ortodoncia infantil archivos | Clínica dental Madrid Deltadent Chamartin

Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







ORTODONCIA
Muchos niños tienen los dientes torcidos o el tamaño de su mandíbula superior no es igual al de la parte inferior por una mala alineación de los dientes, dando lugar a una maloclusión. En estos casos, una revisión con el dentista determinará si es conveniente visitar a un ortodoncista y utilizar aparatos de ortodoncia.
La ortopedia dentofacial y la ortodoncia son una especialidad de la Odontología que se encarga del estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de las anomalías de las estructuras dentomaxilofaciales, para corregir sus posibles alteraciones y mantenerlas dentro de un estado óptimo de salud y armonía.
Alteraciones objeto de ser tratadas por el ortodoncista:

  • Maloclusión: cualquier irregularidad que implique una alteración en la función oclusal.
  • El apiñamiento dentario o el excesivo espacio entre los dientes (diastemas) ya que alteran la correcta masticación.
  • Una diferencia exagerada de la distancia entre los incisivos superiores e inferiores lateralmente (resalte) o en la zona anterior (sobremordida).
  • Los dientes incluidos o rotados.
  • La ausencia de espacio acentuada para su erupción.
  • La falta de algún diente definitivo (agenesia).

Es habitual que el dentista u odontólogo sea quien detecte un problema de malposición dentaria o de los maxilares y remita al paciente al ortodoncista. Anteriormente se pensaba que los tratamientos de ortodoncia eran exclusivamente para los niños; sin embargo, hoy en día se sabe que pueden realizarse a cualquier edad, consiguiendo excelentes resultados no solo en la estética, sino en la función y salud bucal.
TIPOS DE APARATOS
Los aparatos de ortodoncia enderezan los dientes ejerciendo presión constante sobre estos y manteniéndolos en una posición fija durante cierto periodo de tiempo, según el tratamiento.

  • Los aparatos fijos están compuestos de elementos adheridos a los dientes y los removibles pueden ser retirados de la boca por parte del paciente durante la higiene oral y las comidas.
  • En la actualidad, los aparatos de ortodoncia metálicos siguen utilizándose, pero también es posible elegir brackets más estéticos de plástico, cerámica, zafiro o policarbonato, o incluso transparentes, con un color similar al de la dentadura.
  • En los casos de ortodoncia lingual, el bracket queda completamente oculto para cualquier observador porque se coloca en la cara interna de los dientes.
  • Y también podemos escoger la ortodoncia invisible, una secuencia de alineadores transparentes que mueven los dientes hasta colocarlos en su posición ideal.

La importancia de la higiene bucal
Para lograr un buen resultado en los tratamientos de ortodoncia es importante mantener una buena higiene bucal, evitando así también padecer halitosis o inflamación de las encías.
Para seguir una limpieza adecuada, será necesario retirar los elásticos y partes extraíbles del aparato de ortodoncia, cepillar las superficies masticatorias de los dientes y asegurarse de llegar hasta los últimos dientes de atrás, tanto en las superficies internas como externas, de forma suave, cuidando no romper los brackets ni los alambres.
Las zonas alrededor de los aparatos deben limpiarse, así como las encías y los espacios interdentales con hilo, seda dental o bien cepillos interproximales. El uso de un enhebrador dental ayuda a introducir la seda o cinta dental en los espacios interproximales y espacios de difícil acceso gracias a su punta semirrígida, que facilita la entrada. Es necesario realizar también enjuagues bucales para eliminar posibles restos de alimentos.
La irrigación bucal está especialmente indicada en personas que quieren una limpieza en profundidad, como los portadores de ortodoncia. En tan solo 3 segundos, los irrigadores bucales eliminan casi la totalidad del biofilm oral (placa bacteriana) depositado en los dientes, las encías y los lugares de difícil acceso, gracias a la aplicación directa de un chorro pulsátil de agua o colutorio.

¿Sabes si debes empezar un tratamiento de ortodoncia? Coge una cita en nuestra clínica Deltadent en Madrid,  y te haremos una diagnóstico totalmente gratuito. Te explicaremos todo lo que necesites sin compromiso.

