limpieza dental profesional archivos | Clínica dental Madrid Deltadent Chamartin

Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







La importancia de una limpieza dental anual

La rutina diaria y todas nuestras obligaciones pueden provocar que demoremos visitas tan importantes como la de una limpieza dental anual. Una cita con el odontólogo, rápida e indolora, es imprescindible para la salud de nuestra boca, así como para mejorar la estética dental y lucir una bonita sonrisa.

Una limpieza dental (también conocida como profilaxis dental) es el procedimiento mediante el que se elimina el sarro y manchas que están en los dientes o debajo de las encías. Suele durar entre 30 y 40 minutos y cumple una importante función en la salud bucodental como en la prevención de algunas enfermedades dentales y de las encías.

En este enlace puedes ver en que consiste y como se desarrolla la limpieza dental en clínica: ¿Cómo se hace una limpieza dental profesional?
limpieza-dental
limpieza-dental

Después de la limpieza sentirás tu boca en excelente estado. Además los resultados se aprecian  nada más terminar el procedimiento.

Gracias a la limpieza dental profesional se refuerza y protege el esmalte de las piezas dentales, se elimina la placa que se forma en la unión de los dientes con las encías, las manchas provocadas por el tabaco, café o vino, así como el sarro que se encuentra debajo de las encías o en los dientes. Este último es un depósito duro que se acumula en los dientes cuando la placa bacteriana, compuesta de restos de comida y bacterias, no se elimina a tiempo y se mineraliza convirtiéndose en sarro. Esta sustancia se adhiere al esmalte de los dientes de una forma tan fuerte que sólo puede ser eliminada con una limpieza dental profesional. El sarro favorece la multiplicación de bacterias que ataca a dientes y encías y si no se elimina puede provocar gingivitis (inflamación de las encías), halitosis (mal aliento) o periodontitis, que afecta a los tejidos que sostienen los dientes y, que si no se trata eficazmente, puede desembocar en la pérdida de los mismos.

Limpieza dental, Siempre en manos de expertos

Acudir a un dentista es fundamental, ya que si la limpieza no la realiza un experto de forma profesional puede acarrear serios problemas de salud bucodental.

Este proceso es indoloro aunque algunos pacientes pueden notar ciertas molestias o sensibilidad en los días posteriores.

Cuida tu boca y protegerás tu corazón

En los últimos años diversos estudios han analizado la relación existente entre las infecciones bucales y las enfermedades cardiovasculares, ya que la boca puede ser portadora de bacterias que pueden pasar a la sangre y afectar a otros órganos, como el corazón.

Por tanto, no basta con una buena higiene bucal diaria sino que es necesario una visita anual al dentista con el fin de eliminar las bacterias. A aquellos pacientes con enfermedades cardiovasculares se les recomienda acudir al odontólogo o higienista cada seis meses para controlar la inflamación de las encías y las caries.

Deltadent te ayuda

Aprovecha nuestra cita de la limpieza dental para pedirnos consejo sobre la mejor forma de cuidar tus dientes. Te orientaremos sobre qué cepillo, pasta y colutorio elegir, así como de la correcta higiene diaria que debes mantener para tener una boca sana.

FUENTE:

https://deltadent.es/2016/04/19/la-limpieza-dental-todo-lo-que-debes-saber/

http://www.saluddental.org/la-importancia-de-una-limpieza-dental-anual/

 
pie-de-entradas



LA COMPOSICIÓN DE LOS DIENTES
Un diente puede dividirse en una sección visible y una sección no visible que se encuentra en el hueso debajo de la mucosa bucal. Cuando el diente está sano, la parte visible se compone de la llamada corona. La parte más larga del diente se halla oculta y está formada por el cuello (situado bajo la encía) y la raíz, que se une al maxilar a través del denominado periodonto. Existen dientes unirradiculares, como por ejemplo los incisivos, y multirradiculares, como las muelas; las muelas del maxilar superior tienen por lo general tres raíces, mientras que las del maxilar inferior poseen dos.
La composición de los dientes es tejido duro constituido por calcio, dentro de estos hay una zona vacía que llamada cámara pulpar y dentro de esta se encuentra el tejido nervioso y de irrigación del diente, el tejido que le da vida, nutrición y sensibilidad.
Estos tejidos de inervación e irrigación entran en nuestro diente por la punta de la raíz del mismo, a veces hay una sola vía que contiene todo este tejido y a veces hay varias vías que se unen en un punto, que es el que llamamos cámara pulpar.
Los dientes, componentes del aparato masticador, se encuentran anclados al maxilar superior y al maxilar inferior a través del periodonto. Los dientes sirven para la masticación de alimentos y, al triturarlos, cumplen una importante función previa a la digestión. Esta descripción simplificada muestra los diferentes componentes estructurales de los dientes.

composicion-de-los-dientes
composicion-de-los-dientes

LA DENTADURA
La dentadura humana se compone de diversos tipos de dientes. A la hora de poner en práctica medidas terapéuticas es necesario tener en cuenta sus particularidades anatómicas correspondientes, sobre todo en lo que respecta a la longitud radicular y el número de raíces:

  • Incisivos: en forma de cincel, con una sola raíz
  • Caninos: con corona triangular y raíz larga
  • Premolares: situados delante de los molares, con corona de dos cúspides y una raíz
  • Molares: muelas de gran tamaño, con corona de cuatro o cinco cúspides; los molares del maxilar superior tienen tres raíces, los del maxilar inferior poseen dos

La dentadura de los niños (dentadura de leche) se compone de 20 piezas, mientras que la de los adultos está formada por 32 dientes definitivos (incluyendo las muelas del juicio).
La dentadura de los adultos está constituida por los siguientes tipos de dientes:

  • 8 incisivos
  • 4 caninos
  • 8 premolares
  • 12 molares

dientes-permanentes
dientes-permanentes

COMPOSICIÓN INTERNA DE LOS DIENTES
Hay dientes que pueden tener varias vías en la misma raíz y que terminan en dos agujeritos al final de esta raíz y hay dientes que tienen varias raíces y al final de cada una también presentan este agujero por donde entrarán los nervios y demás tejidos.
Cuando hay varias vías decimos que el diente es multiradicular y cuando hay una sola, decimos que el diente es uniradicular.
Por lo general son los dientes de la parte anterior de nuestra boca, los que tienen una sola vía, es decir, incisivos y caninos.
A partir de los premolares, la anatomía es más compleja y pueden tener más de una vía llegando, en caso poco comunes, hasta a tener 6 vías en 3 o 4 raíces.
Estos tejidos que entran en la composición de los diente, son fundamentales para su formación y su desarrollo. Aportan la humedad y la nutrición necesarias para este proceso.
Pero cuando estos tejidos deben ser extraídos (endodoncia) porque han sido afectados por una infección o algún otro proceso inflamatorio, no representará, en ningún caso, un problema para el diente ya formado.
Esmalte dental
El esmalte dental es una capa mineral de gran pureza, que recubre externamente la corona del diente. El esmalte es muy duro y su función es proteger el diente frente a las influencias perjudiciales del exterior, sobre todo del desgaste. Se compone en un 95% de su peso de minerales (fundamentalmente fosfato y calcio), en un uno por ciento de sustancias orgánicas (proteínas) y en un cuatro por ciento de agua.
En el esmalte dental es donde actúa el fluoruro a la hora de prevenir las caries (profilaxis de la caries). El fluoruro forma cristales de mayor tamaño, con lo que se reduce el volumen de los poros, mejora el proceso periódico de formación de la capa mineral (remineralización) e influye positivamente sobre el metabolismo de la placa dental.
Dentina
Debajo del esmalte se encuentra la dentina. Esta no solo rodea la corona, sino también la zona de la raíz, concretamente la pulpa dentaria. La dentina adyacente al esmalte (dentina del manto) se diferencia estructuralmente de la dentina cercana a la pulpa (dentina circumpulpar). Los denominados túbulos dentinarios, que contienen parcialmente prolongaciones de neuronas, poseen una densidad variable; la densidad tubular es superior en la proximidad de la pulpa. Los túbulos laterales de la dentina del manto contienen una mayor cantidad de un líquido transparente.
A diferencia del esmalte, formado por mineral de gran pureza, en la dentina pueden llevarse a cabo procesos de adaptación en modo de dentina terciaria, calcificaciones de conductos y desplazamiento de líquido (en un grado limitado). Esta propiedad está vinculada a la alta proporción de componentes orgánicos de la dentina, formada en un 20% de su peso por sustancias orgánicas, en un 70% por minerales y en un 10% por agua. Esta composición también hace que la dentina sea más blanda que el esmalte.
Cemento
Desde el área de transición entre la corona y la raíz del diente, un tejido conectivo mineralizado, denominado cemento dental, recubre la superficie de la raíz. El cemento no contiene nervios ni vasos sanguíneos, y anatómicamente no forma parte del diente, sino del periodonto. El periodonto está compuesto por los huesos que rodean los dientes, el tejido conectivo y la mucosa.
Pulpa
La pulpa dentaria, que forma la estructura interna del diente, posee células, vasos sanguíneos y fibras nerviosas. Se diferencia entre pulpa coronaria y pulpa radicular tan solo en base a su localización, ya que ambas forman una misma unidad orgánica. Los dientes sanos, que contienen una pulpa intacta, reciben el nombre de dientes vitales, lo que quiere decir que reaccionan ante los estímulos externos como por ejemplo el frío. En los dientes enfermos puede extenderse una inflamación a través de este sistema hasta los huesos del extremo de la raíz (pulpitis).
En Deltadent queremos enseñarte todo sobre salud bucodental. Conociendo la composición y estructura, a grandes rasgos, de las piezas dentales, se puede entender mucho mejor la importancia de mantener unos buenos hábitos de higiene así como de realizarse revisiones periódicas que nos garanticen una sonrisa sana.
Y ahora que sabe un poco más sobre tus dientes, en nuestro próximo post del jueves 1 de septiembre te daremos algunos consejo para cuidar tus dientes por dentro y por fuera, no te lo pierdas.

Visítanos en Avda. Ramón y Cajal, Nº 5, local izquierdo. 28016 Madrid. ( https://goo.gl/maps/U7Pdvved72K2 )Te haremos una revisión completamente gratuita para que comiences septiembre con tu mejor sonrisa 😀

FUENTES:
https://www.propdental.es/blog/odontologia/composicion-de-los-dientes/
http://www.onmeda.es/higiene_bucodental/anatomia_dientes.html
 
 
pie-de-entradas



¿CUÁNTO CUIDAS TUS DIENTES? Tips para una sonrisa de 10
Cada vez nos preocupamos más por nuestra imagen, tenemos más conciencia de nuestro cuerpo: cuidamos nuestra alimentación, lo que comemos, cómo y cuánto nos movemos, nos preocupa la composición de nuestros productos cosméticos… Pero más gente de la que pensamos no sigue la pautas adecuadas para tener una higiene bucodental correcta. ¿Crees que haces todo lo que puedes por tu boca y dientes? La higiene dental y la eliminación de la placa bacteriana previene caries dental y los problemas de las enfermedades periodontales.
La mayoría de nuestros abuelos y padres han perdido piezas dentales a lo largo de su vida, pero los hábitos y la información sobre la importancia de cuidarse la boca hoy en día hacen posible llegar a la madurez con una sonrisa sana y blanca.

Tips para una sonrisa de 10:

  1. ¿Cuánto te lavas los dientes? algunos hablan de números, un mínimo de 2 veces al día. Pero lo más aconsejable es cepillarlos cada vez que se coma algo. No es una cuestión de obsesionarse, sino de sentido común. Lo ideal es cepillar los dientes tres veces al día. En la práctica, dos minutos de cepillado diario puede obtener un saneamiento adecuado, si las encías están sanas. En caso de enfermedad de las encías, los tres cepillados diarios son necesarios. No comer ni beber (excepto agua) después del cepillado de la noche.
  2. El cepillo debe ser utilizado con cerdas intermedias, con una cabeza de tamaño pequeño para poder acceder a todos los rincones. Las cerdas demasiado duras puede llevar el esmalte de manera significativa a largo plazo. Es mejor un cepillo suave que no dañe el esmalte y las encías.
  3. El cepillo manual proporciona excelentes resultados cuando se utilizan adecuadamente. Algunos cepillos eléctricos pueden alcanzar los mismos resultados con facilidad.
  4. ¿Cómo te cepillas? cuidado, puedes rayar el esmalte si frotas fuerte de un lado a otro de manera horizontal. Lo correcto es hacerlo de forma suave en círculos sin levantar las encías ni golpearlas por la cara anterior y posterior del diente. Siempre lavarse los dientes con un movimiento de la encía al diente. No olvides cepillar todas las superficies de los dientes.
  5. ¿Usas ‘complementos’? la seda dental y el colutorio (siempre sin alcohol) deberían formar ya parte de tu ritual para una limpieza completa. Usa cepillos interdentales o agua a presión si los espacios entre dientes son muy significativos. Una gran parte de los problemas dentales (caries, periodontitis …) se inicia entre los dientes porque las bacterias se estancan. Si las encías están sanas, el paso del cepillo debe hacerse una vez al día, preferiblemente por la noche. En caso de enfermedad de las encías, puede que tenga que hacer 2 o 3 veces al día. Si los espacios interdentales son demasiado estrechos, los cepillos deben reemplazarse con hilo dental.
  6. ¿Te lavas la lengua? ahí se acumulan células muertas, desechos y bacterias que son responsables del mal aliento, a no ser que tengas un problema de estómago o enfermedad crónica. Eliminar esa película blanca que vemos al sacar la lengua es fundamental para gozar de buena salud y de un aliento fresco. Existen herramientas especiales para ello, pero el cepillo de dientes es suficiente. En efecto, la superficie exterior de la lengua está cubierta con bacterias que pueden contribuir en particular al mal aliento.
  7. Los irrigadores de boca son muy recomendables en especial para los pacientes con implantes dentales o con otras prótesis dentales. Pueden ser útiles para eliminar los restos de comida. Sin embargo, su acción individual por separado en la higiene dental no es suficiente para aflojar la placa bacteriana, y no de ninguna manera reemplazar el cepillo dental o cepillos interdentales.
  8. ¿Qué hay de los blanqueadores? usar una buena pasta blanqueante y colutorio con esa función ayudan a que los dientes estén más brillantes, pero tampoco hacen milagros si no partimos de una dentadura medianamente blanca. Los tratamientos en clínica son efectivos en muchos casos, pero asegúrate siempre de tratar con profesionales, no te fíes de las ‘gangas’. La pasta de dientes fluorada debe ser para protegerse de las caries dental. Cada edad corresponde a una dosis de fluoruro.
  9. Los enjuagues bucales antisépticos no debe utilizarse fuera de tratamientos diarios prescritos por el dentista para la higiene dental.
  10. ¿Qué hábitos tienes? fumar, beber alcohol, comer dulces, beber vino tinto o mucho café … son gestos que empeoran el estado de los dientes; los oscurecen, amarillean y estropean. Algunos alimentos azucarados y ácidos (como la soda o limón)perjudican los dientes muy dañados. Consumir con moderación.

¿Vas al dentista? se recomienda ir una vez al año para revisar caries, posibles enfermedades y hacer una limpieza más profunda para quitar la posible placa que se haya formado. No se trata de tener una sonrisa alineada y perfecta, pero sí de cumplir unos básicos que agradecerás a corto y largo plazo.

La vuelta de vacaciones es un momento ideal para realizar tu visita anual. Llámanos al teléfono 91 344 03 80 y coge cita. Te realizaremos una revisión completamente gratuita para que empieces la ‘vuelta al cole’ con los deberes hechos 😀

FUENTES:
http://www.elle.es/belleza/consejos-de-belleza/como-mantener-dientes-para-siempre
https://www.propdental.es/blog/odontologia/higiene-dental/
 
pie-de-entradas



ENFERMEDAD DE LAS ENCÍAS: GINGIVITIS Y MÁS
¿Qué es la enfermedad de las encías? La enfermedad de las encías es una inflamación de las mismas causada por bacterias. Las enfermedades periodontales pueden variar desde una simple inflamación de las encías hasta una enfermedad grave que puede dañar los tejidos blandos y los huesos que sostienen los dientes. En los casos más graves, los dientes se caen.
La boca está llena de bacterias. Estas bacterias, junto con las mucosidades y otras partículas, están constantemente formando una “placa” pegajosa e incolora que se deposita sobre los dientes. El cepillado y el uso de la seda dental ayudan a eliminar esta placa. Cuando la placa no se elimina, se endurece y forma unos depósitos llamados “sarro” o “tártaro”, que el simple cepillado no puede eliminar. Solamente una limpieza profesional hecha por un dentista o profesional higienista dental puede eliminar el sarro.

https://www.youtube.com/watch?v=GIJmZ_PKr2M
Etapas de la enfermedad de las encías:

  • Gingivitis: Esta primera etapa de la enfermedad es una inflamación de las encías provocada por la acumulación de placa en el borde de la misma, la cual, al no ser eliminada por el cepillado y el uso diario del hilo dental, produce toxinas que irritan el tejido gingival, causando gingivitis. Puede observarse sangrado durante el cepillado, al usar el hilo dental o incluso de manera espontánea. En esta primera etapa de la enfermedad, el daño puede revertirse, ya que el hueso y el tejido conectivo que sostiene los dientes en su lugar todavía no han sido afectados.
  • Periodontitis: En esta etapa, el hueso y las fibras que sostienen los dientes en su lugar sufren daños irreversibles. Se forma una bolsa debajo del borde de las encías, donde quedan atrapados los alimentos y la placa. El tratamiento dental adecuado y una atención en el hogar más cuidadosa, generalmente, ayudan a prevenir daños mayores.
  • Periodontitis avanzada: En esta etapa final de la enfermedad, se destruyen las fibras y el hueso que sostiene los dientes, lo que hace que los dientes se desplacen o se aflojen. La mordida puede verse afectada y, si no se realiza un tratamiento adecuado, puede suceder que el odontólogo tenga que extraer los dientes.

encia-saludable
encia-saludable

Encías saludables: son firmes y no sangran, se adaptan perfectamente al borde de los dientes.
gingivitis
gingivitis

Gingivitis: las encías están levemente inflamadas, aparecen enrojecidas y sangran fácilmente.
periodontis
periodontis

Periodontitis: las encías comienzan a separarse y a retraerse. Esto permite que la placa se desplace hacia la raíz, hacia las fibras y el hueso.
periodontitis-avanzada
periodontitis-avanzada

Periodontitis avanzada: Las fibras y el hueso se han destruido. Los dientes presentan movilidad y es posible que deban ser extraídos.
Factores de riesgo:

  • El hábito de fumar. Es uno de los factores de riesgo más significativos relacionados con el desarrollo de la enfermedad de las encías. Además, fumar puede disminuir el efecto de algunos tratamientos.
  • Cambios hormonales en las niñas y mujeres. Estos cambios pueden hacer que las encías se hagan más sensibles.
  • Diabetes. Las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de desarrollar infecciones, entre ellas, la enfermedad de las encías.
  • Otras enfermedades. Enfermedades, como el cáncer o el SIDA y sus respectivos tratamientos, también pueden perjudicar la salud de las encías.
  • Medicamentos. Muchos medicamentos pueden reducir el flujo de la saliva. La saliva sirve para proteger la boca, y si no se tiene suficiente, la boca queda susceptible a infecciones como la enfermedad de las encías.
  • Genética. Algunas personas son más propensas que otras a tener un caso grave de la enfermedad de las encías.

¿Cómo saber si tiene la enfermedad de las encías?
Puede ocurrir a cualquier edad, pero es más común en los adultos. Si se la detecta en sus primeras etapas, puede revertirse.
Si observa alguno de los siguientes síntomas:

  • Las encías están enrojecidas, inflamadas o sensibles
  • Hay sangrado de encías al cepillarse o al utilizar el hilo dental
  • Los dientes parecen ser más largos porque las encías se han retraído y se ven las raíces
  • Se sienten cambios en el modo en que cierran los dientes al morder
  • Puede haber salida de pus entre los dientes y las encías
  • Se percibe constantemente, la presencia de mal aliento o mal sabor en la boca

¿Cómo se trata la enfermedad de las encías?
Las primeras etapas de la enfermedad, por lo general, pueden revertirse con una higiene bucal adecuada. El cepillado correcto y el uso apropiado del hilo dental. Una buena salud bucal ayudará a evitar la formación de placa.
Una limpieza profesional llevada a cabo por el odontólogo o el higienista es el único modo de eliminar la acumulación de placa que se ha endurecido y convertido en sarro.
Si la afección es más grave, quizá lleve a cabo un procedimiento de alisado de las raíces. El alisado radicular ayuda a eliminar las irregularidades de las raíces dentales, dificultando el depósito de la placa.
Mediante revisiones periódicas, la enfermedad de las encías en sus primeras etapas puede tratarse, antes de que se transforme en un problema más serio. Si la enfermedad está en un estado más avanzado, se necesitará de un tratamiento específico adecuado a su caso para devolver la salud a sus boca.

