Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







La odontofobia o fobia dental, es un problema aparentemente menor, que puede acarrear consecuencias graves en la salud bucodental. El 15% de la población tiene miedo al dentista, según la Organización Mundial de la Salud.
El paciente con fobia al dentista, tratará de evitar la situación que lo provoca: dejará de acudir a revisiones, limpiezas o tratamientos, provocando un grave deterioro dental. Anulará citas, llegará tarde, aplazará los tratamientos. Todo lo contrario a exponernos a la fobia, que es lo que hemos de hacer para superarla.

Síntomas

Además de los comportamientos descritos, encaminados a evitar la situación de sentarse en el sillón de la clínica dental, el paciente experimentará una serie de síntomas característicos de esta situación de ansiedad:

  • – Rigidez muscular
  • – Rigidez de mandíbula
  • – Sequedad de boca (xerostomía)
  • – Palpitaciones
  • – Sudor
  • – Mareo
  • – Náuseas
  • – Disminuye la tolerancia de umbral de dolor

Motivos

El terror al dentista puede deberse a una reacción natural, primitiva, de autoprotección, cuando un extraño manipula una zona vital de nuestro cuerpo. Una mala experiencia en la infancia, o posterior; no todos los dentistas o auxiliares son igual de comprensivos con los pacientes que sienten pánico simplemente con el olor de la clínica, los sonidos, las batas, agujas, jeringas y demás instrumental.

Consejos para el paciente con miedo al dentista

Nos gustaría indicar algunos consejos para estos pacientes, así como algunos comentarios obvios, pero que no está de más tener presente:

  • – El miedo al dentista se supera.
  • – Una buena salud bucodental es imprescindible. Tenemos que acudir con regularidad a la clínica dental.
  • – Nosotros elegimos cómo vivir la experiencia de visitar al dentista: como algo bueno para nosotros y nuestra salud, o como una experiencia negativa.
  • – Hoy día, el paciente no pasa dolor en el dentista, si no es presa del pánico.
  • – No te anticipes al dolor: no sufras por una situación que no va a llegar.
  • – Cuanto más relajado esté, más rápido será el tratamiento.
  • – Cuanto más relajado esté, más rápida será la recuperación.
  • – Cuanto más relajado esté, más cómodo trabajará el equipo de la clínica.
  • – Conoce la clínica y al equipo que te va a tratar, antes de acudir a la primera sesión. Cuéntales tu fobia, ellos están perfectamente acostumbrados a la situación, y pondrán los medios para que la superes con éxito.
  • – Te contaremos la intervención, hasta el nivel de detalle que tu indiques.
  • – El día de tratamiento, no acudas con demasiada antelación.
  • – No te apegues a pensamientos como » el doctor va a ver que tengo la boca fatal», «seguro que me huele mal el aliento», «me va a doler», y trata de concentrarte en tu cuerpo, en tus sensaciones presentes, en la respiración, mediante unas sencillas técnicas de relajación:
    • – Obsérvate mentalmente, cuando estás sentado en el sillón de la clínica, como si estuvieras pasando un escáner, despacio, desde tus pies. Imagínate flotando en una piscina.
    • – Adopta una postura cómoda, relajada, las piernas sin cruzar, dedos de los pies estirados, relajados.
    • – Vientre relajado, intenta que se hinche y deshinche acompañando la respiración.
    • – Seguimos subiendo hasta el tórax. Párate y presta atención a tu respiración, a cómo se llenan tus pulmones con un ritmo pausado. Haz más profunda tu respiración.
    • – Sube hasta tus hombros, relaja la espalda y cuello, continúa por los brazos, relaja las manos, déjalas una sobre otra en tu abdomen.
    • – Ya estás en la cabeza. Si te vienen pensamientos negativos, no los bloquees, obsérvalos desde un plano superior, no los juzgues, y déjalos marchar sin más.
    • – Vuelve a observar tu respiración, y concéntrate en ella.

Comparte con nosotros cómo vives tu experiencia en el dentista, y verás cómo vas a ser capaz de superar el miedo.
El mejor tratamiento es la prevención, pide cita con nosotros en Deltadent y te haremos una revisión completa de manera gratuita.
pie-de-entradas




¿En qué se diferencia la odontología neuromuscular de la tradicional?
La odontología tradicional sólo estudia los dientes y las mandíbulas, mientras que la neuromuscular toma en cuenta los músculos que controlan la mandíbula, los nervios que controlan los músculos y cómo esto se relaciona con el resto del cuerpo.
Identificación de la posición de descanso:
El dentista usará un dispositivo de impulsos eléctricos para relajar los músculos de la cabeza y cuello.
Este proceso no sólo relaja los músculos, sino que también aumenta el flujo de sangre y elimina las
toxinas.
Después de 45 minutos de estimulación, los músculos estarán en la posición de relajación ideal.
Luego, se registra esta información y se usa para fabricar una órtesis que permitirá que la mandíbula cierre en esta posición ideal.
Una órtesis es un aparato transparente que se coloca en la boca, sobre los dientes para nivelar la mordida.
La mayoría de los pacientes usará su órtesis durante aproximadamente tres meses, en los cuales la mordida quedará estabilizada.
Con la mordida estabilizada en su posición optima, la actividad muscular disminuye, lo que permite la recuperación del músculo y el alivio de los síntomas de dolor.

¿Cuánto dura?

Después de haber usado su órtesis durante 3 meses consecutivos, tiene distintas opciones de cómo
proseguir.
Puede tomar la decisión de usar la órtesis indefinidamente, someterse a tratamiento de
ortodoncia para mover los dientes a su posición ideal o que le restauren uno o dos arcos de dientes
para ajustar la mordida a esta posición.
Búsqueda de un dentista especialista neuromuscular
No todos los dentistas practican la especialidad neuromuscular.
En consecuencia, es importante que busque un dentista estético con experiencia que esté absolutamente capacitado en la ciencia de diagnosticar y tratar problemas neuromusculares específicos.
Un dentista de la Clínica dental DeltaDent tiene la formación, la experiencia y las habilidades para tratar los síntomas neuromusculares.
Síntomas de trastornos neuromusculares dentales:
• ¿Dolores de cabeza frecuentes?
• ¿Dolor en el cuello, el hombro y la espalda?
• ¿Dientes sueltos sin explicación?
• ¿Entumecimiento de brazos y dedos?
• ¿Apreta o rechina los dientes?
• ¿Dolor detrás de los ojos?
• Dolor en la cara
• ¿Zumbido o congestión en los oídos?
• ¿Articulación temporomandibular?
Si tiene estos síntomas, puede que tenga problemas en los dientes, mandíbula y músculos y
podría necesitar consultar con un odontólogo neuromuscular.
El equipo de odontólogos del Dr. Alberto Meriñán es especialista en tratar aspectos dentales relacionados con odontología neuromuscular brindando el tiempo que necesite sin prisas.
Llame gratis al 900 82 00 15 y pida una cita en nuestra clínica dental en Madrid, DeltaDent


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.