FUENTE:
http://blogsaludbucal.es/ortodoncia/
 
pie-de-entradas



LA RESPIRACIÓN BUCAL como causa de la maloclusión. La postura de la lengua, deglución y de la respiración bucal tiene un papel importante en ortodoncia con un impacto sobre la dimensión vertical y sobre las maloclusiones de los pacientes.
¿Cómo afecta la respiración bucal en las maloclusiones de ortodoncia?
La relación entre respiración bucal, la postura alterada de la mandíbula y el desarrollo de la maloclusión no está tan bien definida como podría parecer a primera vista.
Los problemas de la vía respiratoria, tales como la hipertrofia de las adenoides, amígdalas o la obstrucción de la vía aérea causada por las desviaciones del tabique, los cornetes grandes o las alergias, se observan frecuentemente en los pacientes con ángulos altos y pueden afectar la postura de la mandíbula, permitiendo más libertad para la erupción posterior.
Esta hipótesis es sostenida por Linder-Aronson, quien demostró el cierre del ángulo del plano de la mandíbula y la reducción en la altura anterior de la cara después de la remoción de las adenoides y la tonsilectomía. Los estudios recientes han aclarado la situación solamente de forma parcial.
Los datos experimentales actuales para la relación entre la maloclusión y la respiración bucal se derivan de los estudios de la proporción nasal-bucal en los niños normales versus los de cara larga. Los datos del estudio demuestran que tanto los niños normales como los de cara larga probablemente serán respiradores nasales.
Como hemos podido comprobar, este hecho se debe a factores genéticos difícilmente controlables, pero también tiene que ver con hábitos del paciente que sí se pueden controlar.
La respiración bucal puede contribuir al desarrollo de los problemas ortodoncia pero es difícil atribuirlo como un agente etiológico primario. Esto configura un motivo de peso más para que los niños acudan al ortodoncista en edades tempranas en las que la acción de los dentistas puedan controlar según qué hábitos y situaciones que podrían afectar negativamente al niño en el futuro. Siempre se va a velar por la funcionalidad y la estética de la sonrisa de los pacientes, algo que se puede controlar desde la infancia para que dure toda la vida.
Clínicamente, la mayoría de los ortodontistas refieren a los respiradores bucales con un otorrinolaringólogo para una evaluación. Este problema debe ser evaluado cuidadosamente durante el diagnóstico de un paciente con dimensión vertical excesiva.
Este artículo es una demostración que el trabajo de los ortodoncistas va mucho más allá de simplemente curar los dientes y las encías. Las alteraciones del rostro, en este caso en detectar la respiración bucal y evitar las maloclusiones verticales, pueden llegar a afectar muy negativamente las funciones del sistema masticatorio, empeorando de forma visible la estética del sujeto.

tipos-mordida
tipos-mordida

  • La respiración normal o nasal consiste en el paso del aire libremente por la nariz mientras se cierra la cavidad oral, creándose una presión negativa entre la lengua y el paladar duro en el momento de la inspiración. La lengua se eleva y toca el paladar, de manera que ejerce un estímulo positivo para su desarrollo.
  • El hábito de respiración bucal consiste en el paso del aire a través de la boca durante la inspiración y expiración, de manera que la lengua se coloca en el suelo de la boca para permitir este flujo de aire. El paladar se modela y se hace más profundo, y a la vez, como el aire no pasa por los senos maxilares, éstos se vuelven más pequeños y dan al paciente un aspecto característico, presentando una cara larga o facie adenoidea. Normalmente está vinculada a pacientes con interposición lingual y del labio.

La obstrucción funcional o anatómica se da cuando hay un obstáculo que no deja pasar el aire a través de las fosas nasales o nasofaringe. Algunos ejemplos son pacientes con adenoides hipertróficas, amígdalas palatinas, cornetes hipertróficos, asma, desviaciones del tabique nasal, sinusitis, pólipos, etc. La causa más frecuente es la inflamación de las mucosas por infecciones o rinitis alérgica, que produce resistencia a la inhalación del aire, y obliga al paciente a usar la boca para inspirarlo.
Los hábitos bucales más frecuentes que pueden causar respiración bucal son: deglución atípica, interposición lingual, succión del pulgar entre otros.