La prevención es el mejor tratamiento. Pide cita en nuestra clínica Deltadent llamando 91 457 25 47 y te realizaremos una revisión completamente gratuita.

Fuente: http://www.colgate.cl/app/Colgate/CL/OC/Information/OralHealthBasics/CommonConcerns/GumDisease/WhatAreTheStagesOfGumDisease.cvsp

pie-de-entradas


La limpieza dental: todo lo que debes saber. Uno de los tratamientos más demandados en Deltadent es la limpieza dental o profilaxis dental. Una limpieza dental es el procedimiento mediante el que se elimina el sarro y manchas que están en los dientes o debajo de las encías. Suele durar entre 30 y 40 minutos y cumple una importante función en la salud bucodental como en la prevención de algunas enfermedades dentales y de las encías.
LA LIMPIEZA DENTAL: TODO LO QUE DEBES SABER
¿Cada cuánto tiempo hay que hacerse una limpieza dental?
Dependiendo de la higiene bucal de cada paciente, lo habitual es hacerse una revisión y limpieza bucal cada 6 meses o cada año.
¿La limpieza dental duele?
Dependiendo de la sensibilidad de las encías se puede notar mayor o menor molestia, pero nunca dolor.
¿Cómo se hace una limpieza dental profesional?
Generalmente, el procedimiento para realizar una limpieza dental profesional es el siguiente:

  • Se identifican ​las zonas más afectadas por placa bacteriana, sarro…
limpieza-dental
limpieza-dental
  • Se quita la placa bacteriana y el sarro: se elimina de la superficie de los dientes y se eliminan las posibles manchas causadas por tabaco, té, vino, refrescos…
limpieza-dental
limpieza-dental
  • Se limpian las encías:la placa y el sarro introducidos bajo la encía suelen ser los responsables de las enfermedades  periodontales. Realizar una limpieza dental es la mejor forma de prevenir enfermedades periodontales ya que, cuando se inflaman, la placa se acumula a niveles más altos. En este paso puede puede producirse sangrado de las encías y resultar molesto según la sensibilidad de cada paciente.
limpieza-dental
limpieza-dental
  • Se pasa un hilo dental: tras limpiar bien las encías, se pasa un hilo dental y un pequeño cepillo especial entre los huecos de cada diente.
limpieza-dental
limpieza-dental
  • Se pulen los dientes: usando una pasta fluorada y blanqueadora para mejorar la apariencia de la sonrisa. Como parte de una limpieza, se pueden aplicar productos para lograr un tono más blanco en los dientes según el paciente. 
  • Se aplica un gel antiinflamatorio: se aplica un gel antiinflamatorio para las encías y se dan algunas instrucciones prácticas de cómo mantener una correcta higiene bucodental: cepillarse los dientes, usar hilo dental y colutorios…

Después de la limpieza sentirás tu boca en excelente estado. Además los resultados se aprecian  nada más terminar el procedimiento.
Tanto si llevas una higiene dental regular como si hace tiempo que no vas al dentista, siempre es un buen momento para una limpieza dental profesional.

SORTEAMOS UNA LIMPIEZA COMPLETAS (VALORADA EN 90€) GRATIS. PARTICIPA CON TU LIKE A TRAVÉS DE NUESTRA PÁGINA DE FACEBOOK

En Deltadent queremos ayudarte a mantener tu boca limpia y sana,  pide cita en nuestra consulta llamando gratis al 900 82 00 15 y te realizaremos una revisión completa.

pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzadas en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional. Nuestro equipo de dentistas en Concha Espina Chamartín, altamente cualificado, junto a las más avanzadas tecnologías, consigue ofrecer siempre los mejores resultados posibles, tanto a nivel estético como de salud bucodental.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2020. Todos los derechos reservados.