Blog DeltaDent

ACTUALIDAD DENTAL

Resuelve tus dudas sobre técnicas y tratamientos dentales de la mano del internacionalmente reconocido Dr. Alberto Meriñán Sebastián.







 
Los labios es una de las zonas del cuerpo más sensuales de la mujer, objeto de todas las miradas y con el que podemos jugar a la hora de maquillarnos. Da igual que elijamos un maquillaje en el que los labios sean el centro de todas las miradas o que pasen a un segundo plano, siempre debemos mimarlos y cuidarlos. Nunca deben de ir sin que les apliquemos algún tipo de producto.
Captura de pantalla 2015-12-09 a las 09.49.58
CÓMO MAQUILLAR LOS LABIOS ADECUADAMENTE
Los labios es una de las zonas del cuerpo más sensuales de la mujer, objeto de todas las miradas y con el que podemos jugar a la hora de maquillarnos. Da igual que elijamos un maquillaje en el que los labios sean el centro de todas las miradas o que pasen a un segundo plano, siempre debemos mimarlos y cuidarlos. Nunca deben de ir sin que les apliquemos algún tipo de producto.
Maquillar tus labios podría ser, quizás, la forma más rápida de cambiar de look. Sin embargo, aprender a pintarse los labios es casi un arte que toda mujer debe dominar.
El maquillaje de los labios es muy importante para dar equilibrio y belleza al rostro. La boca junto a los ojos, son las partes móviles del rostro y, por tanto, los que más atención atraen. Con tu rostro correctamente maquillado, pero con unos labios sin color, obtendrás un aspecto triste y desequilibrado. Para que no te sientas así, en la actualidad existen gran cantidad y variedad de productos para el maquillaje de labios: lápices correctores (de diferentes colores), barras de diferentes consistencias, etc.
 
PARA LOGRAR UN BUEN MAQUILLAJE LABIAL DEBES…

  1. Exfoliar tus labios intensamente para lograr una superficie suave. Este paso es imprescindible si deseas maquillar tus labios con tonos fuertes.
  1. Delinear tus labios es el paso siguiente. Atrás quedaron los años donde el delineador labial solía ser más oscuro que tu lápiz labial-eso es muy de los noventa. Haz la línea ligeramente fuera de tus labios con un delineador neutral.

Captura de pantalla 2015-12-09 a las 09.51.39
 
HIDRATACIÓN, LA BASE DEL MAQUILLAJE DE LABIOS
Los labios debemos cuidarnos y mimarlos mediante sencillos tratamientos de belleza caseros que hagan que luzcan aún más bonitos y sensuales. Un par de veces a la semana debemos exfoliarlos con algún producto específico o mediante una receta casera. Si te decantas por la segunda opción, mezcla en un bol una cucharada de aceite de oliva y otra de azúcar, frotad contra los labios mediante un ligero masaje y retirar el exceso de producto.
Siempre debemos llevar un bálsamo labial en el bolso para mantener una hidratación optima de esta piel ya que es de las zonas más delicadas. Cuando vayamos a maquillarlos debemos aplicarnos un bálsamo labial frotando con la yema de los dedos.
MAQUILLA TUS LABIOS SIEMPRE CON PINCEL 
Cuando nos decantemos por un color intenso en nuestros labios es mejor que apliquemos  una base de maquillaje primero para que el color se fije mejor. Define tus labios con un lápiz de labios de la misma tonalidad que la barra que vayamos a aplicar o en todo caso un poquito más clara, para remarcar la forma de nuestra boca. Con el lápiz de labios podemos agrandar o empequeñecer los labios. Para ello, sólo debes dibujar la línea justo cuando termina nuestro labio o hacerlo en el borde interior.
A la hora de aplicar el labial, lo más adecuado es extenderlo con un pincel específico de labios de fuera hacia dentro, también podemos mezclar un bálsamo labial con la barra antes de aplicarlo.
 
