fbpx

¿Cuándo se recomienda una endodoncia?

Algunos de nuestros pacientes se quedan extrañados cuando les comentamos que necesitan hacerse una endodoncia, y esto se debe a que no es un tratamiento que todo el mundo lo conozca como sería el caso de la ortodoncia o los implantes dentales.

Hoy explicaremos a fondo en qué consiste este tratamiento y en que caso se debe de realizar.

¿Qué es una endodoncia?

Una endodoncia, también llamado el tratamiento de conducto radicular, se trata de un procedimiento que extrae el nervio del diente ya que se encuentra infectado, eliminando así las molestias que el paciente sentía debido a este problema.

Hay personas que sienten un dolor agudo en el diente y ya consideran que deben de realizar este tratamiento, pero esto no es del todo así. A continuación te contamos cuando es necesario realizar una endodoncia y que señales te pueden alterar de ello.

¿Cuándo debo de realizarla?

Antes que nada, es importante que cuando tengas algún síntoma visites a tu dentista de confianza y no esperes a que se agrave el dolor.

Algunos síntomas que te pueden indicar que necesitas una endodoncia son:
Dolor severo
Esta es la principal señal que te alerta de que algo anda mal. Si sientes un dolor fuerte repentino o bien tienes molestias de forma constante, puede que la pulpa de tu diente se encuentre infectada.

Encías perjudicadas
¿Has visto que tus encías están inflamadas en una zona en concreto? Entonces podría tratarse de un problema de infección en el nervio del diente.

De igual forma, aunque no fuera el caso, deberás de realizar una revisión con tu odontólogo de confianza ya que existe la posibilidad de que se trate de la enfermedad de las encías.

Sensibilidad al frío y al calor
¿Cuándo bebes algo muy caliente o tomas algo frío sientes una molestia en una zona concreta de tu boca? Esto sucede cuando la dentina se encuentra muy expuesta conllevando así un dolor severo cuando se consume este tipo de bebidas o comidas.

Oscurecimiento de las encías
Otra manera de identificar una infección en el diente, es fijarse en el tono de las encías. Cuando un diente se encuentra infectado, las encías que le rodean puede comenzar a retraerse y adquirir un tono más oscuro.

Diente astillado o agrietado
Cuando tenemos un accidente o un golpe que hace que nuestro diente se haya dañado y agrietado, no solamente puede haber afectado a la parte visible del diente, también podría haber repercutido en que la zona interna del diente se haya visto afectada.

Encías sensibles
Las encías sensibles suele ser un síntoma de la enfermedad de las encías, pero también puede ser una señal de que el diente se encuentre infectado.

Si al tocar tus encías notas que están más sensibles de lo habitual, no dudes en visitar a tu dentista.

Si tienes algunos de estos síntomas podría tratarse de un problema de infección del nervio del diente o bien alguna otra enfermedad bucodental, por lo que no es algo que puedas dejar pasar.

¿Cuál es su procedimiento?

Antes que nada, es necesario realizar una radiografía de la boca del paciente para ver en qué estado se encuentra. Una vez hecho esto y se haya localizado donde se encuentra el nervio infectado, se comienza a proporcionar al paciente anestesia local en la zona que se va a tratar para que esté cómodo y no tenga ninguna molestia durante el procedimiento.

Luego se deberá de realizar una pequeña incisión en el diente o bien eliminar la zona cariada del diente en caso de que se trate de una caries.

Una vez que ya se tiene acceso al nervio del diente ya se puede comenzar el tratamiento conducto radicular. Consiste en extraer el nervio y limpiar la cavidad del diente para retirar toda infección existente a través de una lima que permitirá ir limando los conductos para dejarlos completamente limpios y sanos.

Una vez hecho esto, se realizará la obturación de la zona, es decir, rellenar el diente con un material termoplástico que es totalmente biocompatible que actúa como sellador.

Una vez hecho esto ya finalizaría el tratamiento exitosamente eliminando así en el paciente la infección y dolor que padecía.

Preguntas frecuentes

Este es un tratamiento que despierta mucha dudas en los pacientes, por eso mismo hoy respondemos algunas de las más frecuentes.

¿Duele la endodoncia?
Esto es algo que preocupa a las personas no solo en este procedimiento, sino también en otros tratamientos bucodentales.

Debido a que se facilita anestesia para este procedimiento, no sentirás molestia alguna durante el mismo, eso sí, después de realizarlo es habitual tener esa zona un poco dolorida, teniendo algunas molestias leves durante los días posteriores.

¿Qué duración tiene el procedimiento?
El tratamiento normalmente se realiza en una sola sesión, pero hay casos en los que es necesario hacerlo en 2 o 3 sesiones debido a que el hueso maxilar también se ha visto afectado por la infección.

¿Podré comer sin problemas?
Como todo procedimiento dental, después de someterte a uno tendrás algunas molestias al momento de masticar. Por eso mismo es recomendable evitar masticar por la zona tratada.

También deberás evitar aquellos alimentos que sean duros o pegajosos y durante las 24 horas siguientes al procedimiento tendrás que llevar una dieta blanda, para que el proceso de cicatrización se cumpla sin ningún problema, este proceso puede durar entre 1 y 2 semanas.

También durante este periodo es recomendable evitar consumir alimentos fríos o calientes, ya que puede sufrirse sensibilidad dental tras una endodoncia.

 

Esperamos haber respondido todas tus dudas acerca de este tratamiento. Si necesitas someterte a una endodoncia, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contenidos

¿Tienes alguna duda?

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad