede transformar en cáncer (OMS 1994).
Cáncer de la cavidad oral
Los sitios con mayor incidencia de cáncer oral son: lengua, piso de boca, labio y glándulas salivales, siendo el piso de la boca es uno de los sitios más afectados por el hábito tabáquico. El riesgo de padecer un cáncer de cavidad oral en un fumador es 6 veces superior al de un no fumador.
Evitar ciertos hábitos y dedicar una especial atención a algunos factores ayudan a prevenir el cáncer oral. Esta es la lista de factores irritativos que es necesario vigilar.

  • Consumo de tabaco y alcohol.
  • Falta de higiene.
  • Prótesis o piezas dentales que rozan o presionan excesivamente la mucosa.
  • Fuentes de calor localizadas y constantes como la comida muy caliente, fumar en pipa, tener un cigarrillo en los labios durante mucho tiempo, etc.
  • Mantener una dieta pobre en pescado o en vitaminas A, C y E.
  • Exponerse excesivamente a las radiaciones solares.

Síntomas de alerta que para detectar es conveniente, además de realizar visitas periódicas al dentista, un autoexamen mensual:

  • Hemorragias abundantes en la boca.
  • Una dureza o tumoración en la zona de la boca o en el cuello, aunque sea de pequeño tamaño.
  • Aparición de manchas blancas o rojas.
  • Una llaga o úlcera en la boca durante más de 15 días.
  • Retraso en la cicatrización después de una extracción.
  • Molestias al tragar, masticar o hablar.
  • Dolores o sequedad excesiva en la boca sin una explicación aparente

Prevención
Las enfermedades y trastornos orales de por sí afectan la salud y el bienestar de las personas durante toda la vida. La carga que representan las enfermedades orales es grande, y puede ser especialmente pesada para los grupos de población más vulnerables. Esta carga incluye principalmente los cánceres orales que ocurren en edades más avanzadas. Muchos de estas afecciones y sus tratamientos pueden minar la autoimagen y la autoestima, dificultar la interacción social normal, y conducir a la depresión y estrés crónicos, así como causar grandes costos económicos. Estas afecciones y tratamientos también pueden interferir con funciones vitales tales como respirar, comer, tragar y hablar, y con actividades de la vida diaria tales como el trabajo, la escuela y la interacción familiar.
 
Los hábitos de vida que afectan la salud general, tales como el uso del tabaco, el consumo excesivo de alcohol, y la mala alimentación afectan también la salud oral . Estos hábitos individuales están relacionados con el aumento de riesgo respecto a cánceres orales y faríngeos y enfermedades periodontales entre otros problemas de salud oral. Existen oportunidades de mejorar el conocimiento y las prácticas del público sobre la prevención de las enfermedades y la promoción de la salud oral, mediante programas dentro de la comunidad y en los centros de servicios de salud. Todos los prestadores de atención sanitaria pueden jugar un importante papel en la promoción de estilos de vida saludables, mediante la incorporación de programas contra el uso del tabaco, asesoramiento sobre dieta, y otros esfuerzos de promoción de la salud unidos a la práctica profesional.
 

En Deltadent nos preocupa tu salud bucodental. Ven a visitarnos y te realizaremos una revisión completa de manera gratuita. Queremos que luzcas tu mejor sonrisa.

 
FUENTE:
http://odontologiasalud.blogspot.com.es/2009/04/tabaquismo-y-odontologia.html
 
pie-de-entradas



La prevención es muy importante a la hora de mantener una salud buco-dental adecuada, y para ello la autoexploración debe convertirse en una rutina.

como revisar nuestra boca

Por lo que debemos dedicar cada día unos minutos de nuestro tiempo para examinar detenidamente nuestra boca.
Hay que comenzar por observar la mucosa oral de las mejillas, el paladar y el suelo de la boca, para detectar la posible aparición de manchas blancas o rojas que pueden ser desde simples restos de alimentos, o pequeñas inflamaciones sin importancia a cualquier infección por hongos, lesiones ulcerosas o epiteliales, como la leucoplasia o la eritroplasia.
Al explorar los dientes, debemos fijarnos cuidadosamente en si existen piezas dentales desgatadas, coloración anormal o decoloración en la superficie, son detalles que nos alertan sobre la aparición de caries o pérdida del esmalte, que son claros síntomas de que algo está pasando en nuestra boca.
Como regla general, ante la aparición de cualquier elemento nuevo en la boca y cuya presencia supere las dos semanas, es necesario y muy importante acudir al odontólogo, para que realice una exploración y un diagnóstico profesional.
Por lo que queda demostrado que la autoexploración debe convertirse en un complemento de la higiene buco-dental diaria, un complemento que puede sernos de gran ayuda en la prevención de afecciones y enfermedades orales.
Con los actuales avances resultan mucho mas cómodos los tratamientos dentales, solicita cuanto antes tu consulta de diagnóstico, sin coste alguno llamando al 91 457 25 47 y… ¡No dejes de Sonreír! Clínica dental DeltaDent.  En Madrid.




Los siguientes signos pueden indicar una llaga o una lesión bucal:
Las aftas son pequeñas protuberancias blancas o llagas rodeadas por una zona enrojecida.
Si bien las aftas no son contagiosas, se las suele confundir con el herpes labial, causado por el virus del herpes.
Quizá sea útil recordar que las aftas aparecen dentro de la boca, mientras que el herpes labial usualmente lo hace fuera de ella.
Las aftas pueden repetirse y ser menores (pequeñas), mayores (grandes) o herpetiformes (múltiples, en grupos o en racimos). Las aftas son afecciones comunes y suelen reaparecer.
Si bien no se conoce la causa exacta de las mismas, algunos expertos creen que pueden verse involucrados problemas del sistema inmunológico, bacterias o virus.
Factores como el estrés, los traumas, las alergias, el tabaquismo, la deficiencia de hierro u otras vitaminas y la herencia también contribuyen a que una persona sea más propensa a padecer aftas.

El herpes labial, también llamado ampollas de fiebre o herpes simplex, es un grupo de ampollas que aparece alrededor de los labios y a veces debajo de la nariz o en el mentón.
El herpes labial, por lo general, es causado por un tipo de virus herpes y es muy contagioso.
La primera infección suele ocurrir en niños, a veces sin síntomas, y puede confundirse con un resfrío o una gripe. Una vez que la persona se ha infectado, el virus permanece en el cuerpo, provocando ataques recurrentes ocasionalmente.
En algunas personas, sin embargo, el virus permanece inactivo.

La leucoplasia tiene el aspecto de una placa blanquecina y espesa en el interior de la mejilla, las encías o la lengua.
Se la suele relacionar con el hábito de fumar y mascar tabaco, si bien otras causas pueden ser las prótesis dentales mal ajustadas, los dientes rotos y el morderse la propia mejilla.
Puesto que un 5% de los casos de leucoplasia se convierte en cáncer, el odontólogo realizará una biopsia. La leucoplasia suele curarse al dejar el tabaco.
Resultado de imagen de lesion bucal
LESION POR PROTESIS MAL ADAPTADA.
Resultado de imagen de candidiasis
La candidiasis es una infección micótica causada por el candida albicans (un hongo).
Se la reconoce por las placas de color amarillento cremoso o rojizo que aparecen en las superficies húmedas de la boca. Los tejidos que se encuentran debajo de la placa pueden doler.
La infección micótica bucal ocurre con mayor frecuencia en aquellos que utilizan prótesis dentales, los recién nacidos, las personas debilitadas por una enfermedad y las personas cuyo sistema inmunológico no funciona correctamente.
Aquellos que padecen boca seca, que están tomando o que acaban de finalizar un tratamiento con antibióticos también son susceptibles a ella.
 
Puede solicita cita al, 914572547/ 913440380/  900820015 (línea gratuita).
Primera visita gratuita. Incluye: valoración clínica, radiográfica, diagnostico, planificación de tratamiento, entrega de presupuesto (sin compromiso).
pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.