… Y AHORA OTROS TIPS DE HIGIENE BUCODENTAL
Una bonita sonrisa es uno de los rasgos más sensuales de una mujer, por ello es importante cuidar al máximo nuestra dentadura y nuestros labios.
Toda gran sonrisa comienza por unos dientes limpios, por lo que lo más importante para lucir una dentadura sana y bonita es la higiene bucodental. Debemos cepillarnos los dientes tres veces al día y utilizar además hilo dental para eliminar los restos de alimentos y la placa dental entre diente y diente. ¡No olvides llevar siempre un cepillo de dientes en el bolso!
El tipo de cepillo que utilicemos es crucial, pregunta a tu dentista cuál es el más adecuado para tu dentadura y recuerda cambiarlo como mínimo cada tres meses.
 
CUIDADO CON CIERTAS BEBIDAS Y ALIMENTOS
Hay ciertos alimentos y bebidas que tomamos habitualmente que manchan nuestros dientes.
Los cítricos y las bebidas carbonadas por su alto contenido en ácido, actúan desgastando nuestros dientes. El vino, tanto blanco como tinto, el café y el té también pueden ser grandes enemigos de nuestra dentadura. Es recomendable que, siempre que puedas, te enjuagues la boca con agua después de beberlos e intentes hacerlo con una pajita.
Hay ciertos alimentos que ayudan a mantener nuestros dientes sanos y blancos como el queso y el yogurt, por su alto contenido en calcio; la manzana, que además ayuda a fortalecerlos; los vegetales, como la zanahoria y el apio; las uvas y el limón.
Reduce los alimentos que contengan exceso de azúcar, ¡Come chocolate! Está demostrado que el grano del cacao tiene propiedades antibacterianas.
El tabaco es uno de los grandes enemigos de nuestros dientes puesto que los mancha, desgasta y envejece prematuramente, depende de ti.
Y como siempre una última recomendación que es invitarte a conocer nuestros tratamientos y ofertas de blanqueamiento dental llámanos gratis al 900 82 00 15 y resolveremos cualquier duda.
pie-de-entradas



 
Es sabido que la alimentación es determinante en nuestra salud general por lo que, lógicamente, influye en el estado de nuestra salud bucodental.
Existen nutrientes cuya participación en la formación y salud de los dientes y las encías es fundamental. Entre ellos se encuentran: calcio, fósforo, flúor, las vitaminas D, y las del grupo B, indispensables en la dieta a todas las edades si queremos conseguir y mantener una boca sana y una sonrisa bonita.
Captura de pantalla 2015-11-30 a las 17.08.43
1.- EL CALCIO
El calcio es un elemento imprescindible en la formación de los huesos y los dientes. El 99% del calcio existente en nuestro cuerpo se encuentra en ellos. El 1% restante está en la sangre  y en el tejido adiposo.
El calcio es necesario para la transmisión de los impulsos nerviosos, para la contracción muscular, para la coagulación de la sangre y para el funcionamiento del corazón y el mantenimiento de la presión arterial. Además, previene la formación de tumores de colon y la formación de cálculos renales.
Si no se ingiere una cantidad suficiente, el organismo se ve obligado a extraerlo de los huesos para asegurar este 1%. Con ello, los huesos se debilitan por lo que, no solo se favorece la aparición de la osteoporosis, sino también de enfermedad periodontal.
El hueso que acusa antes la pérdida de calcio es la mandíbula (especialmente el hueso
alveolar, que es el que soporta al diente). Por ello, el diente pierde su soporte y aumenta su movilidad.
Al aumentar el consumo de calcio se han encontrado mejoras en los procesos inflamatorios y en la movilidad dental. Por esto es especialmente conveniente aumentar el aporte de calcio en personas que sufren enfermedad periodontal.
Dónde se encuentra: principalmente en la leche y sus derivados. El aporte óptimo de calcio se consigue con unos cinco o seis vasos de leche, tanto entera como desnatada, cinco o seis yogurt o unos 150 gr. de queso en porciones, manchego o de bola.
Hay otros alimentos que contienen calcio como los cereales, las verduras u hortalizas de color verde oscuro, las nueces, las habichuelas y el pescado pequeño que pueda comerse con espinas como sardinillas o boqueroncillos.

  1. EL FÓSFORO

El fósforo es el segundo mineral más abundante del organismo (1%). Su metabolismo está muy relacionado con el del calcio. Junto a este, constituye la estructura de los huesos y los dientes. Entre otras funciones, contribuye a mantener la actividad del sistema muscular y el equilibrio ácido-base del organismo.
Dónde se encuentra: en alimentos de origen animal como la leche y sus derivados, los huevos, el pescado y también en alimentos de origen vegetal como las legumbres, las nueces o los calabacines.

  1. EL FLÚOR

El flúor en su forma elemental es un gas y está dentro del grupo de los halógenos. Es el más electronegativo de todos los elementos, por lo que tiene una gran reactividad. Por ello, en la naturaleza se encuentra frecuentemente asociado con otros elementos como el calcio.
El flúor tomado por vía oral es especialmente útil en las etapas de la vida en las que se están formando los dientes. La acción del flúor refuerza la estructura del esmalte dental, protege contra la caries y remineraliza el esmalte. Pero un exceso de dosis puede alterar la estructura dental provocando lo que se conoce como fluorosis.
Dónde se encentra: en el té y en otros alimentos de origen vegetal como tomates, judías, lentejas, cerezas, patatas. En animales, lo encontramos en la caballa, sardina, hígado de vaca, pescados frescos, etc.

  1. LA VITAMINA D

La vitamina D tiene una importante función en el mantenimiento de la salud ósea y dental, ya que facilita la absorción de calcio y fósforo, los cuales son necesarios para tener huesos y dientes sanos, y para mantener en buen estado nuestro sistema nervioso. Además, mantiene los niveles adecuados de calcio en sangre.
Dónde se encuentra: en el pescado azul, aceite de hígado de pescado, margarina, huevos, leche y productos lácteos. Una parte de esta vitamina se forma en la piel por acción de los rayos solares, de ahí la importancia de exponernos al sol moderado, sobre todo los niños (están en época de formación dental y ósea) y los ancianos (disminuye la capacidad de absorción digestiva de la vitamina D aportada por los alimentos).

  1. LA VITAMINA C

La vitamina C, además de intervenir en la formación de glóbulos rojos, favorece la absorción del hierro, aumenta la resistencia a las infecciones y tiene una acción antioxidante o antienvejecimiento.
Además, la vitamina C tiene un papel importante labor en el desarrollo y mantenimiento de la salud de dientes y encías. Interviene en la síntesis de colágeno de las encías y del resto del organismo. El colágeno es necesario en la formación de la piel, músculos, vasos, órganos internos, etc. y su función es fundamental en los procesos de reparación y cicatrización de estos tejidos.
Además, interviene en la formación de cartílago, tendones, huesos y dientes, favoreciendo la adecuada formación de material osteoide y la función de los osteoblastos. Por otro lado, la vitamina C protege la integridad de los vasos sanguíneos, manteniendo su adecuada permeabilidad, con lo que a nivel del periodonto protege de los ataques bacterianos.
Por todo ello, el déficit de vitamina C produce una menor resistencia a las infecciones y una alteración en la cicatrización de las heridas que se hace más lenta.
Si el déficit es pronunciado, se producen síntomas como tumefacción y hemorragia de las encías y facilidad para que salgan hematomas con golpes mínimos.
Si progresa, se producen pérdidas dentarias. Estos son los síntomas característicos del escorbuto. Esta enfermedad era frecuente en los marineros que se embarcaban largas temporadas sin consumir fruta fresca.
Dónde se encuentra: en las frutas conocidas como cítricos (naranja, limón, mandarina, pomelo, etc.), kiwi, soja fresca, tomates, pimiento verde, lechuga, patata, coliflor, etc.

  1. LA VITAMINA A

La vitamina A es una vitamina liposoluble fundamental para el buen estado dela piel y las mucosas e interviene en la función de la visión. Es importante para el desarrollo del sistema nervioso y la formación de hormonas sexuales.
Además, interviene en la formación y desarrollo de los huesos y los dientes, previene las infecciones y tiene función antioxidante y anticancerígena.
Su déficit produce alteración de la estructura de huesos y dientes y resecamiento de las mucosas con lo que aumenta la predisposición a caries e infecciones.
Dónde se encuentra: en alimentos de origen animal (en forma de retinol) como pescado azul, hígado, yema de huevo, mantequilla, queso, leche entera o enriquecida. También se encuentra en alimentos de origen vegetal (en forma de betacaroteno) como albaricoque, melón, zanahoria, mango, melocotón, espinacas, coles de Bruselas, tomate, nísperos, etc.

  1. VITAMINA (Grupo B)

– Vitamina B2
La vitamina B2 o Riboflavina tiene varias funciones, como la participación en la formación de anticuerpos y glóbulos rojo y el mantenimiento de una piel y unas mucosas sanas. Su déficit produce glositis (inflamaciones de la lengua),estomatitis angular (fisuras o grietas en la piel que se irradian desde los ángulos de la boca y a veces hasta la mucosa bucal) y queilosis de los labios (fisuras dolorosas en los labios superior e inferior).
Dónde se encuentra. Son fuentes de vitamina B2 la leche, queso, huevos, hígado, legumbres, vegetales verdes y levadura de cerveza.
– Niacina
Tiene varias funciones en el organismo entre las que se encuentran un papel fundamental en el funcionamiento del sistema nervioso y en la síntesis de hormonas sexuales. Pero además mantiene la salud de la piel.
Parece ser que tiene un papel importante en la prevención de la periodontitis. Su administración mejora las glosistis (inflamación de la lengua) y lengua atrófica (la superficie de la lengua se ve alisada, generalmente enrojecida, carece de las papilas normales y puede ser dolorosa).
Dónde se encuentra: en el hígado, carnes magras, cereales, legumbres y levadura de cerveza.
– Vitamina B12
La vitamina B12 o cianocobalamina tiene importantes funciones en el organismo como la participación en la maduración de glóbulos rojos, en la absorción de hierro, en la estructura del sistema nervioso y en la síntesis de ADN.
Parece ser que corregir los déficit de vitamina B12 mejora las periodontitis.
Dónde se encuentra: en carnes, vísceras, huevos, pescados y productos lácteos. Esta vitamina no está presente en alimentos de origen vegetal, por lo que falta en regímenes vegetarianos estrictos.
pie-de-entradas



El blanco que tiene que tener una sonrisa
El blanco de una sonrisa

El blanco del diente o el color, es muy importante para una hermosa sonrisa.  Pero es importante que éste sea natural, es decir no uno blanco muy blanco.
Un color muy blanco en una sonrisa tiene varias inconvenientes, primero al sonreír se verá un color muy resaltado en su rostro en las fotos se verá una sonrisa muy artificial. Otro inconveniente es que todas las manchas que se acumulan entre diente y diente son mucho mas notorias y mas difíciles de remover.
El consejo es buscar un tono o dos tonos arriba de la dentición natural y su sonrisa se verá magníficamente bien.



Encias y sonrisa.
Encias y sonrisa.

Por mas carilla o implantes que tengas si tu encía no está sana tu sonrisa igualmente no lucirá. Por ejemplo si tienes una dentadura rehabilitada con carillas e implantes perfecta, pero tienes encías inflamadas, o te sangran las encías cada vez que te pasas la seda dental, es decir que la misma carilla dental que embellece tu diente te causa una inflamación crónica en esa encía tendrás problemas a futuro con ese diente.
Es decir las restauraciones dentales deben de ser biológicamente compatibles con tus encías.
Hoy día se pueden usar las carillas dentales ultra delgadas que inclusive evitan el desgaste dental, para colocarlas, que como ventaja se puede cuidar mas el diente.


Las tecnologías más avanzada en

Nuestra Clínica DeltaDent


En Deltadent somos ocho profesionales expertos en todas las áreas de la odontología, dirigidos por tu dentista de confianza en Madrid: el Dr. Alberto Meriñán Sebastián, reconocido odontólogo a nivel internacional.

Más información sobre nuestra Clínica
ESPECIALIDADESFINANCIACIÓNPROMOCIONESI+DBLOG

LLÁMANOS

91 344 03 80



PIDE CITA

639 457 816



Síguenos en

Redes Sociales



SUBIR

© Deltadent 2019. Todos los derechos reservados.