Efectos bucofaciales y esqueléticas del respirador bucal

  • Aspecto facial característico: rostro alargado y estrecho, ojos caídos, ojeras profundas, boca abierta e incompetencia labial.
  • Piel pálida.
  • Hipertrofia del músculo borla del mentón.
  • Labio superior hipotónico.
  • Labio inferior hipertónico, muy contraído.
  • Labios resecos y agrietados. Fisuras en las comisuras. Necesitan hidratación constante.
  • Mordida abierta anterior con o sin interposición lingual.
  • Mordida cruzada posterior uni o bilateral.
  • Paladar muy profundo y estrecho.
  • La arcada superior tiene forma de triángulo.
  • Hábitos orales secundarios: deglución atípica, succión digital.
  • Mandíbula en una posición más retrógrada.
  • Dientes: incisivos superiores vestibularizados, incisivos inferiores y posterosuperiores lingualizados. Apiñamiento dental.
  • Encías: hipertrofia y sangrado (gingivitis crónica).
  • Hundimiento del esternón y escápulas en forma de alas.

La respiración bucal también puede producir trastornos intelectuales ya que hay una disminución de manera crónica de la presión de oxígeno y una baja oxigenación cerebral. Los pacientes pueden sentir apatía, disminución de la actividad voluntaria, problemas de memoria, disminución de la capacidad para fijar atención voluntaria y cansancio crónico. Por este motivo es muy importante un diagnóstico precoz y así solucionar el problema.

Tratamiento de la respiración bucal

El hábito de respiración bucal puede detectarse fácilmente con la observación del niño, y normalmente los padres terminan consultando con el dentista. Tanto el ortodoncista como el dentista especialista en odontopediatría, realizan una evaluación completa de su hijo con hábito de respiración bucal y le deriva con el otorrinolaringólogo en el caso de que tenga alguna obstrucción nasal.
El primer paso es eliminar el factor causal de la respiración bucal, y posteriormente rehabilitar la musculatura realizando ejercicios funcionales para fortalecer los músculos periorales. De esta manera se promueve el cierre de los labios. Los ejercicios respiratorios también son muy importantes, ya que el paciente está acostumbrado a respirar por la boca y debe aprender a hacerlo por la nariz.
El tratamiento de apoyo que realiza el ortodoncista es la colocación de una placa vestibular o un Trainer, que impide la penetración del aire por la boca, y por tanto el paciente respira obligatoriamente por las fosas nasales.
FUENTE: https://www.propdental.es/blog/ortodoncia/respiracion-bucal/  

Si cree que su hijo pueda tener un hábito de respiración bucal no dude en realizar una consulta en nuestra clínica Deltadent, para poder solucionar el problema de manera temprana.

SI DESEAS AMPLIAR INFORMACIÓN:
http://www.diarioinformacion.com/salud/2012/01/21/respiracion-bucal-causa-deformacion-enfermedad/1214368.html
https://www.ortodoncia.ws/publicaciones/2011/art18.asp
 
pie-de-entradas



Entrenadores pre ortodoncia infantil
Entrenadores pre ortodoncia infantil

Existen los entrenadores pre ortodoncia, que son importantes porque preparan al niño para cuando se le coloquen los aparatos dentales. Estos van corrigiendo los hábitos que han traído como consecuencia la mal oclusión dental. También este tratamiento ayudará a corregir los dientes en desarrollo, disminuirá el tiempo de la ortodoncia futura y también disminuirá la necesidad de futuras extracciones dentales en busca de una buena oclusión dental.

Estos tratamientos pre ortodoncia preparan al niño para recibir su futuro tratamiento. Hay diferentes tipos según la necesidad que corrección del hábito del niño, que puede ser para la corrección de la respiración por la boca, la corrección de los habitos de la lengua que empuja a los dientes frontales, corrección de los que se chupan el dedo, uso como complemento de problemas de habla, también como corrección de la incorrecta posición de la mandíbula, como solución del hábito del bruxismo.

Puede solicita cita al, 914572547/ 913440380/  900820015 (línea gratuita).
Primera visita gratuita. Incluye: valoración clínica, radiográfica, diagnostico, planificación de tratamiento, entrega de presupuesto (sin compromiso).
pie-de-entradas



Como se comienza con la ortodoncia infantil
Ortodoncia infantil, el comienzo…

A los peques se les aplica al comienzo la ortodoncia interoceptiva,  vale decir aquellos aparatos de quitar y poner con el objetivo de corregir problemas de mal posición dental o corrección de desarrollo de maxilares.
Cuando llegan niños de 11 a 14 años se comienza con un estudio previo para dignósticar si es necesaria la ortodoncia, el tipo de aparatos que se les aplicará.
En nuestra clínica dental DeltaDent, ofrecemos en el mes de Enero  y Febrero de 2014, una promoción de ortodoncia a bajo coste ajustado a los tiempos actuales. Son sitemas de ortodoncia o aparatos de primera gama.
La primera promoción son los Brackets estéticos de material de Zafiro que no se manchan y de alta estética si es importante para los niños.
Y la segunda promoción son los brackets metálicos de ultima generación, muy pequeños de los que se ven normalmente.
Al acudir a nuestra clínica la primera visita es gratuita y se le realiza una valoración previa, información el tipo de sistema de ortodoncia que mas se ajuste a su hijo, y por ultimo el objetivo de esta primera cita es conocer al especialista que podrá atender a sus peques.



Todo lo que necesita saber de un Dentista para Niños.

Dentista para niños
Dentista para niños

La salud oral del niño debe ser un trabajo conjunto entre padres e hijos bajo el control de su pediatra y dentista infantil, poniendo especial énfasis en la prevención de los problemas dentales, siendo los padres quienes deben hacerse responsables de la higiene oral hasta los 6 o 7 años de edad.
Es muy importante tener en cuenta los problemas asociados al uso del chupete a la succión del pulgar, la lactancia prolongada y excesiva, el uso de protectores bucales durante las actividades deportivas y las ventajas del suplemento adecuado de flúor.
El rol del pediatra es la de mantener una óptima salud oral debiendo evaluar en forma periódica la cavidad oral, educar a los padres sobre lo importante del lavado de dientes y el derivar en forma oportuna al dentista.
La salud dental infantil es muy importante puesto que las estructuras que conforman la boca tienen funciones diversas y fundamentales. El bebé obtiene sus primeros contactos gratificantes con su entorno a través de la boca, desdentada y especialmente dispuesta para aferrar el pecho materno.
A medida que van saliendo los dientes, primero los temporales o de leche y luego los permanentes, la boca adquiere todavía más relevancia: no sólo sigue manteniendo su función en el proceso alimenticio, sino que a ésta le suma la relativa al habla, y por ello cobra un valor social.
La dentadura cumple una función estética que no debe subestimarse. Una sonrisa blanca y bien alineada puede constituir un factor importante para relacionarse socialmente. Pocas cosas son tan gratas para los padres como las sonrisas de sus hijos, y así como el conjunto de los dientes desiguales resulta simpático en los más pequeños, lo cierto es que el desarrollo de una dentadura desalineada o la pérdida prematura de piezas dentales son motivos de preocupación cuando se trata de niños mayores.
Obviamente, no todo el mundo cuenta con una dentadura impecable, porque ésta depende en buena parte de factores constitucionales. Pero en ella pueden incluso resultar más decisivos otros factores, como elementos ambientales perniciosos.

El objetivo principal: La salud dental infantil

Buena salud dental en los niños
Buena salud dental en los niños

Pero no todo es cuestión de estética. No hace falta recordar lo muy desagradable que puede llegar a ser un dolor de muelas, y basta con tener en cuenta que en la boca se llevan a cabo las primeras fases de la digestión para deducir que es necesaria una dentadura sana para una nutrición adecuada.
Asimismo, los dientes, junto con las demás estructuras de la cavidad bucal, son decisivos para la articulación correcta de los sonidos. Las alteraciones de los dientes y las encías pueden constituir la puerta de entrada de gérmenes capaces de provocar afecciones, en ocasiones serias, en otras partes del organismo.

La caries dental infantil, y nuestros hijos.

Cuando se habla de problemas dentales es preciso referirse a la caries, una de las enfermedades más extendidas en nuestra población y que aparece principalmente durante la infancia. La caries no solo provoca las tan conocidas molestias dolorosas, sino que puede ocasionar complicaciones diversas y conducir a la pérdida prematura de piezas dentales. Conocer los métodos de prevención y tratamiento de la caries resulta, pues, indispensable para garantizar la salud dental infantil, la de nuestros hijos.

La mala posición de los dientes

Otro problema odontológico infantil a destacar es la disposición defectuosa de las piezas dentales infantiles, que comporta tanto una alteración estética como un trastorno funcional. Conviene saber cuáles son los factores que predisponen a la malposición y las técnicas para su tratamiento, englobadas dentro de una rama de la odontología infantil denominada ortodoncia infantil.
Corregir la mala posición de los dientes durante la infancia es importante y no debe menospreciarse. Es el futuro social y de salud de sus hijos, que se lo agradecerán.

Control de los dientes de nuestros hijos: El dentista infantil.

El control y cuidado de los dientes de los niños es tarea principal de los padres bajo el asesoramiento del pediatra de cabecera al principio y luego del odontólogo infantil.
El primer control a realizar es el de erupción dentaria. El manejo ante esta situación genera muchas dudas en los padres.

El bebé muerde fuerte o algo muy frío produciendo alivio.
El bebé muerde fuerte o algo muy frío produciendo alivio.

La aparición del primer diente en el bebé provoca en la familia alegría y también ansiedad, por lo que el pequeño no duerme bien, esta intranquilo y babea mucho.
Lo primero que vemos es que la encía se empieza a agrandar porque el diente quiere erupcionar, esta es la edad en que el bebé se lleva elementos a la boca y quiere morder produciendo una isquemia, es decir la no circulación de la sangre , aliviándole en consecuencia el dolor.
Los dientes de leche se empiezan a formar en la tercera semana de vida intrauterina, de manera que cuando el niño nace, tiene dentro de sus huesos maxilares los brotes de los 20 dientes que componen su fórmula dentaria temporal o de “leche” y las células diferenciadas que darán origen a los 32 dientes de los dientes definitivos.
Se ha visto incluso dientes al momento de nacer ¿Puede ser?
Aunque no es muy frecuente, suele suceder que un niño nazca con 1 ó 2 dientes. Son los llamados dientes natales. Cuando aparecen en boca en las primeras semanas de vida se los llama dientes neonatales.
Son dientes de la fórmula normal que adelantan su aparición por razones que no son conocidas. Hay algunos que son muy inmaduros y no tienen aún rariz como para anclarse en el reborde alveolar; se aprecian como una corona pediculada muy movible, adherida a la superficie de la encía.
Dentro de 2 a 3 semanas se afirman perfectamente y continúan su desarrollo normal.
No está indicado extraerlos, a menos que se noten demasiado sueltos y se corra el riesgo que se desprendan y sean aspirados por el bebé.

A QUE EDAD APARECEN LOS DIENTES Y CUAL ES EL ORDEN DE ERUPCION

Los dientes de leche generalmente siguen un orden en tiempo y secuencia de
aparición. que de alguna manera está relacionado con el desarrollo general del niño.
Los dientes de leche aparecen por pares homólogos, generalmente en el siguiente orden:
* Incisivos centrales inferiores (6 a 8 meses)
* Incisivos centrales superiores (8 a 10 meses)
* Incisivos laterales superiores (8 a 10 meses)
* Incisivos laterales inferiores (10 a 15 meses)
* Primeros molares inferiores y luego los superiores (12 a 15 meses)
* Caninos inferiores y luego los superiores (18 a 24 meses)
* Segundos molares inferiores y luego los superiores (24 a 36 meses)
Se considera que los 6 meses es la edad más frecuente de inicio de la erupción, pudiendo considerarse como normal algunas diferencias en más o en menos tiempo, siempre que no se retrase más allá de los 12 a 14 meses, ya que en este caso puede haber relación con alguna alteración general.
En Delta Dent odontología infantil Madrid, somos especialistas en la salud dental infantil podemos asesorarle sin coste, sobre la salud dental de su hijo al 91 457 25 47 91   / 913440380 / 900820015                o al mail: info@deltadent.es
ESTUDIO  INCIAL , GRATUITO
pie-de-entradas


Las tecnologías más avanzadas en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional. Nuestro equipo de dentistas en Concha Espina Chamartín, altamente cualificado, junto a las más avanzadas tecnologías, consigue ofrecer siempre los mejores resultados posibles, tanto a nivel estético como de salud bucodental